Leer Ensayo Completo Que Es Filosofia Y Filosofar

Que Es Filosofia Y Filosofar

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.942.000+ documentos

Categoría: Filosofía

Enviado por: klimbo3445 12 mayo 2011

Palabras: 7238 | Páginas: 29

...

a través de principios generales.

La filosofía es una ocupación de toda la vida y hay pocos filósofos. Incluso los profesores de filosofía son raramente filósofos, puesto que enseñar filosofía y filosofar no son la misma cosa. Enseñar filosofía asegura la libertad de filosofar con el menor daño a la vida filosófica. Sin embargo, enseñar es actuar, mientras filosofar es contemplar. Por ejemplo, Bergson fue un magnífico profesor, pero lo que enseñaba no tenía nada que ver con su propia filosofía.

ORGANIZACIÓN DE LA FILOSOFIA

Las asignaturas filosóficas se dividen en tres grandes grupos:

LA ONTOLOGIA:

Que trata de contestar a la pregunta: ¿qué es el ser? Esta a su vez se divide en Cosmología y metafísica. Un aspecto de la metafísica seria la Antropología filosófica, por ejemplo.

Termino de origen griego que significa el tratado o estudio del ser, es decir, el estudio de todo lo que es: qué es, cómo es y cómo es posible que sea. Para que se entienda, supongamos que nos preguntamos si Dios existe, ¿qué Dios? O mejor aún, ¿Quién es Dios?, ¿Cómo es? Y en que condiciones podríamos pensar que sea. Así, la ontología se ocupa de la definición del ser y de establecer las categorías fundamentales o modos generales de ser de las cosas a partir del estudio de sus propiedades.

Técnicamente, la ontología es el estudio del ente en tanto que ente; o en términos más sencillos, el estudio del ser. Ente es todo aquello que tiene ser: los objetos físicos, los psíquicos, los meramente imaginados o pensados... La ontología estudia los seres en la medida en que participan del ser, igual que la biología estudia los seres vivos pero en la medida en que tienen vida. Es la disciplina filosófica más importante. Las dos cuestiones fundamentales de la ontología son en qué consiste el ser y cuáles son los seres o géneros de seres más importantes.

La ontología tiene una influencia indirecta en psicología, pues si consideramos que el ser es ser espacial y temporal -es decir si se defiende un punto de vista materialista- la psicología que propondremos será distinta a la que se puede defender si creemos que junto con lo espacial y temporal hay un ser puramente temporal -es decir si se defiende un punto de vista espiritualista. A la psicología científica le resulta extraordinariamente difícil eliminar de sus puntos de vista básicos consideraciones ontológicas relativas a la constitución última de los seres humanos, y, aunque no siempre de forma consciente, los investigadores acaban comprometiéndose con alguna de las teorías ontológicas que la filosofía ha defendido respecto del psiquismo y del hombre en su totalidad.

Dos modelos en los que claramente podemos detectar puntos de vista ontológicos muy distintos son el conductismo (visión naturalista del ser humano) y la psicología cognitiva (visión mentalista-computacional del hombre).

Es una disciplina que la Escolástica medieval identificaba con la Metafísica. Ella es considerada, tal vez, como la más importante de las disciplinas filosóficas, que estudia lo que es en tanto que es y existe como sub-stantia de los fenómenos. Por ello la metafísica es muchas veces, más erróneamente, estimada como ontología, teoría del ser, es decir, el estudio de todo lo que es: qué es, cómo es y cómo es posible. La ontología se ocupa de la definición del ser y de establecer las categorías fundamentales o modos generales de ser de las cosas a partir del estudio de sus propiedades, estructuras y sistemas. Tradicionalmente, gracias a la Escolástica medieval, se le conoce como una rama de la Metafísica y se ocupa de cuestiones como la existencia de los entes, cómo esos entes pueden ser clasificados dentro de una jerarquía, y subdivididos de acuerdo a similitudes y diferencias.

Por ello, trata de escribir o proponer las categorías y relaciones básicas del ser o la existencia para definir las entidades y de qué tipo son. Las entidades comprenden los objetos, las personas, los conceptos, las ideas, las cosas, etc. En cierto modo, reflexiona sobre las concepciones de la realidad, sus relaciones y características.

Estudiantes de Aristóteles utilizaron el término metafísica por primera vez (literalmente quiere decir "después de la física") para referirse a lo que su maestro describió como "filosofía primera", posteriormente conocida como ontología. "Qua" significa "en la capacidad de". Por consiguiente, la ontología es la investigación del ser en tanto que ser, o del ser en general, más allá de cualquier cosa en particular que es o existe. Es también el estudio de los seres en la medida en que existen, y no en la medida en que hechos particulares obtienen de ellos o propiedades particulares para ellos. Tome cualquier cosa que pueda encontrar en el mundo, y obsérvelo, no como a una mascota o a una rebanada de pizza, una silla o a un presidente, sino simplemente como algo que es. Más específicamente, la ontología se encarga de determinar qué categorías del ser son fundamentales y se pregunta si a los objetos en esas categorías se les puede calificar de “seres”, y en qué sentido.

Algunos filósofos, sobre todo de la escuela de Platón, sostienen que todos los sustantivos se refieren a entidades existentes. Otros afirman que los sustantivos no siempre nombran entidades, sino que ofrecen una forma de referencia a una colección de objetos o sucesos. En este sentido, la mente, en lugar de referirse a una entidad, se refiere a una colección de sucesos mentales experimentados por una persona.

Historia del término

Al parecer el primero en usar la expresión “ontología" (aunque con caracteres griegos) en sentido filosófico fue Rodolfo Goclenio en obra Lexicon philosophicum, quo tanquam clave philosophiae fores aperiuntur en el año 1613. Se afirma allí que la ontología es la filosofía del ente.

Después de diversos usos y su paso a caracteres latinos, Leibniz usa la expresión en su Introductio ad Encyclopaediam arcanam y la define como “ciencia de lo que es y de la nada, del ente y del no ente, de las cosas y de sus modos, de la sustancia y del accidente”.

Ya como término técnico la encontramos en la obra Ontologia sive de ente in genere de Jean Le Clerc publicada en 1692. Y Christian Wolff la populariza definiéndola como “ciencia del ente en general, en cuanto que ente”. Afirma que usa un método demostrativo o deductivo y analiza los predicados que corresponden al ente en cuanto ente.

Todos estos sentidos contribuyeron a identificarla en la práctica con la metafísica.

El problema ontológico

El problema central de la ontología fue presentado muy elocuentemente por Willard van Orman Quine en su artículo Sobre lo que hay:[1]

Un rasgo curioso del problema ontológico es su simplicidad. Puede formularse en dos monosílabos castellanos: «¿Qué hay?». Puede además responderse en una sola palabra: «Todo», y todos aceptarán esta respuesta como verdadera. Sin embargo, esto es sólo decir que hay lo que hay. Queda lugar para discrepancias en casos particulares; y así la cuestión ha persistido a través de los siglos.[]

En general, cada uno de estos "casos particulares" presenta un problema distinto.[3] Desde la segunda mitad del siglo XX, el naturalismo imperante ha determinado que los debates metafísicos sean principalmente acerca de la existencia o no de todo aquello que parece entrar en conflicto con la descripción del mundo provista por las teorías científicas más exitosas.[

• COSMOLOGIA

En esta área se ubican todas las explicaciones en torno al origen y constitución del universo; saber de que esta hecho todo cuanto existe. Contesta preguntas tales como: ¿ el universo es infinito? O, si es cierta la teoría del Big Bang, ¿el Universo esta en expansión?, etc.

Del Mito A La Filosofía

La cosmología estaba constituida por los mitos de las grandes culturas, y también por unos ciertos elementos racionales. La cosmología de los pensadores presocráticos se nutria aún del pensamiento mítico.

Origen De La Cosmología.

Del griego Universo y también estructura, orden y palabra doctrina. Parte de la Astronomía; ciencia que trata del universo como unidad de las conexiones en un todo y de toda la porción del universo abarcada por las observaciones astronómicas como parte del dicho todo.

Conjunto de teorías sobre el origen, estructura y evolución del universo. Las primeras e ingenuas representaciones cosmológicas surgieron en la remota antigüedad como resultado del deseo del hombre de comprende su lugar en el universo.

• METAFISICA

Es la ciencia que estudia a los seres que forman prte de la realidad en sus aspectos trascendentes. Algunos de sus temas de estudio son: ¿que es lo que existe?, ¿que entendemos por existencia?, ¿existe Dios?, ¿en que formas se expresa?, ¿tenemos alma?, etc.

La Metafísica (del latin "metaphysica", proveniente del griego metá que significa “tras, más allá”, y phýsis que significa “naturaleza”, es decir, “lo que viene después de la naturaleza”,"más allá de lo físico"). El término se originó como título de uno de los tratados de Aristóteles, y algunos piensan que se deba quizá a que este volumen fue escrito después de su obra "física". Sin embargo, la metafísica, como su nombre indica, se define como algo que está más allá de lo físico, dedicando su estudio a lo abstracto del Ser y de Dios. Es una parte fundamental de la filosofía que trata el estudio del Ser en cuanto tal y de sus propiedades, principios, causas y fundamentos primeros de existencia. Experimenta una fuerza ligada a la teología y frecuentemente tratan los mismos temas.

La metafísica aborda los problemas centrales y más profundos de la filosofía, tales como los fundamentos (presupuestos, causas y “primeros principios”), las estructuras más generales (leyes y principios), el sentido y la finalidad de la realidad toda y de todo ser. El principio básico de la metafísica se sustenta en la no-contradicción, razonamiento que establece la imposibilidad de que algo sea y no sea, simultáneamente.

A su vez, la metafísica comprende dos grandes ramas, la 1ª es la Ontología, que es el estudio del Ser y su esencia, y la 2ª es la Teología, que es el estudio de Dios y su esencia. Por tanto la metafísica es el estudio científico que trata lo relativo al Ser y Dios en su forma concreta (en la ciencia lo abstracto es lo intangible, como el pensamiento, y lo concreto es lo físico, como por ejemplo, un árbol). Desde el punto de vista cartesiano y experimental, no sería una ciencia específicamente demostrativa.

Platón y Aristóteles, de Rafael (Stanza della Segnatura, Museos del Vaticano Roma). Aristóteles es considerado como el padre de la Metafísica.

Aunque cabe alguna discusión al respecto, es un tópico que la palabra "metafísica" fue empleada por primera vez por Andrónico de Rodas (siglo I adC). En sus primeras utilizaciones, "metafísica" era el nombre de los libros de Aristóteles colocados después de los de física. Esto es, dado que en la antigüedad los tratados se conservaban en legajos cilíndricos, ocurrió que Aristóteles había titulado todos excepto aquél que trataba de los asuntos del alma y la personalidad.

Cuando acudían sus discípulos a la biblioteca para consultarlo, dado que no podían pedirlo por su título, decían "el que está al lado de Física" (meta-physica), puesto que en su colocación en la estantería el legajo se hallaba junto al otro tratado aristotélico, el de Física.

No obstante, es muy posible que Andrónico utilizara esta palabra sobre la base de una idea del sentido y contenidos de la obra aristotélica. El Estagirita (como se conoce a Aristóteles por su origen) sólo empleó las expresiones "filosofía primera" y "teología" para designar el saber de que se ocupan esos catorce libros titulados "Metafísica" por Andrónico.

Metafísica es, desde entonces, el nombre del saber más elevado que cabe intentar alcanzar. La cuestión esencial consiguiente es: ¿y dónde se encuentra ese saber?, es decir, ¿sobre qué debe versar y cómo se puede alcanzar? Es aquí donde, como es comprensible, comienzan las interminables discusiones entre los metafísicos. Platón, antes que Aristóteles, es el precursor de la metafísica como tal y la expresa con su idea del mundo inteligible.

La Metafísica trata las "cuestiones últimas"; pero, ¿cuáles son esas cuestiones? Hay muchos modos de presentarlas, y no todos estos enfoques son compatibles entre sí: ¿Por qué existen las cosas? ¿Por qué es el ser y no más bien la nada? ¿Existe un Dios? ¿Qué características poseería en caso de existir? ¿Cuál es la diferencia entre materia y espíritu? ¿La voluntad del hombre es libre? ¿Todo está en permanente cambio o existen cosas o relaciones que permanecen invariables a pesar del cambio?, etc.

El campo de trabajo de la metafísica comprende los aspectos de la realidad que son inaccesibles a la investigación científica. Según Kant una afirmación es metafísica cuando afirma algo sustancial o relevante sobre un asunto (“cuando emite un juicio sintético sobre un asunto”), que por principio escapa a toda posibilidad de ser experimentado (por los sentidos) por el ser humano (cfr. trascendencia). Simultáneamente surge la pregunta: ¿cómo el ser humano, a pesar de sus limitadas capacidades mentales, podría participar o alcanzar las verdades metafísicas que pretende fundamentar con la ayuda de la filosofía?

En los tratados metafísicos tempranos se consideraba que el núcleo de todas las disciplinas filosóficas debía estar en la formulación de fundamentos últimos válidos universalmente.

Se dice que el ser humano tiene una predisposición natural hacia la metafísica. Kant la calificó de “necesidad inevitable”, Schopenhauer incluso llegó a definir al ser humano como a un “animal metafísico” , Martin Heidegger ha replanteado todos los asuntos metafísicos introduciendo en ellos una transformación radical que necesariamente tiene que tomarse en cuenta.

Término metafísica proviene de una obra de Aristóteles compuesta por catorce libros (rollos de papiro), independientes entre sí, que se ocupan de diversos temas generales de la filosofía. Estos libros son de carácter esotérico, es decir, Aristóteles nunca los concibió para la publicación. Por el contrario, son un conjunto de apuntes o notas personales sobre temas que pudo haber tratado en clases o en otros libros sistemáticos.

El peripatético Andrónico de Rodas (siglo I a. C.) al sacar la primera edición de las obras de Aristóteles ordenó estos libros detrás de los ocho libros sobre “Física” (tà metà tà physiká). De allí surgió el concepto de “metafísica”, que en realidad significa: aquello que en el estante está después de la física, pero que también de manera didáctica significa: aquello que sigue a las explicaciones sobre la naturaleza o lo que viene después de la física, entendiendo física en su acepción antigua que se refería al estudio de la physis, es decir, de la naturaleza y sus fenómenos, no limitados al plano material necesariamente.

En la Antigüedad la palabra metafísica no denotaba una disciplina particular concerniente al interior de la filosofía, sino el compendio de rollos de Aristóteles ya mencionado. Sólo es a partir del siglo XIII que la metafísica pasa a ser una disciplina filosófica especial que tiene como objeto el ente en cuanto ente. Es hacia ese siglo cuando el conocimiento de las teorías aristotélicas se comienza a conocer en el Occidente latino gracias al influjo de pensadores árabes como Avicena.

A partir de entonces la metafísica pasa a ser la más alta disciplina filosófica, y así hasta la Edad Moderna. Con el tiempo la palabra 'metafísica' adquirió el significado de 'difícil' o 'sutil' y en algunas circunstancias se utiliza con un carácter peyorativo, pasando a significar especulativo, dudoso o no científico. En este sentido, también la metafísica es considerada como un modo de reflexionar con demasiada sutileza en cualquier materia que discurriese entre lo oscuro y difícil de comprender.

Objetivo de la Metafisica

La metafísica pregunta por los fundamentos últimos del ser y de lo existente, en tanto que es. Su objetivo es lograr una comprensión teórica de la esencia y de los principios últimos generales más elementales del ser. Lo que en este caso significa “ser” se entiende de diferentes maneras, por lo que el ámbito de estudio es amplísimo. Las dos preguntas fundamentales de la metafísica son:

1. ¿Por qué existe algo, y no más bien nada? (Heidegger)

2. ¿En qué consiste la realidad de lo real – qué es el "Ser" considerado en sí mismo?

No sólo se pregunta entonces por el origen, sino también por la constitución y la interrelación de todo lo que "es", es decir, de la realidad en su totalidad. Además aspira a encontrar las características más elementales de todo lo que es: la cuestión planteada es, si hay características tales, que se le puedan atribuir a todo lo que es y si con ello pueden establecerse ciertas propiedades del ser.

Los objetos de investigación de la metafísica serian sobre todo los siguientes:

• ser, la realidad, la nada, la mente, la naturaleza, Dios, la verdad, la libertad, la posibilidad, el cambio, etc.

• cuál es la relación entre los universales y los particulares (problema de los universales)

• la determinación de la relación entre realidad, en tanto tal, y la realidad tal como se le presenta al hombre a través de su capacidad para acceder al conocimiento

• cuál es la relación entre ser y deber ser (cfr. “falacia naturalista”)

La metafísica desarrolla las categorías centrales de la filosofía: materia y forma, acto y potencia, esencia, ser, sustancia, accidente, fin (siendo este muy importante pues reúne a los demás conceptos como dice Santo Tomás: el fin es aquello por lo cual algo es), etc. Para algunos su bagaje conceptual es la base de todas las demás disciplinas filosóficas e incluso, de manera indirecta, de casi todas las ciencias particulares en general.

Lo que es decisivo para distinguir los diferentes tipos de metafísica es el concepto de ser.

• LA ANTROPOLOGIA FILOSOFICA

Es la ram de la ontología que estudia la realidad del ser humano, el origen, el fin y el proceso adecuado para alcanzar su perfeccion como tal. Aquí se ubican las interrogantes sobre la posibilidad del hombre para poder conocer o hasta donde pueden ser validos sus conocimientos. Contesta preguntas tales como ¿Qué significa ser hombre?, ¿existe una única manera de ser humano?, ¿Cuáles son las cualidades de la existencia humana?, entre otras.

La antropología filosófica (del griego άνθρωπος, ánthropos, "hombre", y λόγος, logos, "razonamiento" o "discurso"), es una escuela de pensamiento fundada en Alemania en los años 1920 y 1930, de filósofos, antropólogos y sociólogos; este movimiento tuvo una influencia decisiva en el panorama intelectual alemán del siglo XX.

«Nunca en la historia, tal como la conocemos, el hombre ha sido más que un problema en sí» —Max Scheler.

La antropología filosófica marca un punto de inflexión en la filosofía antropológica (crítica de la tradición idealista y del dualismo cartesiano con una concepción del hombre como una unidad física y psíquica), y fue también una respuesta a la teoría del historicismo Alemán.

La base de su planteamiento consistía en utilizar las enseñanzas de las ciencias naturales (biología, zoología, etología, paleoantropología, etc.) y las ciencias humanas para tratar de identificar las características de la especie humana, su posición específica en el mundo en el entorno del reino mineral, vegetal y animal.

Sus principales representantes son Max Scheler (1874-1928), Helmuth Plessner (1892-1985) y Arnold Gehlen (1904-1976).

También, cerca de esta corriente, destacan: Gotthard Günther (1900-1984), Helmut Schelsky, Erich Rothacker y Peter Sloterdijk.

El propósito de la antropología filosófica es identificar las características de la especie humana, tomando en cuenta todos los aspectos de la realidad: material, biológica, económica, histórica, cultural, etc. Pero esto no significa que sea el producto de una combinación o síntesis de diversas disciplinas. En este sentido, la antropología filosófica no es una ciencia social, sino que está más cerca a la Filosofía. Como disciplina filosófica, no abandona su pretensión de comprender al hombre más allá de los límites de las distintas ciencias.

La antropología filosófica se pregunta, en primera instancia, por el origen del ser humano. Su proceso de aparición y asentamiento en el conjunto de la realidad. Esta cuestión puede condensarse en la pregunta: ¿Cómo surgió el hombre?

Además, se pregunta por la naturaleza del ser humano, se pregunta lo que diferencia al ser humano de todos los demás seres, cómo se define a través de su existencia histórica, etc. Tales interrogantes fundamentales de la Antropología Filosófica pueden ser condensadas en una pregunta radical: ¿Qué es el hombre?

Problema de la naturaleza del hombre (esencia)

Podemos empezar enumerando tres tesis: "Naturalista o Monismo", "Esencialista o Dualista", y las contribuciones de la Filosofía hermenéutica

Naturalista o monismo antropológico

No hay una diferencia esencial entre el hombre y el animal, sino diferencias de grado, de modo que la vida superior del hombre resulta ser una forma más desarrollada, perfeccionada o evolucionada de la serie animal. Las formas más altas de la vida humana (pensamiento, lenguaje, arte, etc.) no son más que las resultantes genéticas de procesos inherentes a las manifestaciones más elementales. Las dos variantes de esta teoría son:

• la concepción mecánico-formal:

o el materialismo, que reduce los fenómenos vitales y psíquicos a fenómenos físicos-químicos;

o el sensualismo, que considera que todas las formas de fenómenos psíquicos son formas más complejas de los datos sensibles.

• la concepción vitalista: que explica al hombre en su integridad por la vida: el hombre se convierte en el último producto de la evolución vital. Esta concepción se diversifica según qué se considere como decisivo en la variedad de los impulsos vitales. Algunos le dieron importancia a los impulsos nutritivos, otros a los impulsos de poder y otros a los impulsos sexuales.

Esencialista o dualista

Estas afirman que el hombre se distingue esencialmente no puramente de grado, de los demás seres vivos pues en él hay un principio que le pertenece en exclusividad y que entraña la posibilidad de una separación radical entre el hombre y el animal. El principio que diferencia al hombre puede concebirse de distintas maneras: si se afirma que es la

Hermenéutica

El hombre no es algo que viene dado “esencialmente”, sino que se configura a través de sus relatos, mitos, narraciones, saberes, creencias, construcciones culturales. En todo esto tiene una importancia capital el lenguaje, que le brinda la posibilidad de expresión y de “sentido”, pero también le muestra sus límites.

El hombre no está “atado” a algo fijo o estático, sino que se va configurando. El ser humano se debe a un desarrollo temporal (historia) y a la vez a un “proyecto” que le configura como alguien en desarrollo, nunca acabado. En esta historicidad, el hombre no es un espectador imparcial de los fenómenos, sino que se ubica frente a los mismos desde presupuestos “heredados” (tradición) que le orientan.

| | |

Axiologia

La axiología es la rama de la filosofía que estudia los valores, sus características y tipos. Estudia lo que es valioso, la naturaleza de los valores y de los juicios valorativos. La problemática axiológica generó dos corrientes: el objetivismo axiológico, que sostiene que los valores existen independientemente de que alguien lo descubra o no, la corriente subjetiva, que afirma que los valores deben su existencia al sujeto que los descubre o los aprecia.

Cuando el objeto de valoración en la conducta humana individual y social nos referimos a la disciplina filosófica llamada ética o filosofía moral; cuando lo que se valora son objetos, entonces nos referimos a la estética.

Ética

Estudia la conducta humana, poniendo atención en lo que se considera como bueno y malo de las acciones. La ética, como la filosofía de la moral, hace recomendaciones de las formas de vida deseables para que el hombre alcance su fin último; el análisis valorativo de nuestros actos nos indica si estos son buenos o malos, si nos aproximan o nos alejan de nuestra naturaleza humana. Nos indica, asimismo, cómo debemos comportarnos en la sociedad y de qué manera respetamos las normas. Podemos decir que la ética estudia la moral, es decir, los principios qjue regulan las acciones humanas, basándose en las nociones del bien y del mal estos son universales, pero hay diferencias dependiendo de la sociedad en que nos desarrollemos.

Estética

Estudia lo bello y cómo las personas lo expresamos a través del arte. Cuando los resultados de nuestros actos se materializan en una obra de arte, hacemos una valoración artística basada en las reglas proporcionadas por la estética o la filosofía del arte bello. Esta disciplina tiene como objeto de estudio la belleza: ¿Qué constituye la belleza en el arte?

Al lado de estas ramas tradicionales de la filosofía, han ido surgiendo otras ramificaciones como la filosofía de la ciencia, de la religión, del derecho, de la historia, etc., cuyo objeto es indagar los principios supremos de esta actividad humana.

GNOSEOLOGIA

Es la teoría del conocimiento, también denominada gnoseología. (del griego gnosis, que significa "conocimiento" o "facultad de conocer“ y logos "razonamiento" o "discurso")

Es el área o disciplina de la filosofía que estudia las posibilidades y la validez de los conocimientos.

En el mundo de habla hispana es usual usar para el estudio del conocimiento la expresión "teoría del conocimiento", o la palabra gnoseología, que actualmente tiende a caer en desuso. En el de habla inglesa se estila "epistemología", que en español, como término filosófico más bien se reserva para lo que podría considerarse como "conocimiento científico", o "teoría de la ciencia".

El conocimiento en cuanto problema es uno de los centrales de la filosofía y su consideración se inicia ya con la filosofía misma, especialmente en Platón. Es obvio que otras disciplinas también se ocupan del conocimiento, pero desde otros puntos de vista. La psicología lo hace encarando los aspectos de la vida mental que en el conocer están implícitos. La lógica también se ocupa del tema, pero sus miras están puestas en la corrección o incorrección del razonamiento o argumentación, y no en la relación entre el conocimiento y el objeto del mismo. La ontología, a su vez, también se ocupa de gnoseología, pero atendiendo al objeto, a la naturaleza de los objetos del conocer, a su clasificación en reales o ideales (matemática y lógica).

EPISTEMOLOGIA

La epistemología (del griego (episteme), "conocimiento", y (logos), "teoría") es una rama de la filosofía cuyo objeto de estudio es el conocimiento científico. La epistemología se ocupa de problemas tales como las circunstancias históricas, psicológicas y sociológicas que llevan a su obtención, y los criterios por los cuales se lo justifica o invalida.

No se debe confundir a la epistemología con:

• La gnoseología: Muchos autores franceses e ingleses identifican el término "epistemología" con lo que en español se denomina "gnoseología" o "teoría del conocimiento", rama de la filosofía que se ocupa del conocimiento en general: el ordinario, el filosófico, el científico, el matemático, etc. De hecho, la palabra inglesa "epistemology" se traduce al español como "gnoseología". Pero aquí consideraremos que la epistemología se restringe al conocimiento científico.

• La filosofía de la ciencia: La epistemología también se suele identificar con la filosofía de la ciencia, pero se puede considerar a esta última como más amplia que la epistemología. Algunas suposiciones que son discutidas en el marco de la filosofía de la ciencia no son cuestionadas por la epistemología, o bien se considera que no influyen en su objeto de estudio. Por ejemplo, la pregunta metafísica de si existe una realidad objetiva que pueda ser estudiada por la ciencia, o si se trata de una ilusión de los sentidos, es de interés en la filosofía de la ciencia, pero muchos epistemólogos parten de que sí existe, o bien consideran que su respuesta afirmativa o negativa es indiferente para la existencia de métodos de obtención de conocimiento o de criterios de validación de los mismos.

• La metodología: También se puede diferenciar a la epistemología de una tercera disciplina, más restringida que ella: la metodología. El metodólogo no pone en tela de juicio el conocimiento ya aceptado como válido por la comunidad científica sino que se concentra en la búsqueda de estrategias para ampliar el conocimiento. Por ejemplo, la importancia de la estadística está fuera de discusión para el metodólogo, pues constituye un camino para construir nuevas hipótesis a partir de datos y muestras. En cambio, el epistemólogo a la vez podría cuestionar el valor de esos datos y muestras y de la misma estadística.

FILOSOFIA DE LA INVEZTIGACION

La filosofia de la ciencia investiga la naturaleza del conocimiento científico y la práctica científica. Se ocupa de saber, entre otras cosas, cómo se desarrollan, evalúan y cambian las teorías científicas, y de saber si la ciencia es capaz de revelar la verdad de las "entidades ocultas" (o sea, no observables) y los procesos de la naturaleza. Son filosóficas las diversas proposiciones básicas que permiten construir la ciencia. Por ejemplo:

• La realidad existe de manera independiente de la mente humana (tesis ontológica de realismo).

• La naturaleza es regular, al menos en alguna medida (tesis ontológica de legalidad).

• El ser humano es capaz de comprender la naturaleza (tesis gnoseológica de inteligibilidad).

Si bien estos supuestos metafísicos no son cuestionados por el realismo científico y muchos investigadores los dan por sentados, hay científicos de diversas disciplinas que han planteado serias sospechas respecto del segundo de ellos[1] y numerosos filósofos que han puesto en tela de juicio alguno de ellos o los tres.[2] De hecho, las principales con respecto a la validez de estos supuestos metafísicos son parte de la base para distinguir las diferentes corrientes epistemológicas históricas y actuales. De tal modo, aunque en términos generales el empirismo lógico defiende el segundo principio, opone reparos al tercero y asume una posición fenomenista, es decir, admite que el hombre puede comprender la naturaleza siempre que por naturaleza se entienda "los fenómenos" (el producto de la experiencia humana) y no la propia realidad.

En pocas palabras, lo que intenta la filosofía de la ciencia es explicar problemas tales como:

• la naturaleza y la obtención de las ideas científicas (conceptos, hipótesis, modelos, teorías, etc.);

• la relación de cada una de ellas con la realidad;

• cómo la ciencia describe, explica, predice y contribuye al control de la naturaleza (esto último en conjunto con la filosofía de la tecnología);

• la formulación y uso del método científico;

• los tipos de razonamiento utilizados para llegar a conclusiones;

• las implicaciones de los diferentes métodos y modelos de ciencia.

La filosofía de la ciencia comparte algunos problemas con la gnoseología, la teoría del conocimiento, pero a diferencia de esta restringe su campo de investigación a los problemas que plantea el conocimiento científico (que, tradicionalmente, se distingue de otros tipos de conocimiento, como el ético o estético). Por su parte, la teoría del conocimiento se ocupa de los límites y condiciones de posibilidad de todo conocimiento.

LA LOGICA

La lógica es una ciencia formal y una rama de la filosofía que estudia los principios de la demostración e inferencia válida. La palabra deriva del griego antiguo (logike), que significa "dotado de razón, intelectual, dialéctico, argumentativo", que a su vez viene de (logos), "palabra, pensamiento, idea, argumento, razón o principio".

• Es la ciencia que estudia la estructura del pensamiento humano y la validez del conocimiento humano.

• La lógica es la disciplina filosófica que tiene como objetivo ordenar nuestros pensamientos para que estos puedan aportar resultados validos y verdaderos.

La lógica se refiere al análisis de las tres formas del pensamiento: concepto, juicio y razonamiento.

• Concepto: constituye la síntesis entre dos o mas procesos que se determinan mutuamente. Por ejemplo: el “agua es un liquido”. Implica tres operaciones :definición, clasificación y división.

• Juicio: es un enunciado declarativo que puede ser verdadero o falso. En el ejemplo anterior es verdadero.

• Razonamiento o argumento: es cuando se presentan razones a favor o en contra de un juicio. Este se divide en deductivo, inductivo y analógico.

Método Dialectico

Es necesario un método para alcanzar el conocimiento.

El método es un camino, un modo de obrar ordenado para hacer una cosa. En filosofía significa el procedimiento que se sigue para la búsqueda de la verdad y también para transmitir esos conocimientos.

Platón fue discípulo de Sócrates, de quien inicialmente aceptó su filosofía y sobre todo adoptó el método dialéctico de exponer su pensamiento; presentándolo como el resultado de un debate en que se llegaba a la verdad mediante sucesivas preguntas y respuestas.

Método Filosófico propuesto por platón para acceder al mundo de las Ideas.

La dialéctica es la exposición y contra argumentación de varios interlocutores para extraer de lo dado las esencias de las cosas y, de este modo, facilitar el ascenso al Mundo de las Ideas. Este es el método que siguió su maestro Sócrates. Por lo tanto es un método para hacer sacar al interlocutor la verdad que lleva dentro y dándole evidencias de lo que se trata de enseñar, y a la vez, investigar. Partiendo de esta base, podemos decir que Platón concibió la dialéctica desde dos posturas. La primera era la que la consideraba como el método racional para alcanzar el conocimiento de las Ideas. Al ser así, es un método que elimina lo particular del Mundo Sensible para llegar a lo general, al concepto en sí, en definitiva a la Idea. Por lo tanto, la dialéctica es un método científico racional, ya que su forma de procedimiento se basa en la inducción (establece hipótesis y se van comprobando hasta que son confirmadas). La segunda percepción platónica de la dialéctica es como ciencia suprema, cuyo objeto es comprender las Ideas. Por tanto, como es la única ciencia cuyo objetivo supremo es el conocer, todas las demás ciencias quedan supeditadas a ellas. En definitiva, la dialéctica sirve para desentrañar las Ideas e ir ascendiendo de una a la otra para llegar a la Idea Suprema: La Idea del Bien. Por tanto, la dialéctica es utilizada por Platón como un proceso que va desde las cosas, hasta lo Uno, que es el Bien.

Platón entiende la dialéctica de dos maneras, primero como un camino o método mediante el cual y gradualmente ascendemos desde la mera opinión (imaginación y creencia) al verdadero conocimiento (episteme) de la realidad : la contemplación inmediata e intuitiva de las ideas (eidós), cuyo logro no es posible sin cierto ascetismo y renuncia a los sentidos y lo corporal.

Platón perfeccionó el método de su maestro conservando la forma de contraponer las ideas. Para Platón el elemento inicial del diálogo que el alma sostenía consigo misma, es la IDEA INTUITIVA que se va esclareciendo a través del proceso crítico que la razón sigue en su discurrir. Este discurrir se realiza anteponiendo a cada idea (tesis) otra que la contradice (antítesis) hasta lograr su depuración. La existencia de la idea intuitiva la explica Platón mediante el mito de la caverna (Platón, La República, libro séptimo).

Luego la dialéctica tienen dos partes: la intuición de la idea, y el esclarecimiento de dicha idea.

Platón supone que el alma, antes de estar encerrada en el cuerpo, habitó en el Topos Uranos, un mundo de perfección, donde conoció a las ideas, es decir las esencias y modelos de todas las cosas. Al encarnar, olvido todo lo que vio. Cuando el hombre busca la verdad tiene que recordar algo de lo que vio en el Topos Uranos, este recuerdo es el elemento intuitivo inicial que tiene que esclarecer mediante el método discursivo. Este esclarecimiento nunca es absoluto y por ello el entendimiento humano nunca puede lograr el conocimiento absoluto

Método científico

Un método científico es el conjunto de procedimientos racionales mediante los cuales se extraen leyes científicas a partir de los hechos particulares.

- El método experimental es considerado el modelo paradigmático del conocimiento científico.

- El método experimental incluye la observación, la formulación de una hipótesis, la contrastación empírica, la verificación de dicha hipótesis y su generalización en una ley que, a su vez, puede integrarse en una teoría.

- En la formulación de hipótesis hay un acto creativo, ya que no viene directamente inferida de los datos y, de algún modo, se anticipa a la propia observación.

- Frente a la verificación propia del inductivismo, el falsacionismo sostiene que lo único que se puede probar empíricamente es la falsedad (no la verdad) de una hipótesis científica.

- El avance de la ciencia sólo es aparentemente progresivo.

- El cientificismo constituye una visión reduccionista de la realidad y del conocimiento.

Entre los Métodos Empíricos se encuentran:

• experimental: Es el más complejo y eficaz de los métodos empíricos, por lo que a veces se utiliza erróneamente como sinónimo de método empírico. Algunos lo consideran una rama tan elaborada que ha cobrado fuerza como otro método científico independiente con su propia lógica, denominada lógica experimental.

En este método el investigador interviene sobre el objeto de estudio modificando a este directa o indirectamente para crear las condiciones necesarias que permitan revelar sus características fundamentales y sus relaciones esenciales bien sea:

-Aislando al objeto y las propiedades que estudia de la influencia de otros factores

-Reproduciendo el objeto de estudio en condiciones controladas

-Modificando las condiciones bajo las cuales tiene lugar el proceso o fenómeno que se estudia.

Así, los datos son sacados de la manipulación sistemática de variables en un experimento (ver método hipotético deductivo, el cual a su vez también se considerar como un tipo de método empírico fuera del método experimental por su relevancia y eficacia). Una diferencia clara con el método empírico en general es que éste además trata de considerar los errores de modo que una inferencia pueda ser hecha en cuanto a la causalidad del cambio observado (carácter autocorrectivo).

El método experimental consta de 4 fases o momentos:

1. La observación de hechos: la observación de los hechos se encuentra en la base del método experimental. No es que estas ciencias se limiten a coleccionar hechos; tratan de explicarlos y de comprenderlos, integrándoles en un sistema teórico que sea inteligible, pero necesitan partir de la observación de los mismos. Los teóricos de la ciencia actuales consideran la simple abundancia de hechos incluso como un obstáculo para el avance científico. Para los teóricos actuales son más importantes los hechos problemáticos, es decir, los hechos que no son explicados o se encuentran en contradicción con el sistema de creencias vigentes en cada momento.

2. La creación de hipótesis: las hipótesis son "conjeturas imaginativas", "suposiciones", que dan razón de los datos observados, aunque ellas mismas no sean observables ni sugeridas por esos datos directamente. Las explicaciones de los hechos no se encuentran a la vista; es necesario imaginarlas, suponerlas, antes de descubrirlas.

3. La aplicación de sistemas matemáticos: una vez supuesta una hipótesis es necesario desarrollarla aplicándole un sistema matemático. Es la única forma de poder conocer, de manera precisa y explícita, las consecuencias que contenía implícitamente. El desarrollar la hipótesis aplicándole un sistema matemático posibilita dos tipos de comprobaciones distintas: a) el poder ver si todos los hechos observados, y de los que se habrán partido, quedan efectivamente explicados por las hipótesis, al encontrarse entre sus conclusiones lógicas. b) el poder ver si hay nuevos hechos, que no han sido aún observados, pero que al ser también consecuencia de la hipótesis, es necesario que se den en la realidad para que la hipótesis tenga valor.

4. La experimentación: este último paso, el de la experimentación o verificación de hipótesis, es la prueba de fuego del método experimental y, de hecho, ha servido para dar nombre al método. La hipótesis, para poder tener validez científica es necesario que sea confirmada por la experiencia. Sin embrago, son las hipótesis las que obligan y dirigen el proceso de la experimentación. Al contrastar las consecuencias de las hipótesis con lo que ocurre en la realidad se pueden plantear tres posibilidades:1º La experimentación confirma la hipótesis, al demostrar que se dan en la realidad los hechos descubiertos como necesarios al desarrollarla lógicamente; en este caso la hipótesis se convierte en ley científica, y tiene validez mientras no se encuentren hechos que la contradigan o queden sin explicar por ella. 2º La experimentación refuta esos hechos; en este caso es necesario abandonar la hipótesis y sustituirla por otra, si las condiciones en las que se ha realizado el experimento son las adecuadas. 3º No es posible confirmar, ni directa ni indirectamente las consecuencias de la hipótesis, por carecer de medios técnicos; en este tercer caso se plantea un problema, ante el que los científicos han tomado posturas distintas, de las que hablaremos al señalar las dificultades del método experimental.

Las leyes científicas que se refieren a un mismo objeto, una vez establecidas, constituyen una teoría.