Leer Ensayo Completo Poder Publico En Venezuela

Poder Publico En Venezuela

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.943.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Helena 30 abril 2011

Palabras: 5327 | Páginas: 22

...

ial de la expresión, poder público (aunque se suele usar en plural: "poderes públicos") significa conjunto de órganos e instituciones del Estado.

Constituye una capacidad jurídica legítima que poseen los tres poderes del Estado para ejercer en forma eficaz, mediante la coactividad, las acciones y los cometidos que les son conferidos por la Constitución o Ley fundamental de un Estado.

También, Se entiende por poder público el ejercicio de ciertas acciones y actividades que la sociedad deja en manos del estado (delega) por entender que estas serán resueltas mejor de manera colectiva. Esta delegación se hace a través de la Constitución que determina el diseño del Estado y los derechos, deberes y garantías que tienen los ciudadanos, y por el voto mediante el cual se eligen a quienes serán los representantes y servidores públicos. (Representación).

Complementariamente ciertos y determinados espacios de actuación se dejan en manos de la propia sociedad organizada, para que a través de mecanismos expresamente señalados en la Constitución y desarrollados en las leyes participen del poder público. (Participación).

Diferencia entre poder y poder público.

1. El poder es la facultad que tiene alguien para realizar algo.

El poder público es la facultad que tiene el estado para ejercer la autoridad

2. El poder nace y es ejercido para lograr un fin.

El poder público nace como una necesidad de asegurar la convivencia humana.

3. El poder tiene diferentes objetivos específicos, varían según la necesidad.

El poder público tiene como un solo objetivo garantizar el orden interno del estado.

4. El poder no se basa en una estructuración establecida en las leyes.

El poder público se basa en una organización básica debidamente consagrada en la constitución.

En qué forma se debe ejercer el poder público (según teoría de Montesquieu).

La distribución del poder público asegura que ninguno de los órganos que lo ejercen reúna toda la autoridad del estado. Este mecanismo, conocido tradicionalmente como “División de poderes”, surgió a partir de los siglos XVII y XVIII en Europa, como reacción al sistema que imperaba entonces, conocido como monarquía absoluta. En ese sistema los reyes concentraban en sus personas todo el poder público, lo que se prestaba a grandes arbitrariedades.

Pensadores de esa época, como el escritor francés Montesquieu en su obra “El espíritu de las leyes” expuso la idea de que para asegurar el bien común era necesario que la autoridad del estado se distribuyese de acuerdo con ciertas funciones: la función de establecer las leyes (El poder legislativo), la de llevarlas a la práctica y hacerlas cumplir (El poder Ejecutivo) y la de velar por ese cumplimiento, sancionando a quienes no lo hicieran (El poder judicial). Su fin era combatir el absolutismo y la arbitrariedad, el principio de la separación de los poderes aparece originalmente para combatir el despotismo y asegurar la legalidad y el respeto a los derechos del hombre.

Montesquieu dice: “es una vieja experiencia en que todo hombre dotado del poder tiende a abusar de él; por ese camino llega hasta donde encuentra limite. Para que no pueda abusar, es preciso por disposición natural de las cosas, que el poder controle al poder”, “cuando en la misma persona o en el mismo cuerpo de magistratura, el poder legislativo se haya reunido en el poder ejecutivo, no hay libertad, porque es temer que el monarca o el senado hagan leyes tiránicas para ejecutar tiránicamente. No hay tampoco libertad, si el poder de juzgar no está separado del poder ejecutivo y legislativo. Si se une el poder legislativo el pode sobre la vida y la libertad de los ciudadanos será arbitrario; porque el juez seria legislador. Si se junta el poder ejecutivo, el juez tendría la fuerza de opresor. Todo estaría perdido si el mismo hombre y el mismo cuerpo de principales, de nobles o del pueblo ejerciera estos tres poderes: el de hacer las leyes, el de ejecutar las resoluciones publicas y el de juzgar los crímenes y las diferencias entre particelulares”

Montesquieu le parecía que todo hombre que tiene mucho poder tiende a abusar de él, por eso le pareció necesario encontrar una manera de repartir el poder de una forma equitativa; mediante un sistema donde se controlara el poder con poder, para que de esta manera pueda existir un gobierno donde ningún ciudadano pueda temer a otro o depender de él.

Estas ideas, que fueron la base de la mayoría de las constituciones del mundo principalmente la norteamericana y las francesas, fueron adoptadas por Simón Bolívar, el Libertador, y otros artífices de la independencia sudamericana.

De dos maneras considera Montesquieu al poder: como una facultad constitutiva del ser y como una facultad constitutiva de la sociedad. Sus analogías y diferencias son sustanciales, empezando porque resulta decisivo que el impulso del poder provenga del individuo o de la sociedad. Montesquieu vincula estas dos formas de poder y las examina en cada situación determinada, en su unidad y en su multiplicidad.

Aplicación de la teoría de Montesquieu en la constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Montesquieu que en su obra El Espíritu de las Leyes da los primeros pasos y parámetros para la separación del poder la cual es una doctrina universal, en este analiza el porque de lo necesario de esta separación esta eliminaría ese manera de gobernar arbitraria e impositiva que una sola persona bien sea monarca o presidente tenga a su disposición y con esta se crearía un sistema mejor conocido en la actualidad como sistema de frenos y contrapesos, esto quiere decir que existen órganos separados entre si y a su vez entrelazados, generando así esa sensación de seguridad en la nación puesto que tendrían a su disposición otros mecanismos en el estado que no sea exclusivamente un solo ente.

El dividió el poder en tres elementos primordiales, el poder Legislativo, el poder Ejecutivo y el poder Judicial.

Cuando Entramos En el Tema de la aplicación de esta teoría en la Constitución Venezolana cabe destacar que tal como se establece en el articulo 136 cada una de las ramas del poder publico tienes sus funciones individuales pero los órganos a quienes corresponden asisten entre si en la realización de los fines del Estado.

La constitución venezolana en su artículo No 136 decreta: “El Poder Público se distribuye entre el Poder Municipal, el Poder Estadal y el Poder Nacional. El Poder Público Nacional se divide en Legislativo, Ejecutivo, Judicial, Ciudadano y Electoral. Cada una de las ramas del Poder Público tiene sus funciones propias, pero los órganos a los que incumbe su ejercicio colaborarán entre sí en la realización de los fines del Estado”.

En Venezuela, el principio fue solemnemente proclamado en la primera constitución de 1.811. “el ejercicio de esta autoridad confiada a la confederación no podrá jamás hallarse reunido en sus diversas funciones. El poder supremo debe estar dividido en legislativo, ejecutivo y judicial, y confiados a distintos cuerpos independientes entre sí en sus respectivas facultades”.

En Venezuela podemos decir que el principio de la separación de los poderes nos ha quedado: la distinción de las clásicas funciones del estado y su atribución a órganos distintos en conformidad a la competencia que les atribuyen la constitución y las leyes, y a las que deben estrictamente someterse.

El Poder Público Nacional se divide en Legislativo, Ejecutivo, Judicial, Ciudadano y Electoral; y este mismo se distribuye entre el Poder Municipal, el Poder Estatal y el Poder Nacional.

Es de competencia del Poder Publico Nacional: la política y la actuación internacional de la República. La defensa de la República, los servicios de identificación, la policía Nacional. La regulación de la banca central y la creación, organización y administración y control de impuesto sobre la renta.La legislación para garantizar la coordinación de las distintas potestades tributarias. El régimen de metrología legal y control de calidad así como los censos y estadísticas nacionales.

Las obras públicas y las políticas macroeconómicas, financieras y fiscales de la Republica. También tendrán en su potestad la legislación en materia de sanidad, vivienda, seguridad alimentaría, ambiente, turismo y ordenación del territorio. El régimen general de los servicios públicos domiciliarios. La legislación en materia de derechos, deberes y garantías constitucionales.

Tal como esta teoría lo describe en Venezuela existe dicha separación de poderes solo que el poder esta dividido en cinco órganos en vez de dos como establece la teoría de Montesquieu, estos cinco incluyen el poder ejecutivo, el poder judicial, el poder legislativo estos tres primeros tal como lo plantea la separación de poderes y con la incorporación de dos órganos que son el poder ciudadano y el poder electoral, Es de competencia del Poder Publico Nacional: la política y la actuación internacional de la República. La defensa de la República, los servicios de identificación, la policía Nacional. La regulación de la banca central y la creación, organización y administración y control de impuesto sobre la renta. La legislación para garantizar la coordinación de las distintas potestades tributarias. El régimen de metrología legal y control de calidad así como los censos y estadísticas nacionales.

Las obras públicas y las políticas macroeconómicas, financieras y fiscales de la República. También tendrán en su potestad la legislación en materia de sanidad, vivienda, seguridad alimentaría, ambiente, turismo y ordenación del territorio. El régimen general de los servicios públicos domiciliarios. La legislación en materia de derechos, deberes y garantías constitucionales.

Esta separación de poderes ayuda a un estado a hacer ejercer la ley en cualquier circunstancia y así velar por la seguridad de la nación.

Al dividir el poder en varios órganos evitamos la tiranía, el poder absoluto en una persona y se busca garantizar los derechos y beneficios de los ciudadanos.

Funciones del Poder Público en Venezuela sus distintos órganos y sus atribuciones.

El Poder Ejecutivo nacional.

Lo ejerce el presidente de la republica, el vicepresidente, los ministros y demás funcionarios. Cada uno cumple funciones específicas y se encargan del gobierno de la nación. El presidente de la republica es el jefe del estado y del poder ejecutivo nacional.

Art.225 CN: “El Poder Ejecutivo se ejerce por el Presidente o Presidenta de la República, el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, los Ministros o Ministras y demás funcionarios o funcionarias que determinen esta Constitución y la ley”.

El presidente de la republica

Tiene un triple carácter por cuanto es jefe del estado, jefe del ejecutivo y jefe de las fuerzas armadas, primer representante al exterior y jefe de la Administración Pública Nacional

Es elegido a su cargo por un período de 6 años; aparte, puede ser reelecto de manera continua para periodos adicionales, en elecciones generales, universales, secretas y directas

Se requiere ser venezolano por nacimiento, sin otra nacionalidad. Ser mayor de 30 años. Ser de estado seglar (religioso, eclesiástico o monacal). No haber sido condenado por un juzgado Venezolano. Obtener el determinado número de firmas exigidas por el Consejo Nacional Electoral.

Atribuciones del Presidente.

Cumplir y hacer cumplir la legislación de Venezuela. Nombrar y destituir el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, nombrar y destituir los Ministros o Ministras. Dirigir las relaciones exteriores de la República y celebrar y ratificar los tratados, convenios o acuerdos internacionales. Dirigir la Fuerza Armada Nacional en su carácter de Comandante en Jefe ejercer la suprema autoridad jerárquica de ella y fijar su contingente. Declarar los estados de excepción y decretar la restricción de garantías en los casos previstos. Nombrar y destituir aquellos funcionarios o aquellas funcionarias cuya designación le atribuyen la legislación. El art 236 CN. Algunas de estas atribuciones solo pueden ser ejercidas por el presidente en consejo de ministros ellas son la de los ordinales.

Faltas del Presidente: El Presidente deberá abandonar su cargo, si lleva a cabo algunas de las faltas absolutas o alguna falta temporal, por un período máximo del que estipula la ley.

Son faltas absolutas del presidente de la República (art 233 CN): “Serán faltas absolutas del Presidente o Presidenta de la República: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional, el abandono del cargo, declarado como tal por la Asamblea Nacional, así como la revocación popular de su mandato”...

Faltas temporales (art 235 CN) “La ausencia del territorio nacional por parte del Presidente o Presidenta de la República requiere autorización de la Asamblea Nacional o de la Comisión Delegada, cuando se prolongue por un lapso superior a cinco días consecutivos”.

El presidente de la República deberá rendir cuentas ante la Asamblea Nacional una vez al año, así como presentar los resultados de gestión y la contabilidad pública.

Vicepresidente de la República

Órgano de Estado, nombrado por el presidente del República. Entre sus funciones está la de colaborar con el mismo en actos de importancia para el país, asumir el cargo de presidente de la República en caso de así ser necesario y en casos previstos por la ley. Es además el órgano que preside el Consejo de Estado. El Cargo de Vicepresidente de la República es de libre nombramiento y remoción por parte del Presidente de la República.

Ministros de Venezuela

Los Ministros o Ministras son órganos directos del Presidente o Presidenta de la República, y reunidos conjuntamente con este o ésta y con el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, integran el Consejo de Ministros. El Presidente de la República podrá nombrar Ministros de Estado, los y las cuales, además de participar en el Consejo de Ministros, asesoraran al Presidente de la República y al Vicepresidente Ejecutivo en los asuntos que les fueren asignados. Los ministros deberán rendir cuenta a la Asamblea Nacional de manera semestral.

El Poder Legislativo nacional.

El Poder Legislativo es unicameral y reside en la Asamblea Nacional, siendo la encargada de la formación discusión y sanción de las leyes federales, además de las que rigen en el Distrito Capital, las Dependencias y los Territorios Federales. Además le está encargado sancionar los códigos legales básicos del país. Se compone actualmente de 167 diputados que sirven por cinco años y pueden ser reelegidos de acuerdo con la Enmienda Nº 1 de la Constitución Nacional. El número de diputados puede variar según el aumento de la población.

Los diputados deben aprobar los proyectos de ley para que éste se convierta en ley, pero el presidente tiene poder de veto. En ese caso, la Asamblea Nacional reconsidera el proyecto de ley. El Presidente y los Vicepresidentes de la Asamblea la promulgarán, el proyecto de ley se convierte en ley, aún sin la firma del Presidente de República.

Sin duda alguna es el más importante, por su naturaleza la ley es de carácter general, por eso no daña intereses generales.

En Venezuela el Poder Legislativo es ejercido por el Congreso Nacional, integrado por las Cámaras de Senadores y Diputados. Diputados y senadores son elegidos, titulares y suplentes, por votación popular -cada cinco años- en listas cerradas postuladas por los partidos políticos, utilizándose la representación proporcional de las minorías. Se elige un senador o diputado principal con tres suplentes.

En el Congreso hay un aumento progresivo de mujeres. La mayor presencia femenina se obtuvo en la Cámara de Diputados y el Senado en 1988, con el 9,5% y 8,2% de los cargos, respectivamente. Dicho resultado fue consecuencia de la acción concertada de mujeres dirigentes de los partidos, de mujeres en cargos de gobierno y de organizaciones sociales que exigieron la inclusión de candidatas en las listas. Se organizó entonces el movimiento "Mujeres Dirigentes Unidas", se realizaron acciones en la calle, foros públicos, intervenciones de grupos de mujeres ante el Consejo Supremo Electoral, ante las direcciones de los partidos, del Congreso Nacional y de los medios de comunicación, entre otros entes relevantes.

No obstante, el número de mujeres que efectivamente ejerce funciones en el Poder Legislativo es mayor que el de las electas como principales, debido al régimen de suplencias. Muchas suplentes ocupan, incluso por años, los curules, ya que los titulares son dirigentes de provincia que se ven obligados a permanecer en sus regiones por razones políticas.

En 1991 una mujer ocupaba la Primera Vicepresidencia de la Cámara de Diputados y había mujeres presidentas de importantes Comisiones, como la Comisión de Política Interior de la Cámara de Diputados y la Comisión de Salud en el Senado. En la Comisión Bica-moral de la Reforma Constitucional, una de las más relevantes, la tercera parte de sus integrantes correspondía a mujeres. También existe, desde 1989, una Comisión Bicameral de los Derechos de la Mujer.

Las Asambleas Legislativas, cuerpos deliberantes de los estados, están conformadas por diputados elegidos cada cinco años igual que en el Congreso Nacional. La participación femenina es ligeramente superior que en el Congreso y se observa una tendencia a aumentar en los últimos períodos electorales, alcanzando un máximo de 11,2% en las elecciones de 1988, resultado de la campaña ya mencionada de las mujeres organizadas.

Los Concejos Municipales son elegidos por votación popular a contar de 1979. Se puede observar un descenso de la presencia femenina en 1984 y 1989, el que ha sido explicado por el cambio del régimen electoral en 1989 desde listas cerradas a listas abiertas, con voto nominal o por lista. En estas listas las mujeres estuvieron sobre presentadas y los partidos favorecieron las candidaturas masculinas.

Artículo 186. “La Asamblea Nacional estará integrada por diputados y diputadas elegidos o elegidas en cada entidad federal por votación universal, directa, personalizada y secreta con representación proporcional, según una base poblacional del uno coma uno por ciento de la población total del país. Cada entidad federal elegirá, además, tres diputados o diputadas. Los pueblos indígenas de la República Bolivariana de Venezuela elegirán tres diputados o diputadas de acuerdo con lo establecido en la ley electoral, respetando sus tradiciones y costumbres. Cada diputado o diputada tendrá un suplente o una suplente, escogido o escogida en el mismo proceso”.

El poder judicial nacional.

El Poder Judicial de Venezuela es ejercido por el Tribunal Supremo de Justicia y otros tribunales que se subdividen en Tribunales de Jurisdicción ordinaria: Las Cortes de Apelaciones, Tribunales Superiores, Tribunales de Primera Instancia y Tribunales de Municipio, y especial como la Corte Marcial, esto se fundamenta en la Constitución de la República, en la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia y en la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Tribunal Supremo de Justicia: El Tribunal Supremo de Justicia, es el máximo tribunal de Venezuela. Está formado por 32 Magistrados, el Magistrado presidente de la Sala Constitucional también preside el Tribunal Supremo. Sus miembros son elegidos por la Asamblea Nacional, por un periodo de 12 años, sin derecho a reelección.

Corte de Apelaciones y Tribunales Superiores: Estos tribunales federales, que de acuerdo al número de magistrados integrantes pueden ser unipersonales o colegiados, están distribuidos en todo el país y asignados a ciertas zonas geográficas denominadas circunscripciones judiciales. En la actualidad, existen 24 circunscripciones judiciales, que abarcan el territorio de un Estado.

Distribución territorial del poder público en Venezuela, estudio del poder publico estadal y municipal.

Distribución territorial del poder publico en Venezuela:

Artículo 136. El Poder Público se distribuye entre el Poder Municipal, el Poder Estadal y el Poder Nacional. El Poder Público Nacional se divide en Legislativo, Ejecutivo, Judicial, Ciudadano y Electoral.

Cada una de las ramas del Poder Público tiene sus funciones propias, pero los órganos a los que incumbe su ejercicio colaborarán entre sí en la realización de los fines del Estado.

¿Qué es el Poder Nacional, y cómo está dividido?

El Poder Nacional es una de las tres ramas que constituyen el Poder Público. Se divide en: Legislativo, Ejecutivo, Judicial, Ciudadano y Electoral.

¿Cuáles son las atribuciones del Poder Legislativo y quién lo representa?

El Poder Legislativo está compuesto por una Cámara en la Asamblea Nacional; representada por diputados y diputadas representantes de los estados y pueblos indígenas de la República; en los estados representa este poder el Consejo Legislativo.

Sus atribuciones son:

• Legislar en materias de la competencia nacional y sobre el funcionamiento de las distintas ramas de Poder Nacional.

• Proponer enmiendas y reformas a la Constitución, en los términos establecidos en ella.

• Ejercer funciones de control sobre el Gobierno y la Administración Pública Nacional, en los términos consagrados en la Constitución y la ley. Los elementos comprobatorios obtenidos en el ejercicio de ésta función, tendrán valor probatorio, en las condiciones que la ley establezca.

• Organizar y promover la participación ciudadana en los asuntos de su competencia.

• Decretar amnistías.

• Discutir y aprobar el presupuesto nacional y todo proyecto de ley concerniente al régimen tributario y al crédito público.

• Autorizar los créditos adicionales al presupuesto.

¿Cuáles son las atribuciones del Poder Ejecutivo y quién lo representa?

El Poder Ejecutivo lo ejerce el Presidente(a), un Vicepresidente(a) Ejecutivo(a) y los (o las) Ministros(as). Sus atribuciones son las siguientes:

• Cumplir y hacer cumplir la Constitución y las Leyes.

• Dirigir la acción del Gobierno.

• Nombrar y remover al Vicepresidente(a) Ejecutivo(a), a los Ministros(as).

• Dirigir las relaciones exteriores de la República y celebrar y ratificar los tratados convenios o acuerdos internacionales.

• Dirigir la Fuerza Armada Nacional en su carácter de Comandante en Jefe, ejercer la suprema autoridad jerárquica de ella y fijar un contingente.

• Ejercer el mando supremo de la Fuerza Armada Nacional promover sus oficiales a partir del grado de Coronel(a) o Capitán(a) de Navío y nombrarlos(as) para los cargos que les sean privativos

¿Quién ejerce la administración de la justicia y cuáles son sus atribuciones?

El Tribunal Supremo de Justicia es el encargado de la administración, dirección y gobierno del Judicial el cual está constituido por la Corte Suprema de Justicia, los Tribunales, el Ministerio Público, la Defensoría Pública, los órganos de investigación penal, el sistema Penitenciario.

Sus atribuciones son las siguientes:

• Ejercer la jurisdicción constitucional conforme al título VIII de la Constitución.

• Declarar si hay o no mérito para el enjuiciamiento del Presidente(a) de la República o quien haga sus veces, y en caso afirmativo, continuar conociendo de la causa previa autorización de la Asamblea Nacional, hasta la sentencia definitiva.

• Declarar si hay o no mérito para el enjuiciamiento del Vicepresidente(a) Ejecutivo(a), de los(as) integrantes de la Asamblea Nacional o del propio

¿Quién ejerce el Poder Electoral y cuáles son sus atribuciones?

El Poder Electoral lo ejerce el Consejo Nacional Electoral. Y sus atribuciones son:

• Reglamentar las leyes electorales y resolver las dudas y vacíos que éstas susciten o contengan.

• Formular su presupuesto, el cual tramitará directamente ante la Asamblea Nacional y administrará autónomamente.

• Dictar directivas vinculantes en materia de financiamiento y publicidad politicoelectorales y aplicar sanciones cuando no sean acatadas.

• Declarar la nulidad total o parcial de las elecciones.

• La organización, administración, dirección y vigilancia de todos los actos relativos a la elección de los cargos de representación popular de los poderes públicos, así como de los referendos.

Concepto de estado:

El Estado es un concepto político que se refiere a una forma de organización social soberana y coercitiva, formada por un conjunto de instituciones involuntarias, que tiene el poder de regular la vida nacional en un territorio determinado.

El concepto de Estado difiere según los autores,1 pero algunos de ellos definen el Estado como el conjunto de instituciones que poseen la autoridad y potestad para establecer las normas que regulan una sociedad, teniendo soberanía interna y externa sobre un territorio determinado. Max Weber, en 1919, define el Estado como una unidad de carácter institucional que en el interior de un territorio monopoliza para sí el uso de la fuerza legal. Por ello se hallan dentro del Estado instituciones tales como las fuerzas armadas, la administración pública, los tribunales y la policía, asumiendo pues el Estado las funciones de defensa, gobernación, justicia, seguridad y otras como las relaciones exteriores.

Poder Público Estadal. Artículo 159.

Los Estados son entidades autónomas e iguales en lo político, con personalidad jurídica plena, y quedan obligados a mantener la independencia, soberanía e integridad nacional, y a cumplir y hacer cumplir esta Constitución y las leyes de la República.

Gobierno y Administración de cada Estado. Artículo 160

El gobierno y administración de cada Estado corresponde a un Gobernador o Gobernadora. Para ser Gobernador o Gobernadora se requiere ser venezolano o venezolana, mayor de veinticinco años y de estado seglar.

El Gobernador o Gobernadora será elegido o elegida por un período de cuatro años por mayoría de las personas que voten. El Gobernador o Gobernadora podrá ser reelegido o reelegida, de inmediato y por una sola vez, para un nuevo período

Poder Estatal

Es aquel constituido por todas aquellas instituciones u órganos del Gobierno señaladas en Nuestra Carta Fundamental, con competencia a nivel Estadal, así se detallan la existencia del Poder Legislativo Estadal (Consejo Legislativo), Ejecutivo (Gobernador), Judicial (Dirección Ejecutiva de la Magistratura con sus oficinas regionales), Ciudadano (Contraloría autónoma).

¿Qué es un Municipio?

El municipio es uno de los niveles de gobierno establecidos en nuestra

Constitución Nacional junto con el provincial, el nacional y el de la ciudad autónoma de Buenos Aires.

La importancia del municipio radica en que es el nivel de gobierno donde: mejor se perciben las necesidades y los problemas de los ciudadanos; se da mayor cercanía entre gobernantes y gobernados.

Promueve la participación en la gestión de los intereses que le son propios; más eficazmente pueden realizarse los controles.

A partir de la reforma de 1994 de la Constitución Nacional, los municipios detentan un status autonómico (art. 123). Esto significa competencias propias reconocidas por el poder constituyente y ya no más competencias municipales originadas en una delegación de facultades por parte del Estado provincial (municipios autárquicos).

¿Qué significa que un municipio sea autónomo?

Significa que el municipio tendrá dentro del marco de su competencia territorial y material facultades en distintos órdenes: institucional, político, administrativo y económico-financiero.

En el orden institucional supone la posibilidad del dictado por parte del municipio de su propia carta orgánica. Al respecto, las provincias entendiendo las realidades locales podrán determinar qué municipios detentarán esta facultad y cuáles no (autonomía plena o semiplena).

En el orden político implica la facultad de elegir sus propias autoridades y el modo de destitución de las mismas; de escoger entre diferentes formas de gobierno (Intendente - Concejo, la figura del Gerente); distintos sistemas electorales (vgr. lo relativo a la representatividad territorial asignada a los concejales); mayor o menor participación ciudadana (por ejemplo, la participación en la elección de directores de escuela, hospitales, etc.); entre otras facultades.

En el orden administrativo importa la potestad de prestar servicios públicos, encarar obras públicas, ejercer el poder de policía y demás actos de administración local sin interferencia de autoridad de otro orden de gobierno, como por ejemplo el provincial.

En el orden económico y financiero principalmente comprende las atribuciones relacionadas con la imposición de tributos (impuestos, tasas y contribuciones) y su recaudación a fin de autofinanciarse.

¿Puede ser un municipio no ser autónomo?

Las constituciones provinciales no pueden asegurar ningún otro régimen municipal que no sea autonómico en razón de los dispuesto por los artículos 5 y 123 de la Constitución Nacional. Por lo tanto, los órdenes jurídicos provinciales están obligados a reconocer la autonomía de sus municipios y a fijar las pautas para determinar el alcance y los contenidos de dicha autonomía (plena o semiplena), teniendo en cuenta las particularidades propias de cada lugar.

Las provincias, al organizar el régimen municipal al que están obligadas a asegurar no tienen prefijado un régimen único. Así es como en razón de las realidades de cada comunidad podrán utilizar un criterio de Autonomía plena, cuando se faculta al municipio a darse sus propias normas, auto administrarse, autofinanciarse elegir sus autoridades O de autonomía semiplena que confiere las atribuciones en el orden político, administrativo y financiero, más no en el institucional. Es decir, no se le otorga al municipio la atribución de dictar su propia Carta orgánica (auto normatividad constituyente).

La Autonomía:

De acuerdo con el artículo 168 de la Constitución, gozan de autonomía "dentro de los límites de esta Constitución y de la Ley", con lo que estableció una limitación inusitada que hace materialmente nugatoria la autonomía político-territorial, que sólo debería encontrar límites en la Constitución, pero no en la ley. Conforme a esta norma, que no tiene antecedentes en el constitucionalismo del país, la ley puede limitar la autonomía municipal, la cual por tanto, perdió su garantía constitucional. Esto lo ha reafirmado, además, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia. En sentencia Nº 2257 del 13 de noviembre de 2001. Debe sostenerse que lo los Municipios si bien poseen ciertas competencias no gozan de la plena libertad para la gestión de ciertas materias que aun cuando pertenecen a su esfera competencial misma no le es propia, esto es, exclusiva, como pretenden los recurrentes, alegando que no se puede someter el ejercicio de dicha competencia a condicionamientos ni mediatización alguna, pues, con ello, a consideración de los recurrentes, se está violando el precepto constitucional que garantiza al municipio la libre gestión y plena autonomía, ya que en criterio de esta Sala, la "libre gestión de las materias de su competencia" que garantiza la Constitución a los Municipios, se trata de una libertad condicionada, no sólo por las limitaciones que directamente impone el Constituyente sino por todas aquellas que pueda imponer el Legislador Nacional, y los legisladores estadales al ejercicio de la autonomía municipal, de acuerdo con las normas de la propia Constitución y dentro de los límites por ella indicados.

La autonomía municipal, por tanto, reducida lamentablemente por la Sala Constitucional a ser sólo una "libertad condicionada", en términos generales y conforme al mismo artículo 168 de la Constitución, comprende, lo siguiente:

1. La elección de sus autoridades.

2. La gestión de las materias de su competencia

3. La creación, recaudación e inversión de sus amigos.

El Poder Público Municipal se ejerce a través de cuatro funciones:

• La función Ejecutiva, desarrollada por la Alcaldía, a la que corresponde el Gobierno y la administración, ejercida por el alcalde, las dependencias municipales y los entes descentralizados (paramunicipales).

• La función Legislativa, que corresponde a la Cámara Municipal, integrada por concejales y concejalas.

• La función de control fiscal, responsabilidad de la Contraloría Municipal, la cual ejercerá de conformidad con las leyes y la ordenanza respectiva, el control, vigilancia y fiscalización de los ingresos, gastos y bienes municipales, así como de las operaciones relativas a los mismos.

• La función de Planificación, debe ser ejercida en corresponsabilidad con el Consejo Local de Planificación Pública, que es el órgano encargado de integrar al gobierno municipal y a las comunidades organizadas en el proceso de planificación e instrumentación del desarrollo del municipio.

• Consejos Comunales.

Órganos auxiliares del Poder Público Municipal.

• Secretaría .

• Sindicatura.