Leer Ensayo Completo Margarita Debayle, Analisis

Margarita Debayle, Analisis

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.863.000+ documentos

Categoría: Informes De Libros

Enviado por: Stella 02 mayo 2011

Palabras: 4939 | Páginas: 20

...

s campiñas

esa rosa le ofrecí:

son mis flores de las niñas

que al soñar piensan en mí."

Viste el rey ropas brillantes,

y luego hace desfilar

cuatrocientos elefantes

a la orilla de la mar.

La princesa está bella,

pues ya tiene el prendedor,

en que lucen, con la estrella,

verso, perla, pluma y flor.

Margarita, está linda la mar,

y el viento

lleva esencia sutil de azahar:

tu aliento

Ya que lejos de mí vas a estar

guarda, niña, un gentil pensamiento

al que un día te quiso contar

un cuento.

Biografía de Rubén Darío

Félix Rubén García Sarmiento más conocido por su seudónimo Rubén Darío nace Metapa, Nicaragua, el año 1867. Fue periodista y diplomático. Debido a sus oficios, vivió en Chile, Argentina, Nicaragua, España, Francia. Sin embargo dedico mucho tiempo a la poesía. Darío a lo largo de su carrera publicó diez libros, aun así muchas de sus composiciones no fueron incluidas en ninguno de ellos. A los veintiún años alcanza su primer éxito cuando publica el libro “Azul”

Con él surge el modernismo que ocupó un lugar muy importante a fines del siglo XIX y principios del siglo XX en la literatura universal, además impulsa a escritores de su tiempo a seguir este movimiento que para la época era completamente diferente a lo establecido en la literatura europea.

Darío inicia y desarrolla sus obras en Hispanoamérica favoreciendo al encuentro de literaturas de España y Latinoamérica. Darío, quien es el exponente de modernismo, es caracterizado por utilizar frecuentemente símbolos, metáforas, nombres de flores, piedras preciosas, personajes mitológicos, animales (reales e irreales), colores, lugares geográficos (ciudades, montes, naciones, ríos) y un amplio vocabulario para expresar sus sentimientos, emociones y preocupaciones.

Los símbolos mas utilizados por Rubén Darío son;

El cisne: perfección.

Lo azul: lo ideal (infinito).

La mariposa: alma del poeta.

Torre de marfil: su interior.

Pavo real: belleza.

A MARGARITA DEBAYLE

(Rubén Darío)

Margarita, está linda la mar,

y el viento

lleva esencia sutil de azahar;

yo siento

en el alma una alondra cantar;

tu acento.

Margarita, te voy a contar

un cuento.

Este era un rey que tenía

un palacio de diamantes,

una tienda hecha del día

y un rebaño de elefantes.

Un kiosco de malaquita,

un gran manto de tisú,

y una gentil princesita,

tan bonita,

Margarita,

tan bonita como tú.

Una tarde la princesa

vio una estrella aparecer;

la princesa era traviesa

y la quiso ir a coger.

La quería para hacerla

decorar un prendedor,

con un verso y una perla,

una pluma y una flor.

Las princesas primorosas

se parecen mucho a ti.

Cortan lirios, cortan rosas,

cortan astros. Son así.

Pues se fue la niña bella,

bajo el cielo y sobre el mar,

a cortar la blanca estrella

que la hacía suspirar.

Y siguió camino arriba,

por la luna y más allá;

mas lo malo es que ella iba

sin permiso del papá.

Cuando estuvo ya de vuelta

de los parques del Señor,

se miraba toda envuelta

en un dulce resplandor.-

Profundización de las figuras literarias apreciadas en el poema Margarita Debayle (según orden y color).

Sinestesia; la brisa del viento es tan agradable como el aroma de un azahar. Metáfora; Utiliza a la alondra como reemplazo poético del corazón. Metáfora; reemplaza la luminosidad de su ambiente por una tienda hecha de día. Metáfora: el kiosco de malaquita representa un lugar lujoso Hipérbole; señala que es un Gran manto de tisú, por lo que seria una exageración. Epíteto: le atribuye un adjetivo a la princesita, en este caso el adjetivo es “gentil” Hipérbole: utiliza el “tan” como recurso para señalar que la niña es muy hermosa. Comparación: Compara a margarita con una princesita Hipérbaton; le cambia al orden gramatical a la oración, ya que debería ser: “vio aparecer una estrella Metáfora: el verso señala algo lleno de emocion, en este caso las ultimas palabras de su padre hacia ella. Epíteto; indica un nuevo atributo a las princesas. (Primorosas) Comparación: establece una semejanza entre la princesa y Margarita. Hipérbole: claramente es una exageración, dado que, es imposible cortar astros. Epíteto: señala que la niña es bella, atribuyendo un adjetivo. Metáfora e hipérbole; se refiere a un camino extenso, y exagera su extensión diciendo que es sobre el mar. Epíteto; ofrece mas viveza a la oración atribuyéndole un adjetivo. Hipérbole; es una exageración ya que indica que el camino, que recorrió es bastante largo, y que casi equivale a la distancia de aquí a la luna e inclusive más allá. Metáfora: al mencionar los parques del señor, se refiere al cielo, utilizando una sustitución poética Sinestesia; señala que el resplandor es dulce, indicando realmente que el resplandor es agradable, cosa que es imposible pero que sin embargo, al ser una sinestesia se le atribuye un sentido de una cosa por el otro.

Y el rey dijo: "¿Qué te has hecho?

Te he buscado y no te hallé;

y ¿qué tienes en el pecho,

que encendido se te ve?"

La princesa no mentía,

y así, dijo la verdad:

"Fui a cortar la estrella mía

a la azul inmensidad."

Y el rey clama: "¿No te he dicho

que el azul no hay que tocar?

¡Qué locura! ¡Qué capricho!

El Señor se va a enojar."

Y dice ella: "No hubo intento:

yo me fui no sé por qué;

por las olas y en el viento

fui a la estrella y la corté."

Y el papá dice enojado:

"Un castigo has de tener:

vuelve al cielo, y lo robado

vas ahora a devolver."

La princesa se entristece

por su dulce flor de luz,

cuando entonces aparece

sonriendo el buen Jesús.

Y así dice: "En mis campiñas

esa rosa le ofrecí:

son mis flores de las niñas

que al soñar piensan en mí."

Viste el rey ropas brillantes,

y luego hace desfilar

cuatrocientos elefantes

a la orilla de la mar.

La princesa está bella,

pues ya tiene el prendedor,

en que lucen, con la estrella,

verso, perla, pluma y flor.

Margarita, está linda la mar,

y el viento

lleva esencia sutil de azahar:

tu aliento

Ya que lejos de mí vas a estar

guarda, niña, un gentil pensamiento

al que un día te quiso contar

un cuento.

Antítesis; se expone una contra idea al señalar que ella no mentía y que dijo la verdad.

Metáfora y Epíteto; al mencionar azul inmensidad se refiere claramente al cielo, ya que este se identifica con lo escrito y al señalar que es azul, se le agrega un adjetivo calificativo, por lo que sería un Epíteto.

Hipérbole; debido a que exagera el recorrido que tuvo la niña,

Metáfora: utiliza el cielo para señalar que debe ir a un lugar lejano.

Hipérbaton: el orden gramatical correcto es “vas ahora devolver lo robado”

Metáfora; al decir “su dulce flor de luz”, se refiere a la conexión con la vida que le queda.

Epíteto : le atribuye una característica bondadosa a Jesús.

Epíteto: utiliza el adjetivo como recurso para caracterizar la ropa del rey

Hipérbole; al decir que son cuatrocientos claramente es una exageración.

Sinestesia; la brisa del viento es tan agradable como el aroma de un azahar.

Hipérbaton, la frase esta en desorden gramatical, ya que debería ser “ya que vas a estar lejos de mi”

Al analizar el poema podemos determinar conceptos puntuales del Hablante Lírico del poema, que en este caso es El padre de Margarita; ciertos conceptos son:

• Temple de ánimo; debido a que su princesita esta a punto de morir, el animo del padre se mezcla entre la esperanza y la ilusión de que su hija siga con vida, y por otro lado demuestra un grado de serenidad al saber que Margarita irá a los campos del Señor

• Objeto Lírico; Rubén Darío, escribe este poema para una hija que vive los últimos momentos de vida con su padre mientras que este le demuestra todo su cariño.

• Motivo Lírico; En todo momento se aprecia el amor como sentimiento central ya que el hablante lírico siempre se dirige a Margarita con afecto e incluso al hablar de su muerte. , apego y cariño al comienzo mas que nada ya que se dirige a la niña con un tono de protección. Sin embargo en todo se aprecia un todo de tristeza y resignación al final se aprecia angustia y nostalgia desesperación y miedo al saber que su hija va a morir y a que ella lo olvide.

• Actitudes líricas; La actitud lírica principal de este poema es la “Actitud apostrófica” dado que siempre se dirige a un Tú, que en este caso seria, Margarita Debayle.

.Reseña temática:

“A Margarita Debayle” es un poema de autoria de Rubén Darío, que trata sobre historia de una niña, que una tarde como cualquier otra vio una estrella aparecer en el cielo y, decide ir a buscarla para ponerla en un prendedor, sin embargo esta princesita al salir, olvida pedirle permiso a su padre y se va en busca de aquella luz que la hacia suspirar. Al volver su padre la reta, por salir sin permiso y sacar una estrella de los campos del señor. Luego de esto, aparece Jesús excusando a la niña, diciendo que el le ofreció la estrella y que no es necesario retarla dado que el se las entrega solo a las niñas que piensan en él, y el rey como forma de agradecimiento hace un desfile mientras que Margarita, luce feliz su prendedor, hecho de una estrella, un verso, una perla, una pluma y una flor; esto es lo que se aprecia al leer rápidamente, sin embargo, al analizar más profundamente podemos apreciar que realmente se refleja la historia de un padre cuya hija esta al borde de la muerte y agonizando va hasta los campos del señor.

El prendedor simboliza, sus últimos momentos; el verso las últimas palabras que su padre le dijo y donde señalo que por muy lejos que ella se encuentre siempre lo lleve en la memoria. Cada parte de la historia que le cuenta el padre a margarita, demuestra todo el cariño que siente por ella, aunque la historia sea totalmente ajena a lo que ellos viven en ese momento, refleja como un padre a pesar de la situación en que su hija se encuentre, pone todo el amor y cariño por delante sin importar cual sea su realidad.

El poema “Margarita Debayle” fue dedicado para la hija de Louis Henri Debayle Pallais, quien era un gran amigo de Rubén.

Métrica y Tipo de rima;

En el poema “Margarita Debayle”, se aprecia notablemente el tipo de rima consonante y alternada.

Mar|ga|ri|ta, es|tá |lin|da| la| mar 9- a

y el| vien|to 3b

lle|va e|sen|cia| de a|za|har; 7a

yo|sien|to 3 b

en| el |al|ma u|na a|lon|dra| can|tar: 9 a

tu a|cen|to. 3 b

Mar|ga|ri|ta,| te| voy a| con|tar 9 a

Un| cuen|to. 3 b

Es|te e|ra un| rey| que| te|ní|a 8 c

un| pa|la|cio| de| dia1man|tes, 8 d

u|na| tien|da he|cha| del| dí|a 8 c

y un| re|ba|ño| de e|le|fan|tes. 8 d

Un| ki|os|co| de| ma|la|qui|ta, 9 e

un| gran| man|to| de| ti|sú, 7 f

y u|na| gen|til| prin|ce|si|ta, 8 e

tan1 bo|ni|ta, 4 e

Ma|rga|ri|ta, 4e

Tan| bo|ni|ta| co|mo| tú. 7f

U|na| tar|de| la| prin|ce|sa 8 g

vio u|na es|tre|lla a|pa|re|cer; 8 h

la |prin|ce|sa e|ra| tra|vie|sa 8 g

y| la| qui|so ir| a| co|ger 7 h

La| que|rí|a| pa|ra ha|cer|la 8 i

de|co|rar| un| pren|de|dor, 7 j

con |un |ver|so y| u|na| per|la, 8 i

u|na |plu|ma y| u|na| flor. 7 j

Las| prin|ce|sas| pri|mo|ro|sas 8 k

Se| pa|re|cen |mu|cho a| ti. 7 l

Cor|tan| li|rios,| cor|tan| ro|sas, 8 k

Cor|tan |as|tros|. Son |a|sí. 7 l

Pues| se| fue |la |ni|ña| be|lla, 8 m

ba|jo el| cie|lo y| so|bre el| mar, 7 a

a| cor|tar| la| blan|ca es|tre|lla, 8 m

que |la ha|cí|a |sus|pi|rar. 8 a

Y |si|guió| ca|mi|no a|rri|ba, 8 n

por| la| lu|na y| más| a|llá ; 7 ñ

mas| lo| ma|lo es| que e|lla i|ba 7n

sin| pe|rmi|so| de| pa|pá. 71

Cuan|do es|tu|vo |ya| de |vuel|ta 8 ñ

de |los| par|ques| del| Se|ñor 7 j

se |mi|ra|ba| to|da en|vuel|ta 8 ñ

en| un| dul|ce| res|plan|dor. 7 j

Y| le |di|jo| ¿ Qué |te |has |he|cho? 8 o

Te| he| bus|ca|do y| no| te ha|llé; 8 p

¿ y| qué| lle|vas |en |el| pe|cho 8 o

que en|cen|di|do1 se| te| ve? 7 p

La |prin|ce|sa |no| men|ti|a, 8 c

y a|sí,| di|jo| la| ver|dad: 7 q

Fui a |cor|tar| la es|tre|lla| mí|a 8 c

a |la a|zul| in|men|si|dad.” 7 q

Y el| rey |cla|ma |“¿No| te he| di|cho 8 o

que el| a|zul| no| hay |que| to|car? 8 a

¡ Qué| lo|cu|ra!| ¡ Qué| ca|pri|cho! 8 o

El| Se|ñor| se| va a| e|no|jar.” 8 a

Y| di|ce e|lla: |“No hu|bo in|ten|to: 8 o

yo| me |fui| no| sé |por| qué; 7 p

por| las o|las |y en| el| vien|to 8 o

fui a| la es|tre|lla y| la| cor|té.” 7 p

Y el| pa|pá| di|ce e|no|ja|do: 8 o

“un |cas|ti|go has| de| te|ner: 7 h

vue|lve a|l cie|lo, y| lo| ro|ba|do 8 o

vas |a|ho|ra a| de|vol|ver”. 7 h

La |prin|ce|sa| se en|tris|te|ce 8 r

por |su |dul|ce| flor| a|zul, 7 s

cuan|do en|ton|ces| a|pa|re|ce 8 r

son|rï|en|do el| Buen| Je|sús. 7 s

Y a|sí| di|ce: “En| mis| cam|pi|ñas 8 t

E|sa |ro|sa| le o|fre|cí: 7 l

Son| mis| flo|res| de| las| ni|ñas 8 t

Que al| so|ñar| pien|san |en| Mí.” 7 l

Vis|te el| rey |ro|pas| bri|llan|tes, 8 d

y |lue|go ha|ce |des|fi|lar 7 a

cua|tro|cien1tos| e|le|fan|tes 8 d

a |la o|ri|lla| de| la| mar. 7 a

La| prin|ce|si|ta es|tá |be|lla, 8 m

pues| ya| lu|ce el| pren|de|dor 7 j

en| que| lu|cen,| con| la es|tre|lla, 8 m

ver|so,| per|la,| plu|ma y| flor. 7 j

Ma|rga|ri|ta, es|tá |lin|da |la| mar, 9 a

y el| vien|to 3 b

lle|va e|sen|cia| de a|za|har: 9 a

tu a|lien|to 3 b

Ya |que| le|jos| de |mí| vas | a es|tar, 9 a

Guar|da,| ni|ña, un| gen|til| pen|sa|mien|to 10 B

Al |que un| dí|a |te| qui|so |con|tar 9 a

un |cuen|to. 3b

Léxico:

Azahar; Flor blanca, propia del naranjo, limonero y cidro; Ej.

- Mira como el naranjo en primavera de lindos brotes de azahar.

Malaquita; Mineral de carbonato de cobre, de color verde.

- En la mina de Chuquicamata uno de los minerales frecuentemente hallados es la malaquita.

Tisú; Tela de seda entretejida con hilos de oro o plata que pasan desde el haz al envés.

- ¿Prefieres un vestido de seda o tisú?

Primorosas; (primor) Persona de buenas cualidades

- Aquellas niñas son muy primorosas

Interpretación;

El poema “Margarita Debayle” fue escogido por nosotras, puesto que, nos parece interesante la manera en que se cuenta la historia, y la forma en que Rubén Darío lo hace es bastante descriptiva, ya que entrega características casi exactas, tanto de los objetos y las situaciones que se prestan en el desarrollo del poema, permitiendo así que la forma de entrar, establecer una conexión e imaginar los sentimientos del hablante lírico y con la historia misma. En este poema los sentimientos del padre hacia margarita no caen en lo melodramático como si pasa en la mayoría de los poemas que cuentan historias como la que se presenta en este. Creando así una lectura bastante grata y satisfactoria.

Como poema, nos parece bastante atrayente, por todo el trasfondo que presenta y como através de palabras y de un mundo ficticio se crea y narra una realidad que muchas veces es dura e incomoda, pero sin embargo, Darío, supo crear absolutamente lo contrario al momento de su lectura, ya que uno se hace completamente participe de las sensaciones y sentimientos entregados por el hablante lírico, permitiéndonos así el paso a un mar de sensaciones y experiencias contradictorias, pero totalmente agradables.