Leer Ensayo Completo Plan Local De Seguridad Ciudadana

Plan Local De Seguridad Ciudadana

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.129.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Eric 11 junio 2011

Palabras: 23206 | Páginas: 93

...

n la expresión cuantificable, medible y numérica de los objetivos. Los objetivos son las definiciones específicas de metas, que se alcanzan en la práctica y deben ser cuantificables. Los objetivos, en otras palabras, marcan claramente la cantidad de puntos de aparecen en el camino para alcanzar las metas. Otros especialistas en el tema señalan que los objetivos son conocidos como metas, cuando el logro de éstos – los objetivos- son fácilmente perceptibles, están sujetos a una medición y son diseñados para un plazo definido. De lo dicho, si los planes operativos o ejecutivos, cuya vigencia es de corto plazo, cuentan con objetivos específicos claramente medibles, pueden dejar de formularse las metas, porque éstas se encuentran practicamente incluídas en los obejtivos. Siguiendo esta dirección y con la finalidad de hacer mas expeditivo el Plan Local, sólo trabajaremos con objetivos específicos. Los objetivos específicos deben reunir las siguientes características: · Pertinentes: deben referirse a los cambios, modificaciones o efectos que se deben alcanzar en un plazo determinado para superar los problemas identificados por el Comité Local de Seguridad Ciudadana. Comprensibles: su contenido conceptual debe ser de fácil lectura, permitiendo su posterior evaluación. Tienen que ser entendidos por todos. Consensúales: en su formulación deben participar los integrantes del Comité Local de Seguridad Ciudadana. Cuantificables: deben permitir su expresión en términos concretos y medibles para períodos de tiempo específicos.

· · ·

*Pedro Mendoza y Luís Robles.- “Planeamiento Estratatégico

en Gerencia”- UNMSM- Facultad de Medicina.-Mayo 2,000.

82

· ·

Factibles: deben ser propuestos teniendo en cuenta los recursos y las potencialidades de los sectores integrantes del Comité Local en el plazo establecido. Flexibles: deben poder ser modificados cuando surjan contingencias inesperadas, sin que se pierda su sentido de dirección.

Es recomendable mediante trabajo en equipo elaborar previamente un listado de probables objetivos a tener en cuenta en función a la realidad propia de cada distrito y a las fortalezas y debilidades para combatir el delito. Una vez elaborada esta lista de objetivos, se debe seleccionar las más adecuadas y ponerlos en consideración del comité local para su conocimiento y aprobación.

IV.OBJETIVOS ESPECÍFICOS

A. EN EL PERIODO DE UN AÑO REDUCIR EN UN 35% LAS ACCIONES DELICTIVAS EN EL DISTRITO DE SAN CARLOS MEDIANTE ACTIVIDADES POLICIALES DE PATRULLAJE E INTERVENCIÓN. B. LOGRAR EN EL PERIODO DE UN AÑO, QUE UN 65% DE LA COMUNIDAD ORGANIZADA Y LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS Y PRIVADAS DEL DISTRITO PARTICIPEN ACTIVAMENTE EN SEGURIDAD CIUDADANA MEDIANTE ACCIONES PREVENTIVAS, EDUCATIVAS Y DE REINSERCIÓN. C. FORTALECER LAS RELACIONES POLICÍA-COMUNIDAD MEDIANTE UN TRATO ADECUADO A LAS PERSONAS Y AFIANZAR LAS ACCIONES DE SUPERVISIÓN Y CONTROL CIUDADANOS.

83

C.

LAS ESTRATEGIAS

Las estrategias son los esquemas que tiene la entidad para alcanzar sus objetivos. Se enuncia teniendo en cuenta el diagnóstico, la misión y los objetivos del plan. Es el camino a seguir donde se debe señalar con claridad la forma cómo aplicar nuestros recursos y potencialidades para reducir la criminalidad y violencia; cómo distribuirlos para obtener una efectiva capacidad de respuesta frente a los requerimientos ciudadanos. En las estrategias del plan se implementan los cursos de acción delineados en los objetivos. Las estrategias están conformadas por la totalidad del conjunto de actividades necesarias para cumplir un objetivo. Las actividades de una estrategia deberán estar claramente definidas. Una estrategia consiste, por lo general, en una actividad principal, dividida en varias actividades secundarias. La formulación de estrategias debe tener en cuenta la misión y objetivos de la organización, como los factores derivados del diagnóstico. La efectividad de las estrategias puede ser medida según su consistencia con los objetivos de la organización, su consistencia con el ambiente externo, su pertinencia con los recursos disponibles; y el nivel de riesgo y viabilidad. La estrategia es un proceso que organiza, orienta y da un sentido de unidad a un conjunto de acciones de carácter temporal, a la vez que contribuye a conseguir los cambios propuestos en el nivel de los objetivos, buscando la sostenibilidad de los mismos. Los criterios base para la formulación de las estrategias están referidos a buscar soluciones a los principales nudos críticos encontrados en el Diagnostico y a los objetivos elaborados. Para poder diseñar las estrategias hay que responder a la pregunta ¿cómo vamos a cumplir con los objetivos planteados? Para una mejor selección de estrategias, debemos seguir las siguientes pautas: Enfocar adecuadamente la situación actual como la apreciamos o percibimos, es decir observar nítidamente todas las condiciones que conforman los escenarios reales y posibles en el ámbito de trabajo del Comité Local de Seguridad Ciudadana. Identificar acciones que correspondan a la misión, al diagnóstico y a los objetivos del plan. Tratar de encadenar una estrategia en aplicación con el surgimiento de la siguiente. Las estrategias no son buenas ni malas, sólo son adecuadas o inadecuadas frente a una situación concreta. Tratar de construir el futuro deseado, es lo sustantivo en el pensamiento estratégico.

-

84

PARA EL OBJETIVO A:

“EN EL PERIODO DE UN AÑO REDUCIR EN UN 35% LAS ACCIONES DELICTIVAS EN EL DISTRITO DE SAN CARLOS, MEDIANTE ACTIVIDADES POLICIALES DE PATRULLAJE Y DE INTERVENCIÓN”. ESTRATEGIAS: 1. DIVIDIR LA DEMARCACIÓN URBANA DEL DISTRITO EN CUADRANTES PARA COMBATIR CON MAYOR EFICACIA EL DELITO Y PARA LOGRAR UNA RÁPIDA RESPUESTA FRENTE A LOS REQUERIMIENTOS CIUDADANOS. 2. POTENCIAR EL TRABAJO OPERATIVO POLICIAL A NIVEL DISTRITAL MEDIANTE ACCIONES INTEGRADAS DE PATRULLAJE, ASI COMO UNA EFICIENTE INVESTIGACIÓN E INTERVENCIÓN POLICIAL. 3. DIVIDIR LA DEMARCACIÓN RURAL POR SECTORES PARA IDENTIFICAR CON MAYOR PRECISIÓN LA PROBLEMÁTICA DELICTIVA Y DESARROLLAR ACCIONES DE PATRULLAJE E INTERVENCIÓN CON APOYO DE LAS RONDAS CAMPESINAS.

PARA EL OBJETIVO B:

“LOGRAR EN EL PERIODO DE UN AÑO, QUE UN 65% DE LA COMUNIDAD ORGANIZADA Y LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS Y PRIVADAS DEL DISTRITO PARTICIPEN ACTIVAMENTE EN SEGURIDAD CIUDADANA MEDIANTE ACCIONES PREVENTIVAS, EDUCATIVAS Y DE REINSERCIÓN”. ESTRATEGIAS: 1. MOTIVAR A LOS JEFES DE LOS SECTORES INTEGRANTES DEL COMITÉ LOCAL DE SEGURIDAD CIUDADANA PARA QUE APOYEN Y LIDEREN ACTIVIDADES PREVENTIVAS, EDUCATIVAS Y DE REINSERCIÓN EN SUS RESPECTIVOS ÁMBITOS DE RESPONSABILIDAD. 2. AFIANZAR LA PARTICIPACION DE LA COMUNIDAD FORTALECIENDO EL ACCIONAR DE LAS JUNTAS VECINALES DE SEGURIDAD CIUDADANA. 3. ORGANIZAR UNA “RED LOCAL DE ALERTA VECINAL”, QUE PERMITA COMPLEMENTAR EL ESFUERZO POLICIAL PARA REDUCIR EL DELITO.

PARA EL OBJETIVO C:

“FORTALECER LAS RELACIONES POLICÍA-COMUNIDAD MEDIANTE UN TRATO ADECUADO A LAS PERSONAS Y AFIANZAR LAS ACCIONES DE SUPERVISIÓN Y CONTROL CIUDADANOS”. ESTRATEGIAS: 1. EDUCAR Y CAPACITAR AL 100% DEL PERSONAL DE LA COMISARÍA Y DEL SERENAZGO EN VALORES, TRATO AL PÚBLICO Y EN LA FILOSOFÍA DE LA POLICÍA COMUNITARIA. 2. ESTABLECER CANALES DE COMUNICACIÓN PERMANENTES DE LAS AUTORIDADES LOCALES CON LA POBLACIÓN PARA INFORMAR SOBRE LAS ACCIONES QUE SE VIENEN REALIZANDO Y RETOMAR LA CONFIANZA CIUDADANA. 3. AFIANZAR LOS MECANISMOS DE CONTROL Y SUPERVISION DE LA POBLACION FRENTE AL ACCIONAR DE LOS SECTORES INTEGRANTES DEL COMITÉ LOCAL DE SEGURIDAD CIUDADANA.

85

D. ACTIVIDADES

Las estrategias son los cursos de acción fundamentales para lograr los objetivos de la organización y el cumplimiento de su misión. En cambio, las actividades constituyen las líneas de acción específicas para cada estrategia y responden a cómo concretarlas. En este sentido, las actividades son las acciones que se ejecutan con la finalidad de cumplir con las estrategias diseñadas y se formulan haciendo entre otras las siguientes preguntas ¿cómo hacer para alcanzar las estrategias propuestas? ¿qué recursos se necesitan?, ¿cuándo se llevarán a cabo?, ¿quiénes realizarán las actividades?. Cada estrategia tiene varias actividades que son diseñadas precisamente para lograr el cumplimiento de las estrategias formuladas. Para desarrollar una estrategia de seguridad ciudadana existen muchas actividades que pueden aplicarse dependiendo de la problemática y de los recursos con que se cuenta. La estrategia de sectorización, por ejemplo, implica una serie de actividades concurrentes. Se sectoriza una jurisdicción para distribuir adecuadamente los recursos y medios con el propósito de tener una mayor capacidad de respuesta frente a los requerimientos ciudadanos. Para tener una adecuada relación de trabajo policía – comunidad o encuadrar mejor nuestras formas de acción contra el delito. En fin, no existen límites para las actividades en seguridad ciudadana. Lo importante es que estas acciones se ejecuten en el tiempo previsto y se evalúen continuamente los resultados para modificarlas o reforzarlas. Cada demarcación territorial tendrá actividades similares o diferentes unas de otras dependiendo de la realidad de cada provincia o distrito. 1. RESPONSABLES En cada una de las actividades hay que señalar los indicadores y la persona o personas responsables de la actividad o tareas a realizar. Es importante que las personas a quienes se asigne la responsabilidad de una actividad sean capaces de ejecutarlas satisfactoriamente y en el plazo fijado. En este caso, los responsables deben ser, por lo general, los integrantes del comité local de Seguridad Ciudadana, expresados como un colegiado o en forma individualizada. 2. INDICADORES Los indicadores, son expresiones (que pueden ser numéricas, simbólicas o verbales) usadas para caracterizar el cumplimiento de actividades (eventos, objetos, personas) tanto en términos cuantitativos como cualitativos. Constituyen una herramienta indispensable para contar con información relevante y oportuna para tomar decisiones, el seguimiento de los compromisos y la rendición de cuentas. Son medidas específicas del progreso alcanzado en el cumplimiento del logro de los objetivos y de las estrategias. Y, nos señalan la información que debe ser recogida durante un periodo de tiempo para conocer el avance del plan.

86

Los indicadores nos ayudan a comprender mejor las similitudes y diferencias y nos ayudan a establecer prioridades en el tema de seguridad ciudadana y evaluar el éxito o fracaso de las actividades. Pueden ser descritos como una pantalla que filtra la información. En consecuencia, si los indicadores no están escogidos de manera rigurosa y apropiada, las señales de alerta y los cambios de sistema correrían peligro de pasar inadvertidos. Los indicadores permiten una información rápida y práctica del cumplimiento de las actividades. Ejemplo: Actividad: Encuestar a 300 personas sobre grado de satisfacción del patrullaje policial. Indicador: Número de encuestas realizadas. (conociendo el número de encuestas realizadas estamos verificando el grado de efectividad de dicho instrumento de medición pública.) Actividad: Se procedió a dividir la jurisdicción del ámbito urbano del distrito en cuadrantes de acuerdo a los efectivos y medios, a la incidencia delictiva, densidad demográfica y extensión territorial. Indicador: Hechos delictivos ocurridos en los cuadrantes. (conociendo el porcentaje de los hechos delictivos por cuadrantes podremos determinar la importancia de cada una de ellas y la posibilidad de incrementar o reducir personal policial de patrullaje). Existen diferentes tipos de indicadores, como por ejemplo: Indicadores de cumplimiento Relacionados al grado de consecución de tareas y/o trabajos Indicadores de evaluación Nos ayudan a identificar nuestras fortalezas, debilidades y oportunidades de mejora. Indicadores de eficiencia Relacionados con los ratios que nos indican el tiempo invertido en la consecución de tareas y/o trabajos. Indicadores de eficacia Nos señalan la capacidad o acierto en la consecución de tareas y/o trabajos Indicadores de gestión Relacionados con los ratios que nos permiten administrar realmente un proceso. Los indicadores de gestión son claves para el pilotaje de los procesos relacionados. Nos permite ver el proceso en todo momento y administrar los recursos necesarios para prevenir y cumplir realmente con los requerimientos ciudadanos.

87

Para definir indicadores es necesario también hacer las siguientes preguntas: ¿Qué debemos medir?, ¿dónde es conveniente medir? ¿Cuándo hay que medir?, ¿en qué momento o con qué frecuencia? ¿Quién debe medir? ¿cómo se debe medir? ¿Cómo se van ha difundir los resultados? Indicadores de efectividad policial Respecto al quehacer de la Policía, Ignacio Cano del Centro de Estudios para el Desarrollo del Área de Seguridad Ciudadana de Chile, propone diferentes indicadores de efectividad 10 policial, divididos en las siguientes áreas: · · · · · · · Incidencia criminal y de desorden Actividad policial Tasa de esclarecimiento de investigaciones criminales Percepción de inseguridad Evaluación de la policía por la comunidad Corrupción, violencia y arbitrariedad policial Estructura y gerenciamiento de la institución

En nuestro caso, las estrategias y actividades que propongamos deben medir no sólo la efectividad policial, sino, el grado de apoyo de la comunidad organizada y de las entidades públicas para reducir el delito. Para la formulación del plan, hemos considerado como áreas para el diseño de estrategias, actividades y sus correspondientes indicadores, los siguientes temas: · · · · · · · Actividades policiales de intervención Actividades policiales de prevención Apoyo de la comunidad en actividades preventivas, informativas y educativas. Apoyo preventivo, educativo y de proyección a la comunidad de los sectores públicos en sus respectivos ámbitos de responsabilidad. Acciones para mejorar la imagen policial mediante canales de comunicación con la población. Trato adecuado a los ciudadanos Actividades para interiorizar en los policías la filosofía de la Policía Comunitaria.

10

LA POLICIA Y SU EVALUACION: Propuestas para la construcción de indicadores de evaluación en el trabajo policial. Ignacio Cano: Centro de Estudios para el Desarrollo, Area de Seguridad Ciudadana.-Santiago de Chile.

88

A. Para ejecutar el objetivo A de: “EN EL PERIODO DE UN AÑO REDUCIR EN UN 35% LAS ACCIONES DELICTIVAS EN EL DISTRITO DE SAN CARLOS, MEDIANTE ACTIVIDADES POLICIALES DE PATRULLAJE Y DE INTERVENCIÓN” ESTRATEGIA Nº 1: DIVIDIR LA DEMARCACIÓN URBANA DEL DISTRITO EN CUADRANTES PARA COMBATIR CON MAYOR EFICACIA EL DELITO Y PARA LOGRAR UNA RAPIDA RESPUESTA FRENTE A LOS REQUERIMIENTOS CIUDADANOS. Actividades - Se procedió a dividir la jurisdicción del ámbito urbano del distrito en cuatro (4) cuadrantes de acuerdo a los efectivos y medios, a la incidencia delictiva, densidad demográfica y extensión territorial. (Anexo 1) - Se ha distribuido al personal y vehículos policiales de patrullaje y del serenazgo en los cuadrantes, de la siguiente forma: . Un (1) policía y un sereno en sus respectivas motocicletas, por cuadrante, como línea de avanzada para llegar con mayor rapidez a la emergencia. . Un (1) vehículo patrullero o una camioneta del Serenazgo, por cuadrante, como elemento de apoyo a las motos para garantizar las intervenciones y trasladar al detenido(s) a la comisaría. · Patrullaje a caballo para zonas urbanas donde se hace difícil el desplazamiento de las motos y vehículos patrulleros. - Se ha ubicado en los vehículos del serenazgo a un policía como parte de su tripulación para garantizar la intervención. Si faltaran efectivos serán cubiertos con personal de servicios individualizados, sobre todo de la comisaría. - Con los datos proporcionados por la comunidad y con información de inteligencia se ha identificado 19 “puntos críticos”. Indicadores % hechos delict./ densidad demográfica Ext. Territ. Unidad patrullaje / distancia máxima cuadrante. Máximo 4 min. capacidad respuesta ante requerimientos Responsab. Comisario

Comisario J. Serenazgo

Nº. policías de serv./ No. policías serv. individ. Nº. de “puntos críticos”/ No. de efec. pol.

Comisario J. Serenazgo

Comisario J. Serenazgo Jefe UU.EE

89

Actividades - Se ha dispuesto la progresiva intervención de cinco (5) puntos críticos de micro comercialización de drogas. Para el efecto se viene coordinando con el ministerio Público, con la DINANDRO y el Escuadrón Verde para la fecha y hora del operativo (Dispositivo de servicio). - Se ha identificado cuatro (4) puntos críticos de consumo de drogas y se procederá a su intervención para recuperar los espacios públicos ocupados por drogadictos. (Dispositivo de servicio). - Se ha coordinado con los vecinos de los lugares recuperados para mejorar el ornato con apoyo del municipio (pintado de bancas, arreglo de los parques, recojo de basura y actividades, iluminación). - Se coordinará con CEDRO para desarrollar con los drogadictos actividades de tratamiento, educación y atención con apoyo del empresariado, del municipio y del sector educativo. - Con personal de la comisaría y con el apoyo del Escuadrón de Emergencia, se incursionará en el día “D” ocho (8) puntos críticos relacionados a la prostitución, asaltos y arrebatos en la vía pública, y lugares de concentración de pandilleros. (Dispositivo de servicio).

Indicadores Nº puntos críticos de micro comercio / No. de efec. pol. de comisarías y de UU.EE. Nº. puntos críticos intervenidos /Nº.acciones integradas Nº de act. de recuperación y Nº. vecinos que apoyan estas acciones. % de drogadictos /No. de act. tratamiento, educación y atención. % de hechos delictivos por cuadrantes/ total de puntos críticos

Responsab. Comisario Jef. UU.EE

Comisario

Alcalde Comisario

Comisario CEDRO Educación Municipio Otros Sect. Comisario Jefes Unidades Especializadas.

- Se ha identificado siete (7) “puntos vulnerables” para su atención, mediante la implementación de lozas deportivas, iluminación de calles oscuras, tapiado de pampones, construcción de casas de la juventud.

% de lugares que requieren atención.

Municipio y Dirección Infraestructura

90

Actividades - Se ha identificado dos (2) zonas limítrofes que no han sido debidamente delimitadas, y/o se ha coordinado con los distritos colindantes para desarrollar acciones preventivas y de patrullaje conjuntos. - Se viene levantando información por cuadrantes sobre aspectos de interés policial, a fin de contar con un mapeo detallado que permita optimizar las operaciones policiales. - Se procederá a construir en el lapso de 3 meses en los lugares de mayor incidencia delictiva (3) puestos de auxilio rápido que permita una respuesta más expeditiva de la policía y del serenazgo. - Se ha coordinado con el area de Salud, para la concurrencia inmediata de una ambulancia ante los requerimientos policiales del personal ubicado en los cuatro cuadrantes. - Se ha coordinado con Defensa Civil y con la Compañía de Bomberos, para que los cuadrantes de seguridad ciudadana sean considerados en sus respectivos Planes de Contingencia, a efectos de garantizar una mejor relación de trabajo con la Policía Nacional.

Indicadores Nº de acciones preventivas y de patrullaje realizados. Nº de aspectos de interés policial por cuadrantes. Incidencia delictiva/ Nº intervenciones Requerimientos Ciudadanos/nú mero de ambulancias Número de intervenciones coordinadas

Responsab. Coordinac. entre municipios y comisarios. Comisario

Comisario J. Serenazgo

Area de salud Comisaria Defensa Civil Bomberos Policía Nacional

91

LA SECTORIZACIÓN DE LA DEMARCACIÓN TERRITORIAL

La sectorización es un requisito fundamental para combatir la delincuencia. La división del territorio por cuadrantes o sectores tiene que estar en relación directa a los efectivos y medios con que se cuenta, así como a la extensión territorial, incidencia delictiva y densidad demográfica. En este sentido, existirán cuadrantes pequeños en extensión pero densamente poblados y con mucha incidencia delictiva que necesitan mayores efectivos y medios, como también cuadrantes con gran extensión territorial pero con escasa densidad demográfica e incidencia delictiva focalizada en determinados puntos críticos. Por lo general, y sin ser un factor determinante, en zonas de actividad comercial y densidad poblacional como mercados, centros comerciales y paraditas, son frecuentes los arrebatos, los robos al escape, los hurtos, el robo de accesorios de vehículos. Mientras que en zonas amplias donde confluyen avenidas y urbanizaciones, funciona otro tipo de delitos como el robo a domicilios, en motocicletas, los secuestros, el robo de vehículos, etc. Una de las características de la delincuencia común es que migra de un lugar a otro de acuerdo a las dificultades u oportunidades que se le presente, por lo que la sectorización del territorio no debe ser fija ni permanente, sino de naturaleza variable y cambiante en el tiempo, de conformidad con las evaluaciones periódicas que se realicen para mantenerla o modificarla según el comportamiento delictivo y a la eficacia de las estrategias para hacerle frente. Entonces, la distribución de los efectivos policiales y del serenazgo en los cuadrantes asignados debe también ser fluctuante para poderla ampliar o reducir de acuerdo con la incidencia delictiva. Considerando que las intervenciones policiales son realizadas únicamente por personal policial, en la tripulación de los vehículos del serenazgo debe estar necesariamente un policía de servicio o un efectivo policial de servicios individualizados para garantizar la legalidad de la intervención. La distribución de los efectivos y medios, debe conllevar una adecuada relación de policías y serenos con los ciudadanos que viven en los sectores o cuadrantes asignados y una relación positiva con la comunidad. Implica igualmente una permanente capacitación tanto del policía y del sereno como de los vecinos para trabajar en forma integrada. No puede ni debe existir indiferencia entre ellos. Por el contrario, el éxito del trabajo preventivo policial se sustenta en una relación intensa de comunicación de ida y vuelta. Es decir, tiene que existir necesariamente empatía entre policías, serenos y vecinos en torno al objetivo común de reducir el delito.

92

En aquellos lugares donde no exista Policía ni representantes del Comité Local de Seguridad Ciudadana, la sectorización de la demarcación es de igual manera importante. El alcalde del poblado menor o el presidente de la comunidad designarán para cada sector geográfico un representante y este a su vez tendrá una relación permanente de trabajo con las rondas campesinas o con los comités de autodefensa. Ambas autoridades y los representantes de los sectores recibirán de parte de la dependencia policial más cercana la capacitación correspondiente.

LOS PUNTOS CRÍTICOS

Son lugares de mayor incidencia delictiva donde predomina un determinado tipo de delitos (asaltos, arrebatos, prostitución, drogas, pandillaje) situación que determina su peligrosidad tanto para los vecinos como para las personas que transitan por esas zonas. Consideramos que la erradicación de los puntos críticos debe empezar por aquéllos que estén vinculados a la micro comercialización y consumo de drogas, porque este tipo de infracciones junto con la ingesta de licor en exceso ocasionan otro tipo de delitos. De las investigaciones realizadas por CEDRO se estima que en la actualidad existen en Lima y El Callao 851 puntos críticos de venta de drogas. ¿Por qué muchas de estos lugares permanecen “irreductibles” a través de los años pese a los reclamos de los vecinos para su erradicación? Nosotros creemos se debe a la falta de voluntad de algunas autoridades locales, principalmente del alcalde y del comisario, quienes tienen los mecanismos de coordinación y de ejecución a la mano para evitar que estas zonas continúen impunes. Si no es así, estas zonas serán siempre un estigma en las políticas de los Comités Locales. Si no existe una respuesta firme y sostenida en el tiempo, los operativos ocasionales que se realicen no tendrán el éxito deseado. Esta respuesta firme de las autoridades no sólo debe ser coercitiva, sino ante todo, preventiva y de capacitación. Debe existir un adecuado acercamiento con aquellos vecinos que sin tener una relación directa con los infractores desean mejorar la seguridad de sus barrios. Las “zonas o puntos críticos” no sólo deben ser vistas como “focos infecciosos” donde hay que capturar a los responsables y ponerlos a disposición de la autoridad judicial. Es necesario, previamente, evaluar porqué ese lugar es considerado crítico. Podría ser que, dicho barrio tenga un bajo nivel educativo, viviendas precarias, hacinamiento y un alto porcentaje de violencia intrafamiliar. Entonces, será necesario trabajar más en prevención social mediante programas de reinserción para niños y adolescentes.

93

ERRADICACIÓN DE LA MICRO COMERCIALIZACIÓN DE DROGAS

La micro comercialización de drogas es el proceso de compra-venta de droga ilícita al “menudeo”. Proviene de zonas de cultivo y llega a Lima en pequeñas cantidades para ser manejadas por intermediarios llamados “proveedores o abastecedores”, cada uno de los cuales distribuye a un grupo de micro comercializadores en algún punto crítico de la ciudad. En Lima no hay “firmas” ni “carteles”, sino una infinidad de pequeños negociantes que usualmente administran pequeñas cantidades. La ley no penaliza el consumo. Acepta que una persona puede poseer cualquier droga ilícita en pequeña cantidad adecuada para su uso personal e inmediato siempre y cuando no exceda de cinco (5) gramos de pasta básica de cocaína, dos (2) gramos de clorhidrato de cocaína u ocho (8) gramos de marihuana. La ley considera a los adictos como enfermos que deben ser tratados y rehabilitados, por tanto, no deben ser encarcelados ni reprimidos, salvo que hayan cometido delito. Los involucrados en el negocio de la droga utilizan la norma en su beneficio para evitar ser encausados, por cuanto ellos, por lo general, nunca llevan más de la cantidad señalada para no ser considerados traficantes. Incluso, muchos son consumidores, por tanto exentos de pena. Los vendedores no tienen en su poder cantidades mayores, de tal manera que al 11 ser detenidos alegan que la sustancia es la dosis que requieren para su consumo personal.

DISMINUCIÓN DEL CONSUMO DE DROGAS

Se ha detectado, de acuerdo a estudios y encuestas de Cedro y Devida, que cerca de dos millones de personas consumieron por lo menos una droga ilegal. Esta cantidad representa el 13.8% de la población peruana entre los 12 y 64 años. Resulta que la droga ilegal más consumida en el último quinquenio con aprestos de “boom” es la marihuana. Del 2001 al 2005, su uso se duplicó. El número de consumidores aumentó de 812,023 a un millón 718,684. La marihuana o cannabis, más conocida como “hierba”, aparentemente inofensiva, se ha ensañado en especial con nuestros adolescentes. Como consecuencia de su consumo, así como por el uso de PBC, cocaína y éxtasis, unos 866,230 estudiantes de segundo a quinto de secundaria experimentaron un daño a su salud física y mental y un riesgo mayor de carácter psicosocial en el periodo estudiado. Es más: 54,654 de ellos están requiriendo atención especializada como resultado de haber fumado marihuana u otra droga ilegal. La situación de sus mayores, los estudiantes universitarios, es igual de inquietante. Una quinta parte de estos admitió haber fumado marihuana por lo menos una vez. Por tanto, para el Centro de Información y Educación para la Prevención del Abuso de 12 Drogas (CEDRO) la gran tarea es prevenir el consumo de drogas.

11 12 13

CEDRO Alejandro Vassilaqui, Director Ejecutivo de CEDRO-Perú. Encuesta de hogares 2001. Monografías de Investigación: Centro de Información y Educación para la Prevención del Abuso de Drogas (Cedro), 2002.

94

En segundo lugar, y no menos importante, se debe fomentar la creación de conciencia, mediante la educación masiva contra las drogas, en ambientes escolarizados y no escolarizados, para incentivar la participación de la comunidad a través de acciones “cara a cara” y realizar campañas en medios de comunicación como complemento. En el 13 siguiente cuadro nos muestra con mayor precisión la problemática.

Fuente: Centro de Información y Educación para la Prevención del Abuso de Drogas (Cedro), 2002.

De estas cifras se desprende que las drogas más usadas son las sociales, y que la más consumida de entre las ilícitas es la marihuana. A diferencia de años anteriores, las prevalencias de pasta básica y clorhidrato de cocaína son bastante próximos entre sí. Esto nos indica que se ha producido un desplazamiento de la preferencia de los consumidores hacia ésta última.

LOS PUNTOS VULNERABLES

Son lugares públicos propicios para el desarrollo de acciones delictivas por una serie de carencias o deficiencias, como la falta de vigilancia policial, zonas congestionadas de público, calles poco iluminadas o alejadas de la ciudad, lugares inmediatos a salones de diversión, discotecas, predios que no están cercados, etc. Por lo general, los delincuentes o drogadictos ocupan rápidamente los lugares que no son debidamente custodiados, para desarrollar libremente sus ilícitas actividades, en perjuicio de las personas que viven a inmediaciones. Uno de los objetivos de la sectorización por cuadrantes es precisamente “recuperar la calle” y ganar los espacios públicos mediante una permanente coordinación de los vecinos con la policía y los servicios de serenazgo. Los puntos vulnerables se pueden convertir en puntos críticos a falta de una atención inmediata que solucione su vulnerabilidad. La diferencia entre ambos está precisamente en la capacidad de reacción que pueda tener el municipio, la policía y los mismos vecinos para afrontar con decisión el problema que confrontan.

95

Por el contrario, si prima la desidia y la indeferencia, esas zonas se convertirán rápidamente en puntos críticos. El municipio es la entidad que debe solucionar la problemática existente, en coordinación con entidades públicas encargadas de servicios básicos, sea instalando luminarias en calles oscuras, remodelando espacios públicos o construyendo lozas deportivas, entre otras alternativas. La participación de la comunidad es muy importante para que en sus barrios y localidades no existan puntos críticos ni vulnerables. Para lograrlo, en primer lugar, es necesario organizarse, demostrar decisión para tener calles y barrios más seguros donde impere el orden y la tranquilidad. Para ello es necesario trabajar de la mano con la policía y conformar juntas vecinales. Y luego, lograr la participación de la mayor parte de los vecinos.

ESTRATEGIA Nº 2

POTENCIAR EL TRABAJO OPERATIVO POLICIAL A NIVEL DISTRITAL MEDIANTE ACCIONES INTEGRADAS DE PREVENCIÓN, ASI COMO UNA EFICIENTE INVESTIGACIÓN E INTERVENCIÓN POLICIAL. Actividades - Se ha integrado en su totalidad el patrullaje PNP - Serenazgo bajo la conducción operativa del comisario con la finalidad de lograr unidad de comando y alcance de control sobre las operaciones policiales. - Se ha racionalizado el 15% personal administrativo de la comisaría para derivarlo al servicio de calle. Indicadores Nº. cuadrantes / Nº. personal PNP-Serenazgo. Responsab. Alcalde Comisario J. Serenazgo

Nº. personal administrativo /Total de personal de la comisaría. % de acciones integradas. % de llamadas en red. % de comunic. radiales misma frecuencia.

Comisario

- Se ha integrado en uno solo el sistema de comunicaciones de la policía y del serenazgo, estableciendo una central operativa con un número telefónico para las emergencias. - Las comunicaciones radiales serán efectuadas en la misma frecuencia que utiliza la Central Operativa 105, para establecer un canal de comunicación permanente.

Comisario Alcalde J. Serenazgo

Comisario

96

Actividades - Se ha establecido una fluida comunicación directa entre los efectivos policiales de los cuadrantes con los coordinadores de JJ. VV, instituyendo el “patrullaje por motivos”. El oficial de servicio dispondrá en cada turno, entre otras, las siguientes acciones: . El personal de servicio debe interactuar con los “vecinos vigilantes” para que ambos se conozcan. . Las libretas de control deben ser firmadas por los vecinos representativos de cada zona como constancia de su presencia en el lugar y dialogar con ellos para conocer las novedades de sus respectivos barrios. . El personal de servicio debe observar y tomar nota de los lugares propicios para la comisión de delitos e informar. . Ante una emergencia, el personal de servicio debe dejar su trabajo de rutina, y constituirse al lugar de los hechos dentro de su cuadrante en el menor tiempo posible. - Personal del serenazgo recibirá instrucción sobre técnicas de patrullaje integrado, intervenciones, apoyos y otros aspectos específicos de carácter policial. Así como sobre el ámbito legal, para conocer hasta donde puede desempeñar sus funciones para evitar sea denunciado por abuso de autoridad. - Se ha solicitando el apoyo de efectivos de tránsito para evitar el congestionamiento en cuatro (4) “puntos críticos de tránsito”. Se exigirá el cumplimiento de las normas y se procederá a educar a conductores y peatones en la cultura del tránsito. - Se ha solicitado el apoyo especializado de la Policía Ecológica para actividades a favor del medio ambiente. De la Policía de Turismo para proteger a los nacionales y extranjeros que visitan el distrito.

Indicadores Nº. de firmas en libreta de control. Nº de visitas policiales al coordinador JJVV / tiempo asignado

Responsab. Comisario

% de academias recibidas.

Comisario J. Serenazgo

Ejecutar como mínimo el 75% de las acciones programadas.

Comisario Jefe UU.EE Tránsito

Ejecutar como mínimo el 75% de las acciones programadas

Comisario Jefes UU.EE

97

Actividades - Se capacitará al personal policial de la Sección de Investigación para optimizar su desempeño, en coordinación con la DIVINCRI de la zona y la Dirección de Investigación Criminal. - Se viene implementando un Equipo de Inteligencia Operativa compuesta por cuatro efectivos especializados, los que tendrán a cargo el Sistema de Alerta Ciudadana. - Se viene coordinando con el Comando de la Policía Nacional, empresariado y municipio, para dotar a la sección de investigación de equipos de comunicación, informática y de criminalística para potenciar su desempeño. - Se ha coordinado con Defensa Civil y el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios, para el desarrollo de acciones conjuntas, en el marco de un mutuo apoyo a las actividades que cada uno realiza. - Se ha dispuesto la instalación de dos (2) comisarías móviles en las zonas más álgidas del distrito para agilizar las denuncias y tener mayos contacto con los vecinos. - El Comité Distrital de Seguridad Ciudadana de San Carlos ha solicitado al Comando de la Policía Nacional formar parte del Plan Telaraña a efecto de mejorar su capacidad perativa.

Indicadores % asistencia tall. capacitac / Total eventos programados. Nº. personal entrenado en IO. Nº. equipos/ Total personal del Dpto. Investigación. Nº. acciones integradas entre policía, bomberos y defensa civil. Nº. personal designado /Nº. casos atendidos No. efectivos y vehículos asignados para dicho Plan.

Responsab. Comisario Jefe DININCRI Comisario Jefe DININCRI Alcalde Comisario COCICOP Empresariado Comisario Jefe. C.G.B. Jefe D.Civil

Alcalde Comisario J.Serenazgo Coordinac. del Alcalde y Comisario con el Cmdo. Policial. Alcalde Comisario

- Se viene coordinando con el municipio para considerar el rubro de seguridad ciudadana dentro del presupuesto participativo, que permita atender emergencias operativas y desarrollar otro tipo de actividades.

No. coordinaciones realizadas

98

INTENSIFICAR EL PATRULLAJE POLICIALA PIE Y MOTORIZADO

El patrullaje es la principal medida preventiva que tiene la policía y el serenazgo para mejorar la capacidad de respuesta frente a los requerimientos ciudadanos. Es decir, llegar al lugar de los hechos en el menor tiempo posible para atender a tiempo el pedido de los vecinos. Este tipo de patrullaje se inscribe dentro del concepto de Prevención Policial contra el Delito. ¿Cuánto tiempo es el recomendable para llegar al lugar de los hechos?. No existe un criterio estándar que lo señale con exactitud, porque, depende sobre todo de la disponibilidad de efectivos y medios en el cuadrante donde se produjo el hecho. Lo ideal sería que el personal de servicio se encuentre presente entre 4 a 5 minutos en la zona más alejada del cuadrante. Un patrullaje moderno, debe poseer medios de comunicación y vehículos en buen estado de conservación como para llegar al lugar de los hechos en el menor tiempo. De ser factible implementar las denominadas “comisarías móviles” y “puestos de auxilio rápido” que son vehículos acondicionados o puestos de vigilancia, instalados en lugares alejados de las comisarías, para atender las denuncias de los vecinos y realizar actividades básicas de policía. Llegar a tiempo al incidente, es muy importante porque repercute favorablemente en la imagen de la policía, del alcalde y del Estado. La población se siente aliviada y protegida cuando la patrulla policial llega presta al lugar de los hechos. Es probable que los presuntos autores del delito, hayan huido tan luego consumaron el hecho punible, pero la rápida presencia de la patrulla basta para calmar inmediatamente los ánimos exaltados de la gente. Se produce un intercambio positivo de información y sobre todo se establece una favorable relación ciudadano- policía.

RECUPERAR LOS ESPACIOS PÚBLICOS

No podemos hablar de una mejora en el sistema de patrullaje a nivel local, sino recuperamos los espacios públicos ganados por la delincuencia. Muchos parques, calles, callejones, pampones y solares son actualmente “patrimonio” de delincuentes, drogadictos y prostitutas, afectando con sus actividades, las condiciones psicológicas y sociales de los vecinos de las zonas aledañas. “Ganar la calle” debe ser la consigna número uno de los comisarios. Para el efecto, se debe realizar, entre otras, las siguientes acciones: · Coordinar con las unidades especializadas de la policía para que apoyen los operativos, con el fin de reducir los puntos críticos de su jurisdicción.

99

· · · ·

Coordinar con el alcalde y con los vecinos para mejorar el ornato de los espacios recuperados (limpieza, alumbrado, pintado, instalación de bancas, mejora de jardines, cierre de pampones, etc) Construir lozas deportivas y juegos mecánicos para niños Potenciar la conformación de juntas vecinales con vecinos de los espacios recuperados. Motivar a entidades especializadas en el tema y las ONG para que trabajen en dichas zonas, especialmente con niños y adolescentes.

Muchos puntos críticos han sido recuperados gracias al accionar coordinado de los municipios, policía y comunidad. Podemos citar, por ejemplo, el trabajo realizado en Surquillo, San Miguel, El Agustino, Magdalena, entre muchos otros, no sólo para recuperar, sino embellecer los parques y solares que antes eran feudo de trasgresores de la ley. La gente se siente aliviada y comprometida con el esfuerzo realizado.

PLANES Y PROGRAMAS ESPECÍFICOS SOBRE TEMAS PUNTUALES

Algunos Comités Locales, en el cumplimiento de sus funciones, vienen ejecutando planes y programas específicos sobre temas puntuales, como por ejemplo: · · · Plan “Zanahoria”, para prohibir el consumo de bebidas alcohólicas hasta altas horas de la madrugada; Plan “Alerta Roja”, para enfatizar el cumplimiento de las disposiciones de tránsito; Plan “Corredores de Seguridad”, para proteger a los escolares del acecho delictivo;

Estos y otros planes se están implementando en diferentes distritos para resolver temas puntuales. A mi concepto no me parecen adecuados porque se corre el riesgo de formular planes específicos para todo tipo de problemas, incluso hasta los menudos, deviniendo muchos con el tiempo en rutinarios y poco creíbles, porque gran parte de ellos no resuelven los problemas para los que fueron formulados. Nosotros creemos que los planes locales no necesitan de planes puntuales para resolver casos concretos. Las estrategias y actividades del Plan Local deben contemplar este tipo de problemas y tratar de solucionarlos en el marco de un manejo más amplio con participación integral de todos los sectores. En todo caso, estos planes específicos, deben responder al cumplimiento de las estrategias y actividades contenidas en el plan y no a hechos aislados. De otro lado, la Policía Nacional para solucionar un problema coyuntural de seguridad ciudadana, periódicamente ejecuta planes específicos con sus propias fuerzas (”Cordillera blanca”, antipiratería, “Telaraña”, etc.). Este tipo de acciones deben recibir amplio apoyo de los comités locales por tratarse de campañas que persiguen solucionar problemas críticos, como el caso del plan “telaraña”.

100

EL “PLAN TELARAÑA”

El “Plan Telaraña” implementado a fines del primer semestre del 2005 por el Comando de la Policía Nacional, tiene por objeto contar con mayor presencia policial en las calles para lograr una rápida respuesta ante los requerimientos ciudadanos. Consiste en desarrollar acciones de patrullaje motorizado por cuadrantes en motocicletas por parejas, conformado por dos policías o un efectivo policial y un sereno, contando con el apoyo de vehículos patrulleros y del serenazgo de cada distrito. La mayor presencia policial en las calles se obtiene de efectivos que trabajan en sus francos y vacaciones con una gratificación otorgada por el ministerio del Interior de 50 soles por turno de servicio. En términos generales este Plan logró resultados positivos, pues el ciudadano de los distritos comprometidos pudo ver mayor presencia policial en las calles de su distrito y una respuesta inmediata ante una emergencia. Fue por tanto, un buen plan de prevención policial que debería ser mejorado para luego ser ampliado a otros distritos de Lima y luego a las principales ciudades del país. Considero que debe ser reestructurado para que funcione mejor, porque a mi concepto, no responde a un criterio integral del problema, ni menos a una respuesta intersectorial, por lo siguiente: · La responsabilidad de las operaciones policiales deben ser asumidas distritalmente por los comités locales de Seguridad Ciudadana y no por el Comando de la Séptima Dirección Territorial, con la finalidad de involucrar en el problema a los demás sectores públicos y para que el alcalde y el comisario puedan evaluar permanentemente los resultados de la misma y tener la posibilidad de realizar en forma inmediata las modificaciones que estimen pertinentes. El “Plan Telaraña”, no enfatiza el trabajo de investigación, que debe ser el complemento de la prevención policial. Entonces, es necesario fortalecer las divisiones de investigación criminal con personal idóneo, así como con recursos y medios suficientes, aparte, claro está, de mejorar la capacidad operatoria de la Dirección de Investigación Criminal. El patrullaje policial, es sólo una parte de la prevención del delito. Para que las acciones preventivas tengan consistencia en el tiempo, es necesario complementarla con actividades educativas, informativas y de reinserción con apoyo intersectorial en el marco de la prevención social, prevención situacional y prevención comunitaria. En cuanto a la prevención social, se tiene que impulsar, programas educativos y de

·

·

·

101

reinserción para niños, jóvenes y adolescentes en riesgo, como por ejemplo, los programas “colibrí” y “gaviota” para niños que trabajan en la calle y viven de la calle que ejercen la mendicidad y los robos bajo la modalidad de rapiña.El programa des “patrullas juveniles” para jóvenes y adolescentes en riesgo integrantes de pandillas, dentro de otros proyectos que las comisarías, municipios y otras entidades vienen desarrollando. · En cuanto a la prevención situacional, es necesario implementar, de acuerdo a la problemática policial y a los recursos con que cuenten los municipios, sistemas de video vigilancia, enrejados en aquellos lugares que lo necesiten, mayor número de vigilantes informales “huachimanes” debidamente capacitados, instalación de sirenas, alarmas, circulinas y campanas en sectores populares, entre otras medidas de autoprotección. En cuanto a la prevención comunitaria, es importante afianzar la conformación de juntas vecinales de seguridad ciudadana e implementar un sistema de alerta vecinal con los vecinos vigilantes y con los trabajadores de la calle (vigilantes informales, vendedores de periódicos, de moneda extranjera, radio taxis, moto taxis, etc.) Todas estas modalidades de prevención de la criminalidad más, una eficiente investigación por distritos o por sectores debe desarrollarse en forma simultánea, bajo el liderazgo del alcalde y con la dirección operativa del comisario distrital. A nivel de las provincias de Lima y Callao debe existir un liderazgo de los alcaldes provinciales, para que apoyen decididamente a los comités distritales de seguridad ciudadana en el cumplimiento de sus objetivos.

·

·

·

“PATRULLAJE POR MOTIVOS”

El patrullaje por motivos es una forma de servicio que se basa en el contacto directo del policía con los vecinos, a diferencia del patrullaje actual o tradicional, en patrulleros o motocicletas, que recorren las calles a velocidad, sin ninguna relación con la comunidad. Mientras el “patrullaje por motivos” -cuando no se presenta una emergencia- prioriza diálogos cortos con la gente, para conocer las novedades de la cuadra o del sector, el “patrullaje tradicional” se recluye en “estacionamientos estratégicos”, que son paradas improductivas que no buscan interacción social. En el patrullaje actual, los efectivos policiales y del serenazgo no conversan con los vecinos. Es un patrullaje “autista” porque se maneja bajo parámetros rígidos, lejanos a los vecinos, alejados de los problemas vecinales. Muchas veces cuando el jefe “sorprende” al personal conversando con los ciudadanos, puede ser pasible de sanción por “descuidar” su trabajo. Mejor dicho, se confunde el diálogo con la falta de productividad, cuando debería ser lo contrario. Pero este diálogo debe ser corto y positivo y no una conversación larga e intrascendente. Esta nueva concepción del trabajo policial enfatiza la comunicación directa del policía con el ciudadano, es decir, recorrer el sector asignado entrevistándose con los líderes y

102

dirigentes del barrio o del sector para escuchar de primera fuente los principales problemas de seguridad y tratar de resolver juntos los nudos críticos que se encuentren. El hecho de que el policía converse con el vecino y se interese por las novedades del barrio, mejora la imagen del instituto y al mismo tiempo se establece una fluida relación de trabajo. En el “patrullaje por motivos”, el oficial de servicio de la comisaría dispone que el personal de turno, a pie o motorizado, se entreviste con determinado número de dirigentes vecinales de su sector de patrullaje y éstos firmen en su Libreta de Control. La forma de supervisar el trabajo del policía se hace más fácil y su labor cambia radicalmente: de una actitud pasiva y solitaria a una actitud proactiva y de concepción comunitaria.

Este tipo de patrullaje:

• Promueve el espíritu de vecindad, solidaridad e integración entre los residentes de un determinado sector. • Desarrolla el compromiso de la ciudadanía con su propia seguridad y con la Policía. • Cierra espacios al actuar de la delincuencia • Establece una relación de confianza con la Policía • Permite al policía el conocimiento amplio del sector y de su colectividad • Detecta y neutraliza las causas de los problemas • Fomenta la cultura del respeto ante los derechos del otro, el civismo y el acatamiento al principio de autoridad. • Contribuye a la creación de la cultura de seguridad • Junto con el vecino el policía diagnostica los problemas del sector, conoce e informa sobre áreas abandonadas y/o aisladas, falta de sistemas de protección, falta de iluminación artificial, áreas que facilitan el refugio de delincuentes, etc.

SISTEMA INTEGRADO DE PATRULLAJE

Es la unificación de los servicios de patrullaje en uno solo sistema bajo la conducción operativa del comisario. Esta modalidad está dispuesta por el Reglamento del SINASEC y constituye el requisito principal para desarrollar un trabajo unificado. En otras palabras, no debe existir ningún otro patrullaje en la provincia o distrito que no sea dirigido por el comisario con el propósito de garantizar eficiencia, unidad de comando, alcance de control y asignación homogénea de los efectivos en cada uno de los cuadrantes. Es necesario también limitar la rotación del personal policial asignado a los sectores o cuadrantes para que éstos se familiaricen con los vecinos y viceversa. En algunos distritos los alcaldes todavía no tienen interiorizado el concepto de sistema integrado de patrullaje y son reacios a que el comisario dirija el serenazgo, porque consideran a este servicio como “propio” de la municipalidad, por lo cual, no permiten que asuma la conducción operativa del mismo. Este criterio ha dado lugar, en los distritos donde se ha presentado esta problemática, a muchas descoordinaciones, superposición de funciones, duplicidad de esfuerzos e incluso interferencias en perjuicio directo de la comunidad y de la lucha contra el delito.

103

¿Por qué el comisario debe comandar, en la operatoria policial, los efectivos del serenazgo y no sus propias jefaturas?. Consideramos por las siguientes razones: · · · · El comisario es la única autoridad de policía del distrito y los funcionarios que tienen a cargo el serenazgo no tienen esa condición. Porque el comisario es un funcionario policial en actividad preparado para este fin. El comisario forma parte del comité local de Seguridad Ciudadana y reporta de las novedades a sus integrantes donde el alcalde es el presidente de la misma. El comisario tiene una responsabilidad legal y política frente a los hechos policiales que pudieran suceder en el distrito.

DESCENTRALIZACIÓN O DISTRITALIZACIÓN DE LOS SERVICIOS POLICIALES

Respecto a la descentralización de los servicios policiales, existen dos criterios enraizados en la cultura organizacional de la Policía Nacional. Uno de carácter “centralista” que enfatiza la formación de grandes unidades y de direcciones especializadas para realizar actividades preventivas, de patrullaje y de investigación básica en apoyo a las comisarías, como el Escuadrón de Emergencia, la Policía de Tránsito, la Policía Ecológica y de Turismo, las Divisiones de Investigación Criminal, etc. El otro criterio, el “descentralista”, sostiene que el comisario distrital debe ser el único funcionario que planifique, dirija, coordine y controle las actividades policiales preventivas, de patrullaje y de investigación básica que se realicen a nivel local, porque al ser las comisarías dependencias territoriales, sus titulares, los comisarios, son responsables ante la comunidad, ante las autoridades y ante la ley, de la problemática de seguridad de sus respectivas jurisdicciones. Nosotros estamos de acuerdo con un modelo descentralizado del accionar policial. Es decir, poner al alcance de los ciudadanos, sin distinción de estratos sociales, toda la capacidad preventiva y de investigación básica de la policía. Creemos necesario, por ejemplo, en la descentralización operativa del Escuadrón de Emergencia para que la mayor cantidad de sus vehículos dependan de las comisarías y dicha unidad mantenga solo un mínimo de patrulleros para emergencias especiales. Creemos también necesario distribuir a nivel comisarías el manejo ejecutivo de la Policía de Tránsito, y otras grandes unidades, de acuerdo a las características de las demarcaciones territoriales. Por estas razones, consideramos necesario y conveniente descentralizar los servicios policiales hasta el nivel comisarías, con el propósito de que el comisario cuente con todos los recursos y medios disponibles que le permitan trabajar con efectividad. Los que no están de acuerdo por esta medida, pueden argüir diciendo que en anteriores oportunidades se pusieron en práctica estas acciones y no han tenido éxito. A estas personas les digo que, efectivamente no tuvieron el éxito esperado, porque no existía en ese entonces una voluntad política e institucional para que esta medida no fracase. Ninguna medida por más buena que esta sea tendrá el éxito que esperamos si no existe, de por medio, un fuerte compromiso, no sólo del Comando Policial, sino del propio comisario y del personal policial propiamente dicho. En este marco y con el respeto que me merecen las decisiones del Sector Interior y del Comando de la Policía Nacional, en temas de orden público y seguridad ciudadana, sugiero lo siguiente:

104

Recientemente, la VII Dirección Territorial de Lima, ha sido declarada en reorganización con el propósito de “distritalizar” los servicios policiales de seguridad ciudadana. Me parece una decisión adecuada y oportuna, porque permitirá atender por igual los requerimientos de seguridad que necesitan y exigen los ciudadanos de Lima, sin distinción de estratos sociales. Reitero estar de acuerdo con esta medida, lo que me permito disentir es en la estategia de su ejecución es decir en la creación de las jefaturas distritales, una instancia orgánica a nivel local superior a las comisarías, comandadas por coroneles de la Policía Nacional, que tarde o temprano devendría en un nivel burocrático que es necesario evitar. Con la creación de esta instancia distrital, el rol protagónico del comisario de policía, que deberíamos cautelar y mantener, pasaría a un segundo plano. Incluso, se le estaría recortando el patrullaje, consustancial a su autoridad de policía, que sería administrado por el Coronel Jefe Distrital, para circunscribirlo, al comisario, sólo a la actividad de investigación. Creo necesario, reajustar este importante logro de la Policía Nacional, de descentralizar los servicios policiales a nivel distrital, para que el comisario retome nuevamente su importancia, que por historia y por ley le corresponde. Al respecto, sugiero que en los distritos de mayor concentración poblacional e incidencia delictiva de Lima Metropolitana y Callao, como San Juan de Lurigancho, Villa El Salvador, Cercado de Lima, Cercado del Callao, Independencia, Comas, La Victoria, Miraflores, San Isidro, Los Olivos, Ventanilla, Villa María del Triunfo, San Juan de Miraflores, Ate-Vitarte, entre otros distritos, los comisarios deberían ser coroneles de la Policía Nacional, por los motivos siguientes: · · Por el nivel de representatividad que necesita la Policía Nacional en el comité local de dichos distritos. El alcalde, presidente del comité local, requiere muchas veces una instancia de asesoramiento policial de mayor experiencia para tomar decisiones, que las que normalmente podría otorgar un comandante o un mayor, por supuesto, sin desmerecer de ninguna manera el profesionalismo de ambas jerarquías. Para que las acciones de coordinación con los directores de seguridad ciudadana y del serenazgo de los municipios, que por lo general son coroneles en retiro de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas, tengan una mayor correspondencia y equilibrio. Para capitalizar la experiencia policial que trae consigo un Coronel de la PNP, con más de 25 años al servicio de la comunidad y del Estado.

· ·

Para que los coroneles de la Policía Nacional, puedan desempeñarse como comisarios distritales, sería necesario a mi punto de vista, un importante cambio en la estructura orgánica de la VII Dirección Territorial de Lima: · Designar a un general de reciente ascenso como Director de Seguridad Ciudadana o Jefe de la Policía Metropolitana de Lima y Callao, que se encargue exclusivamente de potenciar la seguridad ciudadana y reducir la delincuencia común en coordinación permanente con los Presidentes Regionales, Alcaldes Provinciales de Lima y Callao y Alcaldes Distritales, dejando al Jefe de la Dirección Territorial de Lima la responsabilidad del orden público, cuyas implicancias y manejo necesitan de una conducción especializada a tiempo completo.

105

Por supuesto que, para la designación de coroneles y/o comandantes comisarios distritales, debe tenerse en cuenta como requisitos esenciales, su vocación de servicio, su foja de servicios y su permanente predisposición para relacionarse con la comunidad. Hacer del comisario distrital un verdadero gerente de seguridad, con gran capacidad de asesoramiento y de acción que permita al alcalde y a los integrantes del comité distrital confiar plenamente en su profesionalismo. Finalmente, ningún esfuerzo de cambio en la Policía Nacional tendrá el efecto deseado, sino se capacita previamente al personal policial, a fin de que se involucre en el cambio, modifique su conducta, pasando de un comportamiento “a la defensiva” e indiferente, a una actitud proactiva y de pleno apoyo al Comando por el esfuerzo que viene realizando.

ACCIONAR DEL SERENAZGO

La creación del Servicio de Serenazgo fue una respuesta positiva de los gobiernos locales frente a la inseguridad existente por el accionar subversivo en la década de 1980, que obligó a la Policía Nacional a derivar sus mejores recursos y medios para luchar contra este flagelo, dejando en segunda prioridad la protección de los vecinos frente a la delincuencia común. Actualmente el serenazgo es una fuerza de apoyo a la Policía Nacional en la prevención y en la intervención policial. En Lima Metropolitana y el Callao el 48% de los municipios cuentan con este servicio. A nivel nacional, existe sólo en el 6% de los municipios provinciales y distritales. Si bien los servicios de serenazgo constituyen un elemento importante de vigilancia preventiva a nivel local, tienen también una serie de limitaciones para su accionar que deben superarse con el tiempo. Por ejemplo, legalmente el sereno no puede detener a las personas porque no tiene facultad de policía, tampoco puede portar ni usar armas de fuego, porque esta facultad le corresponde al custodio del orden. Por estas razones, el patrullaje en un vehículo del serenazgo requiere que un policía forme parte de su tripulación para garantizar la intervención. Otras limitantes están relacionadas a la selección y capacitación. No existe un proceso uniforme para los postulantes. Unos municipios exigen como requisito para el ingreso a licenciados de la Fuerza Armada, otros a jóvenes con instrucción secundaria completa y algunos exigen sólo estatura y buena presencia. Tampoco existen mecanismos uniformes de capacitación, porque en algunos casos son desarrollados con criterios diferentes por los mismos jefes del serenazgo y en otros casos, delegan dicha responsabilidad a pequeñas empresas de vigilancia particular. Nosotros creemos necesario que el servicio de serenazgo debe ser considerado como una fuerza auxiliar de la Policía Nacional para que no exista en el futuro descoordinaciones, fricciones y hasta usurpación de funciones. La selección y capacitación de los serenos deben realizarse en las escuelas de policía para garantizar unidad de doctrina.

106

ARRESTO CIUDADANO

En el nuevo Código de Procedimientos Penales, que ya entró en vigencia en el Distrito Judicial de Huaral y La Libertad, establece en su artículo 260 que toda persona está facultada para aprehender a los autores de delitos flagrantes y ponerlos a disposición inmediata de la autoridad policial para la investigación pertinente. Si la ley otorga esta facultad a los ciudadanos, con mayor razón debe tenerla el sereno o el policía municipal, quienes están entrenados para ello. Actualmente, si un sereno o cualquier vecino arresta a un presunto delincuente, corre el riesgo de ser detenidos por cometer delito de usurpación de funciones o abuso de autoridad. Pero también el arresto ciudadano, puede traer muchos problemas para los ciudadanos, por lo que tiene que ser difundido adecuadamente para evitar que las personas intenten detener a otras sin haber cometido ningún delito flagrante, atentando contra los derechos humanos. O, en otros casos, arresten a delincuentes sin haber tomado las precauciones y luego salgan perjudicados con la reacción de infractor que puede lesionar al ciudadano incluso hasta causarle la muerte.

AFIANZAR LA INVESTIGACIÓN

La capacitación e implementación de las secciones de investigación de las comisarías es otro tema de especial importancia. Sus integrantes deben conocer las técnicas básicas de investigación y de interrogatorio que permitan desarrollar con eficiencia los casos que le sean encargados. También estar informados respecto a los últimos dispositivos sobre las relaciones de coordinación que debe tener la policía con las fiscalías en la investigación del delito. El equipo de inteligencia operativa que se organize debe recoger información de primera mano que puede ser proporcionada por una red local de seguridad ciudadana, cuya importancia será tratada en párrafos siguientes, conformada por las juntas vecinales, radio taxistas, moto taxistas, vigilantes informales, policías particulares, cambistas de dinero, etc. El jefe de sección debe estar siempre enlazado con la Dirección de Investigación Criminal, para solicitar por intermedio del comisario, capacitación en temas específicos y también pedir apoyo operativo cuando las circunstancias lo requieran. Para el efecto, esta sección debe encontrarse debidamente implementada tanto en recursos humanos como en medios. En este sentido, corresponde al Estado y también al Comité Local de Seguridad Ciudadana proveer de los equipos y medios necesarios para una eficiente labor de investigación que se complemente adecuadamente con el trabajo preventivo.

107

ESTRATEGIA Nº 2

DIVIDIR LA DEMARCACIÓN RURAL POR SECTORES PARA IDENTIFICAR CON MAYOR PRECISIÓN LA PROBLEMÁTICA DELICTIVA Y DESARROLLAR ACCIONES DE PATRULLAJE E INTERVENCIÓN CON APOYO DE LAS RONDAS CAMPESINAS.

Actividades - Se ha dividido la demarcación rural en dos (2) Sectores considerando el tipo de delitos que mayormente se producen. En el Primer Sector prima el delito de abigeato y en el segundo se han detectado zonas de tránsito de droga.

Indicadores Hechos delictivos/ No. efec. PNP