Leer Ensayo Completo Suspension De Las Relaciones De Trabajo

Suspension De Las Relaciones De Trabajo

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.908.000+ documentos

Categoría: Ciencia

Enviado por: Rebecca 04 mayo 2011

Palabras: 2535 | Páginas: 11

...

e pretende proteger a los demás trabajadores, así como al mismo patrón para no generar un contagio colectivo. En estos casos es importante precisar que la enfermedad del trabajador deriva de una condición general o de un accidente no profesional y no de un accidente de trabajo, de lo contrario no existiría suspensión de la relación laboral ya que la obligación del patrón de pagar el salario continuaría. En forma análoga a lo establecido por la Ley del Seguro Social, se considera que el tiempo máximo que un patrón está obligado a esperar al trabajador es de 52 semanas, lo que corresponde al periodo máximo por el cual puede extenderse una incapacidad temporal por el tratamiento de una misma enfermedad.

LA PRISIÓN PREVENTIVADEL TRABAJADOR SEGUIDA DE SENTENCIA ABSOLUTORIA. Si el trabajador es sometido a un proceso, que le impide continuar prestando el servicio contratado, entonces se suspende la relación de trabajo hasta en tanto sea definida la situación del trabajador. Si al trabajador le es dictada una sentencia absolutoria, al quedar en libertad podrá regresar a laborar. En el caso contrario y que el trabajador sea condenado a prisión, el patrón podrá rescindir la relación laboral. Es indispensable señalar que si la causa que se sigue contra el trabajador fue con motivo de su defensa personal o de los intereses del patrón, éste se encuentra obligado a pagar los salarios que el trabajador haya dejado de percibir durante el tiempo que estuvo en prisión.

EL ARRESTO DEL TRABAJADOR. Los arrestos derivan de faltas administrativas o infracciones a los reglamentos de policía y buen gobierno por faltas menores, por lo tanto al encontrarse detenido el trabajador se produce la suspensión de la relación de trabajo. Cabe señalar que sea utilizado esta causa en forma fraudulenta para justificar faltas al trabajo ya que los trabajadores pueden tener acceso a constancias de arresto para impedir la rescisión de sus contratos.

EL CUMPLIMIENTO DE SERVICIOS Y DESEMPEÑO DE CARGOS CONSTITUCIONALES. En el artículo 5° constitucional se encuentran los cargos obligatorios como los servicios de armas, los jurados, los cargos concejiles, los de elección popular y los de función electorales y censales. Se faculta al trabajador para realizar labores distintas a la contratada y que al término de éstas pueda regresar a su fuente de trabajo.

DESIGNACION DE LOS TRABAJADORES COMO REPRESENTANTES ANTE LOS ORGANISMOS ESTATALES Y ORGANISMOS LABORALES TRIPARTITAS. En esta fracción se establece que se puede suspender la relación laboral cuando el trabajador sea considerado para desempeñar un cargo de representación ante las juntas de conciliación y arbitraje, la comisión nacional de salarios mínimos, la comisión nacional para la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas y otras semejantes.

FALTA DE DOCUMENTOS QUE EXIGA LA LEY, NECESARIOS PARA PRESTAR EL SERVICIO. En esta fracción se refiere a que si por alguna causa imputable al trabajador, éste no cuenta con las licencias, certificados de salud, pasaportes, etc., que requiera para prestar su servicio, será suspendida la relación laboral hasta que recabe la documentación necesaria, el periodo máximo de espera para el patrón será de dos meses. Es esta fracción a la que se hizo referencia cuando mencionamos que la suspensión es un derecho a favor del trabajador, ya que específicamente en este caso, es en su perjuicio ya que la facultad de suspenderlo corre a cargo del patrón, no obstante existe la posibilidad de que el trabajador actualice su documentación y así reanude sus labores, por lo que también se considera que es una protección a la estabilidad en el empleo ya que se ofrece al trabajador una oportunidad para regularizar su situación y conservar su trabajo.

Aunado a las causas mencionadas, que se establecen en la Ley Federal del Trabajo, existen otro tipo de suspensiones de las relaciones laborales como los permisos económicos, los que son utilizados sin goce de sueldo por un periodo breve y generalmente otorgados para que el trabajador atienda asuntos personales, familiares y de fuerza mayor, se considera en este rubro el nacimiento de hijos, y defunciones de familiares de grado inmediato o del cónyuge, esta clase de permisos no interrumpe los derechos de antigüedad. Licencias, de igual forma se otorgan para separarse provisionalmente del puesto, generalmente se establecen en los contratos colectivos sus causas así como la duración máxima de la licencia. Este tipo de permisos por lo general afecta los derechos de antigüedad. Licencias sindicales, se conceden para que el trabajador desempeñe cargos como miembros de los comités ejecutivos de los sindicatos, en este tipo de licencia no se suspende el pago del salario y se conservan todos los beneficios del trabajador, en realidad lo que sucede es que el trabajador sustituya su trabajo ordinario por el que se le haya comisionado dentro del sindicato. Sanciones sindicales, generalmente se establecen en los estatutos sindicales como medidas disciplinarias para los miembros del sindicato que pueden llegar a la suspensión del trabajador que debe ser solicitada por el sindicato y cumplida por la empresa.

Respecto a la notificación de la suspensión, no existe en la ley una disposición en particular que obligue al patrón a informar al trabajador por escrito la fecha y la causa de la suspensión, en la doctrina se establece que esta notificación puede ser escrita o verbal. Nestor de Buen (Derecho del Trabajo) refiere que si debe existir una obligación a cargo del patrón de notificar la causa y la temporalidad de una suspensión al trabajador, ya que de comunicárselo verbalmente podrían imputársele faltas injustificadas al trabajador.

Conforme al artículo 43 de la Ley Federal del Trabajo las suspensiones surtirán sus efectos, para las fracciones I y II artículo 42 desde la fecha en que el patrón tenga conocimiento de la enfermedad o desde que se produzca la incapacidad para el trabajo. Así mismo la duración de la suspensión se fijará por el INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL y esta no podrá ser mayor a 52 semanas, establecidas en la Ley del Seguro Social para el tratamiento de una misma enfermedad que no deriva de un riesgo de trabajo. Cuando se trate de las fracciones III y IV del mismo artículo, la suspensión comienza desde que el trabajador acredite estar detenido y a disposición de la autoridad ya sea judicial o administrativa, y terminará cuando se dicte sentencia absolutoria y que esta cause ejecutoria o cuando termine el arresto. Para las fracciones V y VI la suspensión iniciara desde la fecha en que deban prestarse los servicios o desempeñarse los cargos, y podrá durar por un periodo máximo de seis años. Respecto a la fracción VII la suspensión comienza desde que el patrón tenga conocimiento del hecho, hasta por un periodo de dos meses.

Además de establecerse como ya se dijo los periodos que pueden durar las diferentes causas de suspensión, la ley también considera que en los casos de las fracciones I, II, IV y VII del artículo 42 es obligación del trabajador presentarse a laborar al día siguiente de la fecha en que termine la causa de la suspensión. En los casos de las fracciones III, V y VI el trabajador tendrá los siguientes quince días a la terminación de la causa de la suspensión para presentarse a laborar.

SUSPENSIÓN DE LAS RELACIONES LABORALES COLECTIVAS Toca el turno para analizar las causas que motivan una suspensión temporal de las relaciones de trabajo en una empresa o establecimiento, se enumeran en el artículo 427 de la Ley Federal del Trabajo y todas son circunstancias que afectan directamente al patrón pero en forma indirecta a los trabajadores, no existe la idea de culpa hacia el patrón pero si en protección al trabajador existe una responsabilidad patronal y algunas cargas procesales.

La fuerza mayor o el caso fortuito no imputable al patrón, o su incapacidad física o mental o su muerte, que produzca como consecuencia necesaria, inmediata y directa, la suspensión de los trabajos, esta causa corresponde a la fracción I del artículo 427 de la Ley Federal del Trabajo en la que se prevé la posibilidad de que por un desastre natural la empresa se vea forzada a interrumpir su actividad y por lo tanto a suspender las relaciones laborales que tenga concertadas.

La falta de materia prima, no imputable al patrón, (fracción II) y La falta de ministración por parte del Estado de las cantidades que se haya obligado a entregar a las empresas con las que hubiese contratado trabajos o servicios, siempre que aquéllas sean indispensables (fracción VI). Estas fracciones se refieren a situaciones que por causa ajena al patrón carecen ya sea de materia prima o de recursos económicos para continuar realizando sus actividades, motivos que pueden atribuirse a terceros como proveedores y deudores.

La suspensión puede afectar a todos los trabajadores de una empresa o solo a parte de ellos, la ley determina que deberán ser suspendidos considerando el escalafón para que así sean suspendidos los de menor antigüedad.

La ley también determina que las juntas de conciliación y arbitraje deben tener conocimiento de la suspensión, en tal sentido respecto de la fracción I del artículo 427 ya que se consideran medidas urgentes, el patrón suspenderá las relaciones de trabajo y dará aviso a la junta para que lo confirme o desapruebe en un procedimiento jurídico sumario. En cuanto a las fracciones II y VI igualmente el patrón dará aviso a la junta y si existe una justificación razonable, ésta autorizará al patrón para suspender las relaciones laborales, siguiendo también un procedimiento jurídico sumario. Se refiere a procedimiento jurídico sumario a aquel en que se tratan cuestiones laborales que por su naturaleza requieren tramitación rápida por su importancia o por la sencillez del mismo. En cuanto a las fracciones III, IV y V, ya que las causas requieren de un estudio técnico, la autorización que provenga de la junta de conciliación y arbitraje se concederá mediante una sentencia colectiva derivada de un procedimiento colectivo de naturaleza económica.

En cuanto a la responsabilidad para el patrón derivada de la suspensión de las relaciones laborales colectivas, a juicio de la junta se puede determinar que pague hasta el importe de un mes de salario como indemnización en relación al tiempo probable de suspensión de los trabajos y a la posibilidad de que los trabajadores encuentren una nueva ocupación. Es facultad del sindicato o de los trabajadores pedir a la junta que verifique si subsisten las causas de la suspensión, en caso que se determine que ya no existe, la junta fijará a la empresa un término máximo de treinta días para reanudar los trabajos. También es obligación del patrón anunciar en forma oportuna la fecha en que se reanuden los trabajos, dando aviso al sindicado y por los medios que la junta juzgue adecuados. Los trabajadores cuentan con un plazo de treinta días a partir del último llamado para presentarse a trabajar.

BIBLIOGRAFIA

DE BUEN, Néstor. Derecho del Trabajo. Ed. Porrúa, México, 2001

GUERRERO, Euquerio. Manual de Derecho del Trabajo. Ed. Porrúa, México, 1990

TRUEBA U., Alberto. Nuevo Derecho del Trabajo. Ed. Porrúa, México, 1980

KAYE, Dionisio J. Relaciones Individuales y Colectivas de Trabajo. Ed. Themis, 1995

LEGISLACION

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

Ley Federal del Trabajo