Leer Ensayo Completo La Tecnologia En El Ambito Social De La Constitución De La República Volivariana De Venezuela

La Tecnologia En El Ambito Social De La Constitución De La República Volivariana De Venezuela

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.995.000+ documentos

Categoría: Tecnología

Enviado por: Jerry 06 junio 2011

Palabras: 6355 | Páginas: 26

...

propio texto constitucional se puede apreciar la influencia de la tecnología en el ámbito jurídico, al consagrarse el acceso a la tecnología como un derecho fundamental de los ciudadanos, reconociéndose dentro de los derechos culturales, el carácter de interés público de la ciencia, la tecnología, el conocimiento y la innovación.

El ámbito social descrito en la Constitución es un sector ampliamente fortalecido por las bondades que brinda la tecnología, ya que esta promueve el progreso social de la Nación al permitir, entre otras cosas, incorporar rápidamente en el proceso de producción y seguridad social a sectores excluidos de la sociedad. Así mismo, contribuye a promover la economía digital y fortalecer la sociedad como un todo, especialmente en lo relativo a los procesos de formación de recursos humanos, permitiéndole de igual modo al Estado, contar con un soporte que incremente su eficiencia y eficacia, para mejorar la transparencia de la Gestión Pública.

1. Reseña Histórica de la llegada de la Tecnología a Venezuela.

En la evolución del proceso industrial en el siglo XIX se pone de manifiesto la vocación industrial de varios venezolanos cuando se crean varias empresas fundamentadas en la contratación en Europa o Estados Unidos, de maquinarias, de tecnología avanzada y de personal especializado. El señor Juan José Vial funda en 1843 “la Fabrica Nacional de Papel”. En 1858 se instala, cercano en la ciudad de Caracas en la parroquia Macarao, el primer telar mecanizado en el cual se manufacturaban 200 lbs diarias de pabilo. Los señores Diego Campbell y H.L. Boulton fundan la empresa MOLINOS DE LA GUAIRA (1861) y una empresa manufacturera de clavos de hierro (1870). En 1870 se crea también la C.A. TELARES DE VALENCIA que manufactura 400 libras de pabilo además de licencillo. En la primera década del siglo XX, Venezuela presentaba una situación muy pobre, respecto a los demás países de America Latina, su economía se fundamentaba en la agricultura y ganadería. Existían importantes firmas comerciales con el doble propósito de importar y exportar. El plantel industrial, estaba constituido por empresas de la industria textil, de cerveza, de cigarrillos, de energía eléctrica, vidrios, fósforos, calzado, licores, de azúcar, de aceite, de semillas de algodón, etc., etc. En la década del 30 los efectos de la explotación del petróleo empiezan a sentirse en nuestra economía y se revalúa el Bolívar. Esa medida, lógicamente, hacía más costosa la producción y abarataba la importación de bienes de consumo y pasamos a ser de un país exportador de productos agrícolas a uno exportador exclusivamente de petróleo. En consecuencia las firmas comerciales concentraron sus actividades únicamente en al importación.

Después del auge petrolero, ya en materia tecnológica y científica como tal se comenzaron a establecer políticas para el desarrollo en torno a esta materia a partir de 1967 cuando el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT), a través de una Ley sancionada por el Congreso de la República constituyó el primer esfuerzo del Estado venezolano, ya no sólo por fomentar la actividad de investigación sino también por encauzarla mediante mecanismos financieros como las becas de postgrado, las subvenciones para proyectos básicos y aplicados, que eran adjudicados luego de la evaluación por comisiones de expertos. También, CONICIT inicio la práctica de planificación de la ciencia y la tecnología mediante la formulación de Planes de Ciencia y Tecnología.

El CONICIT estimuló una política de regionalización de la ciencia creándose para ello las Fundaciones para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología (FUNDACITE) en los distintos estados del país. Para reconocer la trayectoria de los científicos del país por su contribución al desarrollo de la investigación, creo el Premio Nacional de Ciencias, en las distintas áreas (Biología y Medicina, Física Química, Matemáticas, Ciencias Sociales y Humanística y el Tecnología); y para destacar aquellos trabajos anuales de investigación publicados, estableció el Premio Anual en cada de las distintas áreas disciplinarias. Organizó, a instancias de la comunidad científica, el Sistema de Promoción al Investigador (SPI) (1990), a fin de estimular la productividad de los investigadores del país al otorgarles aquellos que fueron evaluados positivamente un estipendio o beca equivalente a un varios salarios básicos. De igual manera, la continuación por las distintas autoridades de los programas de becas de postgrado (dentro y fuera del país), las subvenciones a proyectos de investigación y las ayudas a la actualización de la comunidad científica nacional (viajes a congresos y pasantías) han permitido a los científicos en Venezuela vencer con mas facilidad el aislamiento científico y cultural de otras épocas.

2. Inclusión de la Tecnología en la Carta Magna como un Derecho.

La consagración del acceso a la tecnología como un derecho fundamental se refleja tácitamente en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999) en su Art. 110 el cual reza:

El Estado reconocerá el interés público de la ciencia, la tecnología, el conocimiento, la innovación y sus aplicaciones y los servicios de información necesarios por ser instrumentos fundamentales para el desarrollo económico, social y político del país, así como para la seguridad y soberanía nacional. Para el fomento y desarrollo de esas actividades, el Estado destinará recursos suficientes y creará el sistema nacional de ciencia y tecnología de acuerdo con la ley. El sector privado deberá aportar recursos para los mismos. El Estado garantizará el cumplimiento de los principios éticos y legales que deben regir las actividades de investigación científica, humanística y tecnológica. La ley determinará los modos y medios para dar cumplimiento a esta garantía. (p.103)

De igual manera la Constitución (1999) en su Art. 108 expresa que:

Los medios de comunicación social, públicos y privados, deben contribuir a la formación ciudadana. El Estado garantizará servicios públicos de radio, televisión y redes de bibliotecas y de informática, con el fin de permitir el acceso universal a la información. Los centros educativos deben incorporar el conocimiento y aplicación de las nuevas tecnologías, de sus innovaciones, según los requisitos que establezca la ley. (p.101)

En desarrollo de este derecho constitucional, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), organismo rector de las telecomunicaciones en Venezuela, adoptó en el año 2000 el Plan Nacional de Telecomunicaciones, donde se menciona por primera vez la necesidad de incorporar a la Nación dentro de la sociedad de la información. En el marco de este Plan, se establecen como objetivos primordiales para el desarrollo del país, el fomento del uso de Internet a todos los niveles y la divulgación del conocimiento y el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones. Siguiendo estos principios, a finales de 2001 el Ministerio de Ciencia y Tecnología dicta el Plan Nacional de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (PlanTIC), destacando entre sus principales lineamientos, la promoción a la investigación y el desarrollo de la transferencia de tecnología en el ámbito de las TIC; el desarrollo y la capacitación del talento humano; la modernización del Estado a objeto de potenciar la calidad de los servicios públicos y la promoción en el uso de las TIC en el sector productivo y su democratización a fin de establecer una sociedad en línea.

La importancia de la consagración del acceso a la tecnología como un derecho fundamental, se ha visto reflejada en la adopción de distintos textos legales que obligan a la Administración a facilitar el empleo de medios tecnológicos en sus relaciones con los administrados. En cumplimiento del Plan Nacional de Telecomunicaciones, el 10 de mayo de 2000, el Presidente de la República promulgó el Decreto 825 mediante el cual se declara el uso de Internet como política prioritaria para el desarrollo cultural, económico, social y político de la República Bolivariana de Venezuela. Siguiendo los principios constitucionales establecidos en el artículo 110, el Decreto 825 reconoce como de interés público la ciencia, la tecnología, el conocimiento y los servicios de las tecnologías de la información, imponiendo a los órganos de la Administración Pública Nacional, la obligación de incluir en el desarrollo de sus actividades, metas relacionadas con el uso de Internet a todos los niveles, a objeto de facilitar la tramitación de los asuntos de su competencia y el intercambio de información.

3. Bases Legales.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela muy aparte de lo establecido en los Art. 108 y 110, los cuales expresan claramente la inclusión de la tecnología como un derecho constitucional, existen otros artículos que reflejan el uso de la misma para el desarrollo de la sociedad en diversos campos, que son los siguientes:

Art. 57: Toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, sus ideas u opiniones de viva voz, por escrito o mediante cualquier otra forma de expresión, y de hacer uso para ello de cualquier medio de comunicación y difusión, sin que pueda establecer censura. Quien haga uso de este derecho asume plena responsabilidad por todo lo expresado. No se permite el anonimato, ni la propaganda de guerra, ni los mensajes discriminatorios, ni los que promuevan la intolerancia religiosa.

Este artículo refiere el derecho a expresar libremente el pensamiento, ideas u opiniones por diversos medios, ahora bien la tecnología coopera eficientemente en el desarrollo de estas actividades por medio del Internet, Telefonía, Radio y/o Televisión.

Art. 58: La comunicación es libre y plural, y comporta los deberes y responsabilidades que indique la ley. Toda persona tiene derecho a la información oportuna, veraz e imparcial, sin censura, de acuerdo con los principios de esta Constitución, así como el derecho de réplica y rectificación cuando se vean afectados directamente por informaciones inexactas o agraviantes. Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a recibir información adecuada para su desarrollo integral.

Dicho esto podemos decir que así, como la sociedad tiene el derecho a expresarse libremente, de igual manera cuenta con el derecho a estar informados y para ello utiliza los mismos canales de tecnología de la información.

Art. 82: Toda persona tiene derecho a una vivienda adecuada, segura, cómoda, higiénica, con servicios básicos esenciales que incluyan un hábitat que humanice las relaciones familiares, vecinales y comunitarias. La satisfacción progresiva de este derecho es obligación compartida entre los ciudadanos y ciudadanas y el Estado en todos sus ámbitos.

El Estado dará prioridad a las familias y garantizará los medios para que éstas y especialmente las de escasos recursos, puedan acceder a las políticas sociales y al crédito para la construcción, adquisición o ampliación de viviendas.

En torno a este artículo se puede decir que el Estado investigara todo los adelantos tecnológicos en materia de construcción que le permitan la simplificación en la edificación de viviendas a un menor costo y en un tiempo reducido, un ejemplo de este procedimiento son las Petrocasas.

Art. 83: La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El Estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios. Todas las personas tienen derecho a la protección de la salud, así como el deber de participar activamente en su promoción y defensa, y el de cumplir con las medidas sanitarias y de saneamiento que establezca la ley, de conformidad con los tratados y convenios internacionales suscritos y ratificados por la República.

La relación de este Artículo con la Tecnología se puede resumir como el logro de la tecnificación en el área de la salud preventiva que permita garantizar a la población el bienestar colectivo en medidas sanitarias.

Art. 85: El financiamiento del sistema público de salud es obligación del Estado, que integrará los recursos fiscales, las cotizaciones obligatorias de la seguridad social y cualquier otra fuente de financiamiento que determine la ley. El Estado garantizará un presupuesto para la salud que permita cumplir con los objetivos de la política sanitaria. En coordinación con las universidades y los centros de investigación, se promoverá y desarrollará una política nacional de formación de profesionales, técnicos y técnicas y una industria nacional de producción de insumos para la salud. El Estado regulará las instituciones públicas y privadas de salud.

En torno a este Artículo la Tecnología permite la capacitación del recurso humano que permita desarrollar profesionales con un alto nivel de experiencia y conocimiento que brinden un plan de seguridad social eficaz y eficiente en el ámbito de la salud.

Por otra parte en estos últimos años además de la Constitución se han creado diversas Leyes y Reglamentos que están dirigidos principalmente a profundizar el desarrollo tecnológico en nuestro país, entre los que se puede mencionar:

a. Ley Orgánica de Telecomunicaciones: Promulgada en el año 2000 con la finalidad de adaptar la legislación a las nuevas tendencias del sector, cambiando la noción tradicional de servicio público por la de actividad de interés general, correspondiéndole a los particulares prestar el servicio en régimen de libre competencia. Dentro de los objetivos de esta ley en materia de tecnológica, se destacan: la promoción a la investigación, el desarrollo y la transferencia tecnológica en materia de telecomunicaciones y la utilización de nuevos servicios, redes y tecnologías con el propósito de asegurar el acceso a éstos en condiciones de igualdad a todas las personas. Para garantizar el cumplimento de sus objetivos, la ley exige a los distintos operadores la homologación y certificación de equipos, así como el uso de la tecnología adecuada, a fin de lograr el acceso universal a la comunicación.

b. Decreto Ley de Mensajes de Datos y Firmas Electrónicas: Decreto N° 1.204 de 10 de febrero de 2001, publicado en la Gaceta Oficial Nº 37.148 de fecha 28 de febrero de 2001, orientado a reconocer valor y eficacia jurídica a los documentos electrónicos, equiparándolos a los documentos tradicionales. Este instrumento constituye el punto de partida para la tramitación de los procedimientos electrónicos en el campo de la Administración Pública y la administración de justicia, cabe destacar que los diversos textos jurídicos promulgados luego de la adopción de esta ley, contemplan de una u otra manera la posibilidad de tramitación de los procedimientos tradicionales en forma electrónica.

c. Código Orgánico Tributario: Promulgado en el año 2001 Gaceta Oficial N° 37.305 de fecha 17 de octubre de 2001, contempla la posibilidad de tramitar sus procedimientos a través de medios electrónicos, a tal efecto, el artículo 125 establece la potestad a la Administración Tributaria de utilizar medios electrónicos o magnéticos para recibir e intercambiar documentos, declaraciones, pagos o actos administrativos, así como cualquier información en general.

d. Decreto con fuerza de Ley de Reforma Parcial de la Ley de Licitaciones: Decreto Nº 1555 publicado en la Gaceta Oficial N° 5.556 Extraordinario de fecha 13 de noviembre de 2001, se contempla el uso de los medios electrónicos, específicamente en el artículo 136, que faculta al Ejecutivo Nacional para reglamentar el uso y la aplicación de estos medios en los procesos de licitación.

e. Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación: promulgada en septiembre de 2001, con la finalidad de desarrollar los principios que establece el artículo 110 de la Constitución en materia de ciencia, tecnología e innovación, mediante el estímulo y fomento de la investigación científica, definiendo los lineamientos que sirven de base para el desarrollo de estas actividades. Dentro de sus objetivos se destacan: la promoción y el fomento de los planes nacionales en materia de ciencia, tecnología e innovación; el estímulo a los programas de formación en estas áreas, a través del establecimiento de incentivos a la investigación; el fortalecimiento de las infraestructuras y servicios adecuados en las instituciones de investigación, desarrollo e innovación tecnológica y el impulso al establecimiento de redes de comunicación para la cooperación científica y tecnológica. Para asegurar el cumplimento de estos objetivos, la ley propone la creación del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, integrado por instituciones públicas o privadas, entre éstas el Ministerio de Ciencia y Tecnología, dando cabida a todas aquellas personas que se dedican o tienen participación en actividades científicas vinculadas a la investigación y desarrollo de la innovación tecnológica y a la formación y el perfeccionamiento del talento humano necesario para el desarrollo de estas actividades.

f. Ley Especial contra Delitos Informáticos: Promulgada en Gaceta Oficial Nº 37.313 de fecha 30 de octubre de 2001, adoptada con la finalidad de lograr la protección integral de los sistemas que utilicen tecnologías de la información, previniendo y sancionando los delitos cometidos contra tales sistemas o mediante el empleo de medios tecnológicos.

4. La Sociedad Venezolana y la Tecnología.

El posicionamiento de la ciencia y la tecnología en la sociedad venezolana, en los últimos 10 años de política tecnológica e innovación, se ha logrado orientado a la construcción de un país independiente y auto determinado en estas materias, desde inicios del actual Gobierno donde se creó el Ministerio de Ciencia y Tecnología, hoy con funciones vinculadas también al sector de Industrias Intermedias, el cual ha asumido un liderazgo en este proceso; articula con sectores vitales para la construcción del país; incrementando el número de investigadores conscientes además de la importancia del trabajo colectivo y el diseño de un Plan Nacional de Ciencia y Tecnología.

En la actualidad se ha incrementado el número de investigadores, según el registro que lleva el Programa de Promoción al Investigador (PPI) la cifra se ha triplicado, logrando conformar un sector más articulado con otros, ya que pasó de realizar actividades aisladas o individuales hacia el trabajo colectivo que se interesa por los problemas prioritarios, base fundamental de la ideología social que se busca implementar en la Población.

El posicionamiento de la ciencia y la tecnología en la sociedad venezolana, se ha desarrollado siguiendo lo establecido en el Plan Nacional de Ciencia y Tecnología 2005 – 2030, el cual plantea objetivos claros que direccionan la actividad científica y tecnológica, todo ello apoyado en la Ley Orgánica de Ciencia y Tecnología (LOCTI), con la cual durante los dos primeros años de su aplicación se ha originado un salto cualitativo y cuantitativo en la materia.

La LOCTI nació para transformar, en el marco de estas expectativas, a la ciencia y tecnología como un instrumento vital para la sociedad venezolana, en la construcción de un país poderoso, por tanto es un instrumento que ha iniciado un camino y sus resultados más importantes se verán dentro de un tiempo.

Actualmente, se esta pasando por momentos de alta demanda con relación a la actividad científica y tecnológica, y Venezuela no escapa a ese dinamismo, muy a parte del planteamiento enmarcado en este trabajo, el cual se ha basado en plasmar los Programas y Proyectos a nivel Macro que se desarrollan en nuestro país a nivel de avances tecnológicos, se puede observar diariamente el uso o beneficio que el ciudadano común obtiene de estas innovaciones, desde el Despertador que nos señala el comienzo de un nuevo día, los utensilios diarios en el hogar y en el trabajo hasta la manera de comunicarnos y transportarnos, esta intrínsicamente incluida la tecnología, “facilitando” considerablemente la calidad de vida del ciudadano, lo que por ende va a generar mayor demanda por parte de la población, trayendo como consecuencia que la capacidad de respuesta u oferta tanto de los organismos estatales como empresas privadas debe ser equivalente a las exigencias emanadas de los usuarios, todo esto sin perjudicar el entorno ambiental, sin explotar el capital humano, y otorgar beneficios e igualdad para el conglomerado, principios en los cuales se basa el nuevo desarrollo tecnológico que experimenta la Nación.

5. Logros Sociales Vinculados a la Tecnología.

Desde 1999 el Estado venezolano emprende el esfuerzo creativo dirigido a contar con una verdadera política de Estado en materia de Ciencia y Tecnología, impulsando la independencia tecnológica, la elevación de la productividad y la calidad de vida de la población, dando respuestas a las necesidades de las mayorías sociales.

Como se ha mencionado anteriormente, es creado el Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCT) como ente rector de las políticas públicas en el área, marcando una nueva fase del conocimiento científico y tecnológico y sus aplicaciones. Con una visión prospectiva y voluntad política se supera el atraso jurídico e institucional en el área, históricamente abandonada y subestimada en su papel transformador de la sociedad. El MCT recibe y da respuesta favorable a los requerimientos sociales, emprendiendo planes, programas y proyectos en cooperación con otras instituciones del Estado y la sociedad, canalizando el impacto positivo de la ciencia, la tecnología y la innovación en función del progreso social y económico, generando conocimientos, incrementando la eficiencia empresarial, la calidad de los servicios públicos y la transparencia de los procesos de gestión, demostrando su pertinencia social como instrumentos impulsores de la Soberanía Nacional y de la calidad de vida de toda la población.

Ahora bien durante este periodo se han obtenido diversos logros atribuidos al campo tecnológico en materia social, descritos de la siguiente manera:

a. Uso de Internet: Se declara el Acceso y el Uso de Internet como Política Prioritaria para el Desarrollo Cultural, Económico, Social y Político de la República Bolivariana de Venezuela según Decreto Nº 825 del 10 de Mayo del 2000, publicado en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela Nº 36.955, de fecha 22 de mayo de 2000.

b. Infocentros: Se crean unas 250 salas de computadoras con acceso a Internet que garantizan el acceso gratuito, masivo, sencillo e inmediato a las Tecnologías de la Información (TI), herramienta fundamental para generar desarrollo económico y cultural comunitario mediante la producción y el servicio, fortaleciendo sus capacidades y permitiéndoles evaluar sus experiencias, activando mecanismos de sustentabilidad, modelos de servicios gubernamentales o propios de las comunidades y cooperativas de base tecnológica dentro de los Infocentros.

c. Modernización del Estado: Gobierno Electrónico y Alcaldía Digital modernizan la gestión pública y coadyuvan en la transformación del Estado, eficacia y eficiencia de la administración pública, servicios públicos en línea y comunicación entre los organismos de la administración pública y de éstos con la sociedad, promoviendo la agilización de los procesos de trabajo, de toma de decisiones y la transparencia de gestión, así como mecanismos de regulación tecnológica, contenidos, formación y procesos.

d. Software Libre: Se Diseña y ejecutan políticas públicas en materia de software libre, iniciativa que forma parte de la estrategia del Estado venezolano para impulsar el desarrollo de una industria nacional del software así como la masificación y democratización del acceso y uso de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC).

e. Fundabit: Fundación Bolivariana de Informática y Telemática (FUNDABIT), Centro Nacional Especializado en la elaboración de Softwares Educativos que apoyará los Centros Bolivarianos de Informática y Telemática (CBIT), en los centros educativos y formará docentes en el área de programación y diseño de softwares educativos (preparación de guiones, diseño, programación, y validación y evaluación de softwares que abarcará contenidos curriculares de los diferentes niveles y modalidades educativas.

f. CBIT: Son espacios educativos de servicio gratuito, dotados con recursos tecnológicos orientados a promover la utilización de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), por parte de los estudiantes, docentes y comunidad en general.

g. Proyecto Canaima: Proyecto enmarcado para el uso de computadoras portátiles en el aula, destinado principalmente a niños, que busca educar para lograr la liberación y la formación del pensamiento crítico y reflexivo, a través de la fusión entre tecnología libre e innovación pedagógica, es la premisa del Proyecto Canaima, concebido como un cambio de perspectiva en la enseñanza, ahora más humanista.

h. Tecnología e Innovación para las Escuelas Técnicas: Desarrollo que busca implementar, activar y potenciar procedimientos en el área agroindustrial, mecánico, textil entre otros, a las Escuelas que forman capital humano a nivel de Primaria y Secundaria con capacidades y destrezas en diversas áreas técnicas.

i. Salud: Salud a Distancia, Red de Monitoreo de Pacientes; Telemedicina, Red de Diagnósticos y Video Conferencia; Uso y Actualización Tecnológica, Investigación en Salud, Red Temática de Salud, Aplicación de mecanismos para contrarrestar los casos de cardiopatía congénitas en neonatos(as), Jornadas de diagnóstico y despistaje de enfermedades de alta incidencia y de educación preventiva a la comunidad.

j. Satélite Simon Bolívar: Presta servicios como las conexiones para transmisiones oficiales, transmisiones conjuntas de radio y televisión, programas con participación de comunidades, conexiones de Infocentros y Cbit, así como servicios de teleeducación y telemedicina.

k. Empresas Sociales de Tecnología Libre (ESTL): Es un proyecto para propiciar un nuevo modelo empresarial colaborativo para el desarrollo integrado de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) para plataformas libres y de estándares abiertos, con un gran sentido de pertinencia social y participación ciudadana en Venezuela.

6. Importancia de la Tecnología para el Desarrollo Social de la Nación.

Cuando se habla de tecnología, se vienen a la mente palabras como: computadoras, juegos de videos, discos compactos, etc., sin fijarnos que esta palabra se refiere al sin número de máquinas o herramientas movidas por una fuerza no humana pero que tiene que ser dirigida por el hombre. Estas máquinas podrían ser, desde artículos tan pequeños como calculadoras o relojes, hasta automóviles, aviones, o las ya mencionadas y famosas computadoras. Hay que señalar que varias de estas maquinarias trabajan por su cuenta pero fue un hombre quien la puso en marcha y quien la podrá detener.

La tecnología, con sus pros y sus contras, se ha desarrollado de forma maravillosa y ha permitido que se prolongue la vida, se mejore el sistema de salubridad y que hayan avanzado los métodos de producción y distribución de diferentes cosas como la cosecha de alimentos, la ropa, etc. La tecnología también ha contribuido al desarrollo de nuevas técnicas de manufactura y ha hecho que las comunicaciones y la transportación sean más rápidas y eficientes.

Se ha convertido en parte fundamental para el desarrollo funcional del país. Hemos llegado al punto de que una sociedad sin tecnología es como una sociedad prehistórica. En todas partes, desde nuestros hogares hasta las afueras de ellos, hay más de tres artículos tecnológicamente modernos que van desde un televisor, un componente con disco compacto o un microondas, hasta el carro en que nos transportamos a las tiendas, las cajas registradoras con "scanner", el aire acondicionado, los semáforos, etc. Inclusive en las escuelas se han comenzado a ubicar computadoras para adiestrar a los niños desde los cuatro años de edad.

Nuestras bibliotecas, ya sean escolares, universitarias, públicas o especializadas no son la excepción. En ellas podemos ver el avance técnico y productivo de la tecnología moderna al observar las diferentes herramientas de trabajo utilizadas en el proceso de instrucción. Herramientas que influyen positivamente en los procesos de enseñanza y aprendizaje y que han surgido debido a una gran necesidad por saber.

Estas herramientas son de gran ayuda en la educación actual pues contribuyen al adoctrinamiento de masas, estimulan los sentidos de éstos y aumentan la eficacia del aprendizaje. Es aquí donde entran los medios tecnológicos y el por qué de su importancia.

Al utilizar medios tecnológicos en la biblioteca, objetivamos el contenido de la enseñanza, además de que vinculamos la teoría con la práctica.

La tecnología evoluciona agigantadamente por lo que nos hemos visto obligados a sustituir unas herramientas por otras en casi un abrir y cerrar de ojos. Ejemplo de ello son las diapositivas que han sido reemplazadas por los videos de películas, los cuales muestran la realidad de forma vívida; las maquinas de escribir por las computadoras, que además corrigen e imprimen el material; los abanicos por los aires acondicionadores, los cuales se usan para enfriar o calentar dependiendo el lugar o época del año; y los discos de 33 LP o cassettes por discos compactos, de sistema láser, etc.

Los bibliotecarios no han perdido en interés ni se desalientan frente a la nueva tecnología. Por el contrario, les ha aliviado el trabajo y por ende han decidido tomar cursos y adiestramientos para dominar la nueva maquinaria y estar al frente en la tecnología moderna.

Las bibliotecas hoy día ofrecen servicios de redes electrónicas a la comunidad escolar y al público en general. Tienen centros de información electrónica compuestos por redes automatizadas de micro computadoras, discos compactos, facsímiles, máquinas fotocopiadoras, impresoras, y videodiscos. A través de un terminal de la red electrónica, se puede obtener información general o especializada sobre una infinidad de temas. Los datos obtenidos en la red electrónica, pueden leerse en la pantalla o imprimirse para su lectura posterior. Aunque la mayoría de estos proyectos se establecen comenzando en las bibliotecas escolares hasta llegar a la comunidad universitaria, no dudamos que para el próximo año ya las bibliotecas de escuelas primarias también gocen de este servicio.

En conclusión, podemos resumir que la tecnología moderna está aumentando el conocimiento de los individuos que conforman la sociedad, la productividad y la efectividad, la seguridad, la salubridad, los descubrimientos científicos y arqueológicos, entre un sinfín logros que si los nombráramos uno a uno la lista sería interminable, es decir que la tecnología le garantiza al hombre que requerirá realizar un esfuerzo menor de trabajo para satisfacer las necesidades sus necesidades básicas.

CONCLUSIÓN

La Tecnología en el devenir diario juega un papel fundamental tanto para un individuo como una nación, esta inmersa en el 80% de las actividades que se realizan, y a medida que avanza el tiempo va evolucionando con mayor rapidez y aumentando su poder de alcance.

Por otro lado, si bien es cierto que Venezuela a tratado de ir a la par con estos avances en estos últimos 10 años, donde el estado a tratado de implementar políticas y métodos que permitan el logro de estos objetivos, no deja de ser verdad el hecho de que todavía somos dependientes en el campo tecnológico, ya que no se ha desarrollado el nivel necesario para producir o fomentar una tecnología propia que este ligada al proceso de transformación que vive nuestra sociedad y para construir tecnología en nuestro país se necesitará pasar por la creación de vínculos en diferentes niveles que transformen la poca motivación de los demás sectores universitarios y científicos, además se hace necesario tender puentes que unan grupos universitarios, científicos, académicos, militares, entes públicos y privados, que trabajen en áreas similares, para así avanzar en la construcción de una identidad propia, que reconociendo las diferencias en cada contexto social, ayude a resolver los problemas comunes a la construcción de nuestra propia tecnología.

Esta nueva tecnología podrá ser valorada por su papel social en la medida en que quienes las ejercen sean capaces de establecer relaciones distintas con nuestro pueblo.

En una nueva tecnología revolucionaria es necesario reivindicar la posibilidad para la sociedad toda, y no solo para los privilegiados, de conocer y reflexionar acerca de la nueva tecnología ya que solo socializando esta área se alcanzara un carácter plenamente humano, y hay que recordar que si bien es cierto la forma o el modo de tecnología actual facilita los procesos también esta afectando gravemente nuestro entorno tanto ambiental como social.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Asamblea Nacional Constituyente (2000). Constitución de la República

Bolivariana de Venezuela. Caracas: Gaceta Oficial Extraordinaria

Nº 5453.

Decreto Ley (2001). Ley de Mensajes de Datos y Firmas Electrónicas.

Caracas Venezuela: Gaceta Oficial Nº 37.148.

Decreto Ley (2001). Ley de Reforma Parcial de la Ley de Licitaciones.

Caracas Venezuela: Gaceta Oficial Nº 5.556.

Republica Bolivariana de Venezuela (2000). Ley Orgánica de

Telecomunicaciones. Gaceta Oficial Nº 36.970.

Republica Bolivariana de Venezuela (2001). Ley Orgánica de

Ciencia, Tecnología e Información. Gaceta Oficial Nº 37.291.

Servicio Nacional Integrado de la Administración Aduanera y Tributaria

(2001). Código Orgánico Tributario. Caracas Venezuela: Gaceta Oficial

Nº 37.305.

Universidad Experimental Pedagógica Libertador. (2006). Manual de

Trabajos de Grado de Especialización Maestría y Tesis Doctórales.

[Folleto]. Caracas: Autor.

http://bitacora.republicajoven.org.ve/?p=35.

http://fundabit.me.gob.ve.

http:// www.conatel.gov.ve.

http://www.seniat.gov.ve