Leer Ensayo Completo Sociedades En Nombre Colectivo

Sociedades En Nombre Colectivo

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.203.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Albert 08 junio 2011

Palabras: 6124 | Páginas: 25

...

r a cabo tal actividad (hoy sería, la industria).

La sociedad se basa, ante todo, en la confianza recíproca de sus miembros, los cuales asumen el riesgo en común y, por lo tanto, establecen un sistema de responsabilidad compartida.

Esta sociedad tiene sus antecedentes en la Edad Medieval y no en el Derecho Romano, como la mayoría, esto se refleja en que muchas figuras de la sociedad colectiva, como razón social, patrimonio propio, responsabilidad ilimitada y solidaria, no pertenecen a la primitiva societas romana.

Todos sus componentes no han surgido desde los inicios, se han ido evolucionando, fueron naciendo sus elementos, como la formación de sociedad, la comunidad de firmas, los poderes recíprocos, el patrimonio social y la responsabilidad solidaria e ilimitada.

Su lugar de origen ha sido motivo de mucha controversia, algunos dicen que fue en Italia, otros, incluso italianos afirman que nació en comunidades europeas tanto de Italia como de Francia, España, Inglaterra y Alemania.

Según Antonio Brunetti, dice que la sociedad colectiva nació en Italia en plena Edad Media, con estructura y función distintas de la societas romana. En su origen se componía de los miembros de la misma familia que se sentaban alrededor de una misma mesa y comían del mismo pan.

Pero a los que su forma mas primitiva fue el las comunidades familiares medievales, y en la continuación de los hijos en los negocios del padre fallecido, constituyéndose entre ellos una especie de comunidad familiar que mas tarde se convierte en una comunidad de trabajo.

Su desenvolvimiento en la Edad Media se dio cuando los comerciantes se asociaron y quienes entraban en una sociedad para ejercer el comercio, eran considerados ligados por la solidaridad. Se consideraban los aportes constituían un patrimonio distinto y para señalar ésta separación de patrimonios, los juristas afirmaron que la propia sociedad era un corpus, es decir una persona moral.

En cuanto a su nombre de sociedad colectiva, en las primeras normas francesas se empleó los de “sociedad general”, “sociedad ordinaria” o “sociedad libre”. Luego se unifico en “sociedad en nombre colectivo”, para simplificarse con sociedad colectiva. En el derecho inglés, la institución más cercana a la sociedad colectiva es el parthnership, aunque con caracteres esenciales muy distintos.

En cuanto a su codificación, recién en el siglo XIV en Italia se encontraba normada con la Ordenanza 1673, en Francia con las Ordenanzas de Bilbao de 1737, y por los principales Códigos europeos del siglo XIX. En el Perú se encuentra en nuestro Código de Comercio de 1902 y en la Ley de Sociedades de 1966.

A finales del s XVII, la sociedad colectiva fue reconocida como tal, en las ORDENANZAS DE COMERCIO DE BILBAO, por influencia del Código francés y su sociedad general.

El primer código de comercio español, de 1829, recoge esta figura como la “compañía por la cual dos o más personas se unen poniendo en común sus bienes e industria o alguno de ellos un objeto de hacer, con el fin de realizar toda clase de operaciones de comercio, bajo disposición del derecho común con las modificaciones y restricciones del Código del comercio”.

SOCIEDADES MERCANTILES

Nuestra legislación permite la constitución de cuatro tipos de sociedades mercantiles: Sociedad en nombre Colectivo, Sociedad en Comandita, Sociedad de Responsabilidad Limitada y Sociedad Anónima, así como de otras entidades jurídicas concebidas por cuerpos normativos especiales.

Para la constitución de toda sociedad mercantil, deberán concurrir al menos dos socios y la escritura constitutiva de las mismas deberá contener como mínimo, los requisitos establecidos en el artículo 18 del Código de Comercio, los cuales se desarrollan a continuación para cada una de las sociedades.

Concepto

Sociedad en nombre colectivo es aquella que forman dos o más personas, que se unen para comerciar en común, existe bajo una razón social y en la que todos los socios responden de modo subsidiario pero ilimitada y solidariamente, de las obligaciones sociales.

La definición de la sociedad la formula la ley en función de dos notas: la responsabilidad de los socios y la clase de nombre usado por la sociedad.

Responsabilidad de los socios. —La ley señala tres caracteres de la responsabilidad de los socios por las deudas sociales: es subsidiaria, ilimitada y solidaria.

- subsidiaria la responsabilidad de los socios significa que no puede exigírseles el pago de las deudas sociales sino después de haber intentado, inútilmente, obtenerlo de la sociedad. La ley permite demandar a los socios juntamente con la sociedad; pero no puede ejecutarse la sentencia sobre bienes de aquellos, sino después de hacer excusión de los bienes sociales.

-Solidaridad. —Una vez hecha la excusión de los bienes sociales, el acreedor puede exigir de cualquiera de los socios el importe íntegro del saldo a cargo de la sociedad, sin que la deuda se divida entre todos los obligados a su pago, como sucedería si fueran deudores simplemente mancomunados, pues la ley declara el carácter solidario de la obligación de los socios.

Responsabilidad ilimitada. —Podría parecer redundante que se diga que los socios están obligados ilimitadamente, pues ya se ha establecido el carácter solidario de su responsabilidad, y ello significa que puede exigirse a cualquiera de ellos la totalidad de la deuda. Pero lo cierto es que lo esencial de la solidaridad pasiva es la no división de la deuda entre los diversos deudores y no dejaría de existir la solidaridad si se sujetara la obligación de uno de ellos a la condición de no haber pagado una determinada cantidad de dinero, estipulándose, por ejemplo, que Juan y Pedro se obligan solidariamente a pagar los daños y perjuicios que ocasione determinado acontecimiento; pero que la obligación de Pedro se extinguirá cuando haya pagado diez mil pesos. La limitación de la responsabilidad puede concebirse en coexistencia con la solidaridad, y por ello, tiene un perfecto y claro sentido la declaración de la ley de que los socios colectivos no sólo son solidarios, sino que también responden de las deudas sociales ilimitadamente, esto es, con todos sus bienes, como dice el artículo 33 cc

Limitación interna de la responsabilidad.—Por ser de la esencia de la colectiva la responsabilidad ilimitada de los socios, no surte efectos contra terceros la cláusula que limite la de algunos de ellos, la cual, sin embargo, sí será valida en las relaciones internas de los socios; de modo que si en una colectiva se establece que el socio Juan limita a diez mil colones su responsabilidad, los acreedores sociales, pese a tal limitación, podrán exigirle el pago de deudas por valor mayor de los diez mil colones; empero, el socio Juan estará facultado para exigir de sus socios, el reembolso íntegro de las cantidades que, en exceso de los diez mil colones hubiera pagado. Además, como todo deudor solidario que paga la deuda común, puede exigir de sus coobligados el pago de la parte que le corresponde en la obligación.

ARTÍCULO 34.- Es absolutamente nulo y no producirá efecto legal alguno en perjuicio de terceros, el pacto en virtud del cual se supriman o disminuyan las responsabilidades ilimitadas y solidarias de los socios.

Referente al nombre de la sociedad

ARTÍCULO 35.- La razón social se formará con el nombre y apellido o sólo el apellido de uno o más socios, con el aditamento "y Compañía" u otra expresión equivalente que indique la existencia de más socios, si los hubiere.

ARTÍCULO 36.- La persona extraña a la sociedad que consienta en que su nombre y apellido figuren en la razón social, quedará sujeta a las responsabilidades ilimitadas que corresponden al socio.

Razón social (nombre comercial). —Ya, al estudiar las consecuencias de la personalidad moral, vimos que el nombre de una sociedad puede ser una denominación o una razón social y que ésta se caracteriza por estar formada por el nombre de uno o varios socios La colectiva debe tener una razón social. La Ley no exige que en la razón social figure el nombre o apellido de todos los socios; basta, inclusive, el de uno solo. Pero siempre que no aparezca en la razón social, de esta misma deberá resaltar tal circunstancia, y para ello, se añadirá la indicación y compañía, o cualquiera otra de la cual se pueda inferir la existencia de una sociedad: Juan Pérez e Hijos; Sánchez Hnos., José Martínez y sobrino, etc.

Cuando en la razón social figura el nombre (o apellido) de todos los socios, no será preciso añadir indicación alguna, v. gr.: López Mora y González, es suficiente como razón social. No es necesario añadir la indicación de que se trata de una colectiva, pues ello resulta de la existencia de una razón social sin ninguna adición. Es ocioso, por tanto, decir: Juan Pérez y Cía., Sociedad en nombre colectivo; o Juan Pérez y Cía., S. en N. C.

Aunque deje de formar parte de la sociedad un socio cuyo nombre figure en la razón social, puede conservarse ésta, añadiendo la palabra Sucesores cabe entender que será suficiente emplear la abreviatura de tal palabra (Sutrsi), pero no lo dice expresamente la ley.

Nombres de extraños en la razón social. — La razón social debe estar formada con el nombre de los socios. Por tanto, en la inclusión en la razón social del nombre de una persona hace presumir a los terceros que contratan con la sociedad que dicha persona, en cuanto es socio colectivo responde ilimitadamente de las deudas sociales. De aquí que la ley para proteger a los terceros de buena fe, haya establecido que cualquier extraño. Que haga figurar o permita figure su nombre en la razón social, quedara sujeto a la responsabilidad ilimitada y solidaria de los socios.

Si sale de la compañía el socio cuyo nombre figure en la razón social, y permite que continúe usándose ésta sin añadir la mención Sucesores, será responsable de las deudas sociales, en fuerza de lo dispuesto. Si una persona ingresa en la sociedad, y se incluye su nombre en

La razón social, aun cuando la modificación de ésta y la entrada del nuevo socio no figuren en el Registro Público de Comercio ni consten en escritura pública, dicha persona responderá ilimitadamente de las deudas sociales, pues ante los terceros aparece como socio. Y lo mismo sucederá si ha autorizado el empleo de su nombre, sin que en realidad se le haya atribuido el carácter de socio. En este, y en los demás casos, lo decisivo es la apariencia de ser socio.

ARTÍCULO 37.- La separación de un socio o el ingreso de un extraño a la sociedad, no impedirá la continuación del uso de la razón social existente; pero si el nombre o apellido del socio separado apareciere en la razón social y éste consintiere en que se siga usando, deberá agregarse a la razón social la expresión "Sucesores" u otra equivalente. Esa circunstancia no limita la responsabilidad del socio separado, la cual se mantendrá mientras su nombre aparezca en la razón social.

ARTÍCULO 38.- Los socios no podrán ceder su derecho en la sociedad sin el consentimiento expreso de los demás. Tampoco podrán interesar a terceros en forma alguna en la sociedad, sin ese consentimiento.

Cesión de la parte social. —Ya hemos indicado que las partes sociales o cuotas se caracterizan por no ser negociables y por ser difícilmente cesibles. En efecto, tratándose de la colectiva se requiere el consentimiento unánime de los socios para que pueda hacerse la cesión

Es lícito, sin embargo, establecer en la escritura constitutiva que basta para autorizar la cesión una mayoría, simple o calificada. Pero, a contrario sensu, no puede cederse la parte social libremente, y ni siquiera con la aprobación de un órgano diverso de la junta de socios.

"En caso de que se autorice la cesión en favor de personas extrañas a la sociedad, los socios tendrán el derecho del tanto, y gozarán de un plazo de quince días para ejercitarlo, contado desde la fecha de la junta que hubiere otorgado la autorización. Si fuesen varios los socios que quieren usar de este derecho, les competerá a todos ellos en proporción a sus aportaciones."

DOMICILIO.- Domicilio exacto de la sociedad en donde se podrán entregar válidamente notificaciones.

En este sentido deberá identificarse el mismo por calles, avenidas y número de casa o local, o bien mediante la indicación de una dirección fácilmente determinable, pudiendo autorizarse la apertura de agencias o sucursales dentro o fuera del país. (Art. 18, inciso 10) del Código de Comercio).

OBJETO.- Indicación expresa del objeto que persigue la sociedad. Solamente si se pacta dentro del objeto de la sociedad, que ésta pueda constituirse como fiduciaria, podrá recibir por contrato la propiedad fiduciaria (arts. 18, inciso 5) y 637 del Código de Comercio).

PLAZO.- Nuestra legislación no permite la utilización de plazos sociales indefinidos o perpetuos, por lo que el plazo de la sociedad debe establecerse expresamente (años, meses y/o días), con indicación de la fecha de inicio del mismo, la cual no podrá ser anterior a la fecha de otorgamiento de la escritura de constitución. En caso de que no se indique dicha fecha, se entenderá que la sociedad inicia sus operaciones en la fecha de otorgamiento de la escritura de constitución. Puede pactarse que el plazo social, pueda prorrogarse automáticamente, en cuyo caso debe establecerse el número de prórrogas, la duración de las mismas, así como de que el plazo se entenderá prorrogado para socios y terceros, si en el Registro Mercantil, no consta lo contrario antes del vencimiento del período anterior, (art. 18, inciso 7) del Código de Comercio).

CAPITAL.- Monto del capital de la sociedad, indicado en moneda nacional, con expresión del aporte de cada socio, sea en dinero, en bienes muebles o inmuebles, títulos valores, créditos, trabajo personal o conocimientos, (art. 18, inciso 8) y 9), 29 y 32 del Código de Comercio y art. 6 de la Ley de la Moneda). En caso de bienes inmuebles inscritos, se indicarán sus citas de inscripción en el Registro Público (tomo, folio, número, asiento, o número de matricula), su naturaleza, situación, linderos, medida y el número plano catastrado. Si el bien inmueble aportado no estuviere inscrito, también se describirá totalmente (naturaleza, situación, linderos, medida, plano).

Deberá en todo caso, darse la estimación individual de los bienes aportados para cubrir el monto del Capital de la empresa. Si el bien inmueble aportado, soporta algún gravamen hipotecario, el mismo deberá ser aceptado expresamente por los demás socios constituyentes. Si quedare un saldo de capital sin pagar, deberá indicarse el plazo en que deberá cubrirse el mismo, (arts. 10, inciso c), 18, inciso 9), 32 del Código de Comercio, 460 del Código Civil y 88,174 y Transitorio X del Código Notarial). Si se aporta al capital social, un establecimiento comercial, tal transmisión deberá necesariamente anunciarse en el periódico oficial La Gaceta, mediante aviso que se publicará tres veces consecutivas, en el que se citará a los acreedores e interesados para que sé presenten, dentro del término de quince días a partir de la primera publicación a hacer valer sus derechos, (art 479 Código de Comercio).

Los socios podrán ceder o traspasar su derecho o interés en el capital social, a otros socios o a extraños de la sociedad, cuando cuenten con el consentimiento expreso de los demás, debiendo además dicho traspaso otorgarse en escritura pública e inscribirse en el Registro Mercantil, (arts. 38 y 235, inciso b) del Código de Comercio).

PUBLICACION- Publicación de un extracto de la escritura de constitución de la sociedad en el periódico oficial La Gaceta. A efecto de dar cumplimiento a tal requisito, deberá acompañarse al testimonio de escritura, la boleta de pago del edicto en la oficina de la Imprenta nacional y/o, el Notario dará fe de tal

circunstancia indicando el número de boleta respectiva, (arts. 19 y 22 Código de Comercio

ADMINISTRACIÓN.- La administración de los negocios sociales, se podrá encargar a uno o varios administradores, quienes podrán ser socios o no, serán nombrados mediante acuerdo unánime de los socios, por el plazo que se pacte en la escritura social (períodos fijos o bien por todo el plazo de la sociedad).

El o los administradores tendrán las facultades y poderes establecidos en la escritura social, y en caso de que sean varios, deberá indicarse si pueden actuar en forma individual o conjunta. Podrán autorizarse para sustituir su poder en todo o en parte en la escritura social. Podrán asimismo, facultarse para el otorgamiento de poderes judiciales, (arts. 39, 40, 41, 42, 44 y 46 del Código de Comercio).

ARTÍCULO 39.- La administración de la sociedad, y el uso de la firma social, corresponderán exclusivamente a la persona o personas a quienes de acuerdo con los términos del contrato se hubiere dado esa facultad. La firma de todos los socios obliga a la sociedad.

ARTÍCULO 40.- Podrá ser administrador quien no sea socio, pero la escritura social deberá autorizarlo expresamente.

ARTÍCULO 41.- Los administradores tendrán las facultades y poderes que se determinen en la escritura social.

Transmisión de la razón social. —Es frecuente, al disolverse una colectiva, que parte de los socios que la formaban acuerde constituir una nueva sociedad, que se haga cargo de los derechos y obligaciones de la que se disuelve. En este caso, es posible que la sociedad extinta transmita a la nueva su razón social, y, ésta podrá usarla lícitamente aun cuando el nombre o nombres que la integran no correspondan a ninguno de los socios, a condición de que se añada la mención Sucesores.

ARTÍCULO 42.- El uso de la firma social no es transmisible. Para sustituir el mandato será indispensable que lo autorice la escritura social o expresamente lo consientan todos los socios. Sin embargo, los administradores podrán constituir apoderados judiciales.

ARTÍCULO 43.- No obligarán a la sociedad los actos, aun hecho a nombre de la firma social, de los socios que no sean administradores. Pero si sus nombres figuraran en la razón social, la sociedad soportará las resultas de los actos ejecutados a su nombre con terceros de buena fe, sin perjuicio de las acciones que procedan contra el socio que hubiere actuado sin derecho.

NOMBRAMIENTOS.- El nombramiento de administrador(es) puede realizarse en el acto de constitución de la sociedad o bien por acto posterior, indicándose en todo caso, su nombre, apellido(s), estado civil, oficio, domicilio y clase y número de documento de identificación, así como su aceptación al cargo, (art. 44 Código de Comercio).

En caso de que ninguno de los administradores tenga su domicilio en el país, se nombrará un Agente Residente, que deberá ser abogado y tener oficina abierta en el territorio nacional, y poseer facultades suficientes para atender notificaciones judiciales y administrativas en nombre de la sociedad (art. 18, inciso 13 del Código de Comercio).

Facultades y deberes del administrador

ARTÍCULO 44.- La facultad de administrar, y el uso de la razón social, se podrán conferir en el acto de firmar la escritura o posteriormente, por todo el tiempo que dure la sociedad, por un término menor o por períodos fijos. En todo caso, el nombramiento se hará por unanimidad de votos.

ARTÍCULO 45.- Las facultades de los administradores no se trasmiten a sus herederos, aun cuando se haya estipulado que la sociedad deba continuar entre éstos y los socios sobrevivientes.

ARTÍCULO 46.- Cuando haya más de un administrador, la escritura social indicará si pueden actuar individual o sólo conjuntamente.

ARTÍCULO 47.- Los efectos de los actos que ejecute o de los contratos que celebre el administrador por cuenta de la compañía, recaen sobre ella aunque no se hubiere consignado el carácter con que el administrador actuó, si la intención de proceder en nombre de la empresa se desprende de las circunstancias del caso. Pero, a pesar del empleo de la firma social, no producirán efectos contra la sociedad los compromisos provenientes de operaciones notoriamente ajenas a su objeto y a su comercio usual.

ARTÍCULO 53.- Cuando sean dos los administradores y según la escritura hayan de proceder conjuntamente, la oposición de uno de ellos impedirá la consumación de los actos o contratos proyectados por el otro. Si los administradores conjuntos fueren tres o más, deberán proceder de acuerdo con el voto de la mayoría y abstenerse de ejecutar actos o contratos que no la hubieren obtenido.

Si el acto o contrato se ejecutare no obstante la oposición o la falta de mayoría, surtirá todos sus efectos respecto de terceros de buena fe y el administrador que lo hubiere celebrado responderá a la sociedad de los perjuicios que le ocasione.

ARTÍCULO 54.- Los administradores estarán obligados a rendir cuentas detalladas y documentadas de su administración, siempre que lo pida la mayoría de los socios, aun cuando no sea la oportunidad fijada por la escritura social para hacerlo.

Potestades de administrar de los socios

Todos los socios concurrirán en la administración, siempre que no se haga designación de Administrador. La calidad de socio lleva consigo la facultad de administrar. No es este un derecho subjetivo del socio, en sentido estricto, pues no tiene como correlativa una obligación de otra persona. Además, el socio no puede libremente abstenerse de administrar: si todos lo hicieran así quedaría abandonado el patrimonio social. Si el socio puede opinar a su arbitrio sobre la administración de la sociedad, debe al mismo tiempo hacerlo. Por ello, puede decirse, tal vez toscamente, que la administración de la sociedad es un derecho y un deber de los socios. Más técnico, quizá, es decir que los socios tienen la potestad de administrar

INVENTARIOS Y BALANCES.- Indicarse en la escritura social que al treinta de setiembre de cada año, se practicará inventario y balance de acuerdo con las respectivas técnicas contables. Las utilidades serán distribuidas de acuerdo al porcentaje en que cada uno de los socios sea dueño del capital social, y en igual forma se soportarán las pérdidas si las hubiere, (art. 27 del Código de Comercio).

Los socios

CACTERÍSTICAS Y REQUISITOS:

SOCIOS.- Indicación en la escritura social los nombres y apellidos, nacionalidad, profesión, estado civil, domicilio exacto y clase y número de documento de identificación de los socios constituyentes de la sociedad. Cuando los comparecientes actuaren representando a otra persona, el Notario dará fe de la personería de éstos, con vista del documento en que conste, el que deberá citar con indicación de su fecha y funcionario que lo autoriza, pero cuando la personería constare en registros públicos, el Notario dará fe de la misma con indicación de las citas de inscripción respectiva. Cuando la representación se dé en virtud de poder especial, el Notario dará fe de la escritura pública, la cual no requerirá inscripción en el Registro. Tratándose de menores de edad costarricenses, el Notario dará fe de la representación respectiva con vista de las citas de inscripción del nacimiento en el Registro Civil. (Arts. 83, 84, 85 y 178 del Código Notarial y 3 Ley No. 6575,

ARTÍCULO 48.- Los socios no podrán, sin el consentimiento de los demás, interesarse como socios en otras compañías similares, ni emprender por su cuenta, o por la de otro, negocios análogos a los de la sociedad.

El consentimiento se presumirá otorgado si tales negocios fueren del conocimiento público, anteriores a la constitución de la sociedad, y los socios no hubieren estipulado nada al respecto.

La sociedad podrá excluir a los socios que contravinieren esta disposición, o bien tomar por su cuenta el negocio o exigir que el socio le entregue la ganancia obtenida en las operaciones que ya hubiere ejecutado, todo sin perjuicio de la indemnización por cualquier daño que le hubiere ocasionado a la empresa.

ARTÍCULO 49.- Mientras no sea aceptado por los demás, no concederá la calidad de socio a un tercero, el hecho de adjudicarse a su favor por remate, herencia o cualquier otra forma, una participación en la sociedad. Como dueño de esa participación, únicamente tendrá derecho a recibir el dividendo correspondiente y a que se le entregue el tanto de su participación cuando se liquide la sociedad.

Cuando el pacto disponga que la sociedad continúe con los herederos del socio que fallezca, regirá lo convenido, pero será indispensable que los herederos acepten expresamente formar parte de la sociedad.

ARTÍCULO 50.- En el caso del artículo anterior, si los herederos del socio fallecido no aceptaren formar parte de la sociedad, ésta podrá continuar entre los socios sobrevivientes, los cuales podrán pagar su participación al heredero o herederos, más los posibles beneficios acumulados al día de la liquidación; o bien, reconocerles y pagarles los respectivos dividendos o ganancias habidas y continuar sirviéndoles el dividendo anual correspondiente, y al producirse la liquidación de la sociedad, entregarles su participación conforme al aporte hecho por el causante, y en los términos en que a éste habría correspondido.

La sociedad no podrá prorrogarse si no se paga a los herederos que no deseen formar parte de ella lo que les corresponda por capital y utilidades o dividendos, a la fecha del vencimiento del plazo social.

ARTÍCULO 51.- Los acreedores de la sociedad no podrán proceder contra los socios personalmente, sino después de haber ejercitado infructuosamente su acción contra ella.

ARTÍCULO 52.- El socio que en virtud de su responsabilidad para con terceros por las obligaciones de la sociedad, efectuare el pago, tendrá derecho a que los consocios le reembolsen la parte proporcional que a cada uno de ellos corresponda, según su aporte.

Facultad de vigilancia. —"Los socios no administradores podrán nombrar un interventor que vigile los actos de los administradores, y tendrán el derecho de examinar el estado de la administración y la contabilidad y papeles de la compañía, haciendo las reclamaciones que estimen convenientes"

Derecho de retiro. —En caso de que la sociedad tome acuerdos" especialmente graves, los socios que no hubiesen dado su consentimiento tienen el derecho de retirarse de la compañía, con la consecuente liquidación de su parte social, se le entregará por concepto de participación de utilidades. Por el contrario, si no se hubieren obtenido beneficios, o la parte de ellos que corresponda al socio industrial fuere inferior a los anticipos, el saldo será considerado como un gasto de la sociedad, pues el socio no tiene obligación de reintegrarlo.

El derecho del socio industrial a recibir anticipos es independiente de toda cláusula de la escritura constitutiva, pues nace de la Ley. Sin embargo, es susceptible de ser suprimido por una estipulación expresa en contrario.

A la inversa, será necesario acuerdo expreso de los socios para conceder una remuneración al socio capitalista encargado de la administración. Pero como la parte de las utilidades que le corresponde se fija en atención al capital que aportó, la remuneración que se le dé por su labor administrativa es independiente de su derecho a los beneficios, y en nada debe afectar al monto que de ellos le corresponda.

Tampoco para la sociedad la remuneración del capitalista administrador es un reparto de utilidades, sino un gasto del negocio, que al igual que los sueldos del personal, sumado con otros, y comparado con las utilidades brutas obtenidas, vendrá a determinar la existencia y monto de las utilidades netas, esto es, de las utilidades repartibles entre los socios, previa la deducción' necesaria para constituir la reserva legal. Por tales razones, la Ley previene que la remuneración del capitalista se "cargará a gastos generales".

Socio del socio. —Los elementos puramente patrimoniales de la parte social (participación en las utilidades, cuota de liquidación) pueden ser libremente cedidos. Pero el cesionario de tales derechos no llega a ser socio de la compañía, es nada más un socio del socio.

Nótese la diversa relación entre el derecho y su titular, debe concluirse que sí puede constituirse un gravamen sobre el derecho a las utilidades, o a la cuota de liquidación.

Embargo de la parte social.—Con lo dicho, se comprende sin más que el artículo 23 limite el derecho de los acreedores del socio, al embargo de la porción que le corresponda en la liquidación, y al de las utilidades que arroje el balance.

ARTÍCULO 55.- Prohibición a los socios:

a) Retirar del fondo común cantidad mayor que la asignada para sus gastos particulares;

b) Aplicar los fondos comunes a sus negocios personales;

c) Ceder, por cualquier título y sin consentimiento previo de los demás socios, su interés en la sociedad o hacerse sustituir en el desempeño de las funciones que le correspondan en la administración. La cesión o sustitución hecha contra lo anterior, es absolutamente nula;

d) Explotar, por cuenta propia o ajena, el mismo ramo de actividades de la sociedad, y hacer sin consentimiento de todos los socios operaciones particulares similares a las comprendidas en el objeto de la sociedad; y

e) Interesarse como socio con responsabilidad ilimitada en otras sociedades que tengan el mismo objeto, y hacer operaciones por cuenta de ellas o de tercero en el mismo ramo de comercio, sin el consentimiento de los otros socios. Este consentimiento se presume si el interés en otra sociedad, o las operaciones de que se ha hecho mérito, existan con conocimiento de los otros socios, antes de la constitución de la sociedad y no se estipuló en la escritura constitutiva que debían cesar.

Prohibición de competencia a la sociedad. —Privativa de los socios colectivos es una obligación de no hacer, concretamente, de no hacer competencia a la sociedad, dedicándose, por cuenta propia o ajena, a negocios del mismo género de los que constituyen la finalidad social, o formando parte de sociedades que realicen tales negocios

Prohibición de competencia a la sociedad. —Privativa de los socios colectivos es una obligación de no hacer, concretamente, de no hacer competencia a la sociedad, dedicándose, por cuenta propia o ajena, a negocios del mismo género de los que constituyen la finalidad social, o formando parte de sociedades que realicen tales negocios

DISOLUCIÓN Y LIQUIDACIÓN.- La sociedad colectiva se disuelve por las causas contenidas en los artículos 56 y 201 del Código de Comercio, en cuyo caso deberá a precederse al nombramiento de uno o varios liquidadores, quienes serán nombrados de la forma que se indique en la escritura social y tendrán las facultades y poderes ahí determinados.

ARTÍCULO 56.- La sociedad colectiva se disuelve por las siguientes causas

a) Terminación del plazo o cumplimiento de la condición prefijada al efecto;

b) Consumación del negocio para que fue constituida;

c) Declaratoria firme de quiebra;

d) Muerte de uno de los socios. Podrá convenirse, sin embargo, que este hecho no ponga fin a la sociedad, y que ésta continúe con los socios restantes o con los herederos. Para que continúe con los herederos será necesaria la aceptación de éstos, conforme lo indica el artículo 49;

e) Fusión con otra sociedad; y

f) Prematuramente, por el consentimiento unánime de los socios.

DERECHO COMPARADO

En el derecho luso-brasileño, y en el argentino, se conocen las llamadas sociedades de capital e industria, o habilitaciones, caracterizadas por la existencia de socios capitalistas, que responden solidaria e ilimitadamente de las deudas sociales, y de socios industriales, que no responden de dichas deudas'.

Es notorio que este tipo social, desconocido en la mayoría de las legislaciones, es distinto de la colectiva, aunque en ésta figuren socios industriales.

SIMILITUDES Y DIFERENCIAS

Sociedad Anónima Sociedades en nombre colectivo

1) La responsabilidad por las deudas 1) Responden subsidiaria, ilimitada y

se limita al importe de su aportación solidaria de las obligaciones sociales.

al capital.

2) No tienen razón social si no un nombre 2) Tiene razón social debe contener al

distinto de su finalidad u objeto. menos el apellido de un socio.

3) Capital social: valores, dinero, aporte 3) Dinero, bienes muebles e inmuebles

Intelectual, bienes muebles e inmuebles. títulos valores, trabajo personal o

conocimientos.

4) Se rige por el código de comercio 4) Se rigen por el código de comercio

5) Se puede practicar el comercio industrial, 5) Igual que en la S.A

agricultura

6) el pago del aporte puede ser diferido. 6) El aporte no puede ser deferido

7) Aditamento S.A 7) Aditamento y compañía

8) se inscribe en el registro público de la 8) Se inscribe en el registro publico de la

Propiedad- sección mercantil de la propiedad

9) Sociedad meramente mercantil 9) Mera mente mercantil

10) Se puede constituir sin fines de lucro. 10) Se constituye con fines de lucro

11) Las acciones se pueden transmitir 11) no se trasmiten fácilmente tienen que

fácilmente. Estar de acuerdo todos los socios

12) capital social dividido en acciones 12) Capital social no se divide en acciones

13) Formación S.A mas de dos socios 13) Mas de dos socios

OTRASCARACTERISTICAS

• Es una persona jurídica de derecho privado.

• El número mínimo de socios para su constitución es de 2.

• Existen dos clases de socios en una sociedad colectiva:

• Socios industriales

• Socios capitalistas

• Una persona jurídica puede ser miembro de una sociedad colectiva.

• Capital mínimo: el necesario para los primeros gastos.

• Todos los socios pueden participar en la gestión social.

• Mientras que todo socio es en principio administrador de la sociedad, no todos ellos tienen poder para representarla, sino únicamente aquellos que han sido autorizados para usar la firma social.

• La sociedad regular colectiva se manifiesta externamente no sólo por medio de su inscripción en los Registros Públicos, sino también por social o nombre colectivo.

Conclusión

A manera de conclusión podemos destacar que con la elaboración de este trabajo de investigación hemos podido conocer el concepto de la Sociedad Colectiva, la responsabilidad que recae sobre cada uno de los socios, la forma correcta de denominar a una sociedad colectiva (razón social), los derechos inherentes de los que constituyen dicha sociedad, de la forma de administrar y las facultades que posee el administrador así como sus obligaciones; y de los requisitos necesarios para la constitución de la sociedad al igual que los requisitos necesarios para formar parte de la sociedad que aquí investigamos, hemos diferenciado aspectos relevantes entre la sociedad en nombre colectivo y la sociedad anónima, de la misma forma encontramos similitudes entre estos dos tipos de sociedades mercantiles en estudio.