Leer Ensayo Completo Modos De Produccion Precapitalista Y Capitalista

Modos De Produccion Precapitalista Y Capitalista

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.943.000+ documentos

Categoría: Negocios

Enviado por: John0099 23 mayo 2011

Palabras: 3689 | Páginas: 15

...

ucir para otra, porque indudablemente hubiese perecido de hambre. Con respecto al desarrollo social el trabajo se realizaba colectivamente, mediante la cooperación simple y la economía era exclusivamente familiar, y la producción se limitaba a los miembros de la pequeña comunidad.

En la economía esclavista la sociedad humana ya ha alcanzado el empleo de herramientas de trabajo perfeccionada, la domestica de ganado, el paso de la autoridad y jefatura al patriarca, determinaron la nueva división del trabajo, segregándose los pueblos pastores de los meramente agrícolas, y mas tarde otra nueva división del trabajo según a cual, los oficios se separaron en la agricultura. La productividad del trabajo alcanzo hacer considerable, hasta el punto de llegarse a producir por el individuo, una cantidad de cosas de uso mayor que la consumida, de modo que pudieron almacenar alimentos y otras cosas. Fue así destacándose dentro del grupo un conjunto de personas que podían disponer cosas propias ya fueran los ganados, alimentos y otras cosas elaboradas por los diferentes oficios. Lo excedentes agrícolas eran cambiados por los productos de la ganadería, leche, carne, pieles, etc. Como ya señalamos anteriormente, todos estos factores determinaron el nacimiento de la propiedad privada sobre los instrumentos de trabajo y sobre los ganados y campo de cultivos, hasta culminar con la aparición de los esclavos. La esclavitud tuvo un carácter restringido, pues era escaso el numero de esclavos, sin el trabajo de estos llenase la función primordial en la producción. El paso al esclavismo fue posible gracias al desarrollo de las fuerzas productivas; al empleo de herramientas más perfectas, a la domesticación de importantes cantidades de animales, a la aparición de nuevas formas del trabajo y a la aparición de las relaciones de cambio. En esa etapa el esclavismo se trataba todavía de lo que se denominaba una economía natural donde los productos son elaborados para ser consumidos por la propia comunidad, directamente y no para negociar con ellos a través del cambio. En la segunda etapa del esclavismo corresponde a la nueva división de trabajo que se realiza con la aparición de los mercaderes, la producción de mercancía y el régimen de ganancia para los propietarios de los esclavos y de las tierras. Se trata ya de una sociedad basada en el mercado.

Por otro lado, en el régimen feudal la base del constante crecimiento de la economía esclavista era la conquista y la guerra, porque solo estas fuentes sumistraban abundante cantidad de esclavos baratos. Además, los ejércitos esclavistas eran formados por campesinos libres y artesanos. La propiedad privada de las tierras Iván engendrando, las desigualdades sociales entre sus distintos miembros. La independencia de las familias campesinas no pudo conservarse por mucho tiempo, y empezaron a seguir familias ricas al lado de familias pobres.

Por consiguiente, el feudalismo fue una etapa necesaria en el desarrollo histórico de la sociedad humana. Peor en el nuevo sistema los campesinos eran poseedores de sus propias tierras, así como de los instrumentos de labranza y a diferencia del esclavismo estaban interesados en su trabajo. La economía feudal se basaba en lo rural y en la agricultura, los productos de la artesanía y de los oficios eran muy escasos y tenían muy poca importancia en el conjunto de la producción.

La jornada del trabajo del campesino se dividía en dos grandes partes. Una primera parte la es cual el campesino producía lo necesario para vivir y otra parte, cuyo frutos entregaba en forma de tributo o renta de la tierra al señor feudal.

Ley de La Correspondencia entre las relaciones de producción y el carácter de las fuerzas productivas:

Ley económica objetiva del desarrollo de la sociedad y que actúa en todas las formaciones económico-sociales. Determina la acción recíproca entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción revelando el nexo causal interno y la interdependencia de estos dos aspectos del modo de producción. Las fuerzas productivas son el elemento más revolucionario y móvil de la producción. Primero se desarrollan y modifican las fuerzas productivas. Como resultado de estos cambios, se desarrollan y se transforman las reacciones de producción. Las relaciones de producción constituyen una forma de desarrollo de las fuerzas productivas, de cuyo nivel y carácter dependen. Al mismo tiempo, dichas relaciones poseen una cierta independencia y actúan, a su vez, sobre el desenvolvimiento de las fuerzas productivas. Si las relaciones de producción corresponden al nivel y al carácter de las fuerzas productivas, aceleran su avance, se convierten en su motor. Al contrario, si las relaciones de producción se rezagan respecto al desarrollo de las fuerzas productivas y dejan de corresponder al carácter de estas últimas, constituyen un obstáculo para el progreso de la producción. Tarde o temprano, como lo prueba la historia del desarrollo de la sociedad, las relaciones de producción caducas han de ser sustituidas por otras, nuevas. La ley de la correspondencia entre las relaciones de producción y el carácter de las fuerzas productivas condicione la sustitución de las formaciones económico-sociales, la transición de un régimen social a otro transición que, en las sociedades antagónicas de clase, se efectúa en encarnizada lucha de clases, por medio de la revolución social. En correspondencia con esta ley, surge la necesidad y la posibilidad objetivas de poner fin al régimen capitalista e implantar el socialista. Las relaciones de producción capitalistas, basadas en la propiedad privada sobre los medios de producción, se encuentran en conflicto con el carácter social de las poderosas fuerzas productivas modernas. La prueba está en los bajos ritmos de crecimiento de la producción, en las crisis económicas, en el hecho de que se trabaja constantemente por debajo del potencial de producción, en la desocupación crónica. Después de desarrollar de manera gigantesca las fuerzas productivas, el capitalismo no las utiliza en interés de la sociedad, sino con vistas al enriquecimiento de un pequeño grupo, de un puñado de explotadores. El capitalismo se ha trocado en un inmenso obstáculo del progreso social. La humanidad entra en el período de la revolución científico-técnica, mas las relaciones de producción del capitalismo resultan excesivamente estrechas para tal revolución, para que la sociedad pueda utilizar plenamente todos los resultados de la ciencia, de la técnica y de la cultura. El creciente conflicto entre las acrecentadas fuerzas productivas y las viejas relaciones de producción exige que se liquide la envoltura capitalista, que se liberen las poderosas fuerzas productivas creadas por el hombre y que se orienten hacia el bien de toda la sociedad. Esto solo puede hacerlo el socialismo. En el régimen socialista, gracias al dominio de la propiedad social sobre los medios de producción y al carácter planificado de la economía nacional las relaciones de producción se encuentran en consonancia con el carácter de las fuerzas productivas. Ello ofrece amplias perspectivas al desenvolvimiento acelerado y sin crisis de las fuerzas productivas socialistas. También bajo el socialismo surgen contradicciones entre las fuerzas productivas y algunos aspectos de las relaciones de producción. Pero no son contradicciones antagónicas, no dan origen a conflictos sociales, pues no existen clases interesadas en conservar relaciones de producción viejas, caducas. En el curso de la edificación comunista, el Partido Comunista y el Estado socialista descubren a su debido tiempo los elementos rezagados de las relaciones de producción y los modifican. A medida que se desarrollan las fuerzas productivas, que se va creando la base material y técnica del comunismo y avanza la educación comunista de los trabajadores, las relaciones socialistas de producción se perfeccionan y se van transformando en comunistas.

Relaciones de producción, de propiedad, de distribución y de clases sociales

La más importante de las relaciones de producción son las relaciones de propiedad sobre los medios de producción, pero también forman parte de ellas el proceso productivo y de distribución. Toda producción significa apropiación por el hombre, de algunas cosas de la naturaleza. Las relaciones de producción se establecen espontáneamente entre los hombres, con ocasión de la producción de los vienes materiales. Sea q la propiedad se establezca con carácter social, es decir colectivo, como en el grupo primitivo.

Del mismo modo también se refieren a las relaciones de producción de las formas de distribución de los vienes materiales producidos, es decir, a la parte que a cada categoría de individuos corresponde el reparto de las riquezas.

De acuerdo con las relaciones de distribución estas sirven de nexo, de enlace entre la producción y el consumo. Naturalmente, el sistema de propiedad imperante en cada caso y en las diferentes fases de de evolución social, viene a determinar el puesto que cada quien ocupa en la producción y en el reparto de lo producido, es decir, que constituye uno de los problemas decisivos en la estructura económica de un país cualquiera.

Desarrollo Histórico de la producción Capitalista

Desarrollo de las fuerzas productivas en los modos de producción tanto en el capitalismo comercial industrial como en el monopolista y capitalismo global.

El régimen capitalista sustituyó al modo feudal de producción. Constituye una organización social dividida en dos clases fundamentales, cuyos intereses son diametralmente opuestos: la clase de los capitalistas, propietarios de los medios de producción, y la clase de los proletarios, carentes de propiedad y de medios de subsistencia, por lo que, ante la amenaza del hambre, se ven obligados a vender constantemente su fuerza de trabajo a los capitalistas. El capitalismo es la última formación económico-social basada en la propiedad privada y en la explotación del hombre por el hombre. Su ley económica cardinal, su hierra motriz y su principal estimulo radican en la producción y en la apropiación de la plusvalía, que tiene como fuente el trabajo no retribuido de los obreros asalariados. En comparación con el feudalismo, el modo capitalista de producción es más progresivo, pues ha elevado a un nivel superior el desarrollo de las fuerzas productivas de la sociedad, ha aumentado sensiblemente la productividad del trabajo social, ha llevado a cabo en proporciones inmensas la socialización del trabajo y de la producción, ha incrementado en gran medida el volumen de la producción y ha elevado su nivel técnico. Después de desarrollar hasta dimensiones antes nunca vistas las fuerzas productivas sociales, el régimen capitalista, en virtud de las contradicciones internas antagónicas que le son inherentes, de sus vicios y lacras, ha condenado a una gran parte da la sociedad, a los trabajadores, a la ruina y a la miseria, pues son fundamentalmente los capitalistas quienes se apropian de todos los beneficios que origina el incremente de la producción social. La economía capitalista se halla regulada por leyes económicas espontáneas, se desarrolla de manera anárquica, se ve alterada por las crisis económicas de superproducción; en su afán de ganancias los capitalistas sostienen entre si una enconada lucha competitiva. El crecimiento de la concentración y de la centralización del capital hace que éste se socialice, que en un polo se acumulen las riquezas, y en otro empeore la situación del proletariado y se arruinen los pequeños productores. La contradicción fundamental del modo capitalista de producción es la que se da entre el carácter social de la producción y la forma capitalista privada de apropiación. El capitalismo confiere a la producción un carácter social, pero de los resultados del trabajo se apropian los capitalistas. Esta contradicción principal del capitalismo; la contradicción entre el carácter social de la producción y la forma capitalista privada de apropiación se manifiesta en la anarquía de la producción, hace que la demanda solvente de la sociedad quede rezagada de la ampliación de la producción y conduce periódicamente a destructoras crisis económicas. A su vez las crisis y los períodos de estancamiento industrial arruinan todavía más a los pequeños productores, aumentan la dependencia en que el trabajo asalariado se encuentra del capital, conducen aun más rápidamente a la depauperación relativa, y a veces absoluta, de la clase obrera". Durante las crisis económicas, tiene lugar una destrucción en masa de las fuerzas productivas, se debilite la fuerza productiva fundamental de la sociedad: los trabajadores, se incrementa en grandes proporciones la desocupación, masas enormes de personas son arrancadas del trabajo productivo, una gran parte de las instalaciones de las empresas capitalistas quedan sin utilizar, no funcionan, y a veces son objeto de destrucción física. A medida que el capitalismo se va desarrollando, se eleva el prado de explotación de la clase obrera, se agudizan todas las contradicciones del modo capitalista de producción, se intensifica y se hace cada vez más enconada la lucha de clases. Estas contradicciones se ahondan y adquieren singular agudeza al transformarse el capitalismo en imperialismo, sobre todo en el período de la crisis general del capitalismo. El dominio del capital monopolista en la economía y en la política de los países capitalistas agudiza hasta limites extremos los conflictos de clase y económicos del régimen capitalista. La tendencia a la descomposición y el parasitismo, la creciente desigualdad en el desarrollo económico y político de los países capitalistas en la época del imperialismo y de la crisis general del sistema capitalista de economía, debilitan aun más las bases del modo capitalista de producción. El capitalismo no está en condiciones de dominar las fuerzas productivas creadas por él mismo, que han rebasado las relaciones capitalistas de producción, las cuales se han convertido en grilletes para el libre crecimiento ulterior de aquéllas. Históricamente, el capitalismo moderno ha dado ya de si cuanto podía dar y ha de ser sustituido por un régimen más progresivo: el socialista. En las entrañas de la sociedad burguesa, en el proceso del desarrollo de la producción capitalista se crean las premisas materiales objetivas para pasar al socialismo. Bajo el capitalismo, crece, se cohesiona y se organiza la clase obrera que, en alianza con los campesinos y al frente de todos los trabajadores, constituye una poderosa fuerza social capaz de derrocar al caduco régimen capitalista y sustituirlo por el socialismo. Por primera vez en la historia de la humanidad, el régimen capitalista de producción fue destruido en Rusia gracias a la victoria de la Gran Revolución Socialista de Octubre, bajo la dirección del Partido Comunista. A consecuencia de las revoluciones socialistas de varios países que comprenden más de un tercio de la población del globo terráqueo y una cuarta parte de su territorio. El capitalismo ha dejado de ser un sistema económico extendido por todo el orbe. "La liquidación del régimen capitalista en un numeroso grupo de países, el desarrollo y reforzamiento del sistema socialista mundial, la desintegración del sistema colonial y el hundimiento de los viejos imperios, el desplome de la estructura económica colonial de los países liberados, la ampliación de los lazos económicos entre estos países y el mundo del socialismo, todo ello ahonda la crisis de la economía capitalista mundial". Bajo el influjo de los enormes éxitos económicos de los países socialistas, bajo los golpes del movimiento obrero en los países capitalistas y de la lucha de liberación nacional de los pueblos oprimidos, el capitalismo será barrido para siempre.

Estado liberal

Es el que protege la libertad, protege los derechos individuales de forma que este tipo de estado surgen de la tradición liberal. Desde el punto de vista liberalismo se cree que el individuo constituye el núcleo de la actuación política, los individuos pueden perseguir sus intereses de acuerdo a las reglas de la competencia económica y del libre intercambio sin que tenga que ser cortadas por el poder publico.

Las funciones básicas del estado liberal se clásicas en la protección de la vida de sus miembros, mantener la seguridad, reducir el miedo y la incertidumbre, crear la paz civil, asegurar el derecho de la propiedad y facilitar el comercio.

Estado reglamentario

Tiene como principal función la seguridad nacional; el cumplimiento de las leyes principalmente las de los derechos e propiedad; además de mantener la sana convivencia entre los ciudadanos; entre otros.

La competencia

Se refiere a la existencia de un gran numero de empresas o personas las cuales realizan la oferta y venta de un producto en un mercado determinado, en el cual también existen unas personas o empresas, denominadas consumidores o demandantes, las cuales, según sus preferencias y necesidades, les compran o demandan eso productos a los oferentes. La libre competencia, que regia anteriormente, aniquilo a muchos productores en beneficio de otros, y determinar la formación de empresas cada vez mayores. Los capitalistas se fueron centralizando en un número cada vez menor de personas. De modo que la competencia preparo el trancito a la dominación de los monopolios.

El monopolio

Por su organización, es una agrupación de empresas en las que se concentra una parte importante de la producción o de la venta de una rama de productos. Tal dominio de la producción les permite restringir la competencia, elevar los precios y eliminar a los competidores. La elevación de los precios asegura a los monopolios grandes ganancias.

Los monopolios aceleran y refuerzan la concentración haciendo todavía más irritantes las desigualdades sociales. La opinión pública en todos los países es hostil a los monopolios y desea su destrucción, su control o nacionalización.

Algunos economistas creen que los monopolios evitan los males del régimen capitalista al eliminar la competencia y la anarquía de la producción. Es Totalmente falso ya que los monopolios nacieron de la libre competencia, pero no la eliminan, si no que coexisten con ellas y crean una serie de contradicciones y conflictos.

La comunicación

Las vías de comunicación se aplican a transmitir el pensamiento y establecer continuas relaciones entre los productores más lejanos. Los correos, así como los telégrafos dedicados particularmente a ese fin, son uno de los progresos más estimables y uno de los agentes más eficaces de la vida económica moderna.

Los medios de comunicación, en tanto que sirven para los fines de la industria, han de ser procurados por ella misma. Empresas particulares y asociaciones constituidas al efecto deben construir libremente los caminos y establecer los correos y los telégrafos en la forma que reclamen las necesidades generales, sin que sea precisa para ello ni se justifique siquiera la intervención del Estado en ese asunto. Sin embargo, los Gobiernos han menester también de los medíos de comunicación para cumplir sus funciones, y no hay razón para que hayan de estar a merced de las empresas y los intereses privados.

Estados de la superestructura

La superestructura en cuanto a lo jurídico-político están formadas por el conjunto de normas, leyes instituciones y formas de poder político que, condicionados por la estructura productiva, ordenen y controlen el funcionamiento de la actividad productiva de los ciudadanos. Según la superestructura ideológica esta condicionada por la estructura económica, no solo desvirtúan la realidad, si no que se presentan también como sistemas de justificación de la misma realidad. Constituye, pues el conjunto de ideas, creencias, etc.

Estados de la estructura

Estos vendrían a ser las fuerzas productivas y las relaciones de producción.

Las fuerzas productivas entiende Marx, en primer lugar la materia objeto de transformación, a partir de la que se espera obtener un producto determinado. En segundó lugar, la actividad del trabajador su capacidad de trabajo que es denominada fuerza de trabajo. Por ultimo los medios para realizar el trabajo ya sean los útiles, herramientas, etc. necesarios para obtener los productos deseados.

De acuerdo con las relaciones de producción estas favorecen inicialmente el desarrollo de las fuerzas productivas, pero a medida que las fuerzas productivas se van desarrollando, terminan por entrar en contradicción con las relaciones de producción existentes, convirtiéndose estas en una traba para el desarrollo de aquellas, lo que provoca una revolución social que concluyen en las sustitución de las viejas relaciones de producción por otras nuevas, adecuadas al grado de desarrollo de las fuerzas productivas. Tales contradicciones y las resoluciones de las mismas, determinadas por procesos estrictamente materiales, seria el elemento que configura a la sociedad y es el motor de la historia.

Introducción

El siguiente trabajo tiene como finalidad facilitar conocimientos de los modos de producción tanto en el modo precapitalista como en el capitalista y dentro de ellos el estado de las fuerzas productivas, mediante la fuerza de trabajo, recursos, instrumentación de producción y también el estado de las relaciones de producción ya sean de propiedad, de distribución y de clases sociales. Se explicara la ley general de la correspondencia entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción.

Por otro lado, se vera reflejado en el siguiente trabajo la función del estado liberal y del estado reglamentario, así como también la competencia y el monopolio y las comunicaciones como medio para la economía. Igualmente estarán presentes los estados de la superestructura y la estructura.