Leer Ensayo Completo Representacion Soberana En Exterior De Venezuel

Representacion Soberana En Exterior De Venezuel

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.047.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: tomas 20 mayo 2011

Palabras: 3125 | Páginas: 13

...

• La solución pacifica de los conflictos internacionales.

• La cooperación.

• El respeto a los Derechos Humanos, entre otros. |

La Política Exterior de la República Bolivariana de Venezuela es dirigida por el Presidente de la República según mandato directo de la Constitución, establecido en el Titulo V, Capitulo II, Sección III, artículo 236, numeral 4º de la Constitución Nacional; de esa forma el Presidente es uno de los órganos decisores y ejecutores de la Política Exterior, pero no es el único puesto que la Asamblea Nacional también es un órgano designado por la Constitución para decidir y ejecutar en materia de Política exterior.

El Consulado

La institución del Consulado proviene del Derecho Romano, ya que fueron designados con el término Cónsul (que era una magistratura), a los ciudadanos que, a la caida del Emperador Tarquino El Soberbio, recogieron todos los poderes políticos de la monarquía. También se señala que esta institución se debe a que tales magistraturas debían consultar todo lo que se refería al desempeño de sus funciones, que eran funciones destinadas al bien público.

El término Diplomacia es un término sinónimo al de Consulado, pues ambos conceptos se usan para distinguir a los funcionarios acreditados por un Estado para que vele por sus intereses fuera de su territorio. De allí se deriva el término Diplomático o Cónsul que se usa para distinguir a las personas que representan a los países en el exterior. Los agentes Diplomáticos se clasifican de la siguiente manera: |

• Embajador, es el funcionario de más elevada jerarquía dentro de la carrera diplomática, y su figura está investida de inmunidades y privilegios reconocidos internacionalmente.

• Legado, es el representante extranjero de un gobierno ante un Estado donde no se tiene embajada. Esta figura es comúnmente usada por los representantes de la Santa Sede.

• Nuncio, es el representante diplomático pontificio (de la Santa Sede) ante un Gobierno. Esta figura es exclusivamente usada por el Estado Vaticano.

• Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario, ambas expresiones son sinónimos y se usan para referirse al agente de segunda categoría que realiza una función en el exterior, y su característica relevante es que debe presentar las llamadas Cartas Credenciales al Jefe de Estado. A los funcionarios que ejercen este cargo en representación de la Santa Sede se le denomina Internuncio y es aquel enviado pontificio ante un país, hasta tanto sea nombrado el Nuncio, o ante un país donde no exista la llamada Nunciatura.

• Ministro Residente, es aquel funcionario cuya categoría diplomática es inferior a la de Ministro Plenipotenciario, pero superior a la de Encargado de Negocios.

• Encargado de negocios, es aquel funcionario diplomático acreditado ante el Ministro de Relaciones Exteriores de la Nación donde debe ejercer las funciones que se le encomiendan. La gran diferencia entre el Encargado de Negocios y los demás funcionarios diplomáticos, es que éste se acredita ante el Ministro de Relaciones Exteriores, y los demás ante el Jefe de Estado. |

La función principal de la Diplomacia es mantener las buenas relaciones políticas entre los demás países y el país al que representan, además de ello vigila el desarrollo de las relaciones jurídicas, económicas, financieras, culturales, científicas, entre otras. Así como contribuir con el entendimiento entre los pueblos y gobiernos, informar sobre la situación del país, proteger y garantizar la estabilidad y seguridad de los nacionales en países extranjeros, negociar tratados y acuerdos, entre otras funciones. | |

Como país con Sistema Democrático y parte de la Comunidad Internacional Organizada, el Estado se obliga a garantizar y cumplir con los principios constitucionales como lo son: |

• La Defensa a los Derechos Humanos,

• respeto a la Soberanía,

• cooperación Internacional,

• rechazo a la Guerra. |

De igual forma su integración a distintas organizaciones de relevancia regional (en el ámbito continental) y mundial, tanto en aspectos económicos como comerciales y sociales, como: |

• La Organización de Estados Americanos (OEA),

• La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el ingreso al Mercado Común del Sur (MERCOSUR) que es auspiciado por la Unión Europea, son sólo ejemplos de integración a instituciones de desarrollo regional e internacional. |

|

El Presidente de la República es quien da los lineamientos para que el Ministro de Relaciones Exteriores diseñe la política exterior del país, y ejecute y coordine las actividades relativas a las relaciones internacionales, basándose en los intereses superiores del Estado Venezolano. |

|

Y entre las importantes atribuciones del Presidente en materia de política exterior se encuentran: el reconocimiento de los gobiernos extranjeros, la declaración de la neutralidad o estado de emergencia internacional, la ruptura de las relaciones diplomáticas, por nombrar alguna de ellas. Pero además de esto, también define los objetivos, principios y medios para hacer cumplirlos, pero esta función es compartida con la Asamblea Nacional a quien se le deben consultar dichas medidas. |

|

Entre las Atribuciones de la Asamblea Nacional en materia de Política Exterior, y como órgano ejecutor y decisorio, al mismo nivel que el Ejecutivo, se tiene la participación en las decisiones políticas y en aspectos referidos a:

• Nombramiento de los Jefes de Misiones Diplomáticas,

• ratificación de los Tratados Internacionales suscritos por la República,

• declaración de la emergencia nacional, entre otras funciones. |

En cuanto a la organización interna de la Política Exterior Venezolana, como ya se señaló es el Presidente de la República quien da los lineamientos, pero corresponde al Ministerio de Relaciones Exteriores formular dicha política y coordinarla, en tal sentido el personal del Servicio Exterior depende de dicho Ministerio y esta organizado de la siguiente manera: |

|

Personal Diplomático de Carrera:

El Personal Diplomático de Carrera, es el conjunto de personas cuya formación académica cumple con las exigencias establecidas en las leyes para ocupar los cargos de servicio exterior. Son funcionarios especialistas en el área de la política exterior, las personas idóneas para ejercer ese tipo de funciones.

El Personal Diplomático de Carrera se ubicarán en las siguientes categorías de acuerdo con su formación académica: |

1ª Categoría: Embajador -- Cónsul General.

2ª Categoría: Ministro Consejero -- Cónsul General de Primera.

3ª Categoría: Consejero -- Cónsul General de Segunda.

4ª Categoría: Primer Secretario -- Cónsul de Primera.

5ª Categoría: Segundo Secretario -- Cónsul de Segunda.

6ª Categoría: Tercer Secretario -- Vicecónsul. |

Personal con Rango de Agregado y Oficial:

El Personal con rango de Agregado y Oficial, es el personal que cumple una función de tipo técnico o profesional especializada en el exterior, por un tiempo limitado que no puede exceder de 3 años. Este tipo de rango sólo puede ser obtenido por el personal del Ministerio de Relaciones Exteriores o de cualquier otro despacho que pertenezca al Ejecutivo Nacional.

Personal Profesional Administrativo y Técnico Auxiliar:

El Personal Administrativo y técnico auxiliar, el personal administrativo está conformado por profesionales que no pertenecen a la carrera diplomática y sus funciones son de apoyo a la parte administrativa. Por su parte, el personal técnico auxiliar está conformado por el personal secretarial y auxiliares de oficina.

Personal en Comisión:

El Personal en Comisión, es el conjunto de sujetos que no pertenecen a la carrera diplomática y que son designados directamente por el Presidente de la República para ocupar las Jefaturas de Misiones Diplomáticas o Consulares de la República. Son funcionarios de libre nombramiento y remoción y el tiempo de sus servicios no podrá exceder de 6 años, y al concluir sus funciones quedan automáticamente excluidos del servicio exterior. |

Formación del personal: En el país se cuenta con un Instituto que dedica su acción educativa a formar profesionales que se dediquen al Servicio Exterior, dicho Instituto se llama "Instituto de Altos estudios Diplomáticos Pedro Gual", que funciona en la ciudad de Caracas y es un órgano del Ministerio de Relaciones Exteriores, y su objeto es la capacitación, actualización y especialización profesional del personal del Servicio Exterior. |

Venezuela cuenta con representación Diplomática en los 5 Continentes que conforman el mundo:

• En el Continente Americano, en 35 países: Estados Unidos, Canadá, México, Panamá, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, Cuba, Nicaragua, Honduras, Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Argentina, Chile, entre otros.

• En Europa, en 21 países: España, Alemania, Francia, Italia, Dinamarca, Bélgica, Holanda, Alemania, Austria, Bulgaria, Finlandia, Grecia, Hungría, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Rumania, Santa Sede, Suecia, Suiza.

• En África, en 8 países: Argelia, Egipto, Kenia, Marruecos, Libia, Namibia, Nigeria y Sur África.

• En el Continente Asiático, en 17 países.

• Y en Oceanía, en Australia. |

Como se ha podido observar en el desarrollo del tema, Venezuela es un país con tradición democrática y múltiples relaciones con los demás países que conforman el mundo, entre ellos subsisten intercambios de diversos tipos: económicos, culturales, educativos, sociales, entre otros, en fin... una serie de acuerdos y tratados que Venezuela y los países que lo han suscrito deben respetar y desarrollar de la forma prevista en dicho textos legales. La representación Diplomática es una institución de derecho internacional reconocida por los Estados Democráticos, y la misma ocupa un lugar destacado dentro de la política exterior de los países, puesto que forma parte de una estructura organizativa que se encuentra a cargo del Ejecutivo Nacional, en la figura del Presidente de la República, y bajo la tutela del Ministerio de Relaciones Exteriores, y este, a su vez tiene una forma de clasificación del personal que tiene a su cargo, que se denomina Personal de Servicio Exterior. De esta forma funciona lo que ya se conoce como la Representación Venezolana en el Exterior, que no es otra cosa que el ejercicio de la soberanía fuera del territorio venezolano. |

|

|

Literatura de Venezuela se refiere a la obra literaria realizada en este país y por escritores venezolanos, desde el período de la colonia hasta el siglo XXI.

Literatura republicana

Andrés Bello.

La literatura de inicios del S. XIX no es muy abundante pues los intelectuales y políticos estaban ocupados en las guerras libertarias. Sin embargo, surge la oratoria como forma alternativa para propagar las ideas independentistas y cuya belleza retórica y estilística hace que se le ubique dentro del espectro literario. En este período sobresale también la producción poética de Andrés Bello, primer poeta en proponer la creación de una expresión lírica americana. Su poesía es considerada como precursora de la temática latinoamericana en la lírica continental, tal como se puede observar en Alocución a la poesía (1823) y en Silva a la agricultura de la Zona Tórrida (1826). En vísperas de la independencia, llega la primera imprenta a Caracas y con ella surgen importantes periódicos, entre los que destaca El correo del Orinoco, a través de los cuales se difunden las ideas libertarias. Sin embargo, antes de la aparición de los primeros periódicos, estas ideas eran principalmente difundidas a través de la oratoria, pues las imprentas españolas difícilmente accederían a la publicación de ideas que atentaran en contra de su hegemonía.

Simón Bolívar.

Sin embargo, entre los avatares de la revolución fue que el germen de una identidad genuina ensayó sus fueros humanísticos. La copiosa correspondencia del Libertador, así como los documentos oficiales de sus atribuciones republicanas, dilucidan no sólo el mosaico colosal de su genio político, sino también la prolijidad de una pluma tan exquisita como intensa. De gran belleza estética y profunda preocupación filosófica es Mi delirio sobre el Chimborazo una especie singular que Simón Bolívar le distingue de las contradicciones de su tiempo, y en la que por etérea proporción discurre desde la clarividencia de un tribuno hasta la humildad de un profeta señalado para un mundo naciente y por lo mismo promisorio. Es en Simón Rodríguez, filósofo y pedagogo caraqueño, cuando genuinamente se ensayan formulas americanas ya mejor meditadas para las insipientes repúblicas; su obra, aunque dispersa en los avatares de su singular vida, compila no sólo su preocupación sociológica, sino también la urgencia de un código intelectual. Primero por auspicio de su célebre pupilo (Simón Bolívar) alcanza parcialmente a aplicar algunas de sus ideas, muchas de las cuales fueron difundidas después y ampliadas en un castellano auténtico y a veces irónico como Voltaire. Además de sus peculiares publicaciones y de su correspondencia, es célebre su defensa que hace de la gesta bolivariana, construida con un rigor lógico.

Literatura indígena y colonial

La primera manifestación literaria de la que se tiene conocimiento en nuestro país es la llamada literatura indígena, la cual ha sido conservada por la tradición. Esta manifestación aunada a la literatura colonial, particularmente las reseñas pormenorizadas sobre las peculiares características del nuevo mundo escritas por los colonizadores españoles o crónica de indias, constituyen el punto de partida de la literatura en el país. La literatura indígena, propia de las culturas desarrolladas antes de la llegada de los conquistadores españoles, fue conservada por la tradición oral. Tras una ardua labor de investigación posterior se han logrado publicar interesantes colecciones de cuentos y tradiciones, como las recopiladas por Fray Cesáreo de Amelladla en su libro Taurón Pantón, ilustrativo grupo de relatos de los indios pemones del sur de Venezuela. Las crónicas de indias hechas por los conquistadores son otro precedente de la literatura nacional. La primera crónica que inaugura este género dentro de nuestro continente es la Tercera carta de relación a los Reyes Católicos, escrita por Cristóbal Colón, tras su tercer viaje, al tocar tierra firme en territorio venezolano. En este texto, Colón hace referencia a la extraordinaria belleza natural de la región, así como también a las costumbres de sus habitantes. La descripción de una realidad que les era ajena marcada por la visión medieval del mundo que tenían los cronistas, derivó en textos con marcada propensión a la fantasía. En el siglo XVII, aparecen publicadas las crónicas de José Oviedo y Baños (1671 – 1738), su obra posee una gran madurez desde el punto de vista historiográfico y literario. En 1723 publicó Historia de la conquista y población de la provincia de Venezuela, obra que a partir de entonces se ha tenido como fuente fundamental de la historia del país.

La literatura en Venezuela comenzó a desarrollarse durante la época de la colonia, y los escritos de la época fueron dominados por la cultura y pensamiento de España. Las crónicas y varios estilos de poesía fueron las principales manifestaciones literarias de los años 1700. Los años 1800 y la independencia vieron el nacimiento de la literatura política, incluyendo la autobiografía de Francisco de Miranda. El romanticismo, primer género literario de importancia en Venezuela, se desarrolló a mediados de los años 1800, siendo Peonia, de Manuel Romero García el mejor ejemplo. Luego de la independencia, la literatura venezolana comenzó a diversificarse, pero apenas comenzó a evolucionar rápidamente en la época de Guzmán Blanco, entre 1870 y 1888. El comienzo del Siglo XX vio el desarrollo de varios escritores, novelistas, ensayistas y poetas de importancia, como lo fueron Andrés Eloy Blanco, Rómulo Gallegos, Arturo Uslar Pietri, Miguel Otero Silva, Mariano Picón Salas, José Rafael Pocaterra, entre otros. La tradición literaria se estableció realmente en Venezuela a mediados del siglo XX.