Leer Ensayo Completo Ley Avelino Siñani

Ley Avelino Siñani

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.131.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: klimbo3445 11 abril 2011

Palabras: 4123 | Páginas: 17

...

se pueden aplicar razonamientos, construir hipótesis y construir esquemas metódicamente organizados. La ciencia utiliza diferentes métodos y técnicas para la adquisición y organización de conocimientos sobre la estructura de un conjunto de hechos objetivos y accesibles a varios observadores, además de estar basada en un criterio de verdad y una corrección permanente

2.1. HISTORIA DE LA CIENCIA

A pesar de ser relativamente reciente el método científico (concebido en la revolución científica del siglo XVII), la historia de la ciencia no se interesa únicamente por los hechos posteriores a dicha ruptura. Por el contrario, ésta intenta rastrear los precursores a la ciencia moderna hasta tiempos prehistóricos

2.2 EL CONOCIMIENTO HISTÓRICO EN LA ANTIGÜEDAD: GRECIA Y ROMA.

- Hasta el XVIII conocimiento histórico simple relato de hechos pasados.

- En ese momento el hombre comienza a preguntarse por su pasado.

- Surgió un problema, los dominantes confundieron su pasado con el la colectividad

- Se consideraron los hechos históricos como objeto de la historia.

- En la Grecia Clásica la interpretación era diferente.

- Se elaboraron unos recuerdos cronológicos al servicio de la política nacional.

- La historia fue considerada como un arte. En las narraciones se pintas, describe.

- Ilíada y 0disea como primeros ejemplos de Historia griega.

- La aparición de los filósofos jónicos (VI a.C) cambió la interpretación.

- El mundo es un conjunto natural regido por leyes naturales.

- Se plantea la búsqueda de la verdad prescindiendo del mito.

- La historia comienza a ocuparse de asuntos humanos.

2.3. FILOSOFÍA DE LA CIENCIA

La efectividad de la ciencia como modo de adquisición de conocimiento ha constituido un notable campo de estudio para la filosofía. La filosofía de la ciencia intenta comprender el carácter y justificación del conocimiento científico y sus implicaciones éticas. Ha resultado particularmente difícil proveer una definición del método científico que pueda servir para distinguir en forma clara la ciencia de la no ciencia

III. EL PAPEL DE LA FILOSOFÍA CLÁSICA

Se denomina filosofía clásica al pensamiento de los filósofos griegos como Sócrates, Platón y Aristóteles, que influyó notablemente en la cultura occidental.

Las doctrinas de los filósofos de toda época consideraron fundamental el tratamiento de los principios morales, los cuales son los que originan los cuestionamientos más importantes de los pensadores.

Las contradicciones sociales, la política, la justicia, las pasiones humanas, el egoísmo en el mundo, despertaba la necesidad de los filósofos de indagar sobre la naturaleza de la moral.

A Sócrates (siglo V.a. de C.), lo que más le interesaba era formar hombres de bien que fueran buenos ciudadanos. Su pensamiento se refiere a una filosofía de la moral por sobre todas las cosas y hasta su muerte es una demostración de conducta ética, manteniéndose hasta el final fiel a sus principios, se ocupó de las definiciones universales que son las que se mantienen invariables, ya que los objetos concretos pueden variar.

Existe un contraste entre las cosas mundanas que son imperfectas y cambiantes y la definición universal de esos objetos. Sócrates consideró importantes las definiciones universales porque estaba interesado particularmente por la conducta ética.

Si logramos una definición universal sobre la justicia, entonces, el hombre tendrá algo seguro sobre lo cual construir y se podrá juzgar tanto a los individuos como a los estados.

Mediante el razonamiento y a través del diálogo intentaba descubrir la verdaderas definiciones de los valores humanos, yendo de la definición menos perfecta a la más perfecta. Es más ventajoso para la salud y armonía del alma tener dominio de uno mismo que no tenerlo, ser justo que injusto y ser valiente más que cobarde.

El verdadero placer y la felicidad verdadera son bienes que consigue el hombre moral más que el inmoral, basado en una ética racional fundada en la naturaleza humana.

Tal enseñanza tiene el objetivo principal de guiar al hombre a adquirir genuinas convicciones.

Así como el cuerpo se compone de elementos materiales, la razón del hombre es parte de la razón universal o mente del mundo.

IV. LA INDEPENDENCIA DE LAS CIENCIAS SOCIALES

Las ciencias sociales es la ciencia o disciplina científica que se ocupa de aspectos del comportamiento y actividades de los humanos, generalmente no estudiados en las ciencias naturales. En ciencias sociales se examinan tanto las manifestaciones materiales como las inmateriales de las sociedades e individuos.

Pero para ser concretos, esta ciencia se define por rasgos de la metodología científica que utiliza, que son dos: la inductiva y la deductiva. Es un estudio que se basa en razonamientos y observación aunque no se ajuste estrictamente al método científico, y aun así puede ser de interés. General.

La sociología establece como postulado central que la conducta de los seres humanos no responde simplemente a sus propias decisiones individuales, sino bajo influencias culturales e históricas de acuerdo a los deseos y expectativas de la comunidad en la que viven. Así, el concepto básico de sociología es la interacción social como punto de partida para cualquier relación en una sociedad.

La primera definición de sociología fue propuesta por el filósofo francés Auguste Comte quien en 1838, acuñó el término "sociología" para describir su concepto de una nueva ciencia que descubriría unas leyes para la sociedad del mismo modo en se habían descubierto tantas otras para la naturaleza, aplicando los mismos métodos de investigación que las ciencias físicas. El filósofo británico Herbert Spencer adoptó el término y continuó así el trabajo de Comte.

Hoy también se consideran fundadores de esta disciplina a algunos filósofos sociales del siglo XIX que nunca se consideraron sociólogos. El principal entre ellos fue Karl Marx, aunque no hay que olvidar al aristócrata francés conde de Saint-Simon, al escritor y estadista Alexis de Tocqueville y al filósofo y economista inglés John Stuart Mill. En el siglo XIX se desarrolló la corriente estadística empírica que posteriormente se incorporó a la sociología académica.

Hasta finales del siglo XIX la sociología no comenzó a ser reconocida como disciplina académica. En Francia, Émile Durkheim, heredero intelectual de Saint-Simon y Comte, comenzó a enseñar sociología en las universidades de Burdeos y París. Durkheim, fundador de la primera escuela de pensamiento sociológico, destacaba la realidad independiente de los hechos sociales (independientes de los atributos psicológicos de las personas) e intentaba descubrir las relaciones entre ellos. Durkheim y sus seguidores estudiaron ampliamente las sociedades no industrializadas de forma similar a como, más adelante, lo harían los antropólogos sociales.

En Alemania, la sociología fue reconocida formalmente como disciplina académica en la primera década del siglo XX, en gran parte gracias a los esfuerzos del economista e historiador alemán Max Weber. Frente a los intentos por parte de Francia y de los países de habla inglesa de modelar la disciplina según las ciencias físicas, la sociología alemana se basó en una amplia erudición histórica modulada por la influencia del marxismo, muy presente en el trabajo de Weber. Los esfuerzos del filósofo alemán Georg Simmel por definir la sociología como una disciplina independiente, subrayaron el enfoque humano del idealismo filosófico alemán.

En la segunda mitad del siglo XX, había decaído el interés por las teorías evolutivas de Comte y Spencer, a partir de entonces, la sociología comenzó a estudiar determinados fenómenos sociales como el delito, las desavenencias matrimoniales y la aculturación de los inmigrantes.

El centro más importante del estudio de la sociología antes de la II Guerra Mundial (1939-1945) fue la Universidad de Chicago (EEUU). Allí, el filósofo estadounidense George Herbert Mead, formado en Alemania, destacaba en sus trabajos la influencia de la mente, el yo y la sociedad en las acciones e interacciones humanas. (interaccionismo simbólico).

Por mucho tiempo se consideró a la sociología una disciplina integradora de otras ciencias sociales. Pero actualmente, se tiende a considerarlos como una parte de la teoría sociológica que a su vez sólo es un área de la ciencia de la sociología.

V. LA EDUCACIÓN DE LAS CIENCIAS SOCIALES

5.1. PEDAGOGÍA DE LA LIBERACIÓN

Es un movimiento educativo cuyo principal representante es el pedagogo brasileño Paulo Freire (1921-1997). La educación liberadora es un proceso de concientización de la condición social del individuo, que la adquiere mediante el análisis crítico y reflexivo del mundo que la rodea. La principal obra de Freire es Pedagogía del oprimido (1969), donde es tratado este tema en profundidad. Se refiere a la liberación de la pedagogía bancaria de la que somos presos desde nuestros inicios en la educación lo que nos limita la posibilidad de creación de nuestros propios conocimientos, fomentando la reproducción sin análisis ni comprensión de los temas que se nos están enseñando.

Se trata de una forma de entender la educación que se ubica en una horizontalidad de las relaciones humanas, y que, por tanto, implica el diálogo y la continua reflexión acerca de la propia realidad a lo largo del proceso educativo. Se considera liberación porque pretende una suerte de reencuentro de los seres humanos con su dignidad de creadores y partipantes activos en la cultura que los configura. Por todo esto, en el método pedagógico freiriano, al mismo tiempo que una persona adulta aprende a leer y escribir, recupera el dominio de la propia vida y analiza, mediante una reflexión en común con otros seres humanos, su realidad. En este análisis, se buscan las causas que inciden en un estado determinado de la cultura, y se detectan las inercias y fuerzas que impiden la expresión y realización de las personas. Se dice, entonces, que la persona en cuestión ha tomado conciencia, o se ha concientizado. Es importante resaltar que esto jamás puede ser producto de un adoctrinamiento o manipulación por parte de otros, sino que el sujeto debe hallar por sí mismo su camino en la vida.

Paulo Freire llamó, como hemos dicho, educación bancaria a aquella que nos aleja de la comprensión de nuestras circunstancias sociales, y que genera la pasividad y el fatalismo en los sujetos. Esto ocurre debido a una escuela concebida según una relación unidireccional en la que uno enseña y otro aprende, sin que los roles cambien. Se adquiere entonces la falsa idea de que hay sabios absolutos e ignorantes también absolutos. Otra obra pedagógica de Paulo Freire es "La educación como práctica de la libertad".

5.2. PEDAGOGÍA DEL OPRIMIDO

Paulo Freire pretende que el individuo se forme, no formarlo, para ello propone que las situaciones de aprendizaje emanen de las vivencias que constantemente enfrenta en su cotidianeidad, eludiendo las experiencias artificiales en las que suela caer la educación actual, por el contrario propone problematizar su vida para que se dé cuenta que requiere y puede alcanzar un status distinto.

Sin embargo, estas prácticas pueden enfrentar lo que él denomina "situaciones límite" que dificultan, pero que son producto de la resistencia de las clases opresoras ha perder el status que guardan, para lo cual se valen de diferentes instrumentos, incluso hasta ideológicos que le permitan mantenerlos y mantenerse, de ser posible oprimirlos más aún, puesto que es una "ley de la vida" que no podemos evadir.

Toda esta pedagogía comienza en el hombre, quien se pone así mismo como problema, ya que se da cuenta de que poco sabe de si mismo. En ese afán por conocer le conduce a hacerse preguntas, cuyas respuestas desencadenaran en nuevas preguntas.

Al hombre le preocupa su humanización, constatar esta preocupación implica reconocer la deshumanización, tanto humanización como deshumanización son un constante movimiento de búsqueda. La humanización respondería a lo que se conoce con el nombre de vocación de los hombres afirmada en el ansia de libertad, justicia y la lucha de los oprimidos por recuperar esa su humanidad que les ha sido arrebatada. La gran tarea de los oprimidos es primeramente liberarse a sí mismos y después liberar a los opresores. El problema se da cuando los oprimidos en vez de buscar su liberación por medio de la lucha, tienden a ser también opresores. Su ideal es ser hombres, pero para ellos, ser hombres, es la contradicción en que siempre estuvieron y cuya superación no tienen clara, equivale a ser opresores. Éstos son sus testimonios de humanidad.

Los oprimidos temen a la libertad ya que dejarían ahí un vacío ( el del opresor) para el que buscan llenarlo pero no sabrían como, y eso es lo que les produce ese temor. En los oprimidos, el miedo a la liberación es el miedo de asumirla. En los opresores el miedo es de otro tipo, es el miedo por perder ese derecho a oprimir que llevan a cabo.

Los oprimidos sufren dentro de su ser una dualidad, descubren que al no ser libres no llegan a ser auténticamente, quieren ser, pero temen serlo. Su lucha se da entre ser ellos mismos o ser duales, entre expulsar o no al opresor desde dentro de sí, la consecuencia de esto es un hombre nuevo, ni opresor ni oprimido.

La pedagogía del oprimido, como pedagogía humanista y liberadora, tendrá, dos momentos distinto aunque interrelacionados :

> Los oprimidos van desvelando el mundo de la opresión y se van comprometiendo con su transformación

> Una vez transformada la relación opresora, ésta pedagogía deja de ser del oprimido y pasa a se la pedagogía de los hombres en proceso de permanente liberación.

> Una vez establecida la relación opresora se instaura la violencia.

El acto de rebelión de los oprimidos es casi tan violento como la violencia que los genera. La violencia de los opresores, hace de los oprimidos hombres a quienes se les prohíbe ser. Sólo los oprimidos liberándose pueden liberar a los opresores. Para los opresores, la persona humana son sólo ellos. Los otros son objetos, cosas.

A los opresores no les interesa que los oprimidos piensen para que no se vuelvan contra ellos. Negándoles el derecho a pensar se aseguran de que los hombres no se liberen y permanezcan por tanto bajo el yugo del opresor. Lo que pretenden éstos es transformar la mentalidad de los oprimidos y no la situación que los oprime.

No hay diálogo si no hay humildad. La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo. No hay diálogo tampoco si no existe una fe en los hombres.

Al basarse en el amor, la humildad, la fe en los hombres, el diálogo, se transforma en una relación horizontal en que la confianza de un polo en el otro es una consecuencia obvia.

El único camino a seguir es la concientización de la situación, intentándosela desde la etapa de la investigación temática.

La verdadera revolución, debe instaurar el diálogo valeroso con las masas. Éste diálogo, como exigencia radical de la revolución, responde a otra exigencia radical, que no es otra que concebir a los hombres como seres que no pueden ser al margen de la comunicación puesto que son comunicación en sí. Obstaculizar la comunicación equivale a transformar a los hombres en objetos y esto es tarea de los opresores no de los revolucionarios.

El liderazgo debe desarrollar una unión de los oprimidos entre sí y de éstos con él para lograr la liberación. Para lograr ésta unión es imprescindible una forma de acción cultural a través de la cual conozcan el por qué y el cómo de su adherencia a la realidad que les da un conocimiento falso de sí mismos y de ella. Es necesario desideoligizar.

Así como el opresor para oprimir requiere de una teoría de la acción opresora, los oprimidos, para liberarse, requieren igualmente de una teoría de su acción. El opresor elabora la teoría de su acción sin el pueblo, puesto que está contra él. A su vez el pueblo, aplastado y oprimido, no puede él solo construir la teoría de la acción liberadora. Sólo en el encuentro de éste con el liderazgo revolucionario se constituirá dicha teoría.

PEDAGOGÍA CONDUCTISTA

El Modelo de Condicionamiento o de pedagogía conductista, según Jean Pierre está basada en los estudios de B.F. Skinner e Iván Pávlov sobre aprendizaje; aquí generalmente se dan los medios para llegar al comportamiento esperado y verificar su obtención; el problema es que nada garantiza que el comportamiento externo se corresponda con el mental; para otros autores como Ángel Pérez Gómez este modelo es una perspectiva técnica, la cual concibe la enseñanza como una ciencia aplicada y al docente como técnico.

Método orientado al desempeño superior, selectivo a los "más aptos", con dificultades en la transparencia de la identificación de los estándares y requerimientos técnicos, esta basado en los aspectos personales para el desempeño, midiendo valores, o desvalores, del individuo el cual se ve incitado a la superación personal e individual, aunque contenga elementos de trabajo colectivo. La competencia en este modelo describe fundamentalmente lo que un trabajador "puede" hacer y no lo que "hace". Fue un aspecto de originar intensidad en pleno fordismo para alcanzar:

• Metas : Formación de la conducta

• Método : Fijación de conocimientos

• Desarrollo : Acumulación de aprendizajes

• Contenidos : Conocimientos, técnicas, destrezas..

• Relación Maestro – Alumno : Intermediario

La evaluación se realiza a lo largo del proceso de enseñanza y se controla permanentemente en función del cumplimiento de los objetivos instruccionales. Se requiere determinar el avance en el logro de objetivos de manera que estos se puedan medir, apoyado en un proceso de control y seguimiento continuo.

PEDAGOGÍA CONSTRUCTIVISTA

El modelo del constructivismo o perspectiva radical que concibe la enseñanza como una actividad crítica y al docente como un profesional autónomo que investiga reflexionando sobre su práctica, si hay algo que difiera este modelo con los tres anteriores es la forma en la que se percibe al error como un indicador y analizador de los procesos intelectuales; para el constructivismo aprender es arriesgarse a errar (ir de un lado a otro), muchos de los errores cometidos en situaciones didácticas deben considerarse como momentos creativos.

Para el constructivismo la enseñanza no es una simple transmisión de conocimientos, es en cambio la organización de métodos de apoyo que permitan a los alumnos construir su propio saber. No aprendemos sólo registrando en nuestro cerebro, aprendemos construyendo nuestra propia estructura congnitiva. Es por tanto necesario entender que esta teoría esta fundamentada primordialmente por tres autores: Lev Vygotski, Jean Piaget y David P. Ausubel, quienes realizaron investigaciones en el campo de la adquisición de conocimientos del niño. Últimamente

La aplicación del constructivismo en los sistemas escolares europeos ha ocasionado una baja considerable en el nivel académico de las escuelas. Con este sistema los alumnos aprenden menos y lo poco que aprenden lo aprenden menos bien.

• Metas : Estructuras mentales cognitivas

• Método : Creación de ambientes aprendizaje

• Desarrollo : Progresivo y secuencial Est.Mentales

• Contenidos : Experiencias. Apoyo creativo

• Relación Maestro – Alumno : Facilitador. Motivador

El modelo pretende la formación de personas como sujetos activos, capaces de tomar decisiones y emitir juicios de valor, lo que implica la participación activa de profesores y alumnos que interactúan en el desarrollo de la clase para construir, crear, facilitar, liberar, preguntar, criticar y reflexionar sobre la comprensión de las estructuras profundas del conocimiento.

El eje del modelo es el aprender haciendo. El maestro es un facilitador que contribuye al desarrollo de capacidades de los estudiantes para pensar, idear, crear y reflexionar. El objetivo de la escuela es desarrollar las habilidades del pensamiento de los individuos de modo que ellos puedan progresar, evolucionar secuencialmente en las estructuras cognitivas para acceder a conocimientos cada vez más elaborados

En este modelo, la evaluación se orienta a conceptualizar sobre la comprensión del proceso de adquisición de conocimientos antes que los resultados La evaluación es cualitativa y se enfatiza en la evaluación de procesos.

LA EDUCACIÓN DESCOLONIZADORA Y PRODUCTIVA

Se denomina descolonizadora y transformadora de las estructuras económicas y sociales orientadas orientada a la reafirmación cultural de las naciones y pueblos indígenas originarios campesino hacia la construcción de un estado plurinacional

Es una Educación Productiva, por qué plantea desarrollar las vocaciones socio-productivas de las regiones del país y asume el trabajo productivo como una necesidad vital para la existencia del ser humano, interrelacionando hombre, sociedad y naturaleza. Ya que la Educación productiva considera que el desarrollo de los saberes y conocimientos está en relación directa con el trabajo y la producción material e intelectual científico y tecnológico, base de la acción educativa, articulada a las unidades comunitarias productivas, vocaciones y cadenas productivas de las regiones.

De acuerdo con este planteamiento, el objetivo de la educación productiva tendría la finalidad de desarrollar las vocaciones socio-productivas, con pertinencia y sensibilidad social, para formar integralmente a las personas mediante prácticas educativas comunitarias, articulando saberes, conocimientos tecnológicos occidentales.

A partir de lo anterior, la propuesta considera en sus aspectos centrales lo siguiente:

> Garantizar los procesos de producción, conservación, manejo y defensa de los recursos naturales.

> Un currículo articulado a las vocaciones y cadenas productivas relacionando escuela-comunidad.

> Procesos educativos que desarrollen saberes y conocimientos teóricos vinculados a la producción y reproducción de la vida material y espiritual de la comunidad y la sociedad.

> Formar en los estudiantes la conciencia productiva comunitaria y ecológica.

> Lograr una educación en la vida y de la vida.

> Fomentar la producción y consumo de productos naturales para una vida sana.

> Producción en armonía con la vida y en equilibrio con la naturaleza en lo individual y colectivo, para vivir bien, con dignidad y justicia social.

La Educación Productiva recoge las experiencias de la Escuela-Ayllu de Warista (1931-1938) que fue desarrollada por el profesor Elizardo Perez y el comunario Avelino Siñani, cuyo principal postulado fue la escuela-trabajo-producción. Es uno de los ejes de la nueva propuesta; los otros ejes son: La educación descolonizadora; comunitaria; intracultural; intercultural; plurilingüe y científica.

Bibliografía: Propuesta de Ley: Avelino Siñani y Elizardo Pérez MEC 2006

Diseño Curricular del Subsistema de Educación Regular MEC 2008

http://www.salesianoscam.org/opcionpreferencial/viiencuentro/recursos/guia3/modelospedagogicoscw1sep8-03.ppt