Leer Ensayo Completo Rosa Maria Torres

Rosa Maria Torres

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.114.000+ documentos

Categoría: Informes De Libros

Enviado por: Kate 02 abril 2011

Palabras: 6700 | Páginas: 27

...

ados).

* Centralización/descentralización.

* Currículo instructivo/formativo.

* Lo particular/lo universal (tradición versus modernización).

* Saber común/saber elaborado.

* El apartado de:

* Enfoque de necesidades básicas de aprendizaje

* Las necesidades básicas de aprendizaje.

* Y su sub apartado:

* Las necesidades básicas de aprendizaje.

* Apartado respecto a:

* El lenguaje (las artes lingüísticas, el decurso)

* Las matemáticas.

* Las competencias cognoscitivas básicas.

* El conocimiento científico.

* Los valores y actitudes.

* El apartado de:

* La puesta en marcha de un enfoque curricular orientado por las necesidades básicas de aprendizaje.

* Sub apartados:

* Las diversas lecturas de las propuestas de Tailandia.

* Una lectura crítica de la propuesta desde América Latina.

* Diversidad, heterogeneidad y pluralismo.

* Algunos riesgos.

* Una aproximación a los procedimientos.

* El apartado de.

* Post- scriptum.

* Sub apartado:

* América Latina frente a los planteamientos de Tailandia

* Referencias bibliográficas.

¿Qué (y cómo) es necesario aprender?

Necesidades básicas de aprendizaje y contenidos curriculares.

El tema de las necesidades de aprendizaje está un poco vacio pues tiene demasiadas lagunas en lo que respecta a los modelos para el aprendizaje, dentro de América Latina se ha venido planteando modelos y soluciones. No obstante los contenidos curriculares también forman parte de lo que se pretende enseñar, las necesidades básicas de los docentes, nos centramos casi exclusivamente en la perspectiva del sistema educativo formal y el papel que realmente deberíamos de jugar para con las necesidades básicas lo cumplen otras instituciones como la familia, el trabajo, la comunidad y los medios de comunicación.

Currículo y contenidos curriculares.

El currículo es el conjunto de objetivos, contenidos, métodos pedagógicos y criterios de evaluación de cada uno de los niveles, etapas, ciclos, grados y modalidades del sistema educativo que regulan la práctica docente, el currículo debería de tratarse no solo a la instrucción sino también a las experiencias sociales de aprendizaje que se dan dentro del aparato escolar a favor de incluir como contenidos las formas de transmisión/apropiación de los conocimientos. El método sobre cómo y cuanto se aprende, así como el conocimiento y la enseñanza son parte de este currículo y parte del proceso de la enseñanza, de esta forma una definición amplia de currículo incluye contenidos y objetivos, así como métodos y criterios de evaluación no limitándose a la instrucción sino incluyendo las relaciones y aprendizajes sociales. Los contenidos curriculares son el conjunto de discursos, las informaciones previas que ya se tienen tanto del alumno como del maestro, los contenidos en planes y programas de estudio la organización y los procedimientos tanto para enseñar como para aprender.

La crisis de la teoría del currículo y el desarrollo curricular.

Se señalan como problemas dentro del desarrollo curricular el encontrar el conjunto de medios para conseguir los objetivos escolares previamente elegidos, la falta de atención a la relación entre el conocimiento escolar y los fenómenos extraescolares, esto es la separación entre la práctica pedagógica y el aula. Gimeno afirma que el campo del currículo esta moribundo y que por su incapacidad requiere de nuevos principios y métodos frescos que se adapten a las nuevas problemáticas.

Concepciones curriculares.

Toda concepción curricular implica una propuesta pedagógica sobre qué y cómo hay que enseñar, aprender y evaluar, el papel en todo aquello de los distintos sujetos y sus modos de relacionarse reflejando una determinada concepción de lo educativo, social, político y cultural. Se plantean diferentes tipos de ideologías curriculares: 1.- la académico escolar que se identifica con la pedagogía tradicional. 2.- la de la eficiencia social que se relaciona con la tecnología educativa que entiende calidad por eficiencia y eficiencia como rendimiento escolar. 3.- la ideología de la reconstrucción social que se identifica con la teoría crítica del currículo y por último la ideología del estudio del niño que se acentúa en la unicidad de la persona y en los procesos y el cambio individuales.

La elaboración de un currículo y la definición de los contenidos

El currículo responde y representa recursos ideológicos y culturales definidos y ya estructurados con anterioridad incluye procesos históricos, materias, áreas, contenidos, métodos, procedimientos de evaluación que tienen que ser aceptados con todo el conjunto social.

Las “fuentes” del currículo.

El problema central del currículo se plantea en términos del proceso de la organización (selección, organización, presentación y secuencia) del conocimiento, en la definición de que, como y cuanto enseñar y como evaluar, interviniendo consideraciones de diversos tipos las cuales se denominan fuentes del currículo: Se encuentran socioculturales que son las necesidades del alumno y la sociedad; las epistemológicas que son las disciplinas a ser enseñadas; las psicopedagógicas que se forman por las características psicoevolutivas de los alumnos y sus competencias. Es la decisión sobre qué y cómo enseñar sabiendo tomar en cuenta y conciliar lo que el alumno quiere y necesita para aprender de acuerdo a su propio desarrollo llevando a privilegiar las necesidades y los intereses de los alumnos.

¿Dónde estamos?

Una educación en crisis y un modelo pedagógico obsoleto.

A nivel internacional se ha reconocido que existe una crisis educativa, identificada como un problema de calidad y que la solución es el mejoramiento de la calidad. El deterioro es pues el resultado de una multitud de alumnos que no logró concretar la formula de cantidad y calidad. El modelo pedagógico que conocemos está representado por un circulo vicioso viejo y obsoleto característico de una educación tradicional, dicho modelo exige un replanteamiento de fondo tanto cualitativo como cuantitativo paralelo a la forma de aprender de las masas esto es borrar el casete tanto de los métodos de enseñanza como de la mentalidad de los educandos. Permitir nuevas tecnologías así como la nueva renovación mental del docente para llevar así con éxito la reproducción del nuevo modelo educativo vigente.

Lo realizado en América Latina.

Se han introducido elementos innovadores en los diseños curriculares y la tecnología educativa en más de la mitad de los países de la región. Han aumentado las investigaciones y las experiencias piloto en torno a las nuevas metodologías de enseñanza. Se observan logros en la iniciación de los niños a las actitudes, procesos y métodos del pensamiento científico a pesar de que un buen número de países ha tenido problema en la práctica de este. En casi todos los países con población indígena se han impulsado programas de educación bilingüe-intercultural e incluso se han institucionalizado con la creación de departamentos especiales. Se han actualizado los currículos con nuevas áreas y contenidos como educación en los valores y la participación ciudadana, educación ambiental, educación en población, etc. Con problemas multidisciplinarios se requieren contenidos que abarquen todos y cada unos de sus procesos por lo tanto se requiere mayor preparación en los docentes. Hasta aquí todo va bien pero nos enfrentamos al problema de las autoridades que no conciben la idea de cambiar sus planeaciones y que en algunos países se tienen atrasos contabilizados en décadas y en general sus planes y currículos brillan por la ausencia de mecanismos para una revisión periódica de los contenidos. La solución es actualizar, no hay de otra renovar los currículos de acuerdo a las necesidades de los educandos, pues en la mayoría de los países que existen o han existido reformas curriculares no han logrado sostener esta renovación pedagógica de la cual se habla aunque no se descarta que pueda ser un éxito para hoy en día.

La discusión respecto de la cuestión curricular y pedagógica

El campo pedagógico ha tenido poco peso dentro de los gobiernos institucionales incluso para la propia formación del docente. Los contenidos han tenido que centrarse en la disputa del poder social y económico no solo con respecto a los alumnos sino también para con los maestros. Este desinterés se acentúa en la educación básica. Pues las propias corrientes de la educación se centran en la cuestión de los valores y las relaciones, en el cuestionamiento a la pasividad, la competitividad y el individualismo. Los núcleos de cuestionamiento a la educación tradicional y las propuestas de una educación alternativa han girado en una cuestión metodológica, al respecto se advierte una tendencia de sociologismo y otra de metodologismo, la primera consiste en mirar hacia lo educativo y la segunda tanto del problema como de la propuesta para reducir el problema pedagógico y convertirlo en un problema metodológico, ambas propuestas contribuyen en su engranaje a desdibujar y restar atención a la cuestión pedagógica y al saber que se transmite en el aparato escolar.

Las búsquedas y propuestas sobre el qué hacer.

Algunas de las propuestas sobre el qué hacer son la diversificación del currículo y de los contenidos en particularidad; a descentralización, autonomía, participación en el nivel local; el currículo integrado por diversas disciplinas; el formativo antes que el instructivo lo que adopta los valores y actitudes sobre los contenidos, de procesos y sus resultados; la vinculación teórica-practica, estudio-trabajo, escuela-comunidad. En el campo de las propuestas curriculares la educación cobra vida con estatus propios teniendo como principal mecanismo la identificación para lograr una educación democrática, crítica, liberadora, participativa, humanista etc. Así como el perfil del sujeto a construirse ya sea critico, creativo, indagador, autónomo, solidario etc.

La investigación sobre la cuestión curricular y pedagógica.

En cuestión de la investigación curricular se señalan deficiencias en los marcos y procedimientos, y por otro lado se advierte sobre la heterogeneidad de los enfoques teóricos y metodológicos y de los instrumentos de medición utilizados. Las conclusiones de estudio resultan casi siempre contradictorias y si a esto agregamos la escasa utilización de los resultados de la investigación, se constata que son muy escasos los estudios específicos sobre el currículo, sobre como es percibido y como opera en el aula. Los análisis se hacen a partir de los textos y no de los planes y programas mismos, llegando a conclusiones conocidas. Tampoco se encuentran trabajos que se planteen estudiar directamente la forma de trabajar del profesor la cual incide en la eficacia del proceso de enseñanza-aprendizaje. Y la medición del rendimiento se hace con base en los índices de reprobación y deserción, en cuanto al saber de los profesores carecen de preparación para la enseñanza de materias específicas y la falta de métodos adecuados así como el desconocimiento de recursos metodológicos y métodos alternos para trabajar con niños con ciertas dificultades.

La realidad del aula: el simulacro del aprendizaje.

Estudios revelan que el simulacro del aprendizaje tiene lugar dentro del sistema escolar pues impresiona falsamente que existan logros académicos. Todo apunta en dirección contraria al aprendizaje efectivo, la estructura del contenido, y el papel del maestro como mediador. Seria pues equivocado juzgar el estado del arte de la cuestión a partir del discurso sobre lo educativo y sobre el aparato escolar a partir de lo que se dice que sucede. A pesar de todos los intentos de reforma y las medidas que se han tenido tomando la escuela tradicional continua; Ferreiro afirma que el avance ha sido nulo en 40 años. Hoy sabemos que la posibilidad de una mejoría sustanciosa dentro de la educación consiste en afirmar nuevos procesos y practicas dentro del sistema.

Dilemas en torno a la definición de los contenidos curriculares

Dentro del currículo y el desarrollo curricular se plantea un conjunto de dilemas concebidos, dichos dilemas resultan a menudo falsos, tratándose más bien de una cuestión de énfasis y dosificaciones.

Exhaustividad/selectividad (lo general y lo especializado).

Este es el dilema clásico entre calidad y cantidad, adquiere importancia dada la cantidad de información que tiene que ser conocida y procesada, sus soluciones son recargar los programas de estudio y prolongar la escolaridad. Para este viejo modelo de acumulación de conocimientos se debe de dar paso a una enseñanza que asegure la adquisición de los mecanismos y métodos que permitan el descubrimiento, la selección y utilización de conocimientos nuevos.

El modelo exhaustivo/acumulativo es incompatible con los requerimientos del aprendizaje, tiene que cumplir con los planes y programas sustituyendo al objetivo de aprendizaje. Asegura la comprensión y el aprendizaje supone renunciar a la imposible exhaustividad, enseñar alumnos a discriminar y organizar la información.

Homogeneidad/diferenciación (currículo único y currículos diferenciados).

Las políticas educativas homogéneas, como se advierte, han profundizado más bien las diferencias, al negar la diversidad y los puntos desiguales de partida de los que aprenden. Ahora bien la diferenciación es una serie de elementos afines los cuales son: descentralización, desconcentración, autonomía, autogestión, vuelta a lo local, y valoración de lo propio. La distinción entre currículo único (nacional, homogéneo) y currículos diferenciados (locales, sectoriales) se ha centrado en la problemática de los contenidos y está relacionada con el tema de su pertenencia y relevancia. Se proponen currículos parcialmente diversificados con el fin de responder a necesidades también diferenciadas de carácter regional, social, cultural etc. La diversificación ha adoptado diversas estrategias: facultar a los docentes para que introduzcan modificaciones en los programas de acuerdo con las necesidades de cada contexto y de su propia aula.

Posibilidades y límites de la diferenciación.

La diversidad ha venido usualmente ubicándose en relación con la edad y categorías territoriales, la diferenciación de orden étnico-lingüístico es reciente. Aun esta por analizarse la propuesta de contenidos para las poblaciones indígenas. Pero de que existen este tipo de límites es cierto, de hecho la diferenciación entre alumnos ricos y pobres tiene un importante componente de diversificación curricular que corresponde no solo a los planes y programas sino a la práctica docente, a la calidad de los textos escolares y a la disponibilidad de otros materiales curriculares.

Currículo cerrado, semiabierto o abierto.

El planteamiento de la diversidad va aparejado con el del carácter abierto o cerrado del currículo, hoy se plantea la necesidad de un currículo flexible o abierto que establezca un marco y lineamientos generales de referencia, en un currículo abierto las instancias centrales aportan principios metodológicos de carácter general quedando los métodos de enseñanza bajo la responsabilidad del profesor. Lo que en este caso se plantea es que para una propuesta de este tipo funcione es preciso delimitar con claridad los ámbitos de competencia de las distintas instancias y optar por un currículo flexible y abierto. Lo abierto o cerrado se plantea usualmente en términos de la necesidad de adaptarse a la realidad y necesidades del alumno. No se trata solo de que los docentes tengan un espacio de decisión en cuanto a los contenidos sino se tata de que el propio currículo sea formativo.

Posibilidades y límites de lo homogéneo.

Si podemos separar lo homogéneo de lo centralizado y de lo jerárquico la homogeneidad no tiene porque ser impuesta ni forzada sino planteada como un parámetro de unidad para identificar dentro de ella la diversidad. Diversidad en este ámbito supone una verdadera diversidad que quiere verse plasmada (escrita) en planes y programas y textos, antes que a una diversidad a ser construida en cada situación concreta; dentro de los esquemas curriculares supuestamente prescriptivos y cerrados, existen amplios márgenes para la innovación que no se utilizan.

Centralización/descentralización.

Experiencias prácticas muestran que la descentralización no resuelve por sí misma la adecuación de los contenidos a las realidades locales y a las necesidades de los alumnos. Se ha reconocido que lo popular de un determinado programa o material no deviene que sean los propios sectores populares lo que lo diseñen y elaboren. Descentralización supone autonomía y autonomía supone formación y profesionalización docente, descentralización curricular supone en definitiva ciertas condiciones que no estén dadas y que hay que construir. La situación de partida solo puede ser modificada progresivamente mediante la potenciación de un tejido educativo intermedio que funcione a corto y mediano plazo como un nivel de concreción curricular formalmente definible.

La adopción de estrategias diferenciadas de desarrollo curricular.

Se recomienda considerar las diferentes estrategias de desarrollo curricular como un conjunto de alternativas a elegir y/o combinar de acuerdo con cada situación dependiendo de lo que se requiere y lo que se puede.

Desarticulación/integración de los contenidos.

El aparato escolar en su visión unidimensional ha tenido a encasillar el conocimiento en compartimientos, horas de clase, materias y profesores dueños absolutos de dichas materias. Frente a esta rígida compartimentación disciplinar, surge la propuesta de la interdisciplinariedad, la adopción de enfoques curriculares integrados. En algunos casos se ha buscado pasar de la estructuración clásica por materias a una estructuración por áreas. Propuestas y experiencias de integración curricular muestran posibilidades interesantes de articulación en torno a ejes temáticos organizados en ocasiones en dos áreas básicas: lenguaje y matemáticas.

Otras maneras de abordar la interdisciplinariedad.

Un ejemplo de esta es la que se lleva a cabo en Italia en la cual se concede una gran importancia al valor de cada disciplina, considerando que una organización disciplinar del currículo no tiene porque ser nociva ni contraria al desarrollo integral de la persona y que la integralidad debe conseguirse armonizando las experiencias de todos y los puntos de vista diferentes. El eje de esta visión consiste no en abandonar la disciplina, sino el profesor único: la reforma contempla la asignación de tres profesores por aula y un trabajo colegiado de planificación y evaluación.

Currículo instructivo/formativo

Instrucción y formación no tienen porque ser excluyentes. Lo instructivo es parte de lo formativo. Lo formativo no tiene porque hacerse a expensas de lo instructivo. La antinomia instrucción/formación se ha expresado también en el rechazo total a los métodos expositivos

De enseñanza, asociándose instrucción a estrategias expositivas y formación a estrategias no expositivas.

Lo “formativo” desde la perspectiva de los profesores.

Asumir este papel formativo del currículo en relación con los profesores parece indispensable dentro de una nueva propuesta curricular que enfocando la atención en aprendizaje, debe incluir necesariamente al profesor como sujeto de aprendizaje.

Lo particular/lo universal (tradición versus modernización).

Tradición y modernidad no deberían verse como contradictorias, sino como un doble desafío: por un lado recuperar la pertinencia cultural a través de la diversificación en los puntos de partida del aprendizaje, por el otro recuperar la capacidad de innovación y cambio que define la cultura científico-técnica contemporánea. La pertinencia cultural sin el acceso a la ciencia puede derivar en un aislamiento que consolide el atraso y la dependencia. La incorporación de la ciencia y la tecnología sin partir de un núcleo endógeno fuerte provocaría un mero enclave cultural y en términos masivos nos conllevaría al fracaso.

El sentido de la “pertinencia”.

La pertinencia se refiere al mundo inmediato y a la realidad concreta del educando pero cabe entender la pertinencia desde una perspectiva más amplia, que vaya más allá de la realidad y los intereses inmediatos, por lo demás el sentido de la pertinencia se aplica no solo a las necesidades individuales, sino también a las necesidades sistémicas. Aun así la persistencia del conocimiento no garantiza por sí misma un aprendizaje eficaz, en ausencia de modificaciones en la forma de enseñar.

Saber común/saber elaborado.

El saber común que portan tanto los alumnos como profesores no solo es reconocido sino que es rechazado, todo currículo debe enfrentar el desafío de contrastar y articular ambos saberes. Si bien el aparato escolar se ha negado y estigmatizado el saber común presentando el saber escolar como el saber verdadero, incuestionable y universal. Para otros el saber común es definitivamente un saber punto de partida a tenerse en cuenta, para superarse, viéndose el aprendizaje como un proceso de distanciamiento progresivo de ese saber y de acercamiento al saber elaborado. En definitiva: reconocer y recuperar el conocimiento de quien aprende es norma básica del aprendizaje.

El reconocimiento del saber común de los profesores.

El docente debe saber o hacer y actuar como si supiera todo, todo aquello considerado saber escolar deseable. En la medida que el docente no puede equivocarse, ignorar, dudar le está vedada la necesidad y posibilidad de aprender y de reconocer que aprende.

Enfoque de necesidades básicas de aprendizaje.

Las necesidades básicas de aprendizaje.

Cada persona deberá estar en condiciones de aprovechar las oportunidades educativas para satisfacer sus necesidades básicas de aprendizaje, estas abarcan tanto las herramientas esenciales como la lectura, la escritura, la expresión oral, el cálculo y la solución de problemas, como los contenidos básicos del aprendizaje que son conocimientos teóricos o prácticos, valores y actitudes, necesarios para que los seres humanos puedan sobrevivir; La satisfacción de estas necesidades confiere a los miembros de una sociedad la posibilidad y la responsabilidad de enriquecer su herencia cultural, lingüística y espiritual común, de promover la educación de los demás. Otro objetivo es la transmisión y el enriquecimiento de los valores culturales y morales comunes. En esos valores asientan el individuo y la sociedad su identidad y su dignidad; La educación básica es la base para un aprendizaje un desarrollo humano permanentes, sobre la cual los países pueden construir nuevos niveles y tipos de educación. Es decir: “Necesidades básicas de aprendizaje son: Conocimientos, capacidades, actitudes y valores necesarios para que las personas sobrevivan, mejoren su calidad de vida y sigan aprendiendo”

Un manejo poco prolijo de términos y conceptos.

En cuanto al concepto de educación básica a menudo se utiliza el equivalente a educación primaria y educación elemental, respondiendo con ello a la visión y usos tradicionales de ducho termino. Las principales dificultades están alrededor del término básico, otros conceptos manejados de manera imprecisa son los de educación inicial/educación preescolar, para hacer referencia al aprendizaje que se da desde el nacimiento. Siendo que educación preescolar es la preparación para la escuela. La imprecisión terminológica y conceptual sin duda refleja, en alguna medida, el estado mismo del campo de la educación. Pero es preciso un esfuerzo mayor de conceptualización si se quiere operar una propuesta y una escala planteada.

Una propuesta opaca y ocultadora de la conflictividad social.

La conflictividad social que subyace a la satisfacción de necesidades básicas de aprendizaje esta oculta: No se parte de un análisis del mundo actual, de las realidades y sociedades concretas, cuyos problemas y desajustes han impedido hasta la fecha satisfacer dichas necesidades. Las necesidades básicas de aprendizaje intentan aparecer fundamentalmente como necesidades de las personas, no como requerimientos del sistema social. Y la negación de la conflictividad y los intereses diversos se extiende a la comunidad mundial, la cual aparece segmentada en países y a la diversidad planteada únicamente en algunos de ellos. No aparece la heterogeneidad y conflictividad al interior de cada país, pero si la existencia de diversas nacionalidades.

¿Una visión que continúa centrada en la oferta?

Estar en condiciones de aprovechar las oportunidades educativas ofrecidas para satisfacer sus necesidades básicas de aprendizaje se plantean como un derecho, dejándose su satisfacción a voluntad de quienes podrían o no ofrecerlas.

¿Concentrar la atención en el aprendizaje?

Uno de los puntos de la nueva visión refiere concentrar la atención en el aprendizaje, la enseñanza se realiza en el aprendizaje; enseñanza sin aprendizaje no es enseñanza, es un absurdo y este es el absurdo que sigue moviéndose dentro del sistema educativo: la enseñanza, en algún momento puede recobrar autonomía respecto del aprendizaje.

La clasificación y los dominios de acción de las necesidades básicas de aprendizaje.

Existen dos tipos de contenidos las herramientas esenciales para el aprendizaje y los contenidos básicos del aprendizaje. La división planteada en esta categoría nos lleva a lo siguiente:

La categorización de la lectura y la escritura como herramientas esenciales para el aprendizaje. El lenguaje verbal y las matemáticas no pueden ser vistos como herramientas. Lectura, escritura y expresión oral son parte de un todo que es el lenguaje y deben ser entendidas como competencias lingüísticas. No solo se trata de solución de problemas sino del desarrollo de competencias cognoscitivas básicas para el desarrollo del aprendizaje. Valores y actitudes pertenecen a ambos bloques y no únicamente al de contenidos. Los siete dominios básicos de acción son: la supervivencia; el desarrollo pleno de las propias capacidades; una vida y un trabajo dignos; la participación plena en el desarrollo; el mejoramiento de la calidad de vida; la toma de decisiones informadas, y la continuidad del aprendizaje.

Lo básico de las necesidades básicas de aprendizaje.

Una necesidad de aprendizaje seria una necesidad de cierto tipo de conocimiento y se diferenciarían entre sí por el tipo de conocimiento considerado como necesario. La presencia del término básico califica a las necesidades como conocimientos necesarios para orientar ciertas acciones que se refieren a requerimientos humanos y sociales básicos, por tanto las necesidades básicas se derivan de cómo, en cada cultura y momentos específicos, se puede proceder a avanzar en el logro de la satisfacción de esas necesidades.

Contenidos curriculares.

Si bien planes y programas de estudio tienen como objetivo base al concluir la primaria expresarse oralmente y por escrito correctamente y con colección, comprendiendo lo que se lee y escribe. La realidad es otra, el lenguaje es el gran incomprendido del sistema escolar, la forma de enseñar el lenguaje es lo que hace tan difícil su comprensión, es uno de los elementos críticos de la enseñanza formal. Aun hace falta ver y trabajar el lenguaje en sus cuatro habilidades básicas; la oral como la escrita constan de dos procesos expresión y comprensión, el sistema tiene la expresión pero niega la comprensión. El afán por los docentes de que el alumno tenga una excelente redacción escrita y ortografía y su contante corrección asía el alumno, bloque la expresión de este, de modo que no lo deja hacerlo libremente.

Lectura y escritura.

Es uno de los campos más importantes dentro del sistema, sin embargo la escuela ha puesto mayor interés en la lengua escrita entes que la oral, bajo el argumento de que la primera es más compleja y requiere mayor esfuerzo. No es nuevo ni oculto el fracaso de alfabetización escolar, ya que le conexión de lo del aula con el mundo real está muy alejado, ya que no existe en él la lectura por placer. Leer es un hecho de descifrar y no comprender lo que se lee. Se deberían emplear textos de literatura infantil para promover el amor por la lectura, para hacer de esta un hábito en los alumnos.

La expresión oral.

Esta es una de las cuatro destrezas del lenguaje, que todos los niños manejan al entrar a la escuela, un gran error por parte del sistema es manejar esta como una lengua ajena a los alumnos, de lo que se trata es más bien de enriquecerles lengua oral. El verdadero problema es la oportunidad que el maestro otorga al alumno para la expresión oral, delimitándolo a una sola respuesta en tiempo y espacio determinado. Esto baja el auto estima y potencial expresivo.

El lenguaje como unidad.

Es la unidad del todo; expresión oral y escrita o a la inversa, esto determina el éxito o fracaso de escolares. Si bien esto era problema de los alumnos del primer grado y de docentes de este nivel, en la actualidad se ha otorgado responsabilidades a los dos primeros grados, sin embargo se debe extender la alfabetización como un problema a lo largo de toda la educación, y aun mas allá del ámbito escolar. Hoy en día la alfabetización es tomada como preventiva en el caso de niños y remediar en adultos.

¿Qué es estar alfabetizado en el mundo de hoy?

Se denomina analfabeto, a quien nunca fue a la escuela y alfabetizado a quien asistió a ella; pero si bien sabemos que se puede estar alfabetizado sin nunca ave pisado una aula, y ser analfabeto estando dentro de un salón de clases. La alfabetización es un proceso que no se limita a un numero de años, se prolonga por toda la vida y en el existen niveles de dominio.

Las matemáticas.

Es un conocimiento al que se le asocian actitudes y aptitudes del alumno, es un factor clave para la eficiencia y calidad del aparato escolar. El problema de las matemáticas es la negativa que los alumnos presentan asía estas. En el caso de los adultos se atribuye el término de matemáticas oral, lo que se emplea fuera del ámbito escolar.la necesidad de reconocer procedimientos útiles para resolver problemas en diversos campos. El alumnos puede memorizar conceptos, sin tener el razonamiento de por qué es el resultado o porque lo debe desarrollar de ese modo. Si hoy en día es importante el dominio de las matemáticas, en el futuro será primordial ya que la ciencia y tecnología irán innovando este campo.

Competencias cognoscitivas básicas.

La enseñanza se ha centrado en el contenido de las asignaturas, descuidando la enseñanza de cómo aprender a aprender, como son las capacidades de razonamiento, pensamiento crítico, solución de problemas creatividad, incluso planes y programas no dan importancia ha dicho contenido.

Aprender a pensar: una necesidad básica del aprendizaje.

La necesidad de poseer mejor conocimiento de la habilidad de pensar, el primer tipo es el convencional, que hoy ya está obsoleto y el segundo requiere un desarrollo del aprender a pensar. Desarrollar estas habilidades no solo es poseer conocimiento sino tener la capacidad de saber cómo aplicar ese conocimiento y requiere más que pensar de modo crítico.

La solución de problemas.

Es no solo la calidad de resolverlos, si no de saber detectarlos, formularlos, identificarlos, analizarlos, resolverlos y analizar sus soluciones. Las habilidades para la resolución de problemas depende del conocimiento que se tenga de él, así como de los modos generales de operar en el.

La creatividad.

En este objetivo falta mucho ya que ni siquiera se tiene un concepto claro de los que es creatividad, se define como conjunto de capacidades que hacen que una persona produzca con frecuencia productos creativos. Alguna de estas son: la fluidez, intuición y en el estilo cognoscitivo: la detección de problemas, juicio deferido. Las actitudes creativas: la originalidad, valoración autónoma, crítica autónoma, etc. Sin embargo si hay algo que no se puede negar es que el sistema actual no está preparado para asumir el objetivo de la creatividad.

La meta cognición.

Este no es un tema dentro del sistema escolar, que es conocer y como se conoce, que aprender y como se aprende son cuestiones que están negadas como temas y por lo tanto como problemas. El uso del tiempo de trabajo, el dominio del tema, el empleo de estrategias, son factores que intervienen en el estilo de aprendizaje de los alumnos. Este es útil para el empleo, adquisición y control del conocimiento y habilidades cognoscitivas. El manejo de estos conocimientos implica el aprender a aprender, y la capacidad de empelar lo adquirido en el aula, fuera de esta.

Aprender a aprender.

Tiene dos enfoques, el profundo implica una comprensión personal del significado y el superficial implica la reproducción de conceptos, sin saber el porqué.

Aprender a estudiar.

Se puede aprender sin estudiar y se puede estudiar sin aprender. El sistema se ha desentendido de cómo es que estudian los alumnos, y ha asumido esto como problema de los alumnos y de sus familias. A los profesores se les capacita en una materia, pero no en cómo enseñar a sus alumnos a estudiar.

Aprender a enseñar.

Los alumnos reciben educación, sin saber ni preguntarse por que se les enseña eso y de la manera en que se hace. La aptitud para enseñar está al alcance de todos y puede ser desarrollada desde temprana edad, como parte de las actividades escolares.

Aprender a recuperar en conocimiento.

Adquirir conocimiento, lo que importa no es tenerlos almacenados, sino ser capases de recuperarlos de la memoria en el momento oportuno y con un determinad propósito. La diferencia entre almacenamiento y recuperación es que por esos olvidos no se atribuyan ineptitudes o fracasos personales.

Aprender a aplicar lo aprendido.

El sistema debería de reconocer y asumir la aplicabilidad del conocimiento no solo como un objetivo, si no como un contenido expreso de estudio y analis, de modo de facilitar la transferencia de la escuela a la vida, del conocimiento a la acción.

El conocimiento científico.

Un conjunto de actitudes y valores que vienen formando parte de todo currículo son: disciplina, esfuerzo, respeto, obediencia, racionalidad, etc. Entre los destacados están: honestidad, creatividad, perseverancia, etc. y los más cuestionados: el individualismo, la pasividad, el conformismo. El ámbito de los valores y actitudes ha tenido a ser vinculado al llamado “currículo oculto”.

Perspectivas y requerimientos del futuro.

La educación atada al pasado, debe dar paso a una educación que se proyecte hacia el futuro, anticipándose a él, preparando a las personas para las transformaciones que les esperan, para que puedan no solo adaptarse a ella, sino orientarlas y dominarlas.

La puesta en marcha de un enfoque curricular orientado por las necesidades básicas de aprendizaje.

Las diversas lecturas de las propuestas de Tailandia.

Plantear la necesidad de currículos diferenciados, flexibles,pertinentes,actualizados, orientados a la satisfacción de necesidades básicas de aprendizaje, pueden acentuar algunos énfasis i introducir modificaciones menores o revisar de manera completa e integral el modelo curricular y educativo vigente.

Una lectura de la propuesta desde América Latina.

De estas diversas composiciones derivan enfoques y modelos también diversos, algunos de los cuales pueden guiar a una mayor equidad, eficiencia y calidad de la educación, mientas que otros pueden llevar a una profundacion de la inequidad, la ineficiencia y la baja calidad.

¿Cómo entender lo “básico” de la educación y las necesidades básicas de aprendizaje?

El propio aprendizaje requiere una necesidad básica: aprender a aprender, como el lenguaje o las matemáticas, de construir una matriz básica de conocimientos, valores, actitudes que constituyan un piso suficiente para que el individuo puede seguir un desarrollo más autónomo. De lo básico, satisfacer sus necesidades implica dar una formación más o menos universal.

Diversidad, heterogeneidad y pluralismo.

El reconocimiento de la diversidad sigue siendo restringido, se admite la diversidad de las necesidades básicas de aprendizaje en virtud de los diferentes interés/necesidades de los individuos, el grupo y la nación. Se evade la conflictividad social.

La viabilidad y cambio en educación.

El sistema educativo se caracteriza por su historia resistencia al cambio. La actual estructura del currículo viene de muy atrás, cada materia tiene sus textos, manuales, profesores, etc. cambiar esta estructura es cambiar el sistema educativo.

La voluntad política para cambiar la educación.

El reconocimiento de la crisis se ha extendido rápidamente, estamos lejos, de haber completado el ciclo de la toma de conciencia del proble educativo, para pasar ahora a la convivencia del cambio y su urgencia.

La crítica al modelo curricular y pedagógico vigente.

Una nueva propuesta curricular debe partir de un analis crítico del currículo vigente, que devele sus mitos, contradicciones internas, la imposibilidad de cumplir con los propios objetivos que se plantean en el marco de una cultura escolar que los niega en la práctica, etc.

El diseño de un nuevo currículo.

Elaborar una propuesta curricular que satisfaga todos, por participativo que sea el proceso y abierto que se deje el currículo, es imposible. Representar el currículo y los contenidos desde esta nueva perspectiva, implica competencias, calidades técnicas y humanas a todos los niveles y no solo del profesorado.

Cuestión de la información.

Educar al público en el propio tema educativo es fundamental. Calificar la demanda en educación es requerimiento de toda posibilidad de avanzar en este terreno. Todo implica una estrategia sistemática y sostenida de información y comunicación.

La cuestión del ritmo.

Cambiar la educación implica, sobre todo, inducir en cambios significativos en el ámbito docente, proceso complejo, lento, de largo plazo. En cualquier caso se trata de acelerar el ritmo de los maestros, adoptando las medidas.

Cuestión de larevicion curricular permanente.

Tomar en serio la nueva propuesta, como un nuevo punto de partida, supone la instalación de un proceso y mecanismo permanentes de la revisión curricular, incluyendo el seguimiento a la evolución de las necesidades básicas de aprendizaje.

Requerimientos de investigación.

Hace falta recuperar y sistematizar innovaciones, particularmente en el terreno pedagógico y de contenidos, con criterios rigurosos y desde enfoques analíticos y críticos que permitan seleccionar experiencias verdaderamente innovadoras y relevantes, explicar y profundizar en sus aportes desde la perspectiva de un cambio curricular y pedagógico.

Cuestión de la cooperación.

Estados y sociedad civil, organismos gubernamentales, organizaciones populares, sistemas educativos y familia, iglesia y medios de comunicación requieren asumir compromisos y papeles específicos dentro de estas estrategias.

Algunos riesgos.

No es la primera vez que se plantea un cambio en la educación y han perdido terreno, cayendo en el cuestionamiento, el rechazo y el olvido. Dejando a la idea de que modas que vienen y se van.

Pasar de un polo a otro.

Podríamos estar enfrentándonos a un intento simplista de buscar la solución en el contrario; podría extenderse ahora a las sugeridas en la propuesta . Conociendo esta propuesta parece ser necesario.

A partir de cero o reproducir lo viejo con la apariencia de nuevo.

A la percepción de que nada nuevo puede ayudar, la continuidad terminológica, parece ser necesario así como identificar lo viejo es recuperable.

Entender lo básico en sentido estrecho y limitado.

Básico: lo concreto, lo útil, lo aplicable en la vida cotidiana, al aquí y ahora.

Mistificar la demanda educativa.

Es idealizar una demanda que no pide calidad, se orienta por parlamentos de los sectores medios, se rige por saberes enciclopédicos, una lógica productivista una visión rigida de las normas disciplinarias.

Una participación no bien delimitada ni definida.

El propio peso asignado a la participación como componente de esta propuesta hace necesario definir con claridad el papel específico y el sentido de dicha participación para los distintos niveles así como los requerimientos.

Cambios parciales o totales.

Adoptar un enfoque de necesidades básicas de aprendizaje para los contenidos implica modificar el currículo, el modelo pedagógico y el modelo educativo vigente.

Dejar intocado el ámbito de la producción de textos escolares.

Poner asía la diversificación del currículo y hacia la configuración de currículos abiertos, flexibles, participativos, es abrir el negocio editorial de los libros de texto y su propia lógica mercantil.

Fácil y rápida modernización de experiencias.

Modernizar experiencias y convertirlas en rectas aplicables a cualquier contexto, generalizando procedimientos, asumiendo caminos y verdades únicas, es una tendencia marcada en el terreno educativo.

Una aproximación a los procedimientos.

Diseñar y desarrollar un currículo tiene dos sentidos; referidos ambos al perfil de egresados del sistema educativo, en sus dos dimensiones: como recursos humanos para actividades sociales de todo tipo, y como seres humanos en calidad de individuos, de miembros participantes de la sociedad y comunidad.

Consideraciones pedagógicas.

La determinación de las necesidades como de estudio pedagógico debería mantenerse dentro de una perspectiva pluralista. La búsqueda de un sistema homogéneo y homogeneizarte ya ha tenido su tiempo y ha mostrado se fracaso. Esa búsqueda ha producido su contradictorio.

Post-scriptu

De todo lo que se dijo, dos puntos, nuclearon la discusión: el analis de la propuesta de Tailandia, desde América Latina y el papel del currículo y la reforma curricular, dentro de una estrategia del cambio educativo.