Leer Ensayo Completo Resumen Padre Rico Padre Pobre Para Jovenes

Resumen Padre Rico Padre Pobre Para Jovenes

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.193.000+ documentos

Categoría: Informes De Libros

Enviado por: karlo 19 mayo 2011

Palabras: 1963 | Páginas: 8

...

as en que aprendemos se suman a nuestra fórmula ganadora.

El camino para obtener un coeficiente intelectual financiero alto consiste en trabajar en tus aptitudes relacionadas con el dinero, utilizando los tipos de inteligencia que funcionan para ti, y trabajar para desarrollar las demás, de manera que todo tu cerebro trabaje a todo vapor.

El secreto del dinero de mi padre rico: las nuevas reglas para ganar dinero.

He aquí una regla que probablemente has escuchado antes: Si estudias mucho y tienes un buen desempeño en la escuela, puedes ir a una buena universidad, aprender una profesión, graduarte, obtener un buen empleo, ganar mucho dinero y tener éxito en la vida. Tener un empleo ciertamente te permitirá ganarte la vida, pero trabajar bajo sueldo no es el camino más efectivo. Este camino probablemente te conducirá directamente a la “carrera de la rata”, en donde trabajas para ganar dinero, trabajas más duro para ganar más dinero y eventualmente te consumes totalmente.

Los ricos piensan diferente. Lo niños ricos aprendían cosas en casa que yo no estaba aprendiendo en la mía. Ellos aprendían a tener una actitud segura acerca del dinero. Algunos de ellos hablaban de dinero en la mesa. En mi familia se hablaba de dinero en voz baja, si es que se hablaba del tema. El dinero era un tema tabú. Desde mi más temprana infancia decidí que yo quería ser rico, que me gustaba la idea de tener dinero y todas esas cosas lindas que el dinero puede comprar.

Mi padre y el padre de Make eran muy diferentes. Yo resumiría sus diferencias de la siguiente manera. Mi padre decía: “El amor al dinero es la raíz de todos los males”, y el padre de Mike decía: “La carencia de dinero es la raíz de todos los males”.

El secreto del dinero de mi padre rico: trabajar para aprender, no para ganar dinero.

El papa de Mike nos ofreció trabajo en nunca de las tiendas por 10 centavos la hora. “ustedes trabajen para mí”, dijo, “y yo les enseñare, pero no lo hare en un estilo similar a un salón de clases. Puedo enseñarles más rápido si ustedes trabajan, y yo estaría perdiendo mi tiempo si ustedes solo desean sentarse y escuchar, como lo hacen en la escuela. Esa es mi oferta. Acepten o rechacen.”

Aceptamos el empleo. La señora Martin, nos puso a trabajar sacudiendo los estantes y colocando artículos enlatados. A decir verdad es una de las cosas más aburridas que he hecho en mi vida. Además hacía mucho calor en la tienda. Después de tres semanas de trabajar durante los fines de semana yo estaba completamente harto y listo para renunciar. Decidí que tenía que hacer algo acerca de ello. Iba a hablar con el padre de Mike.

Mi padre rico me dijo: “el dinero es una ilusión.” Me pidió que imaginara a un burro jalando una carreta, cuyo dueño pone una zanahoria colgando al frente, moviendo la carreta hacia adelante con cada paso que diera el burro. El burro nunca alcanzaría la zanahoria, pero seguiría intentando. El burro perseguiría una ilusión. Esto es verdadero en lo que se refiere al trabajo, según me explico mi padre rico. La zanahoria es como un juguete. Los juguetes que queremos se vuelven más y más grandes y más caros conforme crecemos.

Las personas que son ricas parecen saberlo: Trabaja para aprender y haz que tu dinero trabaje para ti.

El secreto de mi padre rico: “Mi dinero trabaja para mí”.

Se suponía que yo debía trabajar para aprender, no para ganar dinero. En algún momento mi padre rico nos ofreció cinco dólares por hora, pero para entonces ya habíamos comprendido. “No”, le dijimos. Balanceaba una zanahoria en nuestras narices. Trataba de tentarnos a que aceptáramos algo que nos proporcionara una gratificación instantánea. Mi padre rico dijo: “sigan trabajando, muchachos, pero mientras más pronto se olviden de la necesidad de recibir un salario, más sencilla será su vida cuando sean adultos. Las oportunidades están frente a sus narices. En el momento en que ustedes vean una oportunidad, comenzaran a ver oportunidades para el resto de su vida”.

El secreto de mi padre rico: Crea dinero.

Existen tres formas de ganar dinero. Una de las formas consiste en salir a trabajar en un empleo. Es la más directa y visible. Pero existen otras dos maneras de ganar dinero que son en realidad más efectivas. Los tres tipos de ingreso son:

* Ingreso ganado. Es el dinero que obtienes al trabajar.

* Ingreso pasivo. Se obtiene incluso cuando tú no realizas trabajo alguno desde el punto de vista físico.

* Ingreso de portafolios. Funciona bajo el mismo principio que el ingreso pasivo. ¡Tu dinero trabaja para ti incluso cuando estas dormido!

Lo único que necesitas recordar es la diferencia entre activos y pasivos, y adquieran activos.

* Los Activo aportan dinero a tu bolsillo.

* Los Pasivo extraen dinero de tu bolsillo.

* Adquiere activos que produzcan ingresos.

El secreto de mi padre rico: Todo depende del flujo de efectivo.

Los estados financieros muestran la relación entre lo que tienes y lo que debes. Son como una fotografía que muestra tu situación monetaria en un momento dado. Se compone de dos partes: una declaración de ingresos y una hoja de balance.

Cuando conocemos verdaderamente la deferencia entre un activo y un pasivo, estamos en posibilidades de comenzar a adquirir auténticos activos. Una vez que el dólar ingresa a tu columna de activos, piensa de esta manera: ese dólar se convierte en tu empleado. Al “atender a tu propio negocio” verdaderamente estarás en el camino correcto hacia la independencia financiera.

El secreto de mi padre rico: Practica juegos de mesa para aprender.

Padre podre: “estudia para aprender”

Padre rico: “practica juego para aprender”.

Mi padre rico nunca hizo las cosas de la manera que esperábamos. Eso provoco que estuviéramos siempre alertas y que amarráramos lo que estábamos aprendiendo. Mi padre rico solía decir: “Los juegos son un reflejo de la vida real. Mientras más juegos, más rico te volverás”.

Oportunidades de ganar dinero para jóvenes.

Yo aprendí de mi padre rico, que debía comenzar un negocio. Mi padre rico me dijo: “Puedes tener todo lo que quieras siempre y cuando estés dispuesto a intercambiar algo de valor por aquello que deseas”. Lo que eso significa para mi es que mientras más di, mas obtuve. Al trabajar gratis cuando tenía nueve años aprendí la lección del intercambio. Con el fin de crear un intercambio justo, debes aprender lo que vale cada empleo para ti. Debes buscar la oportunidad, no el salario.

Maneja tus activos.

Es posible que pienses que la vieja alcancía que tienes en tu ropero es algo para niños pequeños.

Lo que yo aprendí de mi padre rico es que no importa que edad tengas, debes tener un alcancía; y no solo una. Mi padre rico recomendaba que yo tuviera tres alcancías, cada una dedicada a un propósito especifico.

* Alcancía 1: Caridad.

Para ser verdaderamente rico necesitamos tener la capacidad de dar, así como la de recibir.

* Alcancía 2: Ahorros.

Mi padre rico consideraba que era importante tener dinero suficiente para cubrir un año de gastos. Hoy en día esa fórmula es difícil de seguir pero la idea era la de contar con un respaldo de ahorros, dinero guardado de manera segura “para un día lluvioso”.

* Alcancía 3: Inversiones.

Era para inversiones y representaba riesgo y aprendizaje, compra y construcción de activos. Mi padre rico me enseño que debía enfocarme, pues es la que merecía mucha atención con el fin de crear riqueza.

Haz crecer tu dinero. La buena noticia es que llenar las alcancías solo es una parte de la formula. La otra parte es lo que quizás parece ser exactamente lo opuesto: se trata de mantener tu dinero en movimiento.

La retribución sobre la inversión. Mi padre rico solía decir: “los ahorradores son perdedores”. El no nos decía que ahorrar el dinero fuera malo. El quería que comprendiéramos que ahorrar tenía sus limitaciones.

Maneja tu deuda.

Mi padre pobre trabajo todo si vida para salir de deudas. Mi padre rico trabajo toda su vida para endeudarse. “Si quieres ser rico” decía, “debes conocer la diferencia entre deuda buena y mala”.

Si no puedes resistir a la tentación de comprar boberías y tienes problemas para mantener tu dinero en la cartera, tener una tarjeta de crédito hace más difícil que conserves tu dinero. Con el dinero real, verdaderamente puedes ver los billetes, pagar y obtener tu cambio. Con la tarjeta de crédito, todo lo que tienes es un pedazo de plástico que le extiendes al cajero o a la persona detrás del mostrador y firmas.

Tener una tarjeta de crédito es como tener un cheque en blanco, hasta que llega la cuenta. L estado de cuenta de la tarjeta de crédito tiene la fecha en que se vence el pago y la cantidad que debes pagar. No solo menciona eso sino también el pago mínimo que debes realizar. Si pagas tu deuda mediante la opción del pago mínimo, existen muchas posibilidades de que lo que sea que hayas comprado se descomponga o pase de moda mucho antes de que lo hayas pagado. Pagar la cantidad mínima generalmente significa que tendrás que pagar el precio de una tasa de interés extremadamente alta.

Si utilizas la tarjeta de manera inteligente, es decir, si pagas tu cuenta de manera puntual, tendrás una excelente oportunidad de establecer antecedentes crediticios.

Cada billete de dólar que llega a tus manos tienes el poder de decidir su destino.

Si gastas el dinero tontamente habrás escogido ser pobre. Si gastas el dinero en pasivos una y otra vez, siempre serás miembro de la clase nadie. Si aprendes como obtener activos, escogerás que riqueza sea tu meta y tu futuro. La elección es tuya con cada colar que recibes y con cada dólar que gastas. ¡Tu futuro financiero está en tus manos!

Bibliografía.

Padre rico, Padre Pobre, Para jóvenes.

Roberto T. Kiyosaki.

Sharon L. Lechter

Punto de lectura.