Leer Ensayo Completo Manual De Derecho Fiscal: Procedimiento Administrativo De Ejecución

Manual De Derecho Fiscal: Procedimiento Administrativo De Ejecución

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.871.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Rebecca 10 abril 2011

Palabras: 28774 | Páginas: 116

...

NES 48

5.3.1 EMBARGO DE BIENES MUEBLES 48

5.3.2 EMBARGO DE BIENES INMUEBLES 49

5.4 FORMALIDADES DEL ACTA DE EMBARGO 49

5.4.1 IDENTIFICACION DEL EJECUTOR 49

5.4.2 SE LEVANTARA ACTA PORMENORIZADA 49

5.4.3 DESIGNACION DE TESTIGOS 49

5.4.4 SEÑALAMIENTO DE BIENES POR PARTE DEL EJECUTADO 50

5.4.5 SEÑALAMIENTO DE BIENES POR PARTE DEL EJECUTOR 50

5.4.6 NOMBRAMIENTO DE DEPOSITARIO 50

5.4.7 BIENES EXCEPTUADOS DE EMBARGO 50

5.5 EMBARGO DE NEGOCIACIONES 51

5.5.1 CONCEPTO 51

5.5.2 INTERVENCIÓN CON CARGO A CAJA 52

5.5.3 INTERVENCIÓN EN GRADO DE ADMINISTRACIÓN 54

5.6 EMBARGO SOBRE BIENES YA EMBARGADOS 55

5.6.1 AUTORIDADES FISCALES LOCALES Y DE ORGANISMOS DESCENTRALIZADOS. 56

5.6.2 AUTORIDADES JURIDICCIONALES 56

5.7 OPOSICION AL EMBARGO 56

5.7.1 OPOSICION AL EMBARGO DEL TERCERO PROPIETARIO DE LOS BIENES 56

5.7.2 ROMPIMIENTO DE CERRADURAS 56

5.7.3 AUXILIO DE LA FUERZA PUBLICA 57

6 EL REMATE. RESEÑA 59

6.1 EL REMATE 59

6.2 AVALÚO DE COMÚN ACUERDO 59

6.3 DESIGNACIÓN Y DICTAMEN DE PERITO VALUADOR 59

6.4 ACEPTACIÓN O INCONFORMIDAD CON EL AVALÚO 60

6.5 CONVOCATORIA DEL REMATE 60

6.6 ADJUDICACIÓN DE LOS BIENES EMBARGADOS 62

6.7 DACION EN PAGO 63

6.8 APLICACIÓN DEL PRODUCTO DEL REMATE 63

6.9 ENTREGA DE LOS BIENES 64

7 SUSPENSION DE PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO DE EJECUCION. 66

7.1 GENERALIDADES 66

7.2 PROCEDENCIA DE LA SUSPENSIÓN (ART. 144) 66

7.3 PROCEDIMIENTO DE LA SUSPENSIÓN (ART. 144) 67

7.4 EFECTOS DE LA SUSPENSIÓN (ART.144) 68

7.5 CESACIÓN DE LA SUSPENSIÓN 69

7.6 INCIDENTE CONTRA LA NEGATIVA O VIOLACIÓN DE LA SUSPENSIÓN (ART. 144, 227) 69

7.7 GARANTIAS DEL INTERES FISCAL 70

7.7.1 CONCEPTO DE GARANTIAS Y DE INTERES FISCALES 70

7.7.2 AUTORIDADES COMPETENTES EN MATERIA DE GARANTÍAS 71

7.8 SOLICITUD DE LA SUSPENSION DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO DE EJECUCION 72

7.9 REQUISITOS PARA QUE PROCEDA LA SUSPENSIÓN. 73

7.10 FORMAS DE GARANTIZAR EL INTERÉS FISCAL 74

7.11 MEDIOS DE DEFENSA 75

7.11.1 GENERALIDADES DE LOS MEDIOS DE DEFENSA 75

7.12 RECURSO ADMINISTRATIVO DE REVOCACIÓN 76

7.12.1 GENERALIDADES DEL RECURSO DE REVOCACION 76

7.12.2 ASPECTOS ESPECIFICOS DEL RECURSO DE REVOCACION 76

7.13 JUICIO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO 76

7.13.1 ASPECTOS GENERALES DEL JUICIO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO 76

7.13.2 RESOLUCIONES IMPUGNABLES EN JUICIO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO ANTE EL TRIBUNAL FEDERAL DE JUSTICIA DE FISCAL Y ADMINISTRATIVA. 77

7.13.3 GARANTIA DEL INTERES FISCAL RESPECTO DE CREDITOS CONTROVERTIDOS 77

7.13.4 ASPECTOS ESPECIFICOS RELACIONADOS CON EL JUICIO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO ANTE EL TRIBUNAL FEDERAL DE JUSTICIA FISCAL Y ADMINISTRATIVA 78

7.14 JUICIO DE AMPARO. 80

7.14.1 ASPECTOS GENERALES DEL JUICIO DE AMPARO. 80

7.14.2 PROCEDENCIA DEL AMPARO INDIRECTO EN CONTRA DE ACTOS DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO DE EJECUCIÓN. 81

MARCO JURÍDICO DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO DE EJECUCIÓN

1 CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS.

El marco jurídico del Procedimiento Administrativo de Ejecución deriva de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la cual es el pilar del sistema jurídico mexicano, y en el caso que nos ocupa de la relación jurídica tributaria en ningún momento debe de contradecir los principios contenidos en nuestra Carta Magna.

Al efecto es de señalarse que el articulo rector de las contribuciones; es el 31 frac. IV Constitucional; mediante el que se aprecian dos aspectos importantes de la relación jurídica tributaria.

A) Lineamientos fundamentales de las contribuciones.- En los lineamientos fundamentales del articulo 31 frac. IV encontramos los principios constitucionales en materia tributaria los cuales se señalan a continuación:

I.- Principio de vinculación al gasto publico.- El destino de las contribuciones de los particulares debe ser para sufragar los servicios públicos prestados por el Estado.

II.- Principio de proporcionalidad y equidad.

a) Se refiere a la capacidad económica y tasa o tarifa del tributo, esto es que el pago del impuesto debe ser adecuado a los ingresos que tiene el contribuyente “paga mas el que mas gana”.

b) Equidad es la igualdad ante la Ley Fiscal de los contribuyentes: Trato igual a los iguales y desigual a los desiguales.

III.- Principio de legalidad.- El cumplimiento de las obligaciones fiscales se efectuara conforme a lo establecido en las leyes, la relación jurídica-tributaria debe llevarse acabo dentro del marco legal que la establezca y regule.

B) Principios relativos a la autoridad del Estado como sujeto activo de la relación Jurídico- Tributaria existen otros artículos dentro de nuestra ley fundamental que regulan su actividad que se realiza mediante el acto administrativo.

El acto administrativo de la autoridad fiscal que tiene ese carácter en virtud de que es parte del poder que tiene a cargo la administración del Estado que es el Poder Ejecutivo y se puede definir el acto administrativo como la manifestación externa de la voluntad de las autoridades, tendientes a crear consecuencias de derecho.

Los principios que enmarcar la Constitución se refieren al procedimiento para lleva r acabo el cumplimiento de la obligación contenida en el articulo 31, frac. IV, esto es a la parte procesal y al efecto el artículo 14 Constitucional contiene tres principios fundamentales en la relación jurídica-tributaria los cuales son:

I.- Principio de no-retroactividad: Una ley regula los hechos o situaciones posteriores a sui nacimiento y en ningún caso podrá aplicarse a un acto o suceso pasado a su entrada en vigor y menos aun si resulta perjudicial para alguien, cabe aclarar que en materia fiscal si la ley resulta benéfica no se puede aplicar retroactivamente esto es cuanto a la norma sustantiva, no es Ali en cuanto a la norma procesal la cual no se aplica retroactivamente.

II.- Principio de respeto a las formalidades esenciales del procedimiento y la garantía de audiencia: Este principio se refiere a que los particulares pueden hacer lo que la ley no le prohíba y la autoridad solo puede hacer lo que la ley les permite y esto es con el fin de la que la autoridad cumpla con el procedimiento que la ley establezca y no afecte la esfera jurídica del particular teniendo este ultimo, la oportunidad de ser oído previamente a la afectación. Sin embargo este principio se encuentra en discusión ya que algunos tratadistas no lo consideran aplicable en materia fiscal.

ARTICULO 16 CONSTITUCIONAL.

I. Principio de Escritura.

II. Principio de Competencia.

III. Principio de Fundamentación y Motivación.

IV. Principio de Inviolabilidad Domiciliaria.

I.- Escritura. Deberá responder a nuestros signos gráficos contenidos en nuestro alfabeto, sin utilizar abreviaturas que resulten incomprensibles para los particulares.

II.- Competencia. Señalar leyes, artículos, fracciones, incisos que den existencia a la autoridad emisora, así como los que justifiquen la causa legal de su procedimiento tanto material como territorialmente.

III.- Fundamentación y Motivación. La primera señalar las leyes, artículos, fracciones, incisos, y subincisos que la autoridad usa para actuar y la segunda el señalamiento de las causas, motivos o circunstancias en que se basa el actuar de la autoridad.

IV.- Inviolabilidad Domiciliaria. En términos de este principio el domicilio de los particulares resulta inviolable. Sin embargo las autoridades fiscales pueden llevar a cabo visitas domiciliarias para verificar el cumplimiento de las obligaciones fiscales del que se desprenden los siguientes elementos esenciales.

a) Señalamiento del Objeto, Sujeto y Lugar que verificará.

b) La existencia de un acta.

c) La presencia de dos testigos.

2 EL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN Y SU REGLAMENTO.

El Código Fiscal de la Federación es la ley especial que emana directamente del Art. 31 Frac. IV, Constitucional, dispositivo legal en el que se encuentra contenido tanto el derecho sustantivo como derecho adjetivo, es decir la parte oficiosa y la parte contenciosa que regulan el procedimiento desde el nacimiento, determinación y exigibilidad del crédito fiscal.

De aquí que la parte sustantiva se encuentre contenida desde el Art. 1 hasta el Art. 115, en donde se establecen sujetos, obligaciones, contribuciones, multas, sanciones, recargos, facultades de comprobación de la Secretaria de Hacienda, entre otros.

En tanto que en la parte oficiosa es decir aquella en donde la autoridad si desvestirse de su imperio de autoridad, en donde se dice juez y parte; ya que conoce y resuelve sus propios actos mediante procedimientos iniciados ante sus propias atribuciones, se encuentra contenida a partir del Art. 116 en donde se establece el procedimiento que regula el recurso de revocación.

Por su parte el derecho adjetivo, es decir donde se encuentra regulado el proceso contencioso administrativo, lo encontramos regulado a partir del Art. 197.

Atento a lo anterior, es valido precisar que el derecho sustantivo tiene como esencia la materia concreta o de fondo de las disposiciones fiscales, así podemos encontrar aquellas normas que regulan a la estructura misma de las contribuciones es decir, el sujeto, objeto, tasa o tarifa.

Mientras que en el derecho adjetivo o procesal se establecen los procedimientos contemplados por la ley así como las disposiciones que hagan referencia a los procedimientos encaminados a controvertir a dejar sin efectos los actos de autoridad.

Esta clasificación que establece la doctrina sobre las normas sustantivas y normas adjetivas, es recogida por nuestro Código Fiscal y resulta de suma importancia resaltar, ya que su distinción versa sobre la interpretación de leyes fiscales así como su vigencia y aplicación sobre este particular resulta conveniente ilustrar lo señalado por los Artículos 5º y 6º de este ordenamiento, los cuales en sus partes conducentes señalan:

“Articulo 5. Las disposiciones fiscales que establezcan cargas a los particulares y las que señalan excepciones a las mismas, así como las que fijan las infracciones y sanciones, son de aplicación estricta. Se considera que establecen cargas a los particulares las normas que se refieren al sujeto, objeto, base, tasa o tarifa.”

“Articulo 6. Las contribuciones se causan conforme se realizan las situaciones jurídicas o de hecho, previstas en las leyes fiscales vigentes durante el lapso en que ocurran.

Dichas contribuciones se determinaran conforme a las disposiciones vigentes en el momento de su causaciòn, pero les serán aplicables las normas sobre procedimiento que se expidan con posterioridad.”

Como puede apreciarse en el caso particular, el Código Tributario, reconoce en primer término las normas de carácter sustantivo, como aquellas que establecen cargas y excepciones a los particulares, las cuales se interpretaran de manera estricta, asimismo dichas normas serán las aplicables al momento de que los contribuyentes se ubiquen en el supuesto de ley y de las demás disposiciones o normas de procedimiento, se aplicaran en el momento en que se lleve a cabo el acto administrativo correspondiente, pudiéndose aplicar en forma supletoria al Código Federal de Procedimientos Civiles y el derecho común, como lo es el Código Civil o el Código de Comercio, entre otros, cuando se encuentre regulado por el propio Código Fiscal.

Por su parte el procedimiento administrativo e ejecución se encuentra regulado en el Código Fiscal de la Federación entre la parte oficiosa y la parte contenciosa, desde que se ha hecho exigible la resolución previamente notificada, es decir una vez que se volvió firme, por haber transcurrido los 45 días sin haber sido pagado ni garantizado, comenzando con el requerimiento de pago, mandamiento de ejecución, acta de embargo a caja y administración hasta el remate de los bienes embargados.

Por lo que hace al Reglamento del Código Fiscal Federal, el mismo cumple la función que para el efecto fue creado por el Ejecutivo Federal de proveer en la exacta observancia la aplicación de la ley regulando en su artículo 4º. De la misma forma el procedimiento administrativo de ejecución por lo que hace a las garantías del interés fiscal, honorarios y gastos de ejecución, rompiendo de cerraduras y enajenación a plazos de bienes embargados.

3 REGLAMENTO INTERIOR DEL SERVICIO DE ADMINISTRACIÓN TRIBUTARÍA.

El reglamento interior del SAT publicado en el Diario Oficial el 22 de marzo del 2001, en el que señala la naturaleza jurídica del SAT como un Órgano Desconcentrado de la S.H.C.P. que tiene a su cargo el ejercicio de las facultades y despacho de los asuntos que le encomienda la Ley del SAT y los distintos ordenamientos legales aplicables a través de sus diversas unidades administrativas dentro de las cuales se encuentra la Administración General de Recaudación y específicamente en su Art. 20 se establece la competencia de esta Administración General de establecer la política y los programas que deben seguir las Administraciones Locales de Recaudación en las materias siguientes, recaudación de contribuciones y aprovechamientos, accesorios y productos, pago diferido o en parcialidades de las contribuciones y aprovechamientos no omitidos y de sus accesorios requeridos de obligaciones y determinación de sanciones que deriva de su incumplimiento de las determinadas por errores aritméticos en las declaraciones, notificación, cobro coactivo, determinación de responsabilidad solidaria y garantía de los créditos fiscales.

Por su parte en el Artículo. 22 se encuentra regulada la competencia de las Administraciones Locales de Recaudación como Unidades Administrativas de la Administración General de Recaudación, entre las que destacan la de “llevar a cabo en términos de la Legislación Fiscal el Procedimiento Administrativo de Ejecución para hacer efectivos los créditos fiscales a cargo de los contribuyentes responsables solidarios y demás obligados, cuando dicho procedimiento no sea de la competencia de otra Autoridad Administrativa del Servicio de Administración Tributaria, entre otras las contenidas en las fracciones que continuación se señala:

Fracción XXII.- Notificar sus actos, los que determinen créditos fiscales, citatorios, requerimientos, solicitud de informes y otros actos administrativos, que no sean competencia de otras unidades Administrativas del SAT.

Fracción XXIV.- Actualizar el pago diferido o en parcialidades de los créditos fiscales cuyo cobro le corresponda mediante garantía a su importe a accesorios legales, inclusive tratándose de aprovechamientos; así mismo, llevar a cabo el embargo en la vía administrativa como medio de garantía.

Fracción XXV.- Aceptar, previa calificación, las garantías que se otorguen con relación a contribuciones, accesorios y aprovechamientos, respecto a los cuales ejerza el procedimiento administrativo de ejecución o sobre los que deba resolver acerca del pago en parcialidades; autorizar la sustitución de las citadas garantías y cancelarlas cunado proceda, vigilar que dichas garantías sean suficientes tanto al momento de su aceptación como con posterioridad, así como exigir su aplicación si no lo fuere.

Fracción XXVI.-Ordenar y practicar el embargo precautorio para asegurar el interés fiscal, cuando a su juicio, hubiera peligro de que el obligado se ausente o realice la enajenación de bienes o cualquier maniobra tendiente a evadir el cumplimiento de las obligaciones fiscales, así como levantarla cuando proceda.

Fracción XXVIII.- Determinar y cobrar a los contribuyentes, responsables solidarios y demás obligados, las diferencias por errores aritméticos en las declaraciones, y por el pago en parcialidades de contribuciones sin tener derecho a ello, así como el monto de los recargos, gastos de ejecución, honorarios y gastos extraordinarios que se causen en los procedimientos de ejecución que lleve a cabo, determinar y hacer efectivo el importe de los cheques no pagados de inmediato y de las indemnizaciones correspondientes.

4 ACUERDO POR EL QUE SE SEÑALA NOMBRE, SEDE Y CIRCUNSCRIPCION TERRITORIAL DE LAS UNIDADES ADMINISTRATIVAS DEL SERVICIO DE ADMINISTRACION TRIBUTARIA

El acuerdo por el que se señala el nombre, sede y circunscripción territorial de las unidades administrativas del servicio de Administración Tributaria fue publicado el 31 de agosto del 2000 en el Diario Oficial de la Federación, es el dispositivo legal a traves del cual se establece y se determina la competencia por territorio en donde podran ejercer sus facultades las Administraciones, ya que en el mismo se delimitan las delegaciones, calles, perímetros en los que unicamente podran actuar cada Local y en el que se precisa el nombre dado a cada Administración Local por lo que para poder realizar alguna diligencia fuera de su circunscripción solicitara el apoyo de la Administración correspondiente.

EL CREDITO FISCAL.

1 CONCEPTO Y DEFINICIÓN DE LA RELACIÓN JURÍDICO TRIBUTARIA.

La potestad Tributaria del Estado, como manifestación de su poder soberano, se ejerce y se agota a través del procedimiento legislativo, con la expedido de la ley, en la cual se establecen de manera general, impersonal y obligatoria, las situaciones jurídicas y de hecho, que, al realizarse, generarán un vínculo entre los sujetos comprendidos en la disposición legal.

A ese vinculo que se genera alo darse la situación concreta prevista por la norma se le conoce como la relación jurídica, que cuando se refiere al fenómeno tributario es conocida con el nombre de RELACION JURIDCA TRIBUTARIA, que une a diferentes sujetos respecto a la generación de consecuencias jurídicas consistentes en el nacimiento, modificación, transmisión o extinción de derechos y obligaciones en materia tributaria.

De lo anteriormente expuesto, se define a la relación tributaria como “ el vinculo jurídico en virtud del cual el Estado denomina sujeto activo , adquiere el derecho de recibir y exigir a un deudor denominado pasivo, al cumplimiento de una prestación pecuniaria y por excepción en especie”.

De esta definición surgen los elementos de la relación Tributaria, a saber:

A.- Acreedor: Estado

B.- Deudor: El Contribuyente

C.- Contenido: Una prestación pecuniaria o (excepcionalmente) en especie.

1. LA OBLIGACIÓN TRIBUTARIA

Estando ante la presencia de una norma jurídica que en si y por si no obliga a nadie mientras no se de un hecho o situación prevista por ella, es decir, mientras no se realice el supuesto normativo, en tanto una persona no realice el supuesto señalado por la norma, las consecuencias de su aplicación no le pueden ser imputadas y por tanto no pueden existir, modificarse, transmitirse o extinguirse.

Lo que significa que la relación jurídica tributaria se diferencia de la obligación tributaria, pues resulta claro que la relación jurídica, como vinculo entre diversos sujetos, comprende tanto a los derechos como a las obligaciones, de donde se deriva que aquel es el todo y esta es solo una de sus partes entonces, si la obligación de debe entender como la necesidad jurídica que tiene una persona de cumplir una prestación de diverso contenido, o como la conducta de vida, en virtud de la sujeción de una persona aun mandato legal, tenemos que concluir necesariamente que contenido de la obligación tributaria no puede ser diferente de la obligación en general, por lo que resulta que la obligación tributaria es la conducta consistente en un dar, hacer, no hacer o tolerar, que un sujeto debe de cumplir por haber realizado el supuesto preexisto en la norma tributaria, que como hemos visto, al realizarse hace que surjan consecuencias jurídicas que se manifiestan en derechos y obligaciones.

Ahora bien, es importante resaltar que aunque la obligación de dar parece tener la característica de una obligación principal, las obligaciones formales de hacer como inscribirse en determinados registros o llevar diversos controles (que se traducen en la realización de actos o de acciones de carácter positivo, estos es la prestación de un hecho), no hacer como no destruir información o no llevar sistemas dobles de contabilidad (que se refieren a abstenciones para no realizar una determinada conducta, constituyen una obligación prohibitiva que ante su incumplimiento el contribuyente se hace acreedor a una sanción), o tolerar consistente en soportar una determinada conducta del sujeto activo de la relación tributaria, las cuales son independientes de la obligación de dar, consistente en pagar las contribuciones.

Consecuentemente la obligación tributaria es toda conducta que el sujeto debe realizar cuando se coloca en el supuesto que establezca la norma tributaria, independientemente que dicha conducta sea de dar, hacer, no hacer o tolerar.

De esta manera identificamos a la conducta de dar como obligación tributaria sustantiva y las demás como obligaciones tributarias formales.

2. EL HECHO IMPONIBLE.

El Hecho imponibles es el supuesto de hecho, hipotéticamente previsto en la norma, que se genera al realizarse la obligación tributaria es decir, el conjunto de circunstancias hipotéticamente previstas en la norma cuya realización provoca el nacimiento de una obligación tributaria concreta. En la doctrina encontramos diferentes tendencias respecto de la identificación de la conducta que denominamos hecho generador y en muchas ocasiones se confunde con el hecho imponible, por lo que resulta necesario, de una vez, concretar que se trata de dos aspecto del fenómeno de tributación: el hecho imponible, como ya se estableció, es la situación jurídica o de hecho que el legislador selecciono y estableció en la ley para que al ser realizada por un sujeto, se genere precisamente la obligación tributaria sustantiva, es decir, la obligación de dar, la cual se trata de un hecho o situación contenido económico que debe estar prevista en ley formal y materialmente considerada con sus elementos esenciales que son: objeto, sujeto, base, tasa o tarifa y, adicionalmente, como lo ha establecido la corte, el plazo. Es una previsión concreta que el legislador selecciona, para que nazca la carga tributaria, mientras, que el hecho generador es una conducta que al adecuarse al supuesto genérico de la norma da lugar a la obligación tributaria en general.

Cuando el hecho imponible se realiza en un caso concreto se convierte en un hecho generador de la obligación tributaria.

3. NACIMIENTO DE LA OBLIGACION TRIBUTARIA

Este es uno de los temas fundamentales del derecho fiscal cuanto que marca el primer escalón dentro del proceso de nacimiento, determinación, liquidación, exigibilidad y extinción del crédito fiscal, que es el proceso normal que vive la obligación fiscal.

Aunado a su importancia también es uno de los puntos que mayor confusión genera en los contribuyentes. En efecto, es común escuchar que los contribuyentes supongan que no han causado un impuesto dado que la autoridad no se ha enterado, no les ha requerido o simplemente jamás quedo informada del acto que celebran. Nada más erróneo, ya que el Código Fiscal de la Federación es categórico en su artículo 6º al establecer que las contribuciones se causan conforme se realizan las situaciones jurídicas o de hacho previstas en las leyes fiscales vigentes durante el lapso en que ocurran.

Es decir, la realización del supuesto normativo, da ligar como ya vimos, a las obligaciones: ya que partir de este momento puede determinarse la exigibilidad de las conductas que son el contenido de la obligación. En especial en el momento del nacimiento de la obligación tributaria representa en nuestra materia un punto de vital importancia, debido a que ello nos permite determinar cuan disposición legal es la aplicable a esa situación, a partir de que momento será exigible, así como el momento en que se extinguieran las facultades de las autoridades fiscales para su cuantificación.

Sin embargo, en materia fiscal el momento del nacimiento de la obligación fiscal no coincide con el de su exigibilidad, ya que por su naturaleza especial requiere el transcurso de cierto plazo para que sea exigible: así tenemos que el establecimiento de una empresa, la realización de una operación o la obtención de un ingreso pueden haber sido considerado objeto de gravamen por el legislador, y por tanto establecido como hechos imponibles; sin embargo, la realización del hecho generador que da lugar al nacimiento de la obligación de registrarse, de presentar una declaración o de pagar un impuesto, quedará sujeta a un cierto plazo para su cumplimiento, el cual es fijado en las leyes impositivas, en el código fiscal de la federación o en su reglamento.

La importancia de determinar el momento en el que nace la obligación tributaria radica en que a partir de ese momento:

a) Nace el vínculo jurídico

b) Se crean los derechos y obligaciones correspondientes a cada sujeto.

c) Se procede a iniciar actos administrativos tendientes a verificar el pago.

d) Se fija la ley sustantiva y objetiva aplicable en rabón del ámbito temporal de validez

e) Inicia el término para que apere la caducidad de las facultades del físico para determinar las contribuciones omitidas y sus accesorios así como para imponer sanciones.

Visto lo anterior, bajo la lupa del sistema tributario mexicano, podemos apuntar que “la norma legal establece un presupuesto de hecho (que refiriéndose al de relación tributaria sustantiva principal se ha llamado “hecho imposible”) y dispone que cuantas veces ese hecho hipotético se produzca, en la realidad se genera a cargo del sujeto que la propia norma señala la obligación de pagar un determinado tributo o de cumplir un determinado deber formal”.

4. CONCEPTO Y DEFINICIÒN DE CRÈDITO FISCAL.

Si la obligación fiscal en general no es exigible de inmediato, tratándose de la obligación de dar, es decir de la obligación sustantiva, su exigibilidad adquiere matices especiales, ya que esta no es exigible como tal, puesto que requiere su transformación a crédito fiscal, lo cuál se realiza a través de un procedimiento denominado “determinación”, por el que se precisa el quantum, o sea el monto de aquella obligación sustantiva.

Establecer una definición del crédito requiere acudir nuevamente a la doctrina civilista así como a los lineamientos que en anterior capitulo quedaron sentados apropósito de la definición de obligación, de la cual dejamos consistía en la relación jurídica por virtud de la cual una persona llamada acreedor puede exigir de otra llamada deudora una prestación de carácter patrimonial. Así, tenemos un sujeto que puede exigir de otro cierta conducta y de otro que precisamente debe realizarla, acreedor y deudor en una posición contrapuesta desde la cual genera para el primero un crédito para el segundo una deuda o debito. El termino crédito implica un derecho para exigir el objeto de la obligación y deriva del latín credere, que significa prestar, fiar o confiar de tal forma que aquel que realice cualquiera de estas acciones adquiere sobre su deudor un derecho.

En conclusión el crédito es el derecho del acreedor de exigir a su deudor la prestación u obtención primordiales a la que este ultimo se ha obligado por disposición de la ley, de su voluntad o entre ambas es decir, cuando se hable de crédito solo se completa una de las partes de la obligación , pus se toma un enfoque activo estrictamente , al referirse exclusivamente al acreedor.

Cuando la obligación se completa desde el punto de vista del sujeto activo cabe hablar de crédito.

Un crédito fiscal es cuando el sujeto activo, el titular del crédito es el fisco sin prejuzgar sobre el concepto del cual deriven importe del adeudo. Del articulo 4º del código fiscal de la federación se desprende que son créditos fiscales los que tengan derecho a percibir el estado o sus organismos descentralizados que provengan de contribuciones de aprovechamientos o de sus accesorios incluyendo los que deriven de responsabilidades que el estado tenga derecho a exigir de sus servidores públicos o de los particulares , así como a aquellos a los que las leyes les den ese carácter y el estado tenga derecho a percibir por cuanta ajena.

De lo anterior podemos observar que:

A.- El sujeto activo esta constituido por el estado y por organismos descentralizados.

B.- Los conceptos que pueden integrar el crédito son:

a.-contribuciones.

b.- aprovechamientos.

c.- accesorios de ambos.

d.- los provenientes de responsabilidad de los servidores públicos o de los particulares.

e.- aquellos que tengan tal carácter por disposición de la ley y que el estado tenga derecho a percibir por cuenta ajena.

C.- a la fecha la recaudación de los ingresos de la federación se efectúan por las instituciones de crédito autorizadas.

Una importante consecuencia de los lineamientos del precepto legal citado lo es que existen dos clases de créditos fiscales.

A.- por su naturaleza. Que serian aquellos provenientes de contribuciones, aprovechamientos y los accesorios de ambos y

B.- por disposición de la ley, aquellos que tendrán el carácter de fiscales en tanto una ley así lo disponga.

De lo anterior derivamos que toda obligación fiscal determinada en cantidad liquida es un crédito fiscal, pero no todo crédito fiscal deriva de una obligación fiscal.

Al respecto, la segunda sala de la suprema corte de justicia de la nación, ha determinado que se entiende por materia fiscal:

“Materia fiscal. Por adeudo fiscal deber entenderse aquel que procede de obligaciones relativas a impuestos o infracciones a leyes fiscales, que recen, por lo que, cuando se trata de hacer efectiva una multa por infracciones a la ley de pesos y medidas no se esta en el caso de un adeudo fiscal”.

Quinta época: Tomo LXI, Pág. 1875, Camberos Miguel G”

“Materia Fiscal, Significación.- Por materia Fiscal debe entenderse lo relativo a la determinación, la liquidación, el pago, la devolución, la exención, la prescripción o el control de los créditos fiscales o lo referente a las sanciones por motivo de haber infringido las leyes tributarias.-

Séptima época, tercera parte volumen 69 página 51-A. D. 3683/73. Petróleos Mexicanos. Unanimidad de votos.”

De las anteriores consideraciones legales, doctrinales y jurisprudencias podemos concluir que el crédito fiscal es el derecho de la Federación de exigir de un sujeto pasivo denominado contribuyente y/o un responsable llamado por la ley Fiscal o por el Código Fiscal de la Federación el pago de una cantidad de dinero por concepto de contribuciones, aprovechamientos, sus accesorios, responsabilidades de servidores públicos federales y de aquellos señalados como tales por disposición de la ley.

5. NATURALEZA JURIDICA DEL CREDITO FISCAL

La naturaleza jurídica del crédito fiscal es de carácter público, atendiendo a lo siguiente:

a).- La obligación tributaria y por lo tanto el crédito fiscal en tanto derecho subjetivo de aquella que surge, contiene una teleología dispuesta precisamente en la fracción IV del articulo 31 constitucional que es una disposición de orden público e interés social. Así el crédito fiscal al proponerse satisfacer funciones y servicios públicos adquiere la naturaleza de carácter público.

b).- Las disposiciones que le son aplicables se constituyen en cargas para el gobernado, sujeto pasivo, por lo que en términos del párrafo del artículo 5º del código Fiscal de la Federación son de aplicación estricta.

c).- Su fuente única esta constituida por el conjunto de disposiciones legales correspondientes, lo que origina que al ser un crédito legal, sea de ejecución forzosa en todo caso.

d).- Derivado de su naturaleza pública precisa de un mecanismo de efectividad, de un proceso especial y determinado que arroje como resultado de la obtención forzada del pago, mismo que se conoce como el Procedimiento Administrativo de Ejecución.

e).- salvo disposiciones expresas en contrario, si un crédito a favor de la Federación no tiene el carácter fiscal no puede hacerse efectivo a través del procedimiento ya referido.

6. EXIGIBILIDAD DEL CREDITO FISCAL

Como lo establece el artículo 6 del Código Fiscal de la Federación, las contribuciones se causan conforme se realizan los hechos generadores correspondientes y deberán determinarse por los particulares de acuerdo con las disposiciones vigentes en el momento de su causación, y pagarse en la fecha o dentro del plazo señalado en las disposiciones respectivas. En caso del que el contribuyente no pague dentro del plazo, las autoridades fiscales ejercerán sus facultades de comprobación previstas en el artículo 42 del mencionado Código, para determinar las contribuciones omitidas. En términos generales, conforme a los artículos 65 y 145 del Código Fiscal de la Federación, las autoridades Fiscales competentes, como resultado del ejercicio de sus facultades de comprobación, determinan y notifican el crédito fiscal al contribuyente para que este pague o en su caso garantice el crédito fiscal determinado en la resolución, en el plazo de 45 días hábiles siguientes a aquel en que surta efectos dicha notificación. Así entonces, al transcurrir ese lapso de tiempo, si el contribuyente no ha realizado ninguna de las acciones descritas anteriormente, el crédito fiscal a su cargo se vuelve exigible y la autoridad estará en completa disposición legal, para llevar a cabo el procedimiento económico coactivo de cobro de dicho crédito.

Es importante señalar que en el tema 4 que se refiere al requerimiento de pago, se abordaran los demás supuestos de exigibilidad de los créditos fiscales.

7. EXTINCION DEL CREDITO FISCAL.

La obligación fiscal pasa por un proceso de nacimiento, vigencia y extinción, toda vez que, como fenómenos jurídicos no pueden permanecer por siempre en virtud de la necesidad de dar una certeza de su principio y fin. El principio general de la extinción de las obligaciones es que una vez satisfecha la conducta que forma su contenido, culmina su existencia.

Tratándose de la obligación tributaria sustantiva, la extinción puede presentar diversos matices y formas, por lo que entraremos a su análisis.

8. FORMAS DE EXTINCION DEL CREDITO FISCAL

La extinción del crédito fiscal se presenta cuando el deudor contribuyente satisface el objeto de la obligación o en su caso por haberse presentado una causa que conforme a la ley es suficiente para que el deber jurídico se extinga.

En este aspecto las formas de extinción de la obligación fiscal, entre otras son: el pago, la compensación, la condonación, la prescripción y la cancelación de multas a que se refiere el artículo 44 bis del Reglamento del Código Tributario en cita.

1 EL PAGO.

Es el modo de extinción por excelencia y el que satisface plenamente los fines y propósitos de la relación tributaria, porque cubre la pretensión del sujeto activo.

De acuerdo con la doctrina tributaria existen diferentes tipos de pago y son:

El pago:

• Liso y Llano, es aquel que efectúa el contribuyente sin objeción de ninguna naturaleza.

• Provisional, es el que realiza el contribuyente a cuenta del impuesto del ejercicio que se determina. Lo realiza el contribuyente de manera aventajada al fisco por percibir ingresos fijos durante el ejercicio fiscal, donde se puede precisar cuanto le corresponderá pagar al fisco y a cuenta de ello, en cada momento de recibir su ingreso hace un entero anticipando que se tomara en cuenta al final del ejercicio en el momentote presentar la declaración anual, un ejemplo de ello es el que señala el artículo 80 de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

• En defensa, se realiza cuando el contribuyente esta inconforme con la liquidación de la obligación tributaria y la impugna con los medios de defensa legales en donde previamente cubre el crédito de manera lisa y llana, sin que ello signifique que admita la determinación ni la extinción del crédito.

• Extemporáneo, es el que se entera fuera del plazo legal y puede asumir dos formas: espontáneo y a requerimiento espontáneo se realiza sin que haya mediado requerimiento de la autoridad hacendaría; y extemporáneo cuando medie gestión de cobro por parte de la autoridad hacendaría.

• A Plazos, que previene el artículo 66 del Código Fiscal de la Federación, es la autorización que se otorga por parte de las autoridades, competentes a los sujetos obligados para cubrir a plazos las contribuciones omitidas y sus accesorios, ya sea que exista acto de determinación por parte de la autoridad, por haber sido omitidos, o que sin que exista tal omisión y determinación posterior, el contribuyente se autodetermine la contribución y solicite su pago, ya sea en forma diferida o en parcialidades.

El plazo máximo que la autoridad autoriza para pagar en parcialidades es de 48 meses.

Los sujetos que deben pagar el tributo, por lo general compete aquellas personas a quienes la ley les impone la obligación de efectuarlo, como lo es el sujeto pasivo que tiene el adeudo, también pueden realizar el pago aquellos deudores directos de la obligación tributaria como los que adquieren la obligación, los sucesores, donatarios a título universal, los pasivos `por adeudo ajeno, los que hayan asumido la obligación por una garantía universal, fiadores y acreedores hipotecarios.

Los efectos del pago son la extinción de la obligación tributaria que libera al deudor, y se realiza cuando él entrega la totalidad de la suma adeudada, a través de una sola exhibición o en parcialidades que facilitan su pago.

Los medios que se utilizan para el pago son en moneda nacional o extranjera, cheques certificados o de caja, cheques personales del contribuyente sin certificar cuando estos sean expedidos por el mismo, giros postales, telegráficos o bancarios, transferencias electrónicas de fondos regulados por el Banco de México, a través de Instituciones Bancarias, solo de manera excepcional se realiza el pago en especie como lo es el caso del oro, plata, cobre, u otro mineral, en la entrega de obras de arte por parte de los autores plásticos, en tiempo de transmisión al aire por parte de las radiodifusoras o televisores de programas de difusión de carácter oficial o gubernamental.

Se acredita el pago con el documento en que el acuse de recibo de la institución Bancaria o con marbetes, fajillas u otros signos semejantes que consten adheridos a determinados bienes o documentos.

Por otro lado nuestra legislación acepta el pago en especie o servicios como es el caso de la figura de la nación en pago.

La figura de la nación en pago esta regulada en materia civil, manifestándose como un medio de extinguir obligaciones que consisten en que el deudor dé a su acreedor una cosa distinta de la que debió darle en virtud de la obligación (Art. 2095 del Código Civil), para que la nación en pago extinga la obligación es necesario el consentimiento del acreedor. En caso de que el acreedor sufra la privación de la cosa que recibe en pago, renace la obligación primitiva, quedando sin efecto la dación en pago.

En materia tributaria se utiliza la dación en pago en forma excepcional, su fundamento se encuentra regulada en los artículo 25 al 29 de la Ley del Servicio de la Tesorería de la Federación. A fin de asegurar la recaudación de toda clase de créditos a favor del gobierno federal, excepcionalmente la SHCP, por conducto de la Tesorería de la Federación o de los auxiliares legalmente facultados para ello podrán aceptar la dación en pago el producto de la venta de bienes cuando es la única forma que tenga el deudor para cumplir con la obligación su cargo y estos sean de fácil realización o venta, o resulten aprovechables en los servicios públicos federales, a juicio de la propia tesorería o de los auxiliares. La nación en pago se recibe al valor pericial de los bienes y los convenios, o en su caso, las cartas administrativas se formalizan con la participación del deudor y de la tesorería anotándose en el Registro Público de la Propiedad en caso de inmuebles. Aceptada la dación en pago se debe suspender temporalmente el cobro del crédito respectivo. Una vez formalizada la nación en pago y si esta cubre el total del adeudo se tendrá por pagado el crédito efectuándose su baja en los registros contables y administrativos correspondientes.

2 LA COMPENSACIÓN.

La compensación es figura de extinción de obligación civil, por medio de la cual se extinguen obligaciones que tiene lugar cuando en dos personas se reúnen recíprocamente las cualidades de deudor y acreedor ( articulo 2185 de Código civil)

El efecto de la compensación es extinguir las dos deudas hasta el importe menor (articulo 2186 del Código Civil)

Para que la compensación se efectúe es necesario que las dos deudas sean en dinero o en cosa fungible y que sean, deudas reciprocas es decir, que ambas partes entre sí deudores y acreedores. Liquidas significan que su cuantía sea determinada, exigibles, opera cuando el pago no puede rehusarse el obligado conforme a derecho, y embargables significa que aquellas deudas cuyo cumplimiento puede exigirse mediante intervención de la fuerza que el Estado pone a disposición del acreedor, para que este obtenga la ejecución de su derecho sobre los bienes del deudor.

La legislación mexicana regula la compensación de los créditos fiscales, cuando el fisco y el contribuyente reúnen el carácter de acreedores y deudores recíprocos articulo 23 del Código Fiscal de la Federación), por la aplicación de la misma contribución y siempre que las deudas sean liquidas y exigibles. En este caso, se compensan las dos deudas hasta el monto de la menor. Cuando el fisco y el contribuyente son acreedores y deudores, recíprocos, pero cuando son distintas contribuciones, la deuda del segundo solo se considera liquida y exigibles antes s ha sido autorizada por las autoridades que corresponda.

Los contribuyentes obligados a pagar mediante declaración, podrán optar por compensar las cantidades que tengan a su favor contra las que este obligados a pagar por adeudo propio o por retención a terceros, siempre que ambas deriven de una misma contribución, incluyendo sus accesorios. Al efecto bastara que efectúen la compensación de dichas cantidades actualizadas, desde el mes que se presentó la declaración, hasta aquel en que la compensación se realice.

En el supuesto que las cantidades que tengan a favor los contribuyentes no deriven de la misma contribución por la cual están obligados a pagar, solo se podrán compensar en los casos y cumpliendo los requisitos que la SHCP establezca mediante reglas de carácter general.

Si la compensación se hubiera efectuado y no procediera, se causaran recargos sobre las cantidades compensadas indebidamente, las que se actualizaran desde el mes en que se efectuó dicha compensación, hasta el mes en que se pague.

No se podrán compensar las cantidades cuya devolución se haya solicitado o cuando haya prescrito la obligación para devolverlas, a excepción de cuando por virtud de la devolución solicitada ante un crédito fiscal firme, la autoridad fiscal efectuara la compensación de oficio contemplada en el articulo 23, Quinto Párrafo del Código Fiscal de la Federación, en este caso, las autoridades fiscales podrán compensar de oficio las cantidades que los contribuyentes estén obligados a pagar por adeudos propios o por retenciones cuando sean objeto de sentencia ejecutoriada o sean firmes, contra cantidades que las autoridades estén obligadas a devolverlas al mismo, contribuyente, aun cuando la devolución ya hubiera sido solicitada. En este caso, se notificara personalmente la resolución que efectué la compensación.

El efecto de la compensación al igual que la obligación civil, es extinguir por ministerio de ley las dos deudas, hasta la cantidad que importe la menor y que si las deudas no fueren de igual cantidad, hecha la compensación queda expedita la acción por el resto de la deuda.

3 LA CONDONACIÓN

La condonación tiene su origen en el derecho Civil, aunque en esta rama jurídica, tiene diferente concepto como es remisión de deuda, la que está, la que esta regulada en los artículos del 2209 al 2212 del Código Civil del distrito federal en los que se señala que el acreedor renuncia a sus derechos para exigir el cumplimiento de la obligación y por lo tanto perdona voluntariamente la deuda.

La remisión de la deuda se manifiesta cuando el acreedor renuncia a su derecho a remitir en todo o en parte, las prestaciones que le son debidas, excepto en los casos en que la ley lo prohíbe, Art. 2209 de C:C:

La condenación de la deuda principal extingue las obligaciones accesorias; pero la de estas deja subsistente la primera, articulo 2210 del Código Civil para el D:F:

Así tenemos que la condenación es el “perdón” o liberación de una deuda que un acreedor, otorgue a su deudor, por lo que dicho perdón o liberación extingue por completo la obligación de que se trate.

La condenación fiscal equivale a la figura civil de la remisión de una deuda, misma que es definida por el numeral 2209 del Código Civil del Distrito federal.

“Articulo 220.- Cualquiera puede renunciar a su derecho y remitir en todo o en parte, las prestaciones que le son debidas, excepto en aquellos casos en los que la Ley lo prohíbe”.

Debemos de precisar que la Administración, en tanto no goza de derechos de crédito de carácter potestativo, no puede renunciar caprichosamente a la efectividad de un adeudo fiscal, sin embargo, existen casos expresamente establecidos en la Ley, en los cuales, cumpliendo con ciertos requisitos, se le faculta a condonar el pago de contribuciones y sus accesorios. En efecto, según el artículo 39 del Código Fiscal de la Federación, el Ejecutivo Federal, es decir, el presidente de la Republica mediante resoluciones generales esta facultado para:

1.- condonar o eximir, total o parcialmente, el pago de contribuciones y sus accesorios, autorizar su pago a plazo, diferido o en parcialidades, cuando se haya afectado o trata de impedir que se afecte su situación de alguien lugar o región del país, una rama de actividad, la producción o venta de productos, o la realización de una actividad, así como en casos característicos sufridas por fenómenos meteorológicos, plagas o epidemias.

Las resoluciones que conforme a este articulo dicte el Ejecutivo Federal, deberán señalar las contribuciones a que se refiere, salvo que se trate de estímulos fiscales, así como, el monto o proporción de los beneficios, plazos que se concedan y los requisitos que deban cumplirse por los beneficiados”.

La condenación puede manifestarse por una parte tratándose de contribuciones y sus accesorios, cuyo fundamento lo encontramos en el transcrito articulo 39 del Código Fiscal de la Federación, o por la otra, en el caso de multas por infracción a las disposiciones fiscales, cuyo procedimiento esta establecido en el articulo 74 del mismo cuerpo de leyes.

4 LA PRESCRIPCIÓN.

La palabra prescripción en materia civil se puede referir desde dos puntos de vista; uno lo es como el modo de adquirir la propiedad (prescripción adquisitiva) y como medio de librarse de obligaciones (prescripción extintiva).

La prescripción en materia fiscal, se presenta como una forma de extinguir obligaciones que son, en primer lugar, la obligación a cargo de los contribuyentes de pagar tributo y la segunda, la obligación a cargo de la autoridad hacendaria a reembolsar a los contribuyentes las cantidades que estos últimos hayan pagado indebidamente o las cantidades que procedan conforme a lo establecido por la ley.

En este orden de ideas, tenemos que la prescripción, como forma de extinción del crédito fiscal se manifiesta por el transcurso del tiempo. En este caso, estamos frente a una obligación fiscal que fue determinada en cantidad liquida. En el Código Fiscal de la Federación se precisa con toda claridad en el articulo 146 que se trata de la extinción del crédito, es decir, de la obligación de dar, y no de las demás obligaciones como lo establece el Código Fiscal anterior. Por otro lado el cómputo de 5 años para la prescripción se interrumpe con cada gestión de cobro que realice la autoridad, o por cualquier acto de reconocimiento del adeudo.

En otras palabras, la prescripción se manifiesta cuando la autoridad no realiza ninguna gestión de cobro en el lapso de 5 años.

El fundamento de la prescripción se encuentra en derecho civil, en la necesidad de dar estabilidad y seguridad legal ante la negligencia del acreedor. El Tribunal Fiscal de la Federación, ahora Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa. Define que la prescripción se ha establecido con el objeto de que tanto los intereses del fisco, como de los particulares, no estén indefinidamente sin poderse determinar con precisión, hecho que haría que no pudieran fijarse las condiciones económicas ni del erario, ni de los negocios de los particulares.

Para que comience a correr el término de la prescripción es necesario que el crédito fiscal sea exigible.

5 LA CANCELACIÓN

La cancelación a que alude el articulo 146-A del Código Fiscal no extingue el crédito fiscal, puesto que por una parte establece que se podrán cancelar crédito fiscales en las cuentas publica, es decir, como una operación contable que no implica extinción y por otra, en su ultimo párrafo previene que la cancelación de los créditos a que se refiere el articulo no libera su pago.

Sin embargo la cancelación de multas prevista en el articulo 44-bis del Reglamento del Código Fiscal de la Federación, si extingue el crédito que se haya fincado derivado de las multas impuestas con motivo de los requerimientos que se hayan formulado a los contribuyentes o retenedores exigiendo la presentación de avisos o de declaraciones para el pago de las contribuciones presuntamente omitidas. Al efecto, bastara la sola exhibición por parte del interesado del documento que acredite que el aviso o la declaración fueron presentados.

GENERALIDADES DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO DE EJECUCIÓN

1 CONCEPTO DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO DE EJECUCIÓN

Si el contribuyente determino y pago sus contribuciones dentro de los plazos de la ley, o dentro de los cuarenta y cinco días siguientes a fecha de notificación del o de los créditos que la autoridad determino, el proceso fiscal llega a su fin, pero en caso de que el crédito subsista por falta de pago o de garantía (que procede otorgar cuando se impugna el crédito), la autoridad fiscal deberá aplicar el Procedimiento Administrativo de Ejecución en uso de su facultad económico-coactiva.

El Procedimiento Administrativo De Ejecución es el conjunto de actos administrativos que lleva a cabo la autoridad fiscal en el ejercicio de su facultad coactiva para exigir el pago de créditos fiscales no cubiertos, ni garantizados dentro de los plazos establecidos en la ley, el cual permite lograr la recuperación de los adeudos ya sea por pago o enajenación de los bienes embargados.

Este procedimiento se inicia y desarrolla a partir de del presupuesto de que la resolución que se va a ejecutar es legal y definitiva. Su legalidad se presume por disposición del artículo 68 del Código Fiscal de la Federación, la definitividad se deriva de que en la esfera administrativa no puede ser modificada, por no haberse intentado algún medio de defensa que esté pendiente en resolución.

2 FUNDAMENTO LEGAL

La búsqueda de los principios legales del proceso llevado a cabo por la autoridad fiscal nos remite a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, al Código Fiscal de la Federación, a su reglamento y el Reglamento Interior del Servicio de Administración Tributaria, pero en especial nos remite al Titulo Quinto, Capitulo Tercero del Código Fiscal de la Federación el cual comprende del articulo 145 al 196-B.

La justificación de la facultad económica-coactiva se apoya en la naturaleza del Crédito Fiscal, que responde a necesidades de carácter público que el estado debe atender, ya que frente al interés público no puede prevalecer el interés particular.

Primeramente habrá que reiterar que para que la autoridad fiscal este jurídicamente en posibilidades de iniciar un Procedimiento Administrativo de Ejecución en contra de un contribuyente, es necesario que el crédito a su cargo sea exigible en los supuestos establecidos en la ley.

3 MANDAMIENTO DE EJECUCIÓN. DEFINICIÓN

Es el acto administrativo mediante al cual la autoridad competente fundamenta y motiva el acto de molestia al contribuyente o deudor a fin de justificar la acción de cobro. Es de primordial importancia no perder de vista la garantía individual que consagra el artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos:

“Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento…”

Para que se puedan realizar acciones coactivas en contra del deudor de un crédito fiscal, es preciso que el ejecutor designado para tal efecto apoye su actuación mediante el correspondiente mandamiento de ejecución; es muy importante que conozca los elementos esenciales de los actos administrativos que deban notificar emitidos por las autoridades fiscales, y que para los efectos del mandamiento de ejecución deban reunir los requisitos que señala el articulo 38 del Código Fiscal de la Federación que son:

➢ Constar por escrito

➢ Señalar la autoridad que lo emite

➢ Estar fundado y motivado

➢ Expresar la resolución, objeto o propósito de que se trata

➢ Sostener el nombre del funcionario competente y el nombre o nombres de las personas a las que vaya dirigido.

La fundamentación del acto implica que el documento que lo contenga precise con claridad y en detalle las disposiciones legales y/o administrativas que los justifiquen y le den validez

El artículo 152 del Código Fiscal de la Federación establece que el ejecutor designado por el Jefe de la Oficina Exactora (el administrador local de recaudación) se constituirá en el domicilio del deudor y deberá identificarse con la persona con quien se practicara la diligencia de pago y embargo.

Precisamente tal designación es la que justifica el Mandamiento de Ejecución que es donde se hace la designación para que el ejecutor se constituya de la manera ya indicada.

Para que se puedan realizar acciones coactivas en contra del contribuyente deudor de un crédito fiscal, es condición indispensable que el ejecutor designado para tal efecto apoye su actuación mediante el correspondiente mandamiento de ejecución.

4 EL EJECUTOR O ABOGADO TRIBUTARIO

El Administrador Local es el facultado por el reglamento interior del SAT para requerir el pago y en su caso embargar. Sin embargo quien va en su representación como autoridad es el ejecutor designado en términos del artículo 152 del Código Fiscal de la Federación por medio de un oficio y en el propio Mandamiento de Ejecución. El ejecutor en todos sus actos deberá identificarse como tal, debiendo asentar en el acta correspondiente una pormenorización de tal identificación, consistente en especificar el numero de oficio o credencial de identificación, la fecha de expedición de dicho oficio o credencial, la vigencia de estos y señalar el fundamento legal en que se baso la autoridad para tal asignación.

De todo acto el ejecutor deberá levantar acta circunstanciada, que es aquella que contiene la identificación de las personas que intervinieron en ella, así como la pormenorización de los hechos, de lugares y de tiempo en que se lleva a cabo los hechos de los que se requiere hacer constar; debe contener además, la descripción de las actividades desarrolladas y de las manifestaciones hechas, así como de las declaraciones recibidas.

Al ejecutor, principalmente le corresponde ejercer las siguientes funciones:

➢ Diligenciar todo tipo de actos administrativos inherentes a la aplicación del procedimiento administrativo de ejecución.

➢ Requerir del pago y, en su caso, embargar bienes de propiedad del contribuyente para la recuperación de créditos fiscales.

➢ Extraer bienes dejados en depositaria.

➢ Investigar sobre bienes susceptibles de embargo propiedad de deudores del fisco federal.

➢ Retroalimentar resultados de los actos administrativos a la autoridad.

Para vigilar que tales funciones se realicen con profesionalismo y calidad, el ejecutor estará sujeto a una supervisión de campo.

5 ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO DE EJECUCION.

El procedimiento administrativo de ejecución se encuentra dividido en tres etapas.

1.- Requerimiento de pago

2.- El embargo

3.- El remate

1 REQUERIMIENTO DE PAGO.

Es la diligencia por medio del cual las autoridades fiscales exigen el pago del crédito fiscal no cubierto o garantizado en los plazos establecidos.

Los elementos relativos al domicilio fiscal los podremos determinar apegándonos a lo dispuesto por el artículo 10 del Código Fiscal de la Federación.

Otro de los elementos a considerar serán los días y horas hábiles, los cuales según lo que establece el artículo 13 del Código fiscal de la Federación serán los días que tengan el carácter de hábiles según los señalado en el artículo 12 del mismo ordenamiento y serán horas hábiles las que comprenden entre las 7:30 y las 18:00 horas.

Sin obstar el principio general inmediato anterior la autoridad fiscal podrá habilitar días y horas hábiles de conformidad con lo establecido en el mismo artículo 13 del Código Fiscal de la Federación.

2 EL EMBARGO. DEFINICIÓN

Es el acto administrativo que tiene por objeto la recuperación créditos, mediante el secuestro o aseguramiento de bienes propiedad del contribuyente o deudor, para en su caso rematarlos, enajenarlos fuera de subasta, adjudicarlos a favor del fisco. También se le define como “la medida cautelar que adopta la autoridad fiscal para asegurar el resultado de un proceso y que recae sobre determinados bienes, cuya disponibilidad se impide.

El Servicio de Administración Tributara lo define como: el acto administrativo que tiene por objeto salvaguardar los intereses del fisco federal mediante el secuestro o aseguramiento de bienes propiedad del contribuyente o deudor para hacer efectivo el importe de créditos insolutos mediante la enajenación de los mismos.

Obedece a la resistencia del pago espontáneo por parte del contribuyente. Por ello la ley lo ha implementado como una medida de cobranza coactiva para que el estado, mediante funciones especificas, asegure los ingresos que le son atribuidos por derecho, es decir, para que se garantice el interés fiscal correspondiente.

Partiendo de estas definiciones, queda entendido que mediante la figura jurídica del embargo en materia fiscal, la autoridad competente busca asegurar el pago del interés fiscal impidiendo la disponibilidad al contribuyente deudor para enajenar, sus bienes y cubra el crédito fiscal a su cargo.

1 Tipos de embargo en materia fiscal.

El legislador hizo una clasificación específica del embargo en materia tributaria, atendiendo a diferentes situaciones de hecho y de derecho que se susciten:

Embargo en vía de ejecución

Embargo precautorio

Embargo administrativo.

Estos tipos de embargos se abordan con mas detalles en el tema V

3 EL REMATE

El remate viene a ser prácticamente la conclusión del Procedimiento Administrativo de Ejecución entendiendo por este la venta llevado a cabo del órgano ejecutor de los bienes embargados al sujeto ejecutado. La regla para la venta de los bienes embargados establece que deben enajenarse en subasta publica como lo estable el articulo 174 del Código Fiscal de la Federación, sin embargo por vía de excepción se establece que la venta puede llevarse a cabo fuera de remate por medio de la autoridad en forma directa o por empresa especializada, cuando se de cualquiera de los supuestos contenidos en el articulo 192 del mismo ordenamiento.

[pic]

REQUERIMIENTO DE PAGO

1 GENERALIDADES BÁSICAS

El requerimiento de pago tiene sustento legal en el artículo 151 del Código Fiscal de la Federación, el cual da inicio a la Sección Segunda del Capítulo III título V. El capítulo referido denominado “Del Procedimiento Administrativo de Ejecución”, en su artículo 145 primer párrafo, establece que las autoridades fiscales exigirán el pago de los créditos fiscales que no hubieran sido pagados o garantizados dentro de los plazos señalados por la ley, mediante el Procedimiento Administrativo de Ejecución.

Bajo las anteriores consideraciones de ley, el procedimiento Administrativo de Ejecución, en su ejecución material, se inicia con el requerimiento de pago a que refiere el artículo 151 señalado en el párrafo anterior.

En tales circunstancias, debemos entender por Requerimiento de Pago a la exigencia material del pago que realizan las autoridades fiscales a los deudores, respectos de aquellos créditos que no fueron pagados o garantizados dentro de los plazos legales.

Previo al estudio de su ejecución material, es importante conocer que las autoridades fiscales dentro del Servicio de Administración Tributaria (S.A.T.) facultadas para llevar a cabo el Procedimiento Administrativo de

Ejecución lo son las Administraciones Generales de: Grandes Contribuyentes, Jurídica y de Recaudación; dicha facultad se las otorga el Reglamento Interior del Servicio de Administración Tributaria publicado en el Diario Oficial de la Federación el día 22 de marzo del 2001.

Ahora bien, con motivo de que el Procedimiento Administrativo de Ejecución, como se señaló en el párrafo anterior, lo pueden aplicar diferentes unidades administrativas del S.A.T., es importante precisar en qué casos específicos lo haría cada una de ellas; a saber, la Administración General de Grandes Contribuyentes esta facultada conforme a lo señalado en el primer párrafo del artículo 17 del Reglamento citado, respecto de las entidades y sujetos comprendido en el apartado B del referido artículo.

Dicho artículo en su apartado A, que refiere a la competencia, en su fracción XV establece la facultad para llevar a cabo en términos de la Legislación Fiscal el Procedimiento Administrativo de Ejecución para hacer efectivos los créditos fiscales a cargo de los contribuyentes, responsables solidarios y demás obligados, pero, como se señaló en el párrafo anterior, tal procedimiento lo pueden aplicar sólo cuando se trate de las entidades y sujetos comprendidos en el apartado B, ya mencionado, es decir