Leer Ensayo Completo Origen Del Idioma Español

Origen Del Idioma Español

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.614.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Ledesma 22 junio 2011

Palabras: 3917 | Páginas: 16

...

n la Península y contribuyeron a la formación del español, en mayor o menor grado. Los romanos desalojaron de la Península a los cartagineses en el siglo III antes de Cristo.

Roma tenía una cultura muy avanzada y una magnifica organización política, jurídica, militar y social. Además de su religión y de sus leyes, Roma impuso en la península su lengua, el latín, el cual predomino sobre las otras lenguas habladas allí. Pero este latín que Roma impuso no fue el latín clásico o literario de la lengua escrita, empleada por los literarios y enseñada en las escuelas. Fue el latín vulgar, es decir, el hablado por el vulgo, por el pueblo: soldados, comerciantes, magistrados, obreros, etc. Fue ese latín el que más se transformó y el que contribuyó, en gran parte, a la formación del español. Aproximadamente el 70% de las palabras de éste provienen del latín.

En la Península, el latín vulgar sufrió la influencia de las lenguas existentes; adquirió nuevas palabras y modifico su sintaxis. De ahí que se formara un latín-español, hablado desde la romanización de la Península.

Proceso de romanización y lenguas romances o neolatinas.

➢ Invasión de los bárbaros.

En el siglo V, después de Cristo, los llamados bárbaros de norte de Europa: alanos, suevos, Vándalos, burgundios, visigodos, invaden el Imperio Romano, con las siguientes consecuencias: las provincias romanas quedan aisladas unas de las otras por el abandono y descuido de los caminos que las unían, la barbarie de estos pueblos invasores sustituyeron ya la cultura y civilización de los romanos; sin embargo, continúa predominando el latín vulgar, pues los bárbaros tienen muy diversas lenguas y ninguna de ellas de impone a las demás.

➢ Lenguas Romances o neolatinas.

Las lenguas romances o neolatinas, son lenguas nacidas del latín vulgar. Al producirse el aislamiento de las provincias del Imperio Romano, el latín vulgar hablado en ellas, se va diferenciando hasta llegar a constituir cada uno de los idiomas modernos: español, portugués, italiano, francés, rumano, sardo (hablado en Cerdeña) y el catalán (hablado en una región de España).

De manera, que el español no es más que un latín evolucionado, lo mismo que las demás lenguas romances o neolatinas.

Siglo, duración e influencia sociocultural de la invasión árabe.

La Permanencia de los árabes en España duro ocho siglos, iniciaba con la invasión en el 711 y terminaba en 1492 con la caída del reino de Granada, dio lugar a que en esos siglos en que se alternaban las guerras y los periodos de paz, pasaran multitud de vocablos árabes—arabismos—a las lenguas neolatinas que se formaban en la Península, sobre todo por la superioridad de la civilización y la cultura árabe en comparación con la de los cristianos españoles.

➢ Influencia sociocultural:

▪ El castellano recogió mas de 4.000 palabras árabes, unas de carácter bélico, como atalaya, alcázar, alférez; otras, voces referentes a la agricultura: berenjena, arroz, zanahoria, azúcar, algodón; palabras sobre la industria y el comercio: taza, alfiler, almacén, tarifa; voces de vivienda o de vestidos: barrio, aldea, azotea, almohada; palabras de origen jurídico; alcalde, albacea; voces científicas: cifra, algebra, química; nombre de lugares o toponímicos: Alcalá(castillo), Medina(ciudad), Guadalajara ( río de las piedras).

▪ La influencia del árabe se advierte también en numerosos rasgos fonéticos del español. Unos de los más característicos es el sonido de la J, que no aparece en otros idiomas neolatinos o romances.

▪ Los árabes transmiten el conocimiento griego en el área de la filosofía y las ciencias.

▪ Córdova, la capital del califato en la Península, se transforma en el centro cultural de Occidente.

▪ La influencia en la arquitectura es muy importante, como lo puedes corroborar en las mezquitas que hay en las distintas provincias de Andalucía, en la Alhambra de Córdoba, la Giralda de Sevilla, o las murallas construidas para la defensa de sus ciudades.

Primeras muestras escritas en castellano.

➢ Las glosas.

Las glosas son palabras nuevas escritas en el margen de viejos códices latinos para la mejor comprensión del texto. “Son – dice Menéndez Pidal, refiriéndose a las dos mas conocidas— explicaciones ocasionales, que un monje fue poniendo al margen y entre líneas de sendos libros latinos, para facilitar a los lectores indoctos la inteligencia de vocablos y frases de la lengua eclesiástica”. Las más antiguas son:

▪ Glosas Emilianenses. Datan del siglo IX o X y pertenecen al monasterio de San Millán, en la Rioja. Es una simple traducción del texto latino al lenguaje vulgar, y son propiedad de la biblioteca de la Academia de la Historia.

▪ Glosas Silentes. Datan del siglo X y fueron escritas en el convento de Silos, en Castilla. Pertenecen en la actualidad al Museo Británico, y las publicó por primera vez Priebson en 1895.

Los diplomas y las glosas de los siglos IX y X estudiados por Menéndez Pidal y otros eruditos, han permitido documentar la extraña lengua—mezcla de latín y de voces y giros nuevos— que era el romance en el siglo XI.

➢ El Cantar del Mío Cid.

En el siglo XII un Poeta anónimo crea el primer monumento literario de nuestro idioma: El poema el Mío Cid. En este poema épico se cantan las hazañas del célebre guerrero castellano, Rodrigo Díaz de Vivar, y también se narran las bodas de sus dos hijas. De manera, que ya en el siglo XII el castellano era una lengua independizada del latín desde el punto de vista literario.

El Cantar de Mío Cid es el único conservado casi completo de su género en la literatura española y alcanza un gran valor literario por la maestría de su estilo.

Los hechos más importantes que contribuyen al desarrollo y consolidación del castellano.

➢ Alfonso X.

Alfonso X, El Sabio, llamado el Padre del Castellano, pues fue quien lo oficializo y lo hizo obligatorio en documentos públicos en los cuales se empleaba el latín, fue rey de Castilla y de León (1252-1284).

La importancia de Alfonso X, reside en que intento conseguir libros de todas las partes del mundo y mandó traducir al castellano los más importantes. Con su labor, el léxico se enriqueció con la incorporación de muchos neologismos que pertenecen al ámbito científico, nunca antes empleadas en el lenguaje vulgar, y la sintaxis alcanzo una mayor flexibilidad con la introducción de numerosos nexos conjuntivos.

De su extensa obra literaria destacan: el “Fuero Real de Castilla”, el “Espéculo” y las “Siete Partidas”.

➢ Descubrimiento de América e importancia.

En 1492 América es descubierta por los españoles. Con la conquista y colonización de América, el español difunde por todo un vasto continente la luz de la civilización europea, con excepción de Canadá, Estados Unidos de Norte América, Brasil, las Guayanas y algunas pequeñas islas del Mar Caribe; que fueron colonizados por otras naciones.

Pasa el idioma castellano al Nuevo Mundo, en donde se enriquecería de modo insospechado al adquirir los vocablos nueva significación en boca de los conquistadores y al servirse ellos mismos de voces propias de las lenguas americanas para dar nombre a cada cosa nueva que aparecía ante sus ojos.

➢ La primera gramática.

En 1492 Elio Antonio de Nebrija publica la primera gramática castellana, trata de fijar por vez primera las normas de la lengua española, que ya para entonces florecía de manera magistral en las Coplas de Jorge Manrique. De este modo, Lebrija le otorga al castellano, una lengua vernácula, el mismo rango epistemológico que al latín; además de objeto de estudio, el castellano proporciona las herramientas metalingüísticas de descripción.

Vaticinio sorprendente si se tiene en cuenta que, en el momento en que esta gramática era presentada a Isabel de Castilla, la Católica, Cristóbal Colón estaba cruzando el Océano Atlántico para, casi dos meses más tarde, descubrir el Nuevo Mundo, una tierra ignota a partir de la cual aquella "lengua vulgar" nacida en un rincón de Castilla se proyectaría hacia su destino de gran lengua internacional del tercer milenio.

➢ La caída de Granada.

Cae Granada en 1492, con ello termina la ocupación árabe y el español es ahora la lengua oficial de la Península, excepto del territorio de Portugal.

Castilla redondea su política de unificación y de liderazgo con los logros de la Reina Isabel al traer su Corte itinerante eruditos humanistas, poetas, y traductores extranjeros. Creó con Cisneros la Universidad de Alcalá de Henares y allí se preparo la edición de la Biblia Políglota en griego, latín y hebreo, se impulso el estudio del latín clásico. La política lingüística de Isabel combino el estudio de las lenguas clásicas con la “castellanización” de las regiones recién conquistadas.

El español en Santo Domingo.

¿Por qué en la República Dominicana se habla la lengua española?

El castellano llegó a Santo Domingo con los españoles que descubrieron la isla y al igual que sucedió en los demás países de América Latina, este nuevo idioma desplazó por completo las lenguas de los aborígenes (lengua taina, lengua ciguaya y lengua macojire), hasta hacer que desaparecieran totalmente.

No se tiene precisión sobre a partir de cuando puede hablarse de un español dominicano propiamente dicho, pero, obviamente, los colonizadores que se establecieron en la isla y asimilaron palabras de las lenguas locales fueron los que iniciaron el proceso de creación del dialecto dominicano.

Características más notorias del español dominicano.

Con el paso del tiempo por evolución natural, adecuación idiomática, influencias del español de otros países y de otras lenguas, se ha constituido lo que conocemos como el español dominicano y que Carlise González Tapia define como “ la modalidad dialectal del español general que se habla en la República Dominicana y que presenta características particulares en el orden fonético, en las construcciones morfosintacticas y en el vocabulario y los distintos significados de los vocablos, con relación a los demás dialectos del español general”. Por otra parte se dice que nuestro español es arcaizante, debido en parte, a los años de aislamiento en que se mantuvo el país por la tiranía trujillista. Ejemplo de esas expresiones envejecidas o que van envejeciendo fuera de Santo Domingo, pero que aquí circulan, o circulaban hasta hace poco son: anafe, apeñuscado, mata (planta)…

➢ El seseo dominicano.

El seseo dominicano Igual que sucedió en el resto de los países hispanoamericanos, en la República Dominicana, los antiguos fonemas que la grafía medieval y la clásica representada con s, ss, c y z se unificaron en el fonema sordo /s/. Ejemplo: nesesarias, conssiente, haser, corasón.

➢ Eliminación de la /s/.

En las clases populares y campesinas, por lo general, se aspira la S final de sílaba, y ésta es quizá la característica más notoria del español dominicano actual: má comida, por más comida; eso pantalone, por esos pantalones; tu sabe, por tu sabes, etc.

La S ubicada en medio de palabras, también se aspira en nuestro medio, en condiciones similares a las de la S final de sílaba y de palabra: epérate, por espérate; contancia, por constancia; ecuela, por escuela, etc.

En personas de nivel alto y medio se produce una aspiración de la /s/, pronunciándose como una /j/: tardajte por tardaste.

Igualmente se aspira la S en el grupo ST: tar por estar, etufa por estufa, etc.

➢ Yeísmo.

Consiste en la pronunciación de ll como y. Ejemplos: botella, fallecimiento, llamada, etc. Este fenómeno se generalizó en toda Hispanoamérica desde el siglo XVII. Se entiende que a su rápida propagación "es posible que contribuyera la pronunciación de los esclavos africanos quienes, como se sabe, solían ser yeístas".

➢ Beísmo.

Este fenómeno lingüístico está igualmente generalizado en toda Hispanoamérica y consiste en la pronunciación indiferenciada del sonido /b/, independientemente de que la palabra lleve en su ortografía una /b/ o /v/. De esa forma se ha eliminado en el lenguaje hablado el antiguo sonido de la /v/. Ejemplos: bisita por visita, baca por vaca, etc.

➢ Vocales.

Entre los dominicanos existe una notoria tendencia a la nasalización de las vocales. En las zonas rurales y personas pertenecientes a clases populares muchas vocales resultan nasalizadas por asimilación o metafonía cuando aparecen consonantes nasales en la misma palabra o en otra vecina. Ejemplos: romana, cuando, trabajando, como, etc.

"La E inacentuada, en los medios rural y popular, si va seguida de A se convierte en i: apiai por apear, jarrai por arrear. La E seguida de O, con frecuencia se convierte en i: pioi por peor, Lionel por Leonel. La E se transforma por disimilación en i: ojiao por ojeado.

La I sufre cambios muchas veces por supresión, como en sencia por ciencia; por cambio de lugar en una palabra, suida por ciudad; dislocación por acento, como cáida por caída, y sustitución como memo por mismo.

La O también ofrece cambios en el lenguaje popular; los casos más frecuentes son la sustitución por la U, como podemos observar en tualla por toalla, tuavía por todavía.

El diptongo IO en algunos casos se transforma en O como ocurre en Antoño por Antonio".

➢ Consonantes.

Bilabiales: Las consonantes B y V, como ya dijimos, se pronuncian sin alteración cuando son iniciales o están en posición intermedia: banco, barro, vaso, vida, bambú, navega.

En el lenguaje campesino, a veces, la B se cambia por G, como en agüela por abuela, güeno por bueno, güeita por vuelta. Esto es frecuente en las oclusivas sonoras.

En la palabra vagamundo por vagabundo la B se convierte en M.

El sonido bilabial de la P inicial, media o intervocálica no sufre alteración: pera, propina, papá.

En el grupo Ps, se pierde: así cáusula por cápsula.

La P seguida de T, desaparece: aspeto, por aspecto, conseto por concepto.

El sonido fricativo de la F, no sufre alteración: Fragoso, farfullero. Pero en algunos casos su sonido se sustituye, en el lenguaje popular, por el de la J. Así Juimos por fuimos, ajuera por afuera.

La D inicial, en la lengua vulgar se aspira, en las voces onde por donde, enú por desnudo.

Existe el caso contrario que es agregar la D al principio de algunas palabras: diba por iba, dentro por entró.

En la lengua vulgar la D final se pierde también: verdá por verdad, amistá por amistad, uté por usted.

En algunos casos se agrega al final de algunas palabras la sílaba DE: vide por vi (forma arcaica). El grupo DM y DV se vocaliza, es decir se convierte en I: aimití por admitir, aiveití por advertir, y con frecuencia ambos grupos se convierten en L o R, aimití y alvertí, este cambio no es sólo propio del lenguaje del Cibao, sino de todas las regiones del país.

La D antes de N, en muchos casos se pierde, como aonde, por adonde, onde por donde.

Velares: la C seguida de O y de U es velar oclusiva: cama, cubo (con sonido de K). En posición inicial se conserva: casa, cuna.

La C final sólo se conserva en voces cultas, por consiguiente, se pierde en el lenguaje vulgar: Isa por Isaac.

La C seguida de E y de Y tiene sonido de S: sielo por cielo; sinta por cinta.

La C formando parte del grupo CT desaparece: dotoi por doctor; en el mismo grupo, la C a veces se vocaliza: faitura por factura; aituai por actuar.

En el grupo CC, también se vocaliza aisión por acción, y como le ocurre a la R en este caso también, según la región es sustituida por Y, o por R: aisión y arsión, por acción.

La J: la J inicial siempre se pronuncia: junta, jaula, jamás; pero en posición intermedia con mucha frecuencia sustituye a la H, así: jalai, por halar, bojío por bohío, jamaca por hamaca. En los pocos casos que existen en español de J final, en ellos ésta se pierde: reló por reloj.

La G: la G, que es consonante sorda en los sonidos ge, gi: Gengibre, gina, es sonora en las combinaciones ga, go, gue: Gavillero, gozo, guerra. La G intermedia permanece sin alteración: mago, ruego, final no existe.

La G seguida de N, generalmente pierde su sonido: inorante por ignorante; indino por indigno.

La L: consonante alveolar, en posición inicial permanece igual: ladera, lino, lima. En posición intermedia se convierte en 1: saito por salto, buito por bulto. Cuando es final, ocurre lo mismo, se convierte en : animai por animal, fiel por fiel.

La Z: esta consonante se sustituye por la S. En la palabra pez, la Z final se sustituye por J: peje.

Mapa de la República Dominicana (división de las cinco zonas lingüísticas).

Características regionales:

Si se toma en cuenta la forma de hablar de nuestro país, debemos admitir que se hace necesario dividirlo en varias regiones que tienen características particulares. Estas regiones son: La Región Norte o Cibao, la Región Suroeste, la Región Este, el Distrito Nacional y Samaná. Aún en estas regiones, es posible encontrar diferencias entre el lenguaje urbano y el rural.

➢ Región Norte o cibao.

La característica principal del habla de la región cibaeña, sobre todo notoria en las zonas rurales, es la sustitución de las consonantes R y L por I: persona por persona, parecei por parecer, Maicao por malvado, cortina por cortina, etc.

➢ Región Suroeste.

La Región Suroeste se caracteriza por la neutralización de /l/ en /r/ (cambio de una /l/ por una /r/), así como por mantener el sonido [r], pero con una acentuación de la vibración y arrastre de la misma, convirtiéndola en rr: car[r]ma, por calma, car[r]zado, por calzado.

➢ Región Este.

Se caracteriza por la llamada Geminación o Duplicación, que consiste en que la/r/y la/l/ en posición final de sílaba, dentro de una palabra, se asimilan a la consonante que le sigue, resultando un sonido doble. Ej.: canne por carne, cueppo por cuerpo, puetta por puerta, puppero por pulpero, etc.

➢ Distrito Nacional.

Se caracteriza por la neutralización (cambio) de /r/ en /l/ en final de sílaba y de palabra. Ej.: polque por porque, cuelpo por cuerpo, bromeal por brobear, bebel por beber, etc.

➢ Samaná.

La característica distintiva del español en esa península es la simplificación de la rr en r. Ej. caro por carro, etc.

Indigenismos, dominicanismos, spanglishismo y americanismos.

➢ Indigenismos.

Se denomina indigenismo a los términos, palabras y expresiones incorporados al idioma español provenientes de idiomas indígenas.

Desde mediados del siglo XVI, falta en Santo Domingo susrato lingüístico indígena permanetnte que influya sobre el español… Las palabras que el indio arahuaco de Santo Domingo debia aportarle al conquistador se las enseño en los años inmediatamente posteriores al Descubrimiento. Hacia el 1540, el idioma taíno estaba ya en vias de extinción… De las palabras que los españoles aprendieron en Santo Domingo y en las islas vecinas, muchas entraron pronto en circulación general. A España, los nombres llegaban con las cosas o con sus descripciones. Ejemplos:

▪ Ají, bohío, cacique, canoa, carey, caribe, hamaca, iguana, maíz, naguas, tabaco, caníbal, caoba, ceibo, hobo, tiburón, cocuyo, nigua.

➢ Dominicanismos.

Son palabras y expresiones dialectales y sociolectales creadas por dominicanos. Ya sea porque no conoce o el sistema no le ofrece el término apropiado a una determinada realidad, o por la peculiaridad y gracia del dominicano al momento de expresarse. Ejemplos:

▪ Jugo de china: jugo de Naranja.

▪ Mata: árbol.

▪ Buquí: dícese de la persona que come mucho.

▪ Un chin: un poco de algo.

▪ Mojiganga: relajo.

▪ Ñapa: cuando uno compra algo y pide un poco más gratis.

▪ Pin Pun: igual a...

▪ Jumo: cuando una persona está borracha.

▪ Quillao: persona que está enojada por algo.

▪ Embelezao: mirar fijamente a otra persona u objeto.

▪ tablazo, piñazo, pecosá, trompá, cocotazo, tabaná, llaguazo, fundazo, cacazo, guallón, rapillón, guallazo, matazo: un golpe.

▪ Añugado: atragantado.

▪ Tu ta cloro: tú sabes.

▪ Jablador: mentiroso.

▪ En olla: sin dinero.

▪ Emperrao: enamorado.

▪ Chimi: hamburguesa.

➢ Spanglishismos.

La numerosa inmigración proveniente de los países de lengua española hizo nacer en Estados Unidos el “spanglish”, un fenómeno originado como otros en el encuentro de dos culturas. El spanglish es la forma en que el español emplea una gran cantidad de palabras prestadas del inglés, especialmente como substitutos de existentes palabras en español.

El “spanglish” es agudo y musical, tiene humor y con frecuencia resulta irreverente. Tiene pocas reglas y muchas variaciones. “ Es una suerte de danza en la que las dos lenguas, el español y el ingles, se mantienen tan relacionadas que a menudo convergen”, dijo Christy Haubegger, editor de una revista bilingüe en Nueva York.

▪ Quiero un hot-dog.

▪ Vamos para el play.

▪ Papas con ketchup.

▪ Comprare un jean azul y un t-shirt negro.

▪ Tengo un Ipood de tres gygabytes.

▪ Sammy Sosa dio un home run.

➢ Americanismos.

Se llama americanismo, tanto a la voz traspasada desde una lengua indígena americana a otro idioma, como las palabras o expresiones creadas en América del idioma español o del idioma inglés. En el primero de los casos se trata de una forma de extranjerismo.

Desde 1492, con el descubrimiento de América, hubo un intenso intercambio cultural en el cual las lenguas indígenas se enriquecieron con vocablos castellanos al mismo tiempo que el castellano incorporaba cierto número de nuevos vocablos de las lenguas indígenas sin correspondencia en el Viejo Mundo, ya que designaban realidades (huracán), animales (jaguar, cocuyo, colibrí, tiburón), vegetales (batata, tabaco, caoba), objetos (hamaca, canoa), costumbres (barbacoa) e instituciones (cacique) propios de aquellas tierras recién descubiertas. Muchos de esos vocablos pasaron a su vez desde el castellano al resto de las lenguas europeas.

Bibliografía.

➢ Díaz Castillo, Bienvenido. “Lengua Espñola 011”.

➢ Henríquez Ureña, Pedro. “El español en Santo Domingo”. Tercera edición, Editora Taller, Santo domingo. 1978.

➢ Morales, Manuel y Francisco Herrera, “Introducción a la moderna gramática española”.

➢ Manuel Morales. Et. al. Manual de Historia de la Lengua Española”.

➢ Ubiera, Angelica. Et. al. “Manual de letras Básicas”.

➢ Zuñiga Lozano, Alicia. “Lengua Española, Estructura y Funciones Básicas”.

-----------------------

Danés, Sueco, Noruego, Islandés, Féreo

Gótico, Burdondio

Nórdida

Oriental

Germánica

Inglés, Alemán, Holandés, Prisón

Occidental

Hetea

Lituan-Letón

Ruso, Polaco, Checo, Eslavo, Ucraniano

Latín

Insular

Báltico-Eslava

Armenia

Español, Francés, Portugués, Italiano, Gallego, Provenzal, Catalán, Sardo, Rumano

Osca-umbría

Latín

Osco-umbría

Itálica

Griega

Gales, Bretón, Escoses, Irlandés, Galeico

Insular

Continental

Clética

Persa, Kurdo

Afganés, lengua del Parmir

Indostaní, Bengalí

Oriental

Pracrito

Sánscrito

Iranio

Indo

Indoiranio

Indoeuropea