Leer Ensayo Completo Registro Publico De La Propiedad

Registro Publico De La Propiedad

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.129.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: klimbo3445 20 abril 2011

Palabras: 8277 | Páginas: 34

...

educativa, agraria y social. Al gobernador Francisco Hernández y Hernández, en su momento, le correspondió vincular la política jurista a las características propias del desarrollo de la entidad, Así, en marzo de 1868, el Congreso del Estado decretaba que, basándose en las leyes vigentes que sobre la Administración de Justicia existían en el estado, se redactaran los Códigos Civil, Penal y de Procedimientos Civiles que debía regir en la entidad. En diciembre de ese mismo año el Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Fernando de Jesús Corona y Arpide, presentó los proyectos de dichos Códigos, que al ser aprobados regirían a partir de Junio de 1869.

El 18 de Diciembre de 1868, se aprobaron dichos Códigos, conocidos como los “Códigos Corona”, llevando el apellido del Magistrado que los elaboró. El Código Civil es el primero en su género dentro de la legislación mexicana, ya que viene a proporcionar las bases legales para el establecimiento de una nueva institución denominada “Registro Público” supliendo al obsoleto “oficio de hipotecas”

Formalizado ya el Registro Público de la Propiedad en Veracruz como institución, posteriormente, en 1870, por iniciativa de Don Benito Juárez, se promulga el Código Civil para el Distrito Federal y Territorios Federales, que contiene un apartado especial sobre el Registro Público, casi idéntico al del Código Corona, con mínimos cambios, sin embargo debe destacarse, que el Benemérito de las Américas es quien contribuye a la regulación de la propiedad en el país.

El Código Civil de Veracruz, trataba entre otros temas, lo relativo al Registro Público, indicando donde debían existir oficinas para ese fin, el tipo de títulos que debían inscribirse, las personas que deben o pueden pedir la inscripción, el modo de hacerse la inscripción, el de la teneduría del registro, entre otros muchos asuntos.

El mismo Código, en su artículo 2403, indica que el Gobierno es quien expedirá el reglamento para el régimen interior de las Oficinas del Registro Público. Es así como el 27 de marzo de 1869 se decreta el Reglamento para las oficinas del Registro Civil y Público, en el cual se planteaba –al igual que en el Código Civil- que en cada cabecera de Cantón debería haber una oficina del Registro Público a cargo de un tenedor , nombrado por el Gobierno, cuyas obligaciones serían las de llevar un libro donde se asentaran las operaciones de registro. Señalaba también que los días 1° de enero se formaría el libro con el número de fojas que se utilizarían en todo el año, debiendo éstas ser rubricadas por el Jefe Político del Cantón y uno de los jueces de la Cabecera. Si antes de concluir el año faltaren fojas, se realizarían los mismos pasos mencionados; en caso contrario, éstas se cancelarían en presencia del Jefe Político y uno de los Jueces de Paz. Los tenedores debían remitir a la Secretaría de Gobierno y a la del Tribunal Superior el informe de libro, además de las copias del total de certificaciones que hubieren realizado durante el año. Cada mes debían ser remitidas a esas instancias las copias de la inscripción realizadas.

El mismo reglamento establecía que los tenedores debían cobrar por honorarios de inscripción 2 pesos con 50 centavos, además de lo escrito y el papel, informar en sus demarcaciones y publicar, en el Periódico Oficial del Estado, la fecha y el lugar en que quedaban instaladas sus oficinas.

Este reglamento fue derogado por la Ley N° 22 de 5 de julio de 1897, la cual reglamentaba las Oficinas del Registro Público. Aquí se menciona, de igual manera que en el reglamento anterior, que los encargados del Registro Público serían nombrados por el Ejecutivo, y en caso de ausencia temporal o impedimento serían sustituidos por el Juez de Primera Instancia del Cantón. La nueva reglamentación establecía la creación de 4 libros para la inscripción de los diversos títulos que existían y señalaba la existencia de 4 secciones: Sección I, que trataba sobre la adquisición, transmisión o modificación de la propiedad; Sección II, relativa al Registro de Hipotecas; Sección III, sobre Contratos de Arrendamiento y Comodato; y Sección IV, acerca de Testamentos, Autos Declaratorios de herederos, nombramiento de albacea, etcétera.

Los libros serían abiertos el día primero de enero y cerrados el 31 de diciembre. También se llevarían por duplicado un índice de las inscripciones a realizarse diariamente. Un ejemplar se remitiría a la Secretaría de Gobierno en los primeros ocho días de cada mes y el otro permanecería en el Archivo de la Oficina. De la misma manera remitirían a la Secretaría de Gobierno copias de las inscripciones verificadas durante el mes, formándose con ellas un cuaderno por cada sección, mismo que también debía ser remitido.

La ley 22 de 1897 indica cuáles son los títulos sujetos a registro, como debían hacerse éstos y sus efectos, así como la rectificación y publicidad del Registro. Aquí el término Publicidad se entiende como la “susceptibilidad de que los registros sean consultados por cualquiera persona”.

Durante los primeros años del siglo XX, sólo aparecen algunas reformas en cuanto al pago de aranceles o se reafirman algunas disposiciones. Es hasta finales de la segunda década que vuelve a emitirse una nueva ordenanza. En este caso la Ley relativa a la Institución del Registro Público de agosto de 1918, misma que duró dos años pues fue derogada hacia agosto de 1920. Para octubre del mismo año se dicta la Ley para el Registro Público de la Propiedad y la Ley Reglamentaria para las Oficinas del Registro Público. En esta nueva legislación se vuelven a especificar las cuatro secciones que deberían tener las oficinas del Registro Público; a saber, la Sección I, que trataba sobre el Registro de la Propiedad; Sección II, relativa al Registro de Hipotecas; Sección III, sobre Registro de Arrendamientos; y Sección IV, acerca del Registro de Sentencias y Providencias judiciales.

El 7 de mayo de 1924 se expide otra Ley del Registro Público, donde se siguen manteniendo las cuatro secciones de registro y se indica que para el mejor funcionamiento de esta institución habría una oficina principal en la capital de la entidad, la cual dependería del Departamento de Estadística del Gobierno del Estado.

En julio de 1930 se expide la Ley Número 324 del Registro Público de la Propiedad, de breve duración, ya que en 1931 se deroga y vuelve a ponerse en vigor la de mayo de 1924, la cual permanecerá hasta la emisión de la Ley de Registro Público de la Propiedad del 27 de diciembre de 1979. En esta última Ley se establecen seis secciones en lugar de cuatro: Sección I, relativa a la adquisición, transmisión o modificación de la propiedad o posesión de bienes inmuebles; Sección II, del Registro de Hipotecas y demás gravámenes reales; Sección III, sobre el Registro de Contratos de Arrendamiento y Comodato; Sección IV, con lo relativo al Registro de Testamentos, Autos Declaratorios de herederos, nombramiento de albacea, cesión de derechos hereditarios; Sección V, sobre el Registro de Sociedades y Asociaciones Civiles; y la Sección VI, que atañe al registro de todas las demás operaciones y resoluciones no previstas en las secciones anteriores.

La oficina del Registro Público, desde su creación, ha tenido la obligación de rendir sus informes de actividades al Gobierno. En un principio, cuando no existía una oficina específica o un departamento que se encargara de estos asuntos, eran los Administradores de Rentas (1867) y después los Ayuntamientos, quienes informaban a los Jefes Políticos, y ellos al Gobierno. Posteriormente los Tenedores del Registro Público rindieron cuentas directamente a la máxima autoridad. Si bien el Registro Público siempre ha tenido como función la de registrar cada una de las operaciones que sobre bienes inmuebles se realicen, pero sobre todo darlas a conocer para evitar que un bien sea enajenado varias veces por diferentes formas, afectando a terceros. Administrativamente ha pertenecido a la Secretaría de Gobierno en diferentes departamentos como los de Estadística, Catastro, Fomento, Estadística y Publicidad, Técnico Fiscal, Tesorería General y a la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos y Participación Ciudadana.

El 23 de mayo del 2008 fue publicada en la Gaceta Oficial del Estado la Ley Número 247 del Registro Público de la Propiedad para el Estado de Veracruz, misma que derogó la pasada Ley de 1979, con el objeto primordial de renovar los registros públicos de la propiedad y con ello garantizar la seguridad jurídica de la titularidad de los bienes inmobiliarios. En ella se reafirmaron los principios que rigen la función registral, a través de la cual el Estado da publicidad a los actos y hechos jurídicos que la requieran para surtir efectos contra terceros, mismos que son : Fe pública registral, Legitimación, Inscripción, Prelación, Calificación, Publicidad, Rogación, Especialidad, Legalidad y Tracto sucesivo. Así mismo, en esta nueva ley se establece que la inscripción en el sistema registral se realizará en las siguientes secciones: Sección I, todo lo relativo a inmobiliario; Sección II, referente a Personas Jurídicas; Sección III, respecto a todo lo relativo de Testamentos y Procedimientos Sucesorios; y la Sección IV, que atañe a la sección auxiliar. De igual forma, en esta nueva Ley se establece el Sistema Registral de naturaleza informática, autorizado por la Dirección General para realizar la captura, almacenamiento, custodia, seguridad, consulta, reproducción, verificación, administración y transmisión de la información registral.

En consecuencia, con el propósito de estar a la vanguardia de las nuevas atribuciones que exigen los convenios, así como el gran compromiso de actualizar el Registro Público de la Propiedad era indispensable reformar la Ley e implementar el uso de una estructura informática naciente, para contar con un sistema registral más eficiente, mediante la utilización del folio electrónico, en este sentido era necesaria la implementación de tecnología de punta y de vanguardia.

Así mismo, el 13 de junio de 2008 se publica el Reglamento de la Ley del Registro Público de la Propiedad del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, el cual tiene por objeto regular las actividades y funciones registrales previstas en el Código Civil y en la Ley del Registro Público de la Propiedad, la cual incorpora nuevas figuras como son: el Sistema Registral Informático, la firma electrónica, el certificado digital y el folio electrónico. Resulta importante destacar que las fases que se establecen dentro del sistema registral son la de Recepción, Análisis del documento a inscribir, Calificación y Emisión de una boleta de registro.

El Registro Público de la Propiedad en el Estado de Veracruz, se organiza actualmente a través de 25 zonas registrales que abarcan los 212 municipios que conforman el Estado, las cuales son:

ZONA

REGISTRAL | OFICINA |

1 | Pánuco |

2 | Boca del Río |

3 | Tantoyuca |

4 | Huayacocotla |

5 | Chicontepec |

6 | Tuxpan |

7 | Poza Rica |

8 | Papantla |

9 | Misantla |

10 | Jalacingo |

11 | Xalapa |

12 | Coatepec |

13 | Huatusco |

14 | Córdoba |

15 | Orizaba |

16 | Zongolica |

17 | Veracruz |

18 | Cosamaloapan |

19 | San Andrés Tuxtla |

20 | Acayucan |

21 | Coatzacoalcos |

22 | Naranjos- Amatlán |

23 | Tlacotalpan |

24 | Minatitlán |

25 | Martínez de la Torre |

FACULTADES Y ATRIBUCIONES |

|

* Dirigir las funciones de la Institución del Registro Público de la Propiedad en todo el territorio del estado, así como tener la representación legal de dicha Institución. * Tramitar los instrumentos ya autorizados y expedir los testimonios, las copias certificadas y las certificaciones, que soliciten las partes interesadas, que consten en las Notarias depositadas en el Archivo de la Dirección General. * Vigilar que las responsabilidades en cada una de las funciones registrales del personal, se lleven acorde con la normatividad aplicable y promover las reformas necesarias. * Designar al personal que lo representará para resolver las controversias de que ésta fuera parte. * Unificar criterios con los notarios y encargados del Registro Público mediante instructivos y circulares para evitar controversias y mejorar los servicios. * Dirigir y coordinar las visitas e inspecciones a las notarías, ordenadas por el Ejecutivo del Estado o por la Secretaría de Gobierno. * Vigilar el ejercicio de la función notarial y registral de los hechos o actos jurídicos en el estado, de acuerdo con las disposiciones legales vigentes. * Recibir en depósito temporal los archivos y protocolo de las notarías que así disponga el Ejecutivo del Estado por motivo de cese o defunción de un notario a fin de su resguardo. * Supervisar a las Oficinas Registrales por medio de visitas a fin de detectar omisiones y ejecutar acciones para su correcto funcionamiento. * Resolver los recursos administrativos de inconformidad y/o recursos de revocación interpuestos en contra de calificaciones registrales dictadas por los encargados de las Oficinas Registrales, confirmando, revocando o modificando las mismas, para el efecto de salvaguardar los derechos de los usuarios de la Institución. * Coordinar las actividades de información y asesoría a las instituciones y al público en general, mediante los procedimientos establecidos para registrar y obtener la titularidad de los inmuebles ubicados dentro del estado. * Vigilar que la expedición de certificados, así como las inscripciones de los actos o hechos jurídicos a cargo de las Oficinas Registrales en el estado, se expidan dentro de los tiempos establecidos. * Ordenar y supervisar la inspección de los libros de protocolo notarial, así como supervisar la integración y el registro de las disposiciones testamentarias, para dar cumplimiento a lo dispuesto en la Ley del Notariado para el estado de Veracruz. * Vigilar que la información relativa a testamentos autógrafos depositados, solo se le dé a conocer al juez o testador cuando de manera oficial lo soliciten. * Autorizar la cancelación de las inscripciones, cuando así lo soliciten las partes o por las demás causas que señale la Ley del Registro Público de la Propiedad, Ley del Notariado y demás normatividad aplicable. * Supervisar las acciones, que en materia registral de los actos o hechos jurídicos realicen las oficinas registradoras en el estado, con la finalidad de simplificar los procedimientos e implementar medidas preventivas que regulen la conducta de los servidores públicos en las Oficinas Registrales. * Dirigir y controlar el uso del Sistema Integral de Gestión Registral, verificando que los actos inscribibles en el mismo, se realicen en apego a la ley y con la finalidad de facilitar a los usuarios la gestión eficiente de sus trámites. * Desahogar todas las consultas planteadas relacionadas en materia de registro público y con la función notarial, a fin de proporcionar información oportuna a quien lo solicite. * Remover y distribuir al personal de la Dirección General del Registro Público de la Propiedad y de Inspección y Archivo General de Notarías con respeto a los derechos laborales, en los casos que considere necesario, para el buen funcionamiento del mismo. * Realizar aquellas actividades que las disposiciones legales y reglamentarias le confieran, así como las que coadyuven al desempeño correcto de sus funciones y las que expresamente le encomiende su jefe inmediato. |

POLITICA DE SERVICIO

MISIÓN

En la Dirección General del Registro Público de la Propiedad y de Inspección y Archivo General de Notarías, tenemos como misión garantizar la legalidad de la propiedad inmueble y dar publicidad a actos y hechos jurídicos que la requieren para surtir efectos ante terceros, así como organizar y vigilar el servicio notarial en el Estado con criterios de eficiencia y eficacia.

VISIÓN

La Dirección General del Registro Público de la Propiedad y de Inspección y Archivo General de Notarías, es la encargada de brindar un servicio con calidad, eficiencia y productividad al ciudadano, garantizando siempre seguridad jurídica en el tráfico de bienes y derechos con apoyo de las tecnologías de la información.

MARCO JURÍDICO

REGLAMENTO DEL REGISTRO PUBLICO DE LA PROPIEDAD Y EL COMERCIO DEL ESTADO DE VERACRUZ.

TITULO SEGUNDO

ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DEL REGISTRO PÚBLICO DE LA

PROPIEDAD

CAPITULO I

Disposiciones Generales

Artículo 5.- Para dar cumplimiento a las disposiciones contenidas en el presente ordenamiento, las funciones a desempeñar en la Institución son las que se establecen en los Capítulos II, III de la ley y las siguientes.

Artículo 6.- Son obligaciones y facultades de los Registradores, además de las previstas en la Ley, las siguientes:

I.- Vigilar la legalidad de los registros que se practiquen y la exactitud de las certificaciones que se expidan, de conformidad a las normas de la materia y a los criterios y lineamientos emitidos por la Dirección General;

II.- Verificar que los avisos preventivos se anoten de manera inmediata a su presentación;

III.- Abstenerse de participar de manera directa en asuntos en donde tenga interés personal;

IV.- Optimizar los recursos humanos y materiales a su cargo, siendo su responsabilidad el cabal cumplimiento de los parámetros de productividad que le establezca la Dirección General de acuerdo a las estadísticas;

V.- Determinar la actividad a desarrollar por el personal a su cargo haciendo la rotación según las necesidades que demande la Oficina;

VI.- Rendir los informes en tiempo y forma a que se refiere la Ley de la materia;

VII.- Ser depositario de la fe pública registral;

VIII.- Autorizar con su firma electrónica o física los documentos que se incorporen al folio y de los certificados que se expidan; y

IX.- Así como las que se establecen en el Artículo 13 de la Ley y las demás que regulan la materia registral.

CAPITULO II

De los requisitos para el ingreso al servicio del Registro Público de la Propiedad.

Artículo 7.- Los requisitos que deberán satisfacer los Oficiales serán:

I.- Ser mexicano en pleno ejercicio de sus derechos civiles y políticos.

II.- Ser licenciado en derecho, con título y cédula profesional debidamente expedidos por la autoridad competente.

III.- Tener como mínimo 25 años de edad en la fecha de su nombramiento.

IV.- Tener por lo menos tres años en el ejercicio profesional, en materia registral, notarial o de correduría pública.

V.- Gozar de reconocido prestigio y honorabilidad.

VI.- No estar sujeto a proceso judicial o administrativo, ni haber sido condenado por delito doloso que amerite pena corporal.

Artículo 8.- Requisitos para el personal en general:

I.- Ser mexicano en pleno ejercicio de sus derechos civiles y políticos.

II.- Mayor de 18 años.

III.- Estudios mínimos de preparatoria terminada y conocimientos en informática, o experiencia en la función a desarrollar.

IV.- Reconocida solvencia moral.

V.- No haber sido sujeto a proceso judicial o administrativo, ni haber sido condenado por delito doloso que amerite pena corporal.

Artículo 9.- Los Oficiales tendrán las siguientes atribuciones y obligaciones específicas:

I.- Recibir los instrumentos, órdenes judiciales o administrativas a inscribir o anotar, así como todas las solicitudes de servicios registrales;

II.- Vigilar la recepción de los instrumentos públicos para su distribución al área de análisis o al registrador en su caso;

III.- Turnar los documentos a cada una de las áreas para certificación o anotación, así como la respuesta a la correspondencia oficial;

IV.- Realizar la entrega de los documentos inscritos, anotados o certificados;

V.- Fungir como dictaminador analista en los casos de suspensión subsanable o denegación del servicio;

VI.- Llevar el control del informe estadístico de las operaciones inscritas o anotadas en el Registro Público, y

VII.- Las demás que le delegue el Registrador o el Director General.

CAPITULO III

De las Suplencias

Artículo 10.- En ausencia del Registrador el Oficial asume la responsabilidad de la Oficina, siendo depositario de la fe pública registral y teniendo a su cargo el análisis y calificación extrínseca de los documentos que ingresan para su inscripción así como los asientos en los folios electrónicos, en los que se realiza su registro, y en caso de faltas mayores a quince días, cuando el Director General lo determine.

CAPITULO IV

De los servicios que presta el Registro Público de la Propiedad

Artículo 11.- Las oficinas permanecerán abiertas para el desempeño de las labores regístrales, los días hábiles que lo sean para el Gobierno del Estado, con un horario de las 8:00 a las 15:00 horas, a excepción de los casos señalados por la Secretaria de Gobierno, y prestarán los servicios que establezca la Ley, bajo las siguientes normas:

I.- Los usuarios previa identificación y llenado de solicitud que contenga los datos de registro, podrán consultar libros, documentos y folios electrónicos, en las áreas específicas de consulta que para tal efecto señale el registrador, el oficial o el responsable de la oficina correspondiente dentro del horario comprendido de las 8:00 a las 14:00 horas;

II.- El usuario deberá proporcionar los datos de antecedentes regístrales de los certificados y copias certificadas en los formatos autorizados, acreditando el pago de derechos que se causen.

III.- Orientar gratuitamente de los servicios que se presten;

IV.- Por todo trámite que implique inscripción, anotación o certificación que se realice ante el Registro Público causara los derechos que establezca el Código Financiero vigente en el Estado.

CAPITULO V

De los Certificados

Artículo 12.-Los Registradores expedirán las certificaciones de las inscripciones que respecto de un folio electrónico de un inmueble obren en la base de datos de la oficina del registro público la cual se expedirán a solicitud de parte interesada de acuerdo al sistema autorizado y previo pago de derechos, las certificaciones que se expedirán serán de:

I.- Inscripción

II.- No inscripción

III.- Gravamen

IV.- Libertad de Gravamen

V.- Cancelación de Gravamen

VI.- Afectación Agraria

VII.- No poseer bienes

VIII.- Anotaciones marginales

IX.- Historia Registral o de Antecedentes

X.- Búsqueda de Propiedad

Artículo 13.- En la solicitud de certificados de no inscripción deberán señalarse los datos y acompañarse los siguientes documentos:

I.- Nombre y domicilio del solicitante;

II.- Descripción del inmueble, con superficie, medidas, colindancias y nombre de los colindantes;

III.- Documento que dio origen a la posesión, recibo de impuesto predial del inmueble;

IV.- Plano o croquis que detalle la ubicación, superficie, medidas y colindancias.

V.- Constancia de posesión a favor del interesado, expedida por la autoridad municipal, que debe ser Presidente, Síndico, Regidor o Secretario del H. Ayuntamiento, que contenga la ubicación, superficie, medidas y colindancias, así como los nombres de los colindantes del inmueble y que señale que no pertenece al fundo legal, ni que se encuentra dentro del régimen ejidal o comunal.

VI.- El pago de derechos correspondientes;

VII.- Una vez otorgado dicho certificado, los documentos originales deberán devolverse al interesado previo cotejo de las copias, mismas que quedarán agregadas al legajo correspondiente.

Artículo 14.- Las certificaciones que se soliciten para hacer constar la existencia de las inscripciones o constancias asentadas en los folios y archivos del Registro Público, se expedirán conforme a la solicitud, dentro de los diez días hábiles siguientes a partir de la fecha de su presentación.

CAPITULO VI

De los Informes que rinda el Registro Público de la Propiedad

Artículo 15.- Todo oficio en donde se solicite algún informe, deberá estar firmado y sellado por la autoridad competente.

Artículo 16.- Las copias y certificados que soliciten los particulares a través de las autoridades locales o federales para efecto de presentarse como pruebas, deberán de cubrir los derechos correspondientes.

Articulo 17.- Para los oficios que van dirigidos a la oficina del Registro Publico, se verificara el documento, si procede será recepcionado anotando fecha y hora y se tendrá un término de l0 hábiles para dar respuesta, en caso de no proceder se devuelve con explicativa.

TITULO TERCERO

DE LAS NORMAS TÉCNICAS E INFORMÁTICAS DEL SISTEMA REGISTRAL Y

DEL PROCEDIMIENTO MEDIANTE INSCRIPCIÓN ELECTRÓNICA

CAPITULO I

Las Normas y Técnicas Informáticas

Artículo 18.- El Sistema Registral del Estado de Veracruz, es la herramienta técnica a la que se sujetará la operación automatizada de los procesos en todas las oficinas del Registro Público del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave.

El Sistema Registral aplicable en el Estado por los funcionarios y empleados del Registro, garantiza la publicidad, inviolabilidad, la certeza y seguridad jurídica, así como la identificación de los inmuebles y demás unidades regístrales.

Artículo 19.- La forma de llevar el Registro es por el sistema de folio electrónico.

En los casos fortuitos o de necesidad, que sean motivo de suspensión temporal del servicio del sistema principal de cómputo, podrá recibirse de manera manual, debiéndose capturar en el sistema la información recibida una vez resuelta la contingencia, determinándose el término que sea necesario, en razón de ésta.

La recepción manual se realizará en un libro de gobierno que será autorizado por la Dirección General.

Artículo 20.- Los funcionarios y empleados del Registro deberán cumplir con las disposiciones de la Ley, del Código, de este Reglamento, del Reglamento Interior de la Secretaría de Gobierno, de los Manuales de Organización y de Procedimientos autorizados por el Gobernador del Estado y expedidos por la Secretaría de Gobierno, de los Manuales de Operación del Sistema Informático del Registro y de las demás disposiciones legales, reglamentarias y administrativas aplicables.

Artículo 21.- El Registro operará con un Programa Informático que contará con una base de datos en cada una de las Oficinas Registradoras, y con una Base de Datos Central Estatal en la Dirección General, interconectadas por medio de enlaces de comunicación. Las Bases de Datos contarán con el respaldo electrónico necesario.

Mediante el programa informático se realiza la captura, almacenamiento, custodia, seguridad, consulta, verificación, administración, transmisión, generación, envío, recepción, archivo, reproducción y procesamiento de la información registral.

Artículo 22.- Las bases de datos de las Oficinas Registradoras, se integran con el conjunto de la información que produzca cada inscripción o anotación de los actos o derechos reales registrables de su jurisdicción de acuerdo al artículo 12 de la Ley.

La base de datos central se integrará con la información que las Oficinas

Registradoras incorporen a sus bases de datos, misma que deberá ser replicada o enviada vía red a la misma.

Artículo 23.-El Programa Informático es definido, establecido y controlado por el Departamento de Informática de la Dirección General. El programa y todas las bases de datos y los respaldos electrónicos correspondientes, serán propiedad del Gobierno del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave.

Artículo 24.- En caso de existir presunción de alteración de la información del Registro contenida en la Base de Datos de alguna oficina registradora, o sobre cualquier otro respaldo que hubiere, la parte interesada deberá presentar al Director General la certificación de la oficina Registradora que corresponda, a fin de que éste la coteje con aquella información que obre en la Base de Datos Central, prevalecerá la información registrada en la Base de Datos Central de la Dirección General, salvo prueba en contrario.

Artículo 25.- La Dirección General establecerá las formas precodificadas, así como los datos, requisitos y demás información necesaria para llevar a cabo los asientos, anotaciones, cancelaciones y demás actos regístrales a que se refieren la Ley, el Código y el presente Reglamento.

Las formas precodificadas deberán publicarse en la Gaceta Oficial del Estado, con treinta días de antelación a su incorporación al sistema informático.

Con el objeto de proteger los asientos practicados en los folios electrónicos almacenados en las bases de datos de las Oficinas Registradoras, la Dirección General establecerá las medidas necesarias que garanticen la seguridad de los mismos y eviten su alteración, pérdida, transmisión y acceso no autorizado.

CAPITULO II

De las anotaciones que afectan el folio

Artículo 26.- Serán objeto de anotaciones:

I.- Las anotaciones que ordenen las autoridades judiciales o administrativas o de oposición de persona con interés legitimo, a que se refiere el artículo 39 de la Ley y 2946 del Código.

II.- Las anotaciones preventivas a que se refiere el artículo 2951 del Código.

Artículo 27.- En la inscripción de las anotaciones, se deberá hacer constar:

I.- El número progresivo que le corresponda en el folio;

II.- La fecha y número de control en que se presentó la solicitud;

III.- El nombre del Notario o autoridad que la ordena;

IV.- El número de oficio, fecha, expediente y naturaleza de la anotación;

V.- El nombre de la persona a favor de quien está hecha, en su caso;

VI.- Las que deban su origen a embargo o secuestro, expresarán la causa que haya dado lugar a aquellos y el importe de la obligación que los hubiere originado;

VII.- Las que provengan de una declaración de expropiación, limitación de dominio u ocupación de bienes inmuebles, mencionarán la fecha del Decreto respectivo, la de su publicación en el Diario Oficial de la Federación o en el periódico oficial del Estado y el fin de utilidad pública que sirva de causa a la declaración,

VIII.- La fecha y firma electrónica del Registrador que la autoriza.

Artículo 28.- Según el tipo de anotación practicada tendrán los efectos que establece el Código y la Ley aplicada.

TITULO CUARTO

DEL PROCEDIMIENTO REGISTRAL

CAPITULO UNICO

Del Sistema Registral

Artículo 29.- El Sistema Registral será electrónico y constará de las siguientes fases:

I.- Recepción física o electrónica del instrumento en el que conste el derecho o derechos, acto o actos a inscribir, el pago de los derechos, la forma precodificada de cada uno de los actos o derechos que contenga, la generación de la boleta o boletas de ingreso y el número de control ordinal progresivo para cada acto.

II.- Análisis del documento a inscribir, verificación de la existencia o inexistencia de antecedentes regístrales, el estado registral, verificación fiscal, en su caso, captura de la forma precodificada y preinscripción de dicha información en la base de datos que corresponda.

III.- Calificación, es el acto mediante el cual el Registrador suspenderá, denegará o realizará en forma definitiva la inscripción en la base de datos que corresponda, autorizara mediante la generación de la firma electrónica del registrador la inscripción en la base de datos, con lo cual se generará o adicionará el Folio Electrónico correspondiente.

IV.- Emisión de una boleta de registro que se anexa al documento inscrito y será entregada físicamente al interesado, la cual lleva la fecha, folio, firma y sello del funcionario competente.

Artículo 30.- Para que surta efecto la recepción a que se refiere la fracción I del artículo 29 de este Reglamento, el instrumento presentado en la oficina del Registro que corresponda, debe acreditar el derecho del acto a inscribir, debiendo señalar el número de folio electrónico del antecedente que le corresponda.

Artículo 31.- Para efectos de lo dispuesto en la fracción II del artículo 29 de este Reglamento, la fase de análisis del documento a inscribir comprende la verificación de la existencia o inexistencia de antecedentes registrales, la captura, en la forma precodificada, del derecho o acto jurídico inscribible en el Registro, y en su caso, la suspensión o la preinscripción de dicha información en la base de

datos que corresponda.

Artículo 32.- Para efectos de lo dispuesto en la fracción III del artículo 29 de este Reglamento, el Registrador recibirá a través del Programa Informático el derecho o acto a inscribir, identificándolo por el número de control ordinal, la fecha y la hora y revisará la información ingresada a la forma precodificada en la fase de análisis.

De ser correcta la información y procedente la inscripción del derecho o acto de acuerdo con lo dispuesto en el Artículo 47, 48 y 49 de la Ley, el Registrador, mediante autorización o firma electrónica según corresponda, autorizará su inscripción en la base de datos, con lo cual se crea en forma definitiva el folio electrónico correspondiente o se agregará a éste el acto de que se trate.

Artículo 33.- El folio electrónico es único y servirá como exclusivo dato de identificación de la unidad básica registral inscrita en el Registro, para efectos de subsecuentes asientos o anotaciones regístrales que recaigan sobre el mismo.

Artículo 34.- En los subsecuentes actos que se presenten para su registro, relativos a un bien inmueble o personas jurídicas, se deberá señalar necesariamente el folio electrónico previamente generado, para que se proceda sobre el mismo a los correspondientes asientos o anotaciones regístrales que se soliciten por el interesado.

Artículo 35.- La fase de recepción del procedimiento registral automatizado para la inscripción de actos en el Registro Público de la Propiedad, será física y electrónica.

Articulo 36.- La Recepción Física, se realizará cuando la persona interesada en la ventanilla de recepción de la oficina registradora, presentará la forma precodificada y el instrumento que contenga el acto a inscribir, acompañada del medio magnético que contenga tales documentos, previo pago de derechos, se generará una boleta de ingreso con el numero de control ordinal y datos generales del inmueble, contendrá los datos de la oficina registradora, misma que se le entregara al interesado y servirá para determinar la prelación entre derechos sobre dos o mas actos que se refieran a un mismo folio electrónico.

Tratándose de la presentación física, el registrador calificará el documento que se haya presentado para su inscripción dentro de un plazo de diez días hábiles, contados a partir de recepción la oficina del Registro.

Artículo 37.- El fedatario público autorizado, enviara por medios electrónicos a través del sistema informático, la forma precodificada respectiva acompañada del instrumento electrónico en el que conste el acto a inscribir, misma que deberá firmar electrónicamente. El envío al Registro de la forma precodificada presume que el fedatario público se cercioro con anterioridad que se acreditaron los elementos que se requieren para la validez del acto a inscribir, asimismo que tiene bajo su resguardo el instrumento correspondiente, así como la documentación que acredita el cumplimiento de los requisitos respectivos del acto.

El plazo será de un máximo de cinco días hábiles a partir de la generación de la boleta de ingreso, cuando ésta haya sido enviada electrónicamente al Registro acompañada del medio magnético en el que conste el acto a inscribir.

Artículo 38.- La autorización electrónica que se utiliza en el procesamiento de los actos regístrales conforme a lo previsto en el artículo 29 fracción III, será fiable por tanto, el uso de los medios de identificación electrónica que certifique la Dirección General, acredita que la autorización corresponde exclusivamente al firmante y que estaban, en el momento de la autorización, bajo el control exclusivo de él.

Artículo 39.- La Dirección General o las Oficinas Registradoras a través del Departamento de Informática, podrán autorizar el acceso a la información contenida en la base de datos del Registro a personas que así lo soliciten y que presenten alguna identificación oficial y cumplan con los lineamientos que al respecto emita la propia Dirección General, sin que dicha autorización implique, en ningún caso, la posibilidad de realizar inscripciones, anotaciones, cancelaciones o modificación de asientos regístrales o cualquier otra información contenida en la base de datos.

Artículo 40.- Para efectos de lo dispuesto en la fracción IV del artículo 29 de este Reglamento, una vez autorizado electrónicamente e inscrito el acto en la base de datos que corresponda, el mismo registro, a través del programa informático, emitirá una boleta de inscripción que se anexará al documento inscrito y será entregada al interesado previa presentación de la boleta de ingreso. En su caso, la mencionada boleta de inscripción podrá imprimirse directamente por los Notarios Públicos.

Artículo 41.- Los actos inscritos y autorizados electrónicamente a través del programa informático de la oficina Registradora, deberán ser enviados a la base de datos central de la Dirección General, por medio de un proceso de replicación que deberá realizarse dentro del término de tres días en las Oficinas Registradoras ya integradas a la red estatal del Registro.

Esta replicación deberá hacerse una vez a la semana en todas aquellas Oficinas Registradoras que no estén enlazadas a esta red y podrá realizarse a través de correo electrónico o por el envío físico del respaldo, utilizando servicios de mensajería, siempre y cuando se apliquen los mecanismos de seguridad que determine la Dirección General.

Artículo 42.- Tratándose de los registros que se realicen mediante folio registral, se practicarán de la siguiente manera:

El responsable del área trasladará el documento, así como la boleta de ingreso, al analista que por turno le corresponda, quien analizará el documento que se haya presentado para posteriormente ingresar la información a la forma precodificada preinscribiendo el acto o derecho.

El calificador en caso de proceder el registro, valida y acepta, firmando el acto electrónicamente, anexa la boleta de registro al documento, la cual contendrá los datos con los que quedó hecha la inscripción electrónica, dando constancia del registro, con la firma de manera autógrafa por el Registrador facultado para emitirla, adquiriendo así plena validez jurídica.

Artículo 43.- Los documentos a que se refiere la Ley, para su registro deberán de presentarse con su duplicado, y cuando en un mismo documento se contengan varios actos registrables en distintas secciones u oficinas, el interesado presentará en cada oficina o para cada sección las formas precodificadas, los derechos que se causen se determinaran por cada acto registrable que para el efecto señale el

Código Financiero del Estado.

Articulo 44.- Los duplicados de los diversos documentos que se registren no tendrán valor jurídico alguno para efectos de publicidad, por lo que no podrán servir de base en el otorgamiento de certificaciones, deberán encuadernarse conservándose en orden de numeración consecutiva de las partidas regístrales.

Articulo 45.- El duplicado del instrumento una vez incorporado al folio electrónico debe ser remitido al Archivo Estatal del Registro Público de la Propiedad, junto con la boleta de inscripción, cada mes dentro de los primeros 10 días hábiles y servirá para efectos de supervisión y para lo que establece el artículo 44 de este Reglamento.

Artículo 46.- La rectificación por error material o de concepto, previstos en la Ley, el Código, y este reglamento, se efectuara mediante el uso de la forma precodificada que determine la Dirección General para tal efecto, la cual pasara a formar parte del folio electrónico correspondiente, a fin de tener por rectificado el error del que se trate. En ningún caso los asientos registrales de las bases de datos de las oficinas registradoras, una vez firmados electrónicamente, podrán ser modificados.

Artículo 47.- Los folios electrónicos en que se practiquen los asientos o inscripciones, según la sección se clasifican en:

I.- Folio Electrónico de Inmuebles;

II.- Folio Electrónico Personas Jurídicas

CAPITULO II

De la Calificación Registral

Artículo 48.- Sólo serán registrables:

I.- Los testimonios de escritura pública u otros documentos auténticos que contengan actos que establece el artículo 46 de la Ley y demás leyes que exijan su registro;

II.- Las sentencias, embargos y providencias judiciales certificadas legalmente y

III.- Los documentos privados que en esta forma fueren válidos con arreglo a la ley, siempre que al calce de los mismos haya la constancia de que un Notario Público o autoridad judicial competente, se cercioró de la autenticidad de las firmas y de la voluntad de las partes.

Artículo 49.- Los registradores calificarán bajo su responsabilidad, los documentos que se presenten para su registro, en forma física o electrónica y la denegarán en los siguientes casos:

I.- Cuando el documento no revista las formas extrínsecas o no contenga los datos a que se refiere el artículo 47 de la Ley;

II.-Cuando los funcionarios ante quienes se haya otorgado o ratificado el documento, no hayan hecho constar la capacidad de los otorgantes o la falta de representación legal de la que a nombre de otro celebra el acto jurídico consignado en el documento;

III.-Cuando haya incompatibilidad entre el texto del documento y los asientos del registro;

IV. En el caso señalado por el segundo párrafo del artículo 2946 del Código y en los demás que de acuerdo a las leyes aplicables a la materia deba denegarse.

CAPITULO III

Rechazo subsanable

Artículo 50.- El procedimiento de registro será suspendido cuando se omita cualquier requisito de forma que pueda ser subsanado por Fedatario Público o por manifestación escrita y firmada por las partes.

La suspensión a que este artículo se refiere, no será motivo de pérdida del derecho de prelación, siempre y cuando se subsane la omisión o error formal, dentro del término de diez días hábiles contados a partir de la suspensión que realiza el registrador.

Se suspenderá el plazo cuando la parte interesada subsane la omisión y se reanudará el proceso de análisis y calificación al día hábil siguiente en que el interesado subsane la omisión. En el supuesto de que no se desahogue la prevención en el término señalado, se desechará la solicitud de inscripción.

Si la autoridad no hace el requerimiento de la información dentro del plazo señalado, no podrá rechazar la solicitud por incompleta.

CAPITULO IV

De los avisos preventivos

Artículo 51.- Los avisos preventivo podrán registrarse a través de una anotación dentro del folio electrónico correspondiente al inmueble de que se trate, en la forma precodificada que al efecto exista y podrá efectuarse según el sistema informático autorizado.

Los avisos preventivos a que se refiere el artículo 2951 del Código, tanto previo, como de autorización, deberán darse por los Notarios Públicos correspondientes, ya sea por escrito o mediante mensaje de datos electrónico que contenga la indicación del negocio jurídico propalado en el caso del primero, el nombre de los participantes y los antecedentes regístrales y respecto del segundo los requisitos que señala dicho artículo en su último párrafo.

Al recibir el aviso, de ser procedente, el registrador efectuará la anotación preventiva correspondiente, expidiendo en el caso del primer aviso, el certificado del estado registral del inmueble.

Artículo 52.- Salvo en los casos de que el aviso preventivo no reúna los requisitos de Ley, será negada su anotación, haciendo la devolución respectiva debidamente fundada y motivada.

Artículo 53.- Si una vez anotado el primer aviso preventivo, se presenta el segundo que se derive del mismo aviso que dio origen al cautelar, se anotará este último siempre y cuando exista identidad con los supuestos a que se refiere el artículo 2951 del Código y 49 segundo párrafo de este reglamento.

CAPITULO V

De la Extinción, Cancelación de los Registros y Asientos Regístrales

Artículo 54.- La cancelación total o parcial de las inscripciones o registros sólo podrá practicarse:

I.- Por el registro de la transmisión de dominio o derecho real inscrito a otra persona a que se refiere el artículo 2962 del Código;

II.- Por orden de autoridad judicial;

III.- Por consentimiento de las partes interesadas, que lo sean legítimas, tengan facultad de contratar y hagan constar su voluntad de modo auténtico; y

IV.- Por declaración de voluntad del interesado que acredite el cumplimiento del plazo o el fallecimiento del titular tratándose de derechos temporales o vitalicios, presentando en su caso documentos auténticos u oficiales.

Artículo 55.- Las cancelaciones se harán en el folio electrónico respectivo, para lo cual deberá señalar los actos o derechos a cancelar.

Artículo 56.- La cancelación de una inscripción o registro de hipoteca, sólo podrá practicarse:

I.- Con el consentimiento expreso del acreedor contenido en instrumento público;

II.- Cuando la hipoteca se desprenda de un contrato privado, se procederá a la cancelación con la manifestación de voluntad del acreedor, mediante solicitud por escrito y firma ratificada ante fedatario; y

III.- Por resolución judicial ejecutoriada.

Artículo 57.- Cuando se cancele el registro de un crédito hipotecario, ya sea hecho por consentimiento del acreedor o por resolución judicial, se cancelará de oficio el registro de la cédula hipotecaria que pese sobre la finca hipotecada, siempre que se relacione.

Artículo 58.- Fuera del caso a que se refiere el artículo anterior, la cancelación de registro de cédula, embargo, secuestro o intervención del inmueble, sólo se hará por orden de la autoridad competente.

CAPITULO VI

De la Reposición de Documentos

Artículo 59.- Para los casos a que se refiere el artículo 58 de la Ley, la reposición de documentos procederá de oficio únicamente cuando existan constancias que permitan realizar dicho trámite internamente, de lo contrario solo será a solicitud de parte interesada.

Artículo 60.- Para efectuar el trámite de reposición de documentos, el interesado deberá presentar lo siguiente:

I.- Escrito dirigido a la Oficina del Registro Público de la Propiedad de que se trate, que contenga:

a) Generales del solicitante, quien deberá acreditar el interés jurídico con el que comparece;

b) Datos del folio electrónico del documento materia de reposición;

c) Descripción del inmueble, con superficie, medidas y linderos; y

Artículo 61.- Presentada la solicitud de reposición de documentos y reunidos los requisitos señalados, en el articulo anterior el Registrador levantará el acta administrativa respectiva, debiendo remitirla a la Dirección General, la cual determinará lo procedente de conformidad con los artículos 23 y 24 del Reglamento.

CAPITULO VII

Deposito de Testamento Autógrafo

Artículo 62.- Para los efectos del artículo 44 de la Ley, al recibirse un testamento autógrafo para su depósito, el registrador levantará un acta en el libro correspondiente, en la cual se hará constar lo siguiente:

I.- El número de orden que le corresponda;

II.- Fecha y hora en que se presenta el testamento;

III.- Si es conocido del registrador, presenta identificación oficial o testigos de identificación en su caso;

IV.- Las generales del testador y la de dos testigos;

V.- El estado en que se encuentren los sobres que se le presentan, haciendo mención que contienen el testamento y dando fe de que se hallan cerrados y lacrados, así como de las señales especiales puestos por el testador y cualesquier otra particularidad que tuvieren, o si presentan algunas señales que pudieran dar lugar posteriormente a sospechas de apertura como huellas de goma, roturas de papel u otras, cumpliéndose con lo que establece el articulo 1488 del Código.

VI.- La declaración del testador y de los testigos, puntualizando en el dicho de éstos, la época desde la cual conocen al testador, firmando al final del acta en unión de los comparecientes, estampando además el testador sus huellas digitales; y

VII.- Hará constar en cada uno de los sobres el número correspondiente al acta de depósito.

Artículo 63.- El registrador deberá conservar bajo su responsabilidad, los testamentos depositados con la mayor seguridad y discreción posible, ordenándolos por el número que les haya correspondido y en lugar separado, evitando que puedan confundirse con los documentos generales o con otros a que el público pueda tener acceso. Queda estrictamente prohibido dar informes acerca de ellos a personas que no sean el mismo testador, el notario que señale el instrumento de inicio de la sucesión o alguna autoridad competente que lo solicite por medio de oficio.

Artículo 64.- El registrador no podrá en ningún caso sacar de la oficina los testamentos depositados, si no es por librarlos de un siniestro o por causa semejante; ni podrá encomendarlos a subalternos o empleados de ningún género, debiendo cuidar directamente de su conservación, bajo su más estricta responsabilidad.

Artículo 65.- Si el testador o su representante comparece a recoger el testamento, se deberá identificar plenamente, de lo contrario se denegará su entrega; levantándose al efecto la anotación en el acta de depósito correspondiente, en la que se haga constar la entrega del testamento.

Artículo 66.- La remisión que se haga de un testamento al juez o autoridad competente, se hará constar al margen del acta el número de documento y el libro donde quede agregado el oficio de la autoridad que la motive.

Artículo 67.- Si algún testamento fuere alterado, robado o destruido se levantará acta especial haciendo constar todos los datos relativos a la forma en que se conservó el depósito y cómo se percató de esta irregularidad.

TRÁMITES Y SERVICIOS

SUBDIRECCIÓN DEL REGISTRO PÚBLICO DE LA PROPIEDAD

A) OFICINA DICTAMINADORA

* Inmatriculación de títulos traslativos de dominio que carezcan de antecedentes de propiedad.

* Autorización de contratos privados de compraventa, que cuenten con antecedente de propiedad y no se encuentren inscritos.

* Por negativas de inscripción de las Oficinas Registradoras procede el Recurso Administrativo de Inconformidad ante la propia Dirección.

DE LAS OFICINAS REGISTRALES

A) REGISTRO PÚBLICO DE LA PROPIEDAD

* Inscripción de actos y hechos jurídicos respecto de la propiedad, que comprende lo relativo a la adquisición, transmisión o modificación de la propiedad o posesión de bienes inmuebles o derechos reales sobre los mismos.

* La inscripción de actos y hechos jurídicos respecto de la propiedad, que comprende lo relativo al registro de hipotecas y demás gravámenes reales, aun sobre bienes muebles.

* Inscripción de actos y hechos jurídicos respecto de la propiedad, que comprende lo relativo al registro de contratos de arrendamiento y comodato.

* Inscripción de actos y hechos jurídicos respecto de la propiedad, que comprende lo relativo al registro de testamentos, autos declaratorios de herederos, nombramientos de albacea, cesión de derechos hereditarios y concursos.

* Inscripción de actos y hechos jurídicos respecto de la propiedad, que comprende lo relativo al registro de sociedades y asociaciones civiles.

* Inscripción de actos y hechos jurídicos respecto de la propiedad, que comprende lo relativo al registro de todas las demás operaciones y resoluciones no previstas en las secciones anteriores y que deban inscribirse según la Ley.

* Expedición de copias certificadas del Registro Público de la Propiedad.

* Expedición de certificados del Registro Público de la Propiedad.

* Inscripción de la Constitución del Patrimonio Familiar.

B) REGISTRO PÚBLICO DE COMERCIO

* Inscripción de actos y hechos jurídicos respecto de la constitución de personas morales dedicadas al comercio.

* Inscripción de actos y hechos jurídicos respecto de la actividad mercantil.