Leer Ensayo Completo Mercado Laboral Venezolano

Mercado Laboral Venezolano

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.870.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Eric 21 junio 2011

Palabras: 8076 | Páginas: 33

...

cio en el que se ofrecen y demandan mercaderías, las que son objeto de comercio. Debido a la naturaleza peculiar del trabajo, se ha establecido que el trabajo no puede ser considerado como una mercadería. Mas, sin embargo, debido al uso y costumbre se ha marcado con ese apelativo al capital humano que ofrece su trabajo al que lo demanda.

Contrario lo que se presenta es en realidad una relación de esclavitud cuyo intercambio se produce en un mercado de personas.

Evolución Histórica del Mercado Laboral Venezolano

En Venezuela, el mercado laboral, fue dado por la reinserción del país en el sistema de relaciones económicas internacionales, provocada a su vez, por la explotación y exportación de los hidrocarburos en la década de los años 20. Esta actividad económica disminuye de forma gradual e irreversible la producción tradicional del trabajo campesino y artesanal del venezolano, y opera como agente catalizador del desarrollo capitalista.

Antes de esa época, a finales de la guerra de independencia, Venezuela era una sociedad agrícola-pastoril, en la cual el trabajo y la casa eran la misma cosa para la gran mayoría de personas. A medida que el sistema capitalista se extendía, los individuos abandonaban el hogar por un salario en las industrias y establecimientos mercantiles. Lo que originó entonces la histórica clase trabajadora asalariada, con el éxodo de campesinos a las ciudades. (Valecillos, 1990).

En Venezuela los problemas de la economía laboral no han sido ampliamente abordados; se le ha dado mayor relevancia a la política monetaria y fiscal, partiendo de la premisa de que a través de la estabilización microeconomía y el crecimiento económico sostenido, se mejoraría la situación laboral del venezolano y se reduciría considerablemente el desempleo. Pero los elevados niveles de desempleo como un fenómeno relativamente nuevo, ha llamado la atención de la sociedad venezolana, pues pese a que un número apreciable de economías latinoamericanas incluyendo Venezuela han registrado incrementos en la tasa de producción, el nivel de vida de sus habitantes no ha mejorado.

Análisis de la situación actual:

Para analizar el estado y características del mercado de trabajo se utilizan una serie de indicadores. Los más importantes son:

• Población económicamente activa (PEA): es la cantidad de personas en una población edad de trabajar y que desean trabajar.

• Desempleo o desocupación: se refiere a las personas que integran la PEA y no se encuentran empleados.

• Subempleo: se refiere a las personas que trabajan menos tiempo que el que establece la jornada legal (usualmente entre 35 y 45 horas semanales).

• Índice de salario real: mide el aumento o disminución del promedio de los salarios en su poder de compra.

• Empleo informal: indicador muy utilizado pero sin una definición única. Se refiere a las personas que poseen empleos que carecen algunos elementos básicos: registración, protección legal, seguridad social, estabilidad, relación laboral, etc.

• Feminización: se refiere a la cantidad de mujeres presentes en un mercado de trabajo.

Las características del mercado laboral venezolano:

• Transición demográfica “potencialmente” genera una alta oferta laboral. Es decir, que el número de personas que ingresan al mercado laboral (personas con más de 15 años) es mucho más elevado que el número de personas que se retiran (personas mayores de 65 años).

• Alta informatización del empleo

• Creciente desempleo estructural

• El costo económico de la legislación laboral genera efectos adversos para la generación de empleo. Es decir, la Legislación laboral actual favorece el empleo, pero promueve indirectamente la informalidad y el desempleo.

• La ley del trabajo otorga muy poco espacio para modalidades de contratación tiempo determinado. Igualmente, está cerrando alternativas no solo laborales sino también industriales.

El retroceso laboral, ha sido una de las características negativas que han tenido los procesos de apertura tanto en Venezuela como en toda América Latina. Dicho fenómeno se ha agravado en Venezuela, por dos factores fundamentales:

1. - La recesión económica en los sectores productivos de finales de los noventa.

2. Su excesiva dependencia del comportamiento del precio del petróleo.

Venezuela es uno de los cinco países de la región latinoamericana donde la situación del empleo se deterioró entre 1999 y 2000, según el informe Panorama Laboral 2000 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Se ha advertido últimamente que la nación va recuperando sus niveles de empleo en la medida en que la economía venezolana y de la región se reactiva, aunque el período de recuperación de los niveles previos a la crisis es más largo para el desempleo que para el PIB.

En Venezuela escaló también el desempleo juvenil (de 26 a 28%, según la OIT). La tasa latinoamericana de desempleo abierto se ubica en 8,9%. La suma de la persistente desocupación con una elevada informalidad marca un momento difícil para los trabajadores de Venezuela. Apenas 32% de la población económicamente activa cuenta con un empleo formal.

De acuerdo con la Oficina Central de Estadística e Informática, la fuerza de trabajo de Venezuela alcanza a 10,2 millones de personas. Otro aspecto que marca el mercado laboral es la informalidad.

Al cabo de 2000, 54 % de los venezolanos en edad de trabajar se desempeñaba en el sector informal, sin contrato de trabajo ni beneficios de seguridad social, la mayoría en actividades por cuenta propia. La informalidad se extiende y se hace cada día más compleja sin que exista por parte del Estado una política coherente para afrontarla.

También como factor influyente en el mercado de trabajo, no se puede dejar de mencionar a la tecnología, ya que la misma, trae consecuencias favorables y desfavorables de las que se pueden destacar que en primer lugar es una herramienta básica para la búsqueda y colocación de personal (mas que todo calificado y con el grado mínimo de profesión) a través de los portales de empleo; pero, a su vez la misma es una limitante para un cúmulo de personas que no sabiendo manejar esta herramienta, tienen impedido la entrada a cierta clasificación de la demanda laboral.

También en Venezuela a diferencia de otros países, la incorporación de la mano de obra femenina se produjo en un momento de recesión económica, impulsada justamente por la caída de los ingresos de su familia, más que por un proceso de modernización económica, lo cual limita las características de la fuerza de trabajo femenina que se incorpora en el mercado laboral sin la posibilidad de invertir en su formación y capacitación para competir exitosamente.

Entre los factores responsables de la creciente participación de la mujer en el mercado laboral encontramos como los cambios en los estilos de vida facilitado por las innovaciones tecnológicas que han reducido y facilitado el trabajo en el hogar, cuando el ingreso real del marido sufre una disminución, se empuja a la mujer a generar ingresos adicionales para el hogar. Asimismo, existen otros como la elevación del nivel de escolaridad de la mujer, el aumento de la expectativa de vida y el menor número de niños por familia (Valecillos, 1990).

De acuerdo con Garnica (1999), el problema de la desocupación femenina no es tan leve como lo reflejan las estadísticas, puesto que esta tasa pudiera ser muy superior, sobre todo cuando se trata de mujeres que trabajan en las zonas rurales o de algunas ciudades del interior del país, donde la tradición y costumbre es a considerar el trabajo femenino como complementario, las mujeres que buscan empleo infructuosamente no se contabilizan como desempleadas o cesantes, sino como inactivas desempeñando oficios del hogar.

Composición y Clasificación de Mercado Laboral, en Relación a las Diferentes Actividades y Ramas de Industrias y Empresas del País:

Es un sistema de clasificación de datos e informaciones sobre las ocupaciones que facilita un marco para el análisis, la agregación y la descripción de los contenidos del trabajo, así como un sistema de niveles y áreas para ordenar las ocupaciones en el mercado de trabajo.

SENAI de Brasil, define la Clasificación Nacional de Ocupaciones como un sistema clasificatorio de las ocupaciones habituales de la población económicamente activa de un país. En Brasil se denomina la Clasificación Brasileña de Ocupaciones (CBO). Para SENA de Colombia, la clasificación nacional de ocupaciones, es la organización sistemática de las ocupaciones que se encuentran presentes en el mercado laboral colombiano, atendiendo a algunos principios o criterios de clasificación.

En el contexto de la Clasificación Internacional Uniforme de Ocupaciones (CIUO), una ocupación es entendida como un conjunto de empleos cuyas tareas presentan una gran similitud. A su vez, un empleo se define como un conjunto de tareas asignadas a una sola persona.

En estas clasificaciones ocupacionales se encuentran los grandes grupos definidos como áreas de desempeño; es decir, desaparecen las connotaciones de nivel educativo en la definición del área de competencia.

El Mercado Laboral puede segmentarse por sectores de actividades o por categorías (empresas metalúrgicas, de plásticos, bancos y entidades financieras, etc.) o por tamaños (organizaciones grandes, medianas, pequeñas, microempresas, etc.) e inclusive por regiones del país. Cada uno de estos segmentos tiene características propias.

Oferta de trabajo en Venezuela:

Es la solicitud de trabajadores y trabajadoras realizada por el empresariado (público o privado) en las oficinas de empleo o agencias privadas de colocación para cubrir un puesto de trabajo.

En Venezuela la oferta de trabajo es la totalidad de tiempo que las personas están dispuestas a invertir en un empleo remunerado y, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), está constituida por todas las personas mayores de 15 años con disposición y disponibilidad para trabajar en el período de referencia; también se le denomina población activa.

Existe otro grupo denominado población inactiva constituido por personas de 15 años que no trabajan, tampoco buscan empleo y hacen parte de las siguientes categorías en el período de referencia: estudiantes, quehaceres del hogar, rentistas, pensionados, jubilados, incapacitados para trabajar, trabajadores familiares no remunerados con menos de 15 horas trabajadas. El INE venezolano denomina a ambos grupos todas las personas mayores de 15 años como fuerza de trabajo (INE, 2005).

Características de la oferta de trabajo actualmente en Venezuela:

En Venezuela, la fuerza de trabajo se ha incrementado en casi el 10% durante los últimos 10 años, para representar el 68,2% del total de la población venezolana mayor de 15 años. Para Ugalde (2004), la oferta de trabajo tiende a incrementarse debido a:

1) factores demográficos que ubican en 3,5% el crecimiento de la fuerza laboral (envejecimiento de la población, que ahora es mayor de 15 años).

2) la inserción más rápida de la mano de obra joven que busca empleo a causa de la deserción escolar y factores educativos, y

3) la incorporación al mercado de trabajo de la mujer estimulada por el deterioro del nivel de ingresos real en el hogar.

El incremento de desocupados lo representan en su mayoría los cesantes (personas que han tenido empleo pero lo han perdido) porque la población que busca trabajo por primera vez se ha mantenido constante dentro de los desocupados. La porción de población desocupada también puede incluir a la población inactiva que ha decido buscar empleo, porque este grupo decreció con relación del total de la población mayor de 15 años. (INE, 2005).

(Cabrera, 2005). Lo anterior es corroborado por investigadores del Instituto de Estudios Superiores en Administración (IESA) Boza y Eduardo (2003) en un análisis realizado en Venezuela en el que se indica que alrededor de los relatos de desempleados, siempre se llega al tema de la educación como estrategia personal para combatir el desempleo; para la mayoría de los entrevistados lo más importante es el estudio, tanto en jóvenes como en adultos para incrementar su poder de competencia en los mercado laborales.

Igualmente, de acuerdo con Enright, Frances y Scott (1994), para inicios de la década de los años 90, precisamente la época cuando se produce el primer éxodo, la industria venezolana tiene gran escasez de personal técnico calificado, capaces de dar mantenimiento, mantener operando a las máquinas y dominar la tecnología adquirida de otros países; la mayoría de operadores de maquinaria en Venezuela tienen un nivel de educación precario, sólo han cursado el nivel básico o menos de 6 años de educación formal, en consecuencia, tienen problemas para leer los manuales de instrucción.

Según Monteferrante y Malvé (2004), la salida de venezolanos al exterior es un tema que merece ser estudiado a fondo, puesto que tal vez hoy las organizaciones venezolanas no puedan pagar o brindar la estabilidad y el desarrollo deseado por estos profesionales. Se trata entonces de mejorar las condiciones en que se van ha desarrollar sus carreras, lo cual significa pensar en sus necesidades y hacerlas coincidir con los objetivos y posibilidades de las organizaciones, poniendo énfasis en lograr una mejor vinculación entre las personas y las organizaciones existentes.

Otra alternativa es aumentar la comunicación con los estudiantes en el extranjero, y tratar de cerrar la brecha entre los niveles de vida de los profesionales en el extranjero y los venezolanos, e identificar las áreas prioritarias de estudio según las habilidades específicas requeridas para el desarrollo nacional, e incentivar y orientar a los estudiantes para que las adquieran.

Sectores de población activa

Sector primario (I): Está integrado por todos los individuos activos que extraen los productos del suelo o del subsuelo (agricultura, caza, pesca, explotación forestal, ganadería y minería).

Sector secundario (II): Incluye a los dedicados a la transformación de estos productos.

Sector terciario (III): Es el que no produce directamente, pero asegura con su trabajo la existencia de los otros dos sectores, y comprende los individuos dedicados a transporte, administración, comercio y servicios en general.

Fuga de talentos

Aparece en Venezuela a principios de los años 90. En Venezuela, se ha venido presentado el fenómeno de la inmigración de personas calificadas durante el proceso de ajuste económico en jóvenes profesionales, formados en la universidades venezolanas (financiadas con ingresos petroleros), los cuales fueron a nutrir los mercados de países desarrollados como EEUU y países de la Comunidad Económica Europea (Sequera, 1992).

Trabajar, trabajadores familiares no remunerados con menos de 15 horas trabajadas. El INE venezolano denomina a ambos grupos todas las personas mayores de 15 años como fuerza de trabajo (INE, 2005).

Sugerencia, opinión y aporte:

Al mercado laboral venezolano, le hace falta incrementar, ya sea por política o por economía la demanda de trabajo, motivado por el gran número de profesionales en búsqueda de empleos; esto sumado a la utilización de una regla general para captar un personal, sin que se vea involucrado el favoritismo por conocidos o recomendados, tanto en organismos privados como públicos.

Crear los centros de estudios necesarios para la capacitación del bachiller y el profesional.

En la medida de lo posible eliminar la exigencia de tiempo de experiencia al personal a ingresar.

Empleo: Es la realización de un trabajo bajo una relación contractual entre la persona que realiza las funciones y tareas del puesto y la empresa que contrata a dicho persona.

Empleo privado: Constituye el mercado compuesto por todas las personas ocupadas asalariadas del sector privado, es decir, que trabajan para un empresa privada que financia en su mayor parte con su propio capital, sin excluir que pueda recibir subvenciones públicas por otros conceptos.

Empleo público: Constituye el mercado compuesto por todas las personas ocupadas asalariadas del sector público, es decir, que trabajan no sólo como funcionariado o contratados laborales al servicio de la Administración Pública, sino, también como personal asalariado de la Administración Central, incluyendo los organismos autónomos administrativos; las Administraciones de la Seguridad Social, incluyendo las mutualidades del funcionariado; personal asalariado de administraciones de las Comunidades Autónomas; de la Administración Local, comprendiendo los Ayuntamientos y Diputaciones; las Empresas públicas e instituciones financieras públicas con mayoría de participación del sector público en su capital directamente o a través de otro organismo, y finalmente el personal activo de las fuerzas armadas.

El desempleo:

El desempleo puede definirse como la incapacidad de la economía para absorber el crecimiento de la fuerza laboral, y se presenta cuando la economía no es capaz de crear los empleos netos necesarios para ocupar a quienes entran por primera vez al mercado laboral. Sin embargo, esta capacidad neta no dependerá lo de la creación de nuevos empleos, sino también de la destrucción de empleos existentes. Por tal razón, una economía puede perder muchos puestos de trabajo, pero, si al mismo tiempo la tasa de creación de empleos nuevos es elevada, esto no significa generación de desempleo (Rodríguez, 2003).

Efectos sociales del desempleo:

Las estadísticas sobre desempleo no resumen ni su realidad ni su magnitud. Sólo basta con escuchar el testimonio de las personas que están desempleadas y de aquellos están trabajando en la economía informal, o prestan sus servicios por menos de 20 horas a la semana (subempleados), aún siendo profesionales o estar cualificados a cierto nivel y no han podido desarrollar todo su potencial laboral y, por tanto, se sienten desplazados, o al margen de la actividad económica.

La definición teórica de desempleo del INE y de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), no coincide con la definición del venezolano común, porque en la realidad abundan las actividades remuneradas que la población no considera trabajo. El análisis social del desempleo requiere un análisis semántico del desempleo comenzando por la distinción entre trabajar y conseguir dinero. Comúnmente en Venezuela se considera trabajo a una actividad regular y preferiblemente asociada a algún área de la propia especialidad, de no ser así, las personas se consideran desempleadas aunque reciban o consigan algún dinero; las actividades eventuales no se consideran trabajo, pues se piensa que es algo que se hace mientras que se consigue trabajo.

Posibles causas del desempleo:

Para Naim y Piñango (1999) la dificultad para encontrar empleo bien remunerado y estable ha sido un tema de larga trayectoria contemporánea. Usualmente el desempleo es un problema asociado a la población joven, debido a la gran masa de trabajadores que buscan empleo por primera vez. Pero, en la medida que va acumulando experiencia, tiende a especializarse y adquirir una formación específica que le impide cambiar de trabajo. Igualmente, las personas maduras tienen que a acumular antigüedad en las empresas en donde se desempeñan, lo cual según la legislación laboral vigente, implica una serie de indemnizaciones que no incentivan el despido.

De acuerdo Rodríguez (2003), otra posible causa del desempleo en Venezuela está relacionada con los niveles educativos lo cual tiene correspondencia con los supuestos de la teoría del capital humano. La situación es diferente para el resto de los niveles educativos, pues en estos grupos cuando se termina la primaria, aumenta la probabilidad de estar desempleado, al terminar el bachillerato esta posibilidad disminuye un poco. Esto significa que terminar la educación primaria y bachillerato es beneficioso para la población, dado que el futuro empleado obtendrá mayores ingresos, por lo que el retorno de la educación es positivo, es decir, que el costo de oportunidad durante los años de estudio son compensados con la remuneración obtenida con el empleo.

Según Naím y Piñango (1999), independientemente del nivel educacional y de las edades, el incremento de la producción de bienes y servicios en un país, tiende a expresarse en un aumento sustancial del número de empleos, pero todo depende de la composición del proceso productivo y de la dotación de capital (mecanización).

Oferta mayor que la demanda:

Situación en la que hay abundante disponibilidad de empleo. Hay exceso de ofertas de empleo por parte de las organizaciones y escasez de candidatos para satisfacerlas.

Consecuencias

|A LAS ORGANIZACIONES |A LOS CANDIDATOS |

|Elevada inversiones en reclutamiento, de lo cual resulta igualmente |Exceso de vacantes y de oportunidades de empleo en el |

|una cantidad de candidatos insuficiente o interior al patrón de |mercado de trabajo |

|calidad deseado. |Los candidatos seleccionan las organizaciones que les |

| |ofrezcan los mejores cargos, oportunidades, salarios y |

|Criterios de selección más flexibles y menos rigurosos para |beneficios sociales. |

|compensar la escasez de candidatos. |Las personas se predisponen a salir de sus organizaciones |

| |para probar oportunidades mejores en el mercado de |

|Elevadas inversiones en capacitación de personal para compensar la |trabajo, aumentando la rotación de personal. |

|falta de preparación de los candidatos. |Al mismo tiempo, las personas se sienten dueñas de la |

| |situación y comienzan a pedir reivindicaciones de aumentos|

|Ofertas salariales más seductoras para atraer más candidatos, |salariales y mejores beneficios sociales, se vuelven |

|ocasionando distorsiones en la política salarial de las |indisciplinadas, faltan al trabajo y se atrasan, |

|organizaciones. |aumentando el ausentismo. |

| | |

|Elevadas inversiones en beneficios sociales, tanto para atraer | |

|candidatos como para conservar al personal existente, ya que | |

|cualquier sustitución se hace prolongada y arriesgada. | |

| | |

|Fuerte competencia entre las organizaciones que disputan el mismo | |

|mercado de recursos humanos. | |

Oferta igual a la demanda

Situación de relativo equilibrio entre el volumen de ofertas de empleo y el volumen de candidatos para satisfacerlas, es decir, de demandas de empleo.

Oferta menor que la demanda

Situación en la que hay muy poca disponibilidad de ofertas de empleo por parte de las organizaciones; hay escasez de ofertas de empleo y exceso de candidatos para satisfacerlas.

Consecuencias.

|A LAS ORGANIZACIONES |A LOS CANDIDATOS |

|Bajas inversiones en reclutamiento, ya que hay un gran volumen|Escasez de vacantes y de oportunidades de empleo en el |

|de candidatos que buscan espontáneamente a las organizaciones.|mercado de trabajo |

| |Los candidatos pasan a competir entre sí para conseguir las |

|Criterios de selección más rígidos y rigurosos para aprovechar|pocas vacantes que surgen, ya sea presentando propuestas de |

|mejor la abundancia de candidatos presentados. |salarios mas bajos u ofreciéndose como candidatos a cargos |

| |inferiores a su calificación profesional. |

| | |

| |Las personas buscan afianzarse en las organizaciones, por |

|Muy bajas inversiones en capacitación, ya que la organización |temor de aumentar las filas de candidatos desempleados. |

|puede aprovechar los candidatos ya capacitados y con bastante |Al mismo tiempo, las personas prefieren no crear |

|experiencia previa... |dificultades en sus organizaciones, ni dar pie para posibles|

| |despidos, se vuelven más disciplinadas y procuran no faltar |

|Las organizaciones pueden hacer ofertas salariales más bajas |al trabajo ni atrasarse en él. |

|con relación a su propia política salarial, ya que los | |

|candidatos están dispuestos a aceptarlas. | |

| | |

|Muy bajas inversiones en beneficios sociales, ya que no hay | |

|necesidad de mecanismos de estabilización de personal. | |

| | |

|No hay competencia entre las organizaciones en cuanto al | |

|mercado de recursos humanos. | |

Las tres situaciones del mercado laboral

(GRÁFICO)

OFERTA DEMANDA MERCADO

DE DE DE EMPLEOS

EMPLEOS EMPLEOS EN OFERTA

OFERTA DEMANDA

DE DE EQUILIBRIO

EMPLEOS EMPLEOS

OFERTA DEMANDA MERCADO

DE DE DE EMPLEOS

EMPLEOS EMPLEOS EN DEMANDA

REFLEXIÓN

En el mercado de trabajo se transa el más importante y valioso recurso humano, el cual presenta unas características muy peculiares que merecen ser estudiadas por una rama de la Economía: la Economía Laboral. En Venezuela el mercado laboral ha sido poco abordado, pues otros temas económicos han ocupado las reflexiones económicas, sin embargo, el desempleo ha alcanzado cifras muy altas. Se ha convertido así, en el problema social más grave del venezolano común, por tanto, el desenvolvimiento del mercado laboral merece especial atención por parte de quienes están encargados de dirigir los destinos económicos del país. Como un espacio a la reflexión en torno a la problemática existente en el mercado laboral, en el presente trabajo se pretende analizar sus principales componentes con el fin de explicar y resumir algunas alternativas viables en torno a los desequilibrios evidenciados en dicho mercado.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

BETANCURT, FREIJE y MÁRQUEZ (1995). Mercado Laboral Instituciones Regulaciones. Ediciones IESA. Caracas, Venezuela

CHIAVENATO , IDALBERTO . Administración de Recursos Humanos Quinta Edición McGrawHill.-2002 Colombia.

DESSLER Gary. Administración de Personal

GARBI, E. (1991). La fuga de talentos. Ediciones IESA. Caracas, Venezuela.

www.monografias.com

www.El rincón del vago .com

[pic]