Leer Ensayo Completo Relacion Docente-Alumno, Institucion-Comunidad

Relacion Docente-Alumno, Institucion-Comunidad

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.904.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: tolero 09 junio 2011

Palabras: 11377 | Páginas: 46

...

lexivo sobre la acción educativa. Por otro parte, la realidad de la educación, también contempla el funcionamiento administrativo y organizativo de la institución, así como el desenvolvimiento del docente dentro de ella. Asimismo, debe propiciar espacios para el fortalecimiento del proceso de integración entre la escuela y la comunidad.

En el presente trabajo se contrasta la realidad educativa con el deber ser, permitiendo reflexionar sobre la labor de todos los entes que intervienen en el proceso educativo. En la primera parte se analizan los reglamentos y las leyes que rigen al docente y su rol dentro del aula, el papel que juega en el proceso y los subprocesos de la administración institucional y la vinculación de las instituciones educativas con la comunidad.

En la segunda parte se presentan los cuadros y los análisis obtenidos mediante la aplicación de los instrumentos de las distintas relaciones en la, ESCUELA BASICA Dr. “RAMON ALFONSO BLANCO” y por último las conclusiones y recomendaciones que se consideraron pertinentes de acuerdo a los resultados obtenidos.

ENSAYO DE RELACIONES DOCENTE-ALUMNO, DOCENTE-INSTITUCIÓN E INSTITUCIÓN- COMUNIDAD (DEBER SER)

Entre 1960 y 1980 se produce en Venezuela una acelerada expansión del sistema educativo venezolano, que se vio favorecida por un crecimiento apreciable y sostenido de la economía nacional. Desde mediados de la década de los 80 se perciben claras señales de agotamiento del estilo de desarrollo que marcaba la gestión educativa y que apuntó a un nuevo pensamiento de desarrollo educativo sustentado sobre nuevas bases.

Es así como hacia la década de los 90, El Estado Venezolano, a través del Ministerio de Educación, dicta la Resolución Nº 1, que deroga a la Resolución Nº 12, la misma tiene como propósitos: la formación de docentes como elemento clave para una educación de calidad, como lo expresa la Constitución Nacional (1961) y la Ley Orgánica de Educación (1980); asegurar una debida preparación a los profesionales necesarios para el desarrollo del sistema educativo, a través de planes y programas de formación profesional docente y de perfeccionamiento permanente; superar el déficit de profesionales docentes ante el crecimiento de la educación preescolar y básica que originó el incorporar en el ejercicio docente a personas sin capacitación pedagógica; establecer una interrelación con las instituciones de educación superior con programas de formación docente para concertar, planificar y coordinar la ejecución de estas acciones; revalorizar la dignidad y el respeto de la docencia como profesión, con énfasis en la actualización y el mejoramiento permanente del docente en servicio.

Dentro de los aspectos más relevantes de la Resolución Nº 1 se encuentran: la responsabilidad de asumir por parte de las instituciones de Educación Superior de adiestramiento docente, formar un educador con competencia en la investigación y extensión socio-educativa, con un conjunto de rasgos que proporcionen identidad profesional y pertinencia histórica a su perfil.

Este perfil docente contempla: ser promotor de su desarrollo ulterior, con espíritu de superación, actitud de desarrollo ulterior, con espíritu de superación, actitud de indagación, búsqueda abierta al cambio, con experiencias que faciliten el desarrollo de destrezas de auto-aprendizaje, con una totalidad armónica que integre lo afectivo, lo ético y lo intelectual de su personalidad con el dominio de sus funciones profesionales como docente, con una visión holística y equilibrada del docente que desea, que puede ser, y, que los demás esperan, elementos que le darán su propia identidad y permitirán su autodesarrollo moral y profesional, con una capacidad reflexiva permanente en la acción y sobre la acción, que les permita ser agente de transformación del acto educativo así como de las condiciones que limitan el aprendizaje de los alumnos, siendo un intelectual autónomo y cooperativo en proceso permanente de desarrollo personal.

En base a este perfil, las instituciones formadoras de docentes deben orientar su acción para lograr: profesionales capaces de propiciar la innovación y el desarrollo educativo, que apunten al progreso social, cultural, científico y tecnológico; preparados para la comprensión e interpretación de los procesos de enseñanza y aprendizaje que le permitan seleccionar y utilizar estrategias, métodos, técnicas y recursos adecuados a las circunstancias educativas; con dominio teórico y práctico de los programas oficiales; con un saber vivencial de los procesos de desarrollo y aprendizaje los cuales le permitan estimular el aprendizaje, y el crecimiento integral del educando; conocedor de la realidad educativa y de los factores que lo afectan, tales como: sociales, económicos, políticos y culturales del país; conscientes de su responsabilidad en el análisis y la solución de los problemas que inciden en el funcionamiento de la institución y la comunidad en la cual está inmersa así como de ser enlace entre ambos; con actitud crítica, positiva y abierta, dispuesta al cambio y al desarrollo permanente, con sólidos principios éticos y características personales que le permitan cumplir su rol en la comunidad y ser modelo de educación ciudadana.

La Resolución Nº 1, establece como elementos básicos de su estructura curricular los planes de estudio y programas de enseñanza, los cuales deben garantizar la articulación de los contenidos, distribuidos armónica y secuencialmente durante la carrera, cuidando el equilibrio entre la formación ética, teórica y reflexiva.

El plan de estudio de estudio incorpora contenidos programáticos que persiguen un fin y abarcan los siguientes ámbitos:

a) Formación General: que comprende los estudios que permiten la ampliación y profundización de conocimientos relacionados a las humanidades, artes, distintas ciencias, temas y problemas interdisciplinarios, así como experiencias de aprendizaje que contribuyan con su personalidad de futuro docente, igualmente materias que contribuyan a la comunicación interpersonal y grupal, entre otras.

b) Formación Pedagógica: estos estudios están dirigidos a sentar las bases del futuro docente, sólidos valores éticos, actitudes propias del ejercicio docente que le permitan adquirir enfoques, conocimientos, métodos y tecnologías y le permitan desarrollar la planificación de sus tareas, comprender el desarrollo evolutivo y la dinámica del alumno, seleccionar y producir medios adecuados que le permitan formarlo, así como diagnosticar y evaluar a fin de utilizar metodologías y técnicas acertadas que permitan mejorar la labor educativa.

c) Formación Especializada: persigue que el futuro docente adquiera un adecuado dominio teórico y práctico de los contenidos básicos y metodologías de acuerdo a los programas de enseñanza del nivel, modalidad o especialidad, así como de las estrategias de enseñanza-aprendizaje y su aplicación en la vida cotidiana. Además, cultivar el hábito del estudio, de la investigación y de la actualización permanente.

d) Prácticas Profesionales: es un eje de aplicación que integra los ámbitos de la formación general, la formación pedagógica y la formación especializada, integrados en función del perfil profesional; deben permitirle al estudiante la oportunidad de probar y demostrar habilidades y destrezas en el análisis y solución de casos reales de la profesión y conducir a un cambio profundo en las actividades rutinarias del aula para lograr un aprendizaje activo y eficiente en los educandos.

Los aspectos anteriormente señalados, sirvieron de base al Marco Curricular vigente del nivel de Educación Integral, donde el docente que se desea formar es aquel que pueda cumplir con cuatro roles de gran importancia, como son el rol de facilitador, ya que debe poseer conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes y valores que le permitan diseñar, ejecutar y evaluar el proceso de enseñanza-aprendizaje, sobre la base de los fines y principios de la educación venezolana.

El rol de orientador, con conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes y valores que le permitan atender al educando como persona; tomando en cuenta sus características, necesidades e intereses, ayudándolo a descubrir sus potencialidades y limitaciones.

El rol de Investigador, con conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes y valores que le permiten conocer la realidad socio-educativa a fin de incorporarse afectivas y permanentemente a la investigación.

El rol de promotor social, pues a través de sus conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes y valores pueda lograr una efectiva integración escuela-comunidad y propiciar la participación y conjugación de esfuerzos que contribuyan a satisfacer necesidades socio-culturales y educativas de la comunidad.

A través de la práctica de estos roles se desea un ciudadano con un perfil organizado en torno a cuatro aprendizajes fundamentales, el Aprender a Ser, el cual se refiere al desarrollo de sus actitudes personales: ser feliz, generoso, honrado, con amor por la paz y la libertad, entre otros; el Aprender a Conocer, donde puede explorar ideas, nociones abstractas, elementos vinculados a los diversos tipos de lenguaje como el literario, el científico, el reconocimiento de las relaciones espaciales y temporales; el Aprender a Hacer, que tiene que ver con la adquisición, aplicación, utilización, expresión y uso de la información que procese en su entorno educativo; el Aprender a Convivir, pudiendo trabajar en grupos, manteniendo relaciones abiertas y positivas, donde predomina el respeto y la responsabilidad.

Al establecer una relación de la Resolución Nº 1 con los instrumentos legales vigentes tenemos que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 104, expresa que sólo ejercerán la docencia aquellas personas con dos características esenciales, reconocida moralidad e idoneidad académica, la Resolución Nº 1, comienza a dar los primeros pasos para profesionalizar a aquellos a cargo de la educación, sin embargo, se contrapone en cuanto a la idoneidad académica, ya que por el déficit de docentes capacitados, se otorgan permisos especiales por el Ministerio de Educación a aquellos maestros no graduados para ser especialista en áreas complementarias como el arte o la educación física.

En cuanto a la Ley Orgánica de Educación, ésta igualmente plantea las condiciones de moralidad e idoneidad para ejercer la docencia, egresados de Institutos Universitarios Pedagógicos, de Escuelas Universitarias con planes y programas de formación docente; pero da apertura al igual que la Resolución Nº 1 de ejercer la educación a personas sin título docente, bajo la figura del interinato y con previa autorización del Ministerio de Educación.

Así mismo, la ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, establece en su artículo 55 el derecho del niño y el adolescente a participar en su proceso educativo, en los artículos 56 y 57 plantea que se debe establecer un clima de respeto y disciplina escolar acorde con sus derechos y garantías. Así como también, los artículos 67, 80 y 81 que establecen que todos tienen el derecho a la libertad de expresión, a opinar y a ser oído, a participar libre y activamente en su entorno.

Este interés supremo en el niño está en concordancia específicamente en la parte I, numeral 5, letra d, de la Resolución Nº 1, que insta al docente a estimular los aprendizajes y el crecimiento afectivo, ético y social de los educandos. Sin embargo, la gran preocupación por establecer un perfil específico para la formación de un docente, expresa tácitamente la importancia por ese alumno resultante de esta reforma.

En cuanto al Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente, éste se contrapone a la Resolución Nº 1, ya que el mismo establece en su artículo 2 que todo profesional docente es aquel que posee título profesional docente obtenido conforme al régimen de la Ley de Educación, y dicha Resolución prevé con previa autorización del Ministerio de Educación el poder ingresar como docentes no graduados a deportistas, artesanos y trabajadores especializados sin título docente a desempeñar funciones requeridas por las instituciones.

Otros aspectos de gran importancia dentro de la relación docente-alumno son sin duda, las características personales y tipológicas del docente. Las primeras alimentadas de una sensibilidad le permitirán al docente atender al alumno como persona; estimulando en él el desarrollo y consolidación de valores con la familia, la escuela y la sociedad; ayudándolo a conocerse a sí mismo, a descubrir sus potencialidades y a superar sus limitaciones; a promover la autoestima y el desarrollo de sus capacidades e intereses; a ayudarlo a desarrollar actitudes de respeto, tolerancia, honestidad y receptividad con las personas que pueda interactuar; asesorándolo cuando sea necesario en la búsqueda de soluciones relativas a problemas personales de aprendizaje, entre otras.

Las segundas, le facilitaran o le dificultarán el mantener unas relaciones sanas y fructíferas con los educandos, si se decide por la autocrática, provocará situaciones conflictivas y distantes en el aula; si escoge la de dejar hacer, el ambiente reinante será el del caos, la anarquía y la indisciplina; pero decidirse por el democrático, le asegurará un clima equilibrado con tendencia a la disciplina; sin embargo, la práctica educativa podrá permitir al docente jugar con estas tipologías, las cuales pueden ser provechosas en circunstancias especiales, sin abusar de ellas.

Es importante resaltar que el docente como gerente de su aula, debe procurar un ambiente favorable, debe brindar a los niños, niñas y adolescentes un espacio para la construcción del saber, lo que significa en la práctica, posibilitar las relaciones para que la autonomía, la responsabilidad y la solidaridad se establezcan como procesos permanentes dentro de los escenarios escolares, a fin de garantizar una educación de calidad que además de proporcionar destrezas para el trabajo productivo, permita consolidar los valores en pro y para la vida, el trabajo y la democracia, que debe quedar para ésta y las futuras generaciones.

En cuanto al nuevo paradigma educacional, para Pérez Esclarín (1994), está en asumir la misión de educador, al preocuparse por su permanente dignificación y superación. Sembrando en el niño aspectos morales que le serán de utilidad para el mañana, proponiendo valores como el trabajo, respeto, justicia, responsabilidad, solidaridad, honestidad, austeridad, fe, los cuales deben ser vividos con la práctica Haciendo del estudiante un ser con la habilidad de buscar, comprender y analizar la información que necesita y la capacidad de devolverla de forma coherente, brindándole amor, ayudándolo a descubrir y potenciar todas sus posibilidades, propiciando un clima de verdadera comunicación.

Así mismo, Rivas (1995) expresa que el docente para el nuevo paradigma educativo se concibe como un modelo y líder. Modelo en el sentido de modelar una conducta ejemplar para sus alumnos, al invitarlos a explorar conocimientos, áreas del saber y estilos de vida ciudadana, y líder transformacional, en el sentido de brindar atención individualizada, estimulación intelectual, inspiración, motivación y una influencia idealizada, al moverse en las dimensiones que encajan con la tendencia constructivista: la creatividad, la estimulación intelectual, la capacidad para inspirar a los alumnos y la capacidad de influir de manera permanente en el alumno.

Para Esté (1997) el cambio en el paradigma educacional está en el propósito propiamente pedagógico de la interacción constructivista, el cual se logra con la interacción, y la participación subjetiva de todos los que puedan tener intercambios y construir nuevos significados y saberes. Refiere, así mismo, que son muchas las tareas que implican el cambio, por esto el carácter y campo de sus proposiciones de cambio son iníciales, desatantes y generales.

* Iníciales, por cuanto pretenden romper la apatía y dar movilidad a un universo aséptico y agotado por los fracasos reiterados.

* Generales, porque pretenden dar un curso en el que se puedan inscribir muchos aportes y unas referencias de lenguaje que permitan el desarrollo de un discurso fecundo (p.14).

Considerando todos estos aspectos, se puede decir, que el presente siglo exige a las instituciones la lucha por la formación de jóvenes y generaciones que sean capaces de asimilar activa y críticamente los contenidos. Y, en particular, de apropiarse de aquellos modos de pensar, de sentir y de hacer, que les garanticen la orientación inteligente en diferentes contextos y la participación responsable, creativa y transformadora de ellos. En otras palabras, se plantea a la educación el reto de preparar a los educandos para los nuevos tiempos, promoviendo en ellos el aprender a ser, a hacer, a conocer y a convivir con otros.

Además de la relación Docente-Alumno, otro aspecto de gran relevancia en el sistema educativo es la relación Docente-Institución donde la administración y la organización juegan un papel de gran importancia en la vida de los seres humanos, permitiéndole concretar propósitos que solo serían posible a través de un trabajo en equipo.

A través del proceso administrativo, es posible llevar a cabo una serie de acciones para la consecución de un fin; en los que deben estar incluidos los subprocesos: planificación, organización coordinación, dirección, control y evaluación, los que permitirán un máximo aprovechamiento de tiempo y de costo, y en el que debe procurarse las mejores relaciones interpersonales (UPEL, 2001).

Desde el punto de vista educativo, la administración y la organización escolar propician las condiciones que redundaran en un proceso de enseñanza-aprendizaje con un gran aprovechamiento de los recursos intervinientes, en el que se evidencie eficiencia y dominio en la acción de educar. En el director de los diferentes institutos educativos, como representantes del Ministerio de Educación y Deportes recae la responsabilidad de involucrar e integrar tanto personal adscrito a ella como a la comunidad en el desarrollo del proceso educativo, a través del uso apropiado de la administración que se plasman en sus funciones de:

a.- Coordinar: Con el respaldo del personal docente, administrativo y subalterno a su cargo para lograr un trabajo en equipo exitoso (UPEL, 2001).

b.- Planificar: Sembrando en sus colaboradores la necesidad de una planificación previa, donde todos puedan participar tanto en su aplicación, como a través de sus críticas sobre su desarrollo y sugerencias que permitan su mejoramiento (UPEL, 2001).

c.- Organizar: Respondiendo a las primeras fases de la realización de un plan:

1. Estructuración del plantel.

2. Dictar las normas que regularan la vida del plantel.

3. Plan de las actividades que vinculan al plantel con la comunidad.

4. Distribución de la planta escolar.

5. Organización del personal docente.

6. Integración del personal docente, administrativo y subalterno.

d.- Administrar: Debe responder a la organización y dirección de la institución, por lo cual se debe realizar:

1. Mantenimiento y conservación de la planta física.

2. Registro de matrícula y asistencia de alumnos.

3. Registro de asistencia del personal.

4. Estadística y contabilidad.

5. Inventario de bienes nacionales.

6. Inversión del presupuesto.

7. Tramitación de correspondencia y recaudos administrativos.

8. Orientación al personal en cuanto a su conducta.

9. Atención de bienestar estudiantil.

e.- Supervisar: conociendo los objetivos que el plantel debe lograr, asesorando lo que debe hacerse para obtenerlos (UPEL, 2001).

f.- Liderizar: aprovechando su liderazgo formal e institucional tomando en cuenta que sus estilo de liderazgo influirá en las personas a su cargo (UPEL, 2001).

Dentro de una institución educativa, existen diversas personas que cumplen funciones específicas atendiendo a las necesidades y requerimientos de los educandos que en ella se encuentren. Entre los cuales pueden nombrarse:

1. Cuerpo directivo, integrado por:

* El director, que es delegado del despacho de educación ante la comunidad respectiva y debe desempeñar las funciones de coordinador, planificador, organizador, administrador y supervisor, con el respaldo del personal docente, administrativo y subalterno a su cargo, por ello, debe tomar en cuenta los sentimientos y las actitudes humanas para alcanzar las metas a través del convencimiento y motivación, más que el uso de la fuerza (López, 2003).

* El subdirector, que tiene como funciones principales compartir con el director las funciones, dirigir la secretaría, las unidades técnico-docentes y las unidades administrativas o seccionales (López, 2003).

* El jefe de Seccionales o de Oficinas de Control: Que es desempeñado por un profesor a tiempo completo y sus funciones están referidas a la coordinación de los aspectos administrativos de las secciones (López, 2003).

* Jefe de departamento, que ejercerá funciones de coordinación con los profesores del Plan general de Trabajo del Departamento, Planes de Cátedra, Controles, entre otros (López, 2003).

* Personal docente. Del conjunto de funciones desarrolladas por el docente, las más importantes y significativas son la tutoría, la coordinación de equipos y seminarios docentes, la orientación y los relacionados directamente con los procesos de enseñanza y de aprendizaje (López, 2003).

2. El personal administrativo, integrado por:

* Las secretarias y los especialistas en el área de administración, los cuales tendrán una carga horaria de 37 horas y media semanales, distribuidas en tardes o mañanas según la necesidad del plantel. Sus funciones principales serán archivar y el transcribir el material administrativo (UPEL, 2001).

3. El personal subalterno u obrero, formado por:

* El personal de vigilancia: su función principal es velar por la seguridad interna de la institución, así como del control de entrada y salida de las personas ajenas a la institución (UPEL, 2001).

* Los obreros calificados, son las personas que poseen alguna especialidad de acuerdo a la función que le corresponde desempeñar (Electricistas, Carpinteros, jardineros, entre otros) (UPEL, 2001).

* Los obreros rasos, son las personas que se encargan del aseo de las instalaciones del plantel (UPEL, 2001).

*

El proceso de organización escolar requiere para el logro de sus objetivos hacer un ordenamiento de las funciones estimadas como necesarias, así como de una clara indicación de la autoridad y responsabilidad de las personas que tienen a su cargo, la ejecución de dichas funciones. Como instrumento metodológico para lograrlo se encuentra el Organigrama, a través de él pueden describirse la estructura y las posiciones jerárquicas, sirviendo de apoyo para la realización de las funciones, actividades y responsabilidades de quienes componen la organización, respondiendo a la necesidad de la división del trabajo, de la realización de los subprocesos de la administración, además de canalizar los esfuerzos de acuerdo a los fines y objetivos planteados (López, 2003). Y los manuales de organización y los flujo gramas, que sirven para describir las labores y los procedimientos que se llevan a cabo dentro de la organización (López, 2003). Además, es importante señalar que si el organigrama de la institución no está bien estructurado puede crear confusión y dualidad de funciones que podrían entorpecer el de administración y organización escolar que se llevan a cabo.

Por otra parte, el conocimiento que el Docente tenga de la estructura organizativa evitará los conflictos de autoridad, dualidad de mando y dirección, falta de orden, indisciplina, conflictos de jerarquía, evasión o usurpación de responsabilidad o de autoridad, lograr los fines y objetivos, con el máximo aprovechamiento de los recursos a utilizar, con un conocimiento preciso y claro de las relaciones de línea, apoyo, asesoramiento y de las vías de comunicación.

El docente podrá estar más centrado en lo que se espera de él, procurando las mejores relaciones en el trabajo de equipo compartido con sus compañeros, que enriquecerán su desempeño.

La comunicación es un proceso indispensable, vinculado a todo acto administrativo, a través de ella se imparten órdenes, informaciones, consejos, trabajo o actitudes a un receptor (UPEL, 2001). Por ello, es importante tener en cuenta que para lograr la efectividad y eficacia de la comunicación debemos, entre otras cosas, evitar el rumor y garantizar la recepción de una información clara y precisa; esta recepción se logra sólo si todos los receptores entiendan el mensaje (una comunicación clara), si existe dominio de lo que se quiere transmitir (una comunicación bien fundamentada), si se emplea el medio adecuado para lograr la transmisión del mensaje (utilización del canal adecuado) y por último se debe evaluar si la comunicación cumplió con el propósito que tenía previsto.

Por otro lado, se debe considerar que existen algunas barreras en la comunicación, las cuales deben ser vencidas dentro de cualquier estructura de trabajo, como lo son:

1. La naturaleza de la organización: por cuanto se debe tener en cuenta los entes que formulan y ponen en ejecución las pautas y normas que regirán los integrantes de la organización, para que al formularlas sean bien definidas y los subordinados puedan tener confianza en ellas (UPEL, 2001).

2. Defectos en la red formal de comunicación: Por cuanto pueden existir en el sistema de comunicación y en la organización lagunas en la cadena de comunicación que no se han descubierto o en el movimiento de los mensajes a través de todo el sistema (UPEL, 2001).

3. Ambigüedades del status y en los roles: Si se posee un status bajo se puede ser muy crítico de las ideas propias y no plantearlas o si se posee un status alto se puede incurrir en no escuchar o no valorar las ideas de otros. Por otro lado, cuando hay duplicación de roles y status puede existir la falta de claridad y por lo tanto interferir en el proceso (UPEL, 2001). Por ello, se debe ser consciente de los roles de liderazgo que se ejercen para no crear confusión y evitar errores.

4. Diferencias de lenguaje: Debido a que, en ocasiones, no se entiende lo que otros quieren expresar y nos bloqueamos (UPEL, 2001).

Evitando o solventando dichas barreras se puede encaminar las acciones (la planificación, la organización, la coordinación, la dirección, el control y la evaluación) del proceso administrativo en el campo educativo hacia la reducción del tiempo de ejecución y al desarrollo de un ambiente armónico que facilite u optimice las relaciones humanas.

Hoy en día, la eficacia de la educación no solo tiene que ver con la comunicación dentro de la institución y todos los aspectos antes señalados, sino que va mucho más allá, porque la escuela debe asumir al educando en su realidad familiar, social y comunitaria, es decir, la familia dentro de la comunidad y la comunidad conjuntamente con la institución deben ser partícipe de la formación integral del educando.

Hablar de la comunidad dentro de las instituciones educativas, requiere en primera instancia clarificar diversos términos que servirán para comprender el papel que ésta puede jugar con su participación activa.

Se entiende como comunidad al conjunto de ciudadanos que desarrollan actividades total o parcialmente interconectadas, o simplemente concurrentes, en un mismo espacio territorial, que afrontan unos proyectos, unos objetivos y unos problemas hasta cierto punto comunes o interdependientes, que se identifican en mayor o menor grado con una organización social con la que mantienen lazos de pertenencia y adhesión y que comparten una serie de servicios y equipamientos colectivos.

En cuanto a la organización, puede decirse que su finalidad es desarrollar grupos y crear las estrategias necesarias para llevar a cabo la acción. La organización de la comunidad por otra parte, es el proceso de tratar con personas o grupos de ellas, los cuales están o pueden estar interesados en aquellos servicios u objetivos que redunde en el bienestar social, en cuanto al aumento, mejor calidad y distribución de estos servicios o simplemente tomar acciones para obtenerlos.

La comunidad involucra dos procesos esenciales: la planificación, que permite identificar los aspectos problemáticos, diagnosticar sus causas y exponer soluciones; y la organización, como medio para lograr una acción efectiva y eficiente, es decir, lograr los fines y objetivos en forma racional, con un máximo rendimiento de los recursos utilizados.

Con respecto a los consejos comunales, en el marco constitucional de la democracia participativa y protagónica expresadas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, son instancias de participación, articulación e integración entre las diversas organizaciones comunitarias, grupos sociales y los ciudadanos y ciudadanas, que permiten al pueblo organizado ejercer directamente la gestión de las políticas públicas y proyectos orientados a responder a las necesidades y aspiraciones de las comunidades en la construcción de una sociedad de equidad y justicia social.

Así mismo, el desarrollo comunal busca promover el mejoramiento de la calidad de vida de toda la comunidad, contando con su participación activa e iniciativa propia, sea esta espontánea o a través de técnicas que la estimulen a surgir. Las actividades a desarrollar en el desarrollo comunal pueden ser de diversa índole como: el área de la salud, el área agrícola, el área educativa, entre otros y, pueden estar promovidas ya sea por los entes gubernamentales o no gubernamentales.

Para llevar a cabo un desarrollo comunal es necesario contar con un liderazgo comunal, personas con características puntuales como: saber hacia dónde dirigirse, ser positivo, cautivar la atención de los demás con sus ideas, con facilidad de palabra, persuasivo, comunicativo, entusiasta, manteniendo confianza en sí mismo proyectándola hacia los demás, consciente de sus propias fortalezas y limitaciones, visionario, estando un paso más adelante que su equipo, pero sin dejarlo atrás, guiándolos para crear más líderes.

De igual forma la participación social es otro elemento de gran importancia dentro de la comunidad, cuando se habla de participación social deben tomarse en cuenta al menos dos características específicas: el fin, que va más allá de lo individual y el compromiso que va dirigido hacia la sociedad. Por otro lado, la forma de construir y decidir colectivamente da una idea del tipo de sociedad que se quiere.

Ahora bien, estos distintos vocablos desarrollados de forma breve, vinculando e integrando a las instituciones educativas con la comunidad dan apertura a una construcción colectiva, a una participación protagónica de las comunidades educativas, así como también, de corresponsabilidad con los entes del gobierno local y nacional, promoviendo la integración escuela, familia, comunidad, estado, manifestada en un proceso de responsabilidad social, donde la escuela sea un espacio para la comunidad, para la creatividad, para la salud y la vida, para las innovaciones pedagógicas, para la paz, para la diversidad y la interculturalidad, para la recreación y el deporte.

Pero, es sobre el docente como promotor social en quien recae una gran responsabilidad, ya que posee los conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes y valores que le van a permitir lograr una efectiva integración escuela-comunidad, al propiciar la participación y conjugación de esfuerzos para contribuir a satisfacer necesidades socio-culturales y educativas de la comunidad, por lo tanto debe asumir el rol de líder como actor-autor o creador de los cambios y las transformaciones, a fin de actuar con eficiencia en distintas situaciones y en diversos grupos de la comunidad, para que estos puedan desarrollarse dentro de una cultura participativa y autogestionaria, apuntando a la formación continua del ser humano.

El Ministerio de Educación, según los lineamientos para lograr la integración institución-comunidad, estima tomar en cuenta una serie de procesos progresivos para lograr el éxito: identificar la problemática de la comunidad; identificar y evaluar los recursos con los que se cuenta; establecer un orden de prioridades en cuanto a las acciones a ejecutar; organizar y movilizar a los grupos; desarrollar e implementar estrategias para alcanzar lo que se busca, medir y evaluar los logros.

Cabe destacar que es de gran importancia lograr el vínculo de la escuela con los padres, representantes y comunidad, donde el docente es el elemento clave para esta integración, base para la incorporación organizada, activa, consciente y solidaria en la búsqueda de alternativas para la solución de problemas, de aprovechamiento óptimo de los recurso que se manejan en concordancia con los objetivos de la educación, de impulso para el cultivo de los valores y tradiciones que contribuyan a la formación de una sólida conciencia nacional, del desarrollo de actitudes positivas hacia la defensa y conservación del ambiente, de formación de hábitos para el buen uso del tiempo libre, la recreación y la convivencia, de una actitud responsable en cuanto a los hábitos de consumo, del buen uso de los servicios públicos y el conocimiento y práctica de leyes de protección ciudadana, de organización de cooperativas o cualquier otro tipo de empresa, de propiciar la cohesión y la unidad.

Como estrategias para el logro de la vinculación escuela comunidad, además de las reuniones periódicas con el personal del plantel; reuniones con los padres y representantes para conocer sus necesidades, expectativas e intereses; de realizar el diagnóstico de la ocupación de los padres y representantes, personal del plantel y representantes de instituciones públicas y privadas aledañas a la escuela, convocar e informar a los padres y representantes acerca de la planificación de las actividades para el año escolar, instarlos a participar, involucrarlos al proceso de enseñanza-aprendizaje de sus representados, promover grupos de trabajo para el beneficio tanto de la institución como de la comunidad; se podrían realizar actividades puntuales para el fortalecimiento de éste vínculo tales como actividades culturales en la escuela y en la localidad, como:

Ciclo de recitales, ciclos de cine, creación orquestas infantiles-juveniles, clubes literarios, agrupaciones teatrales, creación de juego tecas, taller de juegos de matemática, campamentos educativos, centros educativos comunitarios, clubes deportivos de fines de semana en las escuelas, bibliotecas comunitarias y rodantes, apadrinamiento de personalidades del mundo científico, cultural y deportivo para niños con situaciones precarias de vida, plan de lectura: los abuelos narradores, cuentos colectivos, la lectura va de visita a la escuela, un comedor comunitario, clubes de ciencias, redes de apoyo escolar entre la comunidad y el aula, autoconstrucción asistida escuela y comunidad en la construcción de viviendas, construcción de bibliotecas familiares, entre otros.

Lo importante, no son cuantas actividades puedan desarrollarse alrededor del binomio institución-comunidad, sino lo efectivas que éstas puedan ser para estrechar este vínculo que no sólo es necesario sino ineludible y que deben apuntar al desarrollo de los seres humanos que la componen, donde el papel consciente e intencionado del docente es decisivo.

ión SuperirEducación y Deportes

CAPITULO I

RELACIONES DOCENTE-ALUMNO, DOCENTE-INSTITUCIÓN E INSTITUCIÓN- COMUNIDAD (DEBER SER)

Según Sánchez (2005) “La educación es un conjunto de acciones destinadas a desarrollar en la persona su capacidad intelectual”. La educación significa, entonces, una modificación del Hombre, un desenvolvimiento de las posibilidades del ser. Esta modificación no tendría sentido si no implicara una mejora. En otras palabras, toda educación es una perfección.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo Nº 103 señala: Toda persona tiene derecho a una educación integral, de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin más limitaciones que las derivadas de sus aptitudes, vocación y aspiraciones”.

En nuestro país hasta el nivel básico hay un alto volumen de venezolanos estudiando, pero el fracaso escolar y los problemas socioeconómicos vulneran la democracia puesto que tan sólo culminan el nivel medio una quinta parte de quienes iniciaron el primer grado. El gran reto, desde el punto de vista de la equidad, es garantizar no sólo el ingreso al sistema educativo sino la prosecución escolar y el que todos reciban una educación de calidad. Y también que quienes egresan de los niveles superiores del sistema sobretodo los docentes retribuyan al país, con sentido social, los beneficios que la sociedad les otorgó.

Sin embargo, uno de los problemas en la educación venezolana es que en muchos casos los profesores de aula no tienen una formación pedagógica o no son especialistas en el área y al momento de impartir la clase solamente llevan el contenido, pero al momento de explicarla no tienen bases para convertirlo en un aprendizaje significativo. En el Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente Art. 139. Establece: “La actualización de conocimientos, la especialización de las funciones, el mejoramiento profesional y perfeccionamiento, tienen carácter obligatorio y al mismo tiempo constituyen un derecho para todo el personal docente en servicio”.

Es frecuente encontrar profesores que fundamentan su tarea educativa en la idea de que el alumno debe aprender, porque así le corresponde; que su tarea empieza y termina en presentar una serie de hechos y verdades de una forma clara, organizada y comprensible para el alumno.

El estudiante entonces, tiene por obligación realizar aquellas tareas que le confieren ese "título" el estudiante debe estudiar, en cierto sentido este supuesto es válido, esta tarea del alumno corresponde a una dimensión ética de su formación. Sin embargo la labor docente no puede orientarse solamente en la idea de que la responsabilidad de aprender es tarea exclusiva del alumno.

Una gran parte de todo el conjunto pedagógico se ha desarrollado bajo el ser, más que del deber ser. En la tarea de aprender es necesario que el alumno quiera aprender, este principio está fundamentado en el reconocimiento de la naturaleza del educando y en la propia experiencia docente en el transcurso de los años, si consideramos las preocupaciones actuales y también las pasadas de la pedagogía, encontraremos que buena parte de sus esfuerzos se orientan a buscar los medios para que el alumno se motive, que le resulte atractivo y significativo el aprendizaje, que desee aprender. Además, el conocer una verdad suele contener una satisfacción intelectual implícita, que se deriva de la sola comprensión y contemplación de la verdad conocida. Pero son pocas las mentes estudiantiles que se entusiasman por la verdad misma que descubren. La mayor parte de nuestros alumnos requiere del apoyo del maestro para encontrarle sentido y gusto a lo que aprenden.

La pedagogía ha comprendido cabalmente la naturaleza del acto educativo. Es por eso que desde hace muchos años, se ha planteado la educación del alumno en dos direcciones que se combinan armónicamente: educar el intelecto y la voluntad. Y es que no basta conocer una verdad, hay que quererla, amarla, desear poseerla. Posiblemente, desde un punto de vista humano, no es suficiente.

Entonces la labor docente no termina en reparar una clase clara, con contenidos bien fundamentados y lógicamente organizados, sino que también debe preocuparse porque esas verdades científicas o filosóficas sean aceptadas, amadas y, finalmente, vividas. Parece inevitable la contracción entre la teoría y la praxis, así como entre el “deber ser” y el “ser” de nuestras realidades educativas que no se corresponde siempre o no están acorde a lo que dice el papel en teoría y lo que realmente sucede en el contexto educativo, este “deber ser” que esta enmarco en nuestra constitución de país, el en que se describe o se dice, cual es el modelo ciudadano que la sociedad necesidad o el que, el Estado está promoviendo, para esta aspiración o fin de la educación, el Estado crea una serie de mecanismo legales para darle operatividad, a través de instituciones que coloquen en marcha lo que la sociedad aspira.

La educación tiene, como “deber ser”, producir ciudadanos actos para la sociedad, ya que le nivel desorientación de la educación de un país se ve reflejado en el comportamiento de la sociedad como conjunto, si lo índice de delincuencia son altos y la mayoría de la sociedad, un 80 % vive en estado de pobreza, nos indica que la Educación no está dando respuesta a la gran mayoría de sociedad venezolana, que no funcionado eficazmente como vehículo de movilidad social, para grandes sectores del país, entonces cuando hacemos una crítica a nuestra sociedad, ella de forma implícita, también se lo estamos haciendo su sistema educativo, que ha sido capaz, de cumplir con ese “deber ser”, que muchas veces sólo se queda en papeles, y no se ejecuta.

Finalmente la Educación es la formación del ser social, como está enmarcado en el artículo 3 de la vigente Ley Orgánica de Educación establece que la finalidad de la misma es “el pleno desarrollo de la personalidad” y también la formación de un ser “apto para convivir en una sociedad democrática” y “capaz de participar activa, consciente y solidariamente en los procesos de transformación social”.

CAPITULO II

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS EN LAS RELACIONES DOCENTE-ALUMNO, DOCENTE-INSTITUCIÓN Y INSTITUCIÓN- COMUNIDAD EN LA ESCUELA BASICA Dr. RAMON ALFONSO BLANCO.

Es importante resaltar que el docente como gerente de su aula, debe procurar un ambiente favorable, debe brindar a los niños, niñas y adolescentes un espacio para la construcción del saber, lo que significa en la práctica, posibilitar las relaciones para que la autonomía, la responsabilidad y la solidaridad se establezcan como procesos permanentes dentro de los escenarios escolares, a fin de garantizar una educación de calidad que además de proporcionar destrezas para el trabajo productivo, permita consolidar los valores en pro y para la vida, el trabajo y la democracia, que debe quedar para ésta y las futuras generaciones.

Sembrando en el niño aspectos morales que le serán de utilidad para el mañana, proponiendo valores como el trabajo, respeto, justicia, responsabilidad, solidaridad, honestidad, austeridad, fe, los cuales deben ser vividos con la práctica Haciendo del estudiante un ser con la habilidad de buscar, comprender y analizar la información que necesita y la capacidad de devolverla de forma coherente, brindándole amor, ayudándolo a descubrir y potenciar todas sus posibilidades, propiciando un clima de verdadera comunicación.

ENTREVISTA AL DOCENTE OBSERVADO

A continuación se presentan los resultados obtenidos en las observaciones realizadas a docentes y estudiantes en su relación cotidiana, así como también algunos aspectos relacionados con datos personales del docente.

Cuadro Nº 1

DATOS PERSONALES |

Ítem | Contenido | Categorización | Frecuencia | Frecuencia Total |

1.1 | años | 21 a 32 años33 a 44 años45 a 55 años | 120 | 3 |

1.2 | sexo | masculinofemenino | 03 | 3 |

1.3 | estado civil | solterocasadoDivorciado | 120 | 3 |

1.4 | lugar donde vive | cercalejos | 21 | 3 |

1.5 | modo de transporte | a piepublicoprivado | 030 | 3 |

Análisis Cualitativo

De los datos anteriores se desprende que en la Escuela Básica Dr. Ramón Alfonso Blanco” en la muestra de maestros, se determinó que en su mayoría son de sexo femenino, con edades entre 30 y 50 años, de estado civil casado, el medio de transporte donde se desplazan es público y su lugar de habitación es cercano a la institución.

Cuadro Nº 2

DATOS ACADEMICOS DEL DOCENTE |

Ítem | Contenido | Categorización | Frecuencia | Frecuencia Total |

2.1.1 | medio | bachillerdocentehumanidadescienciasTécnico Medio | 30120 | 3 |

| | | | 3 |

2.1.2 | superior | LicenciadoProfesorTSUPsicopedagogaPreescolarTécnico medio | 300000 | 3 |

2.1.3 | postgrado | Especializaciónmaestríadoctorado | 000 | 0 |

2.2 | cursa estudios actualmente | sinopregradopostgrado | 1201 | 3 |

| | | | |

2.3 | ultima actualización | 0- 3 meses3 -6 meses6 m – 1 año1 -2 años2 -3 añosmas de 3 años | 003000 | 3 |

2.4 | razones | tiempopor permisopoco interéscostoPoca Inform.no necesitaotro | 2100000 | 3 |

Análisis Cualitativo

La mayoría de la muestra de docentes encuestados de la escuela Básica Dr. Ramón Alfonso Blanco” son Bachilleres docentes, con un nivel superior de Licenciadas en Educación. La mayoría cursa estudios actualmente y el tiempo de realización de la última actividad es mayor a un año. De la muestra que no cursa estudios actualmente la mayoría se lo atribuye a la falta de tiempo.

Cuadro Nº 3

DATOS PROFESIONALES |

Ítem | Contenido | Categorización | Frecuencia | Frecuencia Total |

3.1.1 | básica | I etapaII etapaIII etapa | 111 | 3 |

3.1.2 | Media Diversificada y profesional | 1º2º | 0 | 0 |

3.3 | instituciones donde trabaja | 1 | 0 | 0 |

3.4 | Años de Docencia | 0 a11 a 55 a 10 | 012 | 3 |

3.5 | turno | MañanaTardeNoche | 030 | 3 |

3.6 | nº de horas | 0 a 33 horas34 a 66 horasmás de 66 horas | 300 | 3 |

3.7 | Años de servicio | 0 a 1 año1 a 5 años5 a 10 años10 a 15 años15 a 20 añosmas de 20 años | 012000 | 3 |

3.8 | ¿Por qué escogió la profesión docente? | le gustaProb. Económ.Prob. De cupootra | 3000 | 3 |

3.9 | lugar preferido para trabajar | I etapaII etapaIII etapa | 1110 | 3 |

Análisis Cualitativo

De los datos anteriores se desprende que los docentes observados, en su mayoría, se encuentran desempeñando su labor en la primera, segunda y tercera, Etapa de Educación Básica, su labor docente la desarrollan en una y institución en el turno de la tarde, trabajando un promedio de 33,33 horas semanales, poseen menos de 10 años de servicio y han desempeñado su labor docente porque les gusta, los que trabajan en esta institución educativa la mayoría de éstas quedan cercas entre sí.

GUÍA DE OBSERVACIÓN PARA LA RELACIÓN DOCENTE ALUNO.

Cuadro Nº 4

Característica Personales |

ITEM | FRECUENCIA | Sí | % | No | % |

1 | 15 | 14 | 93,33 | 1 | 6,67 |

2 | 15 | 13 | 86,67 | 2 | 13,33 |

3 | 15 | 11 | 73,33 | 4 | 26,67 |

4 | 15 | 13 | 86,67 | 2 | 13,33 |

5 | 15 | 14 | 93,33 | 1 | 6,67 |

6 | 15 | 12 | 80 | 3 | 20 |

7 | 15 | 11 | 73,33 | 4 | 26,67 |

De acuerdo a los datos que arrojaron la observación realizada, en cuanto al aspecto de las características personales del docente se notó que en un 93,33% ellos utilizaban formas innovadoras para la resolución de problemas y ejercicios ya que los relacionaban con experiencias de la vida cotidiana de los alumnos, pero en un 6,67% utilizaban el método tradicional, es decir, la forma explicativa común y resuelven los ejercicios mediante ejemplos. A su vez, mantienen una actitud de comprensión hacia ellos escuchando y respondiendo las interrogantes que les planteaban, esto se presentó con una frecuencia de un 86,67% positivo y un 13,33% negativo a consecuencia que en algunos casos los alumno no recordaban los contenidos enseñados, lo cual originaba en el docente una actitud autoritaria, el docente también identifica y se preocupa por las necesidades e intereses de los alumnos este aspecto se presentó en un 73,33% positivo y en un 26,67% negativo de acuerdo a esta característica se pudo observar que los docentes antes de comenzar un nuevo contenido realizaban preguntas para determinar las necesidades y debilidades que podían presentar los estudiantes y las dificultades para la comprensión del nuevo contenido; esto hace referencia al Diseño Curricular Bolivariano, el cual establece que se deben considerar las necesidades e intereses de los estudiantes.

Los docentes reconocen sus potencialidades y limitaciones en un 86,67%, corrigiendo sus fallas y asumiendo sus errores, en un 13,33% existe una gran ventaja ya que algunos profesores en ocasiones presentaban muy buen dominio de grupo. Sin embargo, consideran a la educación como uno de los medios para lograr su propia autorrealización, esta característica fue favorable en un 93,33% en situaciones donde expresaban que todos los días se aprende algo nuevo de los estudiantes y en un 6,67% fue desfavorable, ya que se muestra muy poco de apatía en cuanto a la profesión docente; esto hace referencia al Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente en su artículo 6 el cual habla de los deberes del personal docente, donde se debe observar una conducta ajustada a la ética profesional, la moral, las buenas costumbres. Por otro lado se hace referencia a las experiencias para el mejoramiento de la actuación como persona en un 80% planteándose situaciones reales para la resolución de problemas y un 20% no.

En cuanto a las innovaciones educativas, los docentes se preocupaban por practicarlas en un 73,33%, estableciendo nuevas estrategias de aprendizaje que contengan teoría y práctica según lo establecido en el Diseño Curricular Bolivariano, pero en un 26,67% no se cumple ya que se basan en ocasiones en el modelo tradicional.

Cuadro Nº 5

Condiciones Profesionales |

ÍTEM | FRECUENCIA | SI | % | NO | % |

1 | 15 | 14 | 93,33 | 1 | 6,67 |

2 | 15 | 9 | 60 | 6 | 40 |

3 | 15 | 14 | 93,33 | 1 | 6,67 |

4 | 15 | 15 | 100 | 0 | 0 |

5 | 15 | 14 | 93,33 | 1 | 6,67 |

6 | 15 | 15 | 100 | 0 | 0 |

7 | 15 | 10 | 66,67 | 5 | 33,33 |

8 | 15 | 9 | 60 | 6 | 40 |

9 | 15 | 15 | 100 | 0 | 0 |

A consecuencia de lo observado en cuanto al aspecto de las condiciones profesionales en un 93,33% los docentes utilizaron situaciones de aprendizaje donde los alumnos actuaron como seres creadores e innovadores en las actitudes deportivas y en un 6,67% no se observó tal característica lo que quiere decir que al menos la educación de la actualidad se asemeja a lo establecido en el Diseño Curricular Bolivariano, donde se establece que el alumno se debe formar con capacidades, habilidades y un pensamiento crítico que le ayude a su desarrollo integral y el de su comunidad. Por otro lado, el docente está al tanto de que todos sus alumnos no tienen las mismas necesidades e intereses en lo cual se pudo visualizar que en un 60% los docentes están al tanto de esta característica presente en sus alumnos y en un 40% no se considera, se piensa que este aspecto debe considerarse en un 100% ya que los alumnos aprenden de acuerdo a sus necesidades e intereses pudiéndose establecer lo que estipula La Ley Orgánica de Educación, en su artículo 6 donde expresa que “El estudiante tiene derecho a una educación conforme a sus necesidades, vocación e interese.”

Este aspecto es de gran importancia, para que el proceso de enseñanza aprendizaje sea eficaz y los estudiantes sean seres activos de sus propios aprendizajes.

Los docentes toman en cuenta a los alumnos, proporcionando en el aula un ambiente psicológico armónico permitiendo la comunicación entre docente-alumno y alumno-alumno, lo cual en la observación realizada se presento en un 93,33% la constante comunicación que existe en el aula de clase y en un 6,67% se considera negativo, la comunicación es fundamental entre las personas para el desarrollo armónico de las instituciones educativas, lográndose la participación activa de los estudiantes a la práctica deportiva, en otras instancias; los docentes observados estimulan en los estudiantes la participación activa, en la reflexión y el análisis y aclaran las dudas expresadas por ellos en un 100% lo cual es muy positivo y se apega al reglamento del ejercicio de la profesión docente donde se establece la capacidad de formación que deben mantener los profesionales de la educación.

Los docentes orienta a los estudiantes a la formación de actitud y coordinación física en un 93,33% y en un 6,67 no, esto se relaciona a la práctica del deber ser contemplado en La Ley Orgánica de Educación, en su artículo 6 donde expresa que “El estudiante tiene derecho a una educación conforme a sus necesidades, vocación e intereses.”

A su vez, les hace énfasis en la mejor forma como ellos pueden aprender, comprender y valorarlas prácticas deportivas en un 100% lo cual es productivo en su desarrollo integral para los estudiantes. Por otro lado en cuanto a la estimulación del sentido y valoración del esfuerzo como medio para alcanzar lo propuesto en un 66,67% fue positivo y 33,33% negativo ya que en lo observado no se presentaron suficientes actividades con tal característica.

Los docentes hacen énfasis en la investigación, actualiza y aplica los aportes del campo científico tecnológico y humanístico en el campo de la educación física lo cual es en un 60% afirmativo y en un 40% negativo, los docentes les mandan a consultar libros y en algunos cursos los alumnos estaban realizando un trabajo de investigación, ésta situación se asemeja mucho a lo que expresa el Fundamento Filosófico del Currículo y el Diseño Curricular Bolivariano, en referente a que el alumno debe ser un ser crítico y activo capaz de solucionar problemas, deseándose un ser investigador innovador que aprenda de sus propias experiencias.

En cuanto a los avances tecnológicos, los docentes utilizan recursos tecnológicos para mejora de las habilidades físicas y motoras con frecuencia de 100%, de acuerdo al perfil del egresado donde se enfatiza que el alumno debe demostrar competencias en el ámbito deportivo. Por otro lado, la Ley Orgánica de Educación en su Reglamento afirma que los docentes estarán obligados a enseñar a sus alumnos el uso de las diversas técnicas pedagógicas de aprendizaje y de investigación.

Cuadro Nº 6

Tipología del Docente |

ITEM | FRECUENCIA | SÍ | % | NO | % |

1 | 15 | 5 | 33,33 | 10 | 66,67 |

2 | 15 | 13 | 86,67 | 2 | 13.33 |

3 | 15 | 2 | 13,33 | 13 | 86,67 |

4 | 15 | 13 | 86,67 | 2 | 13,33 |

5 | 15 | 10 | 66,67 | 5 | 33,33 |

6 | 15 | 3 | 20 | 12 | 80 |

7 | 15 | 15 | 100 | 0 | 0 |

8 | 15 | 15 | 100 | 0 | 0 |

En las observaciones realizadas se notó que los docentes tenían en un 33,33% preferencia por unos alumnos en particular, y en un 66,67 no; lo cual se corresponde con el deber ser que está establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la Ley Orgánica de Educación en su Artículo 6, lo cual establece que, “ningún tipo de discriminación por razón de raza, del sexo, del credo, la posición económica y social o de cualquier otra naturaleza.”

En la educación los docentes, deben ver a sus alumnos por igual, sin existir discriminación de ninguna naturaleza.

Los docentes en un 86,67% permiten los avances de los alumnos a su propio ritmo, pero en un 13,33% no, ya que primero se debe hacer una explicación de los ejercicios y enfatizarlo tantas veces sea necesario para que ellos después puedan realizar los ejercicios por si solos con orientación del docente, lo cual hace referencia al Diseño Curricular Bolivariano donde se establece que el alumno será un ser crítico y reflexivo por lo cual, el docente actuara como mediador. Esto mismo les permite a los docentes hacer énfasis en los aprendizajes logrados por los estudiantes en vez de los contenidos lo cual se evidenció en un 13.33% que los docentes no hacían énfasis en los contenidos sino que un 86,67% hacían énfasis en los procesos y resultados lo cual es favorable para lo que se quiere lograr en el deber ser de la educación, relacionándose con el Diseño Curricular Bolivariano, donde se establece que el docente debe hacer énfasis en el proceso de aprendizaje de sus alumnos, lográndose así un equilibrio entre autoridad y libertad, lo cual en un 86,67% fue favorable y un 13,33% desfavorable, permitiéndose la participación en el aula respetando normas.

Los docentes utilizan un vocabulario acorde a las características del grupo en un 66,67% favorable y un 33,33% desfavorable, es decir, llama a los contenidos y temas por sus nombres y se dirige hacia los alumnos con respeto. Por otro lado la disciplina en el aula utilizando la reprimenda en un 20% se presento positivo y 80% negativo, no utilizan las sanciones al menos que sea estricto el caso y requiera su aplicación, se puede hacer referencia a la LOPNA (1998), en su artículo 57 la cual establece que “…para la disciplina escolar, se debe establecer un reglamento disciplinario en la escuela estableciendo los distintos casos que requieran sanciones…”

Por lo cual esta característica sí se aproxima al deber ser de la educación, en cuanto a los procesos disciplinarios.

Los docentes contribuyen a estimular la iniciativa en los alumnos en un 100% presentando los temas a tratar para despertar interés en los estudiantes, les pide opinión acerca de cómo realizar las actividades, estimulando así la discusión para llegar a acuerdos, éste aspecto se presento varias veces al momento de realizar una evaluación o cuando los alumnos realizaban ejercicios en grupos en las canchas; estas actividades generaron en los docentes respeto hacia las dediciones tomadas por los estudiantes, es decir, los alumnos deciden con que grupo trabajarán. Esta característica se asemeja a lo establecido en el Diseño Curricular Bolivariano, donde se establece que el estudiante es activo y libre en la toma de decisiones, por lo cual hace referencia al deber ser de la educación se evidencio en un 100% respeto hacia sus estudiantes.

Cuadro Nº 7

IV ASPECTOS DE LA CLASE |

ITEM | FRECUENCIA TOTAL | SI | % | NO | % |

1 | 15 | 5 | 33,33 | 10 | 66,67 |

2 | 15 | 10 | 66,67 | 5 | 33,33 |

3 | 9 | 2 | 22,22 | 7 | 77,78 |

4 | 15 | 0 | 0 | 15 | 100 |

5 | 15 | 0 | 0 | 15 | 100 |

6 | 15 | 4 | 26,67 | 11 | 73,33 |

7 | 15 | 6 | 40 | 9 | 60 |

8 | 15 | 15 | 100 | 0 | 0 |

Análisis Cualitativo.

En cuanto a los aspectos de la clase se evidencia que la mayoría de los docentes observados aclaran el propósito y la importancia de los objetivos que se llevan a cabo; la exploración de las experiencias previas para enriquecer los temas a tratar son tomadas en cuenta; la planificación del programa de aprendizaje es realizado por el docente y los alumnos intervienen en él; la retroalimentación es llevada a cabo dentro del aula y el profesor no actúa como el único poseedor del conocimiento. Sin embargo se puede evidenciar que la autodisciplina es reconocida y aceptada por el estudiante; el docente solicita interpretar y desarrollar ideas o respuestas para clarificar o fijar lo aprendido y demuestra el dominio del conocimiento.

GUIA DE LA RELACIÓN INSTITUCION DOCENTE INSTITUCIÓN

Se presentaran los resultados de la aplicación de instrumentos a los docentes, los cuales presentarán la realidad del deber ser de la relación docente institución.

Cuadro Nº 8

ITEM | FRECUENCIA TOTAL | SI | % | NO | % |

1 | 3 | 3 | 100 | 0 | 0 |

2 | 3 | 2 | 66.67 | 1 | 33.33 |

3 | 3 | 2 | 66.67 | 1 | 33.33 |

4 | 3 | 2 | 66.67 | 1 | 33.33 |

5 | 3 | 3 | 100 | 0 | 0 |

6 | 3 | 2 | 66.67 | 1 | 33.33 |

7 | 3 | 1 | 33.33 | 2 | 66.67 |

8 | 3 | 1 | 33.33 | 2 | 66.67 |

9 | 3 | 1 | 33.33 | 2 | 66.67 |

10 | 3 | 3 | 100 | 0 | 0 |

11 | 3 | 0 | 0 | 3 | 100 |

12 | 3 | 1 | 33.33 | 2 | 66.67 |

13 | 3 | 3 | 100 | 0 | 0 |

14 | 3 | 3 | 100 | 0 | 0 |

15 | 3 | 2 | 66.67 | 1 | 33.33 |

16 | 3 | 1 | 33.33 | 2 | 66.67 |

17 | 3 | 2 | 66.67 | 1 | 33.33 |

Análisis cualitativo:

Se demuestra una relación entre el docente y la institución en la cual de manera general, en cuanto a la planificación el total coincide en que se realiza de manera conjunta, tal y como debe ser en una organización educativa. Recibiendo orientaciones del personal directivo en cuanto a sus labores. En el cual según las respuestas de los docentes entrevistados el personal directivo mantiene una actitud democrática lo que facilitaría un mejor funcionamiento de la institución.

Dentro de los resultados arrojados en la aplicación de este instrumento se puede observar que en la resolución de de los problemas educativos el personal directivo informa a los docentes y toma en cuenta sus opiniones para la resolución de los mismos. La infraestructura de la institución consta de dos edificios y un gran número de población estudiantil, por cuanto la comunicación del personal directivo no es constante en muchos casos con los docentes, delegando funciones mayormente la ejerce a través del coordinador de la Etapa con quien el personal docente tiene mayor comunicación, coincidiendo también en que esta es de tipo cordial y agradable.

La mayoría de los docentes también coincidió en que el grupo de trabajo intercambia sus experiencias positivas entre sí para el funcionamiento de la institución. Aunque no utilicen el feebback como forma de retroalimentación en las relaciones interpersonales, que les facilitaría y mejoraría el nivel de comunicación y a su vez el mejor funcionamiento de la institución.

GUIA DE LA RELACION INSTITUCION COMUNIDAD

La presentación de los siguientes resultados permitirá analizar la participación y grado de acción de la comunidad en torno a la institución y a la solución de problemáticas.

Cuadro Nº 9

ITEM | FRECUENCIA TOTAL | SI | % | NO | % |

1 | 2 | 2 | 100 | 0 | 0 |

2 | 2 | 1 | 50 | 1 | 50 |

3 | 2 | 2 | 100 | 0 | 0 |

4 | 2 | 2 | 100 | 0 | 0 |

5 | 2 | 1 | 50 | 1 | 50 |

6 | 2 | 0 | 0 | 2 | 100 |

7 | 2 | 0 | 0 | 2 | 100 |

8 | 2 | 2 | 100 | 0 | 0 |

9 | 2 | 1 | 50 | 1 | 50 |

10 | 2 | 1 | 50 | 1 | 50 |

11 | 2 | 1 | 100 | 0 | 0 |

12 | 2 | 0 | 0 | 2 | 100 |

13 | 2 | 2 | 100 | 0 | 0 |

14 | 2 | 2 | 100 | 0 | 0 |

15 | 2 | 2 | 100 | 0 | 0 |

Análisis cualitativo:

En forma general, esta relación no se produce de manera tan recíproca y ya que no existe una continúa colaboración entre un ente y otro. La comunidad cercana a la institución no participa activamente dentro de las actividades propuestas por la institución y viceversa. A demás, la participación más profunda en cursos, capacitaciones y planificaciones educativas no se da de maner