Leer Ensayo Completo Técnicas Y Manejo De Disciplina En El Aula.

Técnicas Y Manejo De Disciplina En El Aula.

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.906.000+ documentos

Categoría: Psicología

Enviado por: Ledesma 15 abril 2011

Palabras: 9963 | Páginas: 40

...

o un recurso instrumental para conseguir determinados fines como son: la socialización de los alumnos, la autonomía, el rendimiento y el autocontrol. En cualquier caso, se trata de un concepto controvertido en el que influyen dos formas de entenderlo: por un lado, la disciplina como correctora de conductas inadecuadas y, por otro, como una estrategia para desarrollar y controlar las conductas deseadas.

En los propios centros escolares, los equipos directivos, los profesores, los padres y los alumnos no entienden de igual modo el concepto de disciplina y la diferencia se manifiesta tanto en los grupos citados como dentro de cada uno de ellos. La disciplina es el proceso de gobernar, dirigir y organizar una clase de forma integral y eficaz, y de ofrecer oportunidades adecuadas para el desarrollo de las capacidades de cada alumno, en la que el profesor pueda cumplir su misión especial de facilitar la labor de aprendizaje, y los alumnos asimilar de buen agrado las técnicas de control y orientación de sus propias conductas.

En esta forma de entender la disciplina de la clase tanto el profesor como los alumnos deben ser conscientes de la conveniencia de regirse por ciertos patrones de conducta y ser capaces de cooperar en su mantenimiento. Así el aula se convierte en un lugar agradable tanto para el profesor como para los alumnos, ya que ofrece al primero oportunidades para realizarse profesionalmente y sentirse satisfecho con su trabajo, y a los segundos trabajar en unas condiciones adecuadas que facilitarán el logro de sus tareas.

Una clase así percibida es un lugar de iniciación de los alumnos en el proceso del aprendizaje de las responsabilidades derivadas de su propia conducta, y de la participación en los mecanismos de toma de decisiones basadas en una buena información previa.

La disciplina del aula ha sido y es una de las principales funciones del profesor. Este es un gestor del clima social y orientador del trabajo de los alumnos. Esta función es compleja al tener que integrar las conductas de los alumnos teniendo en cuenta el estadio evolutivo en que se encuentran y las tareas a realizar. Crear el clima propicio para el trabajo, facilitar la comunicación e interacción, potenciar el aprendizaje, interiorizar las normas sociales, son las variables privilegiadas en la gestión del aula y que ha de ejecutar el profesor.

El objetivo de la disciplina no consiste en que el profesor imponga su autoridad sobre los alumnos, sino en facilitar la evolución hacia una situación en la que el ejercicio efectivo de ese control, que lleva implícito toda gestión, vaya haciéndose cada vez menos necesario. A medida que los alumnos vayan dándose cuenta de la necesidad de estructurar sus conductas personales y someterlas a ciertas restricciones, van mejorando sus posibilidades de integrar esos principios y limitaciones en sus propias vidas. La disciplina del aula se debe basar en la comprensión inteligente de la conducta y norma por parte del alumno y en un auténtico interés por el desarrollo de su personalidad.

Ambos conceptos conjugados llevan a un fin, el cual consiste en propiciar el proceso de enseñanza aprendizaje en el aula permitiendo en los alumnos y alumnas que allí conviven un desarrollo optimo en todas las áreas. Al respecto Gotzens, C expresa: “…El término disciplina se entiende como el conjunto de procedimientos, incluyendo normas o reglas, mediante las cuales se mantiene el orden en la escuela y cuyo valor no es otro que el de favorecer la consecución de los objetivos propuestos en el proceso enseñanza-aprendizaje del alumno" (2)

________________________

2. Gotzens, C Intervención sobre los problemas de comportamiento en el aula. Editorial Horsori 1987. pág. 31

La disciplina en el aula permite el desarrollo de cuatro funciones principales:

• La de socialización que permite el aprendizaje de los modelos del comportamiento admitidos y permitidos en una cultura determinada.

• La de desarrollo de la madurez, ya que por medio de esta el comportamiento se moldea y da respuesta a las demandas y expectativas de una sociedad determinada;

• La de interiorización de estándares morales porque cuando el alumno/a no cumple las normas es necesaria la aplicación de sanciones externas para asegurar la estabilidad del orden social;

• La de seguridad emocional del niño pues los controles externos le dan más seguridad en sus conductas ya que su capacidad de autocontrol es limitada.

Así pues el control y la disciplina son necesarios para conseguir las cuatro funciones dichas ya que son los principales componentes de la enseñanza eficaz. Ambos conceptos están directamente relacionados ya que en la medida que el control del aula contribuye a establecer las condiciones óptimas para que se dé una disciplina positiva en la clase, la disciplina escolar proporciona el conjunto de actividades de los profesores, que se orientan a guiar al alumno al logro de los objetivos de su formación tanto académica como personal y social.

Por tanto puede decirse que es un proceso de creación de oportunidades para que los alumnos vayan alcanzando continua y sucesivamente las metas que les pertenecen en cada uno de los momentos de la vida académica.

2.1.2 Ámbitos de actuación de la disciplina escolar.

El ámbito es el espacio comprendido dentro de unos límites determinados. El centro educativo constituye el espacio de la disciplina escolar y de la disciplina del aula. Ambos términos son usados indistintamente para referirse a la disciplina en la institución educativa, sin embargo, son diferentes una de la otra y tienen sus límites respectivos.

La disciplina escolar afecta todo el centro educativo incluyendo la del aula, pero la disciplina del aula abarca específicamente a los sujetos que la habitan y de ella depende que se alcancen los objetivos propuestos a nivel curricular.

La disciplina escolar precisa de un movimiento ordenado para que las diversas actividades que se llevan a cabo en el centro se traten de forma confortable y positiva. Es por esto que se crean las medidas generales a seguir en los centros educativos las cuáles todos sus integrantes deben seguir, estas se concentran en normas sobre cuestiones de vital importancia para el buen funcionamiento del centro en general.

Ya que cada grupo de clases tiene sus peculiaridades, en ella se deben manejar las situaciones que se den dentro de sus límites tomando en cuenta el quehacer y la dinámica disciplinaria de cada grupo. Por tanto se debe respetar esto al aplicar las normas del centro en el aula como tal, y por esto cada aula junto con sus integrantes debe llegar a acuerdos sobre la dinámica de la clase y adaptar las pautas de la disciplina escolar a sus diferencias como grupo.

2.2. Teorías psicológicas relacionadas con el manejo de la disciplina en el aula.

El término teoría se refiere al grupo de afirmaciones relacionadas con los datos, o sea información que se obtiene a través de la investigación. Existen diferentes enfoques psicológicos básicos los cuales se relacionan con la disciplina en el aula. Estos plantean diferentes estrategias que aplicadas en el salón de clases pueden ayudar con el manejo de esta.

2.2.1 Enfoques psicológicos básicos relacionados con el manejo de la disciplina en el aula.

Cada uno de los diferentes autores de dichos enfoques tienen una perspectiva diferente sobre el manejo de la disciplina. Los enfoques básicos relacionados con esta son:

• El enfoque psicodinámico, fue desarrollado en sus inicios por Sigmund Freud. Dicho enfoque reconoce la existencia de una mente inconsciente y le da importancia al pasado, especialmente a los periodos críticos del desarrollo llevando a pensar que el presente solo puede ser resuelto desde el pasado. Los problemas de comportamiento que puedan presentarse en el aula por tanto son considerados como síntomas de algún trastorno que afecta el desarrollo normal del alumno y por esto se concluye que necesita un tratamiento que normalmente es una terapia cuyo fin es solucionar problemas que hayan su origen en la indisciplina escolar.

• El enfoque humanista, plantea que al alumno que presenta problemas de comportamiento, se le brinde un ambiente suficientemente acogedor donde este pueda sentirse en libertad para expresarse y experimentar el afecto de los demás. Además hace énfasis en que el maestro tome un papel de guía no directivo a fin de que el alumno asuma poco a poco su propia situación.

• Los enfoques de marco de referencia social del comportamiento humano, se basan en el carácter interactivo de los comportamientos de los sujetos y entienden que la acción individual es resultado de la relación existente entre el sujeto y los otros individuos. Así mismo plantean que la solución a los problemas de comportamiento no debe de ser de carácter individual sino que se debe tomar en cuenta la reestructuración de las influencias que se dan dentro del grupo.

• El enfoque centrado en el paradigma operante, se basan en la manipulación de las consecuencias asociadas al comportamiento del alumno. Según el análisis conductual aplicado existen tres usos importantes en la educación: el aumento de la conducta deseada, el uso de los instigadores y el moldeamiento, y la disminución de conductas indeseables.

• El enfoque cognitivo, tiene dos vertientes en cuanto a la disciplina del aula. La primera es que el alumno desarrolle un pensamiento moral tomando en cuenta las normas establecidas para regular el comportamiento. La segunda promueve el autocontrol regulado por los procesos básicamente metacognitivos que el alumno irá desarrollando sistemáticamente y que le permitirán determinar el tipo de acción más conveniente en cada caso.

• El modelo ecológico de Bronfenbrenner, entiende que los problemas de disciplina no deben atribuirse a exclusivamente al sujeto, sino que deben considerarse como el producto de una interacción inadecuada entre el individuo y su entorno, como por ejemplo malas condiciones del ambiente físico, por lo que debe examinarse esto antes de tomar decisiones sobre la solución a adoptar.

2.3 Causas que Provocan la Indisciplina.

Las conductas indisciplinarías en el aula repercuten en el flujo normal de las clases y dificultan tanto la convivencia, como el aprendizaje. Al analizar las diferentes causas que pueden provocar los comportamientos inadecuados de los alumnos es más fácil establecer pautas de actuación encaminadas a prevenirlas.

2.3.1 Causas familiares

Estas causas se refieren a las que afectan al alumno por las situaciones que este vive en su hogar. Entre estas se encuentran:

• El divorcio de los padres, este consiste en la disolución del vínculo matrimonial. Muchos de los problemas de comportamiento surgen debido al conflicto entre los progenitores tanto antes como después de la separación.

• Ausencia de los padres, tiene que ver con padres que dedican la mayor parte del tiempo al trabajo y otras actividades, pero que para sus hijos nunca están presentes. Esto genera en los niños inseguridad por la falta de cariño de parte los padres.

2.3.2 Causas Educativas

Entre estas causas se destacan las siguientes:

• Relación conflictiva entre profesor – alumno, en ocasiones se da el caso de que sea el profesor quien impida lograr un clima favorable cuando enfatiza el memorismo y no el aprendizaje significativo. También los excesos de imposiciones y mandatos del profesor, las actitudes negativas como ira, nerviosismo o rivalidad con los alumnos pueden ser desencadenantes de conductas inadecuadas.

• El aburrimiento, muchos alumnos se aburren dentro de clase porque no hay algo que los motive a trabajar con entusiasmo. Otros han aprendido a fingir interés y se sientan derechos y aparentan estar atentos aunque con su mente lejos de la escuela.

• La falta de poder, muchos alumnos se sienten frustrados porque no tienen voz ni voto ya el maestro indica qué hacer a donde ir, cuantas horas cada día, qué debe aprender, cuales materias atenderá y cómo será evaluado. Los estudiantes muestran su desacuerdo de no haber sido tomados en cuenta para el diseño de las actividades escolares y sentirse parte importante de ellas.

• Las agresiones a la dignidad, muchos alumnos están convencidos de que nunca tendrán éxito en la escuela, porque ya sea en su hogar o en la escuela se les ha hecho sentir así, con agresiones directas a su persona sin aclararles que es su comportamiento. Ellos suelen rendirse fácilmente y consideran que ser visto como problemático es mejor que como tonto.

• Los profesores también pueden ser causa de la indisciplina cuando: emplean constantemente las mismas técnicas de enseñanza, cuando no establecen normas claras en el salón, cuando no dominan su materia, o no llegan preparados al aula.

• El tipo de liderazgo, es decir, si el profesor es autoritario en el establecimiento de las reglas y lo hace impositivamente. o si es liberal y permisivo careciendo de control de grupo , o si este es democrático y establece las normas a través de la negociación tomando en cuenta el diálogo, logrando de esta forma una mayor implicación personal de los alumnos en su cumplimiento.

2.3.3 Causas Psicológicas.

Entre estas se encuentran los trastornos de la conducta. Estos trastornos consisten en una alteración del comportamiento, caracterizados por un comportamiento antisocial que viola los derechos de otras personas y las normas y reglas adecuadas para la edad.

Algunos de los trastornos de conducta más comunes en el aula son: la hiperactividad y la agresión. La hiperactividad con déficit de atención consiste en un trastorno de conducta de origen neurológico. Su incidencia es de un 3% a un 5% de la población infantil. Esta se caracteriza por excesiva actividad motora, falta de atención, sobreactividad e impulsividad inapropiados desde el punto de vista evolutivo.

La agresividad se refiere la provocación o daño a una persona u objeto. La conducta agresiva es intencionada y el daño puede ser físico o psíquico. En el caso de los niños la agresividad se presenta generalmente en forma directa ya sea en forma de acto violento físico (patadas, empujones,...) como verbal (insultos, palabrotas,...). Pero también podemos encontrar agresividad indirecta o desplazada, según la cual el niño agrede contra los objetos de la persona que ha sido el origen del conflicto, o agresividad contenida según la cual el niño gesticula, grita o produce expresiones faciales de frustración.

Ambos trastornos de conducta interfieren el rendimiento académico del estudiante que lo padece y también en el manejo de la disciplina efectiva del aula. Por esto los profesores deben buscar ayuda de los psicólogos escolares de la institución con el fin de conocer las estrategias adecuadas para ayudarlos.

2.4 Rendimiento Académico y la Disciplina Escolar

El rendimiento académico constantemente lleva a ser tema de conversación entre padres, profesores, psicólogos y alumnos, esto es debido a que este determina si se han logrado o si se están logrando los objetivos propuestos en el salón de clases. El rendimiento académico se define: “ como el producto que dan los alumnos en los centros de enseñanza y que habitualmente se expresa a través de las calificaciones escolares”. (3)

El alumno puede tener una buena capacidad intelectual y unas buenas actitudes y sin embargo puede no estar obteniendo un rendimiento académico adecuado.

Esto puede deberse a diferentes factores, entre ellas se pueden citar:

___________________

3. Diccionario de la Lengua Española Espasa- Calpe S.A Madrid 2005.

las faltas de estrategias adecuadas en el aula, baja motivación o falta de interés, evaluación inadecuada, la metodología utilizada por los profesores en el aula, problemas personales, mal manejo de la disciplina en el aula, entre otras.

La disciplina y el rendimiento académico se relacionan porque el manejo adecuado de la disciplina en el aula favorece el rendimiento académico de los estudiantes permitiendo que estos puedan alcanzar los objetivos propuestos al inicio del curso escolar. El uso de las técnicas de disciplina, junto con el ambiente adecuado crean el clima necesario para que se pueda alcanzar un rendimiento académico favorable en cada uno de los alumnos.

2.4.1 Proceso de enseñanza aprendizaje.

El término proceso es definido como: “el conjunto de las fases sucesivas de un fenómeno natural o de una operación artificial”. (4) El proceso de enseñanza aprendizaje trata sobre dos términos diferentes los que a su vez comprenden un proceso diferente aunque ambos conceptos regularmente se presenten juntos.

2.4.1.1 La Enseñanza

Este concepto hace referencia a las acciones que realizan los docentes y que tienen como fin plantear situaciones que ofrezcan a los alumnos la oportunidad de aprender. Enseñar consiste en estimular, dirigir, facilitar y evaluar de manera continua la calidad del aprendizaje que se producen en los alumnos.

__________________

4. Ibid

La enseñanza requiere que el maestro posea suficientes conocimientos acerca de la naturaleza humana como son la personalidad y la forma en que se aprende, también debe estar totalmente familiarizado con los fines, objetivos, metas, propósitos que se deben alcanzar y debe dominar los contenidos didácticos, su organización y la forma de dirigir las actividades, para que sus alumnos aprendan el contenido y los incorporen a su experiencia.

2.4.1.2 El Aprendizaje

El concepto de aprendizaje se refiere al resultado de procesos cognitivos individuales mediante los cuales se asimilan informaciones, hechos, conceptos, procedimientos, valores, se construyen nuevas representaciones mentales significativas y conocimientos, que luego se pueden aplicar en situaciones diferentes a los contextos donde se aprendieron.

Este supone un cambio del potencial de conducta como consecuencia del resultado de una práctica o experiencia. Aprender no solamente consiste en adquirir nuevos conocimientos, también puede consistir en consolidar, reestructurar, eliminar conocimientos que ya tenemos.

En cualquier caso, siempre conllevan un cambio en la estructura física del cerebro y con ello de su organización funcional, una modificación de los esquemas de conocimiento y/o de las estructuras cognitivas de los aprendices, y se consigue a partir del acceso a determinada información, la comunicación interpersonal con los padres, profesorado, compañeros y la realización de determinadas operaciones cognitivas.

El terreno del aprendizaje es muy amplio ya que este incluye conductas académicas y conductas no académicas; este ocurre en las escuelas y en cualquier otra parte donde los niños experimentan su mundo.

2.4.1.3 Tipos de aprendizajes.

Por sus distinciones cualitativas existen varios tipos:

• Aprendizaje intencional: este se dirige al objetivo de manera consciente, es decir, el niño quiere aprender algo y se dispone a hacerlo.

• Aprendizaje incidental: ocurre sin intención alguna, a menudo cuando la persona está pasiva respondiendo al ambiente pero no persiguiendo activamente objetivos específicos.

• Aprendizaje memorístico: consiste en memorizar un contenido sin elaborarlo ni relacionarlo con el conocimiento existente.

• Aprendizaje significativo: proceso de adquisición de conocimiento comprendiendo el contenido y relacionándolo con lo ya aprendido.

• Aprendizaje por recepción: consiste en presentar el conocimiento en su forma final por medio de una instrucción expositiva que expone la información y luego la explica y proporciona ejemplos.

Aprendizaje por descubrimiento: en este los estudiantes son expuestos a experiencias y guías diseñadas para conducirlos a revelar el concepto clave.

Por sus tipologías, los teóricos del aprendizaje, tomando en cuenta lo que se está aprendiendo y la organización de la planeación de la instrucción los dividen en:

• Taxonomía de Benjamín Bloom (1956) : es una clasificación de los diferentes objetivos y habilidades que los educadores pueden proponer a sus estudiantes. La misma es jerárquica, es decir, asume que el aprendizaje a niveles superiores depende de la adquisición del conocimiento y habilidades de ciertos niveles inferiores. Benjamín Bloom la divide en tres dimensiones: La dimensión afectiva se refiere al modo como el alumno reacciona emocionalmente. Esta abarca los siguientes niveles: recepción, respuesta, valoración, organización y caracterización.

La dimensión psicomotora se refiere a la habilidad para manipular físicamente una herramienta. Los niveles que comprende son: percepción, disposición ,respuesta dirigida , respuesta automática, ejecución consciente. La dimensión cognitiva se refiere a la habilidad para pensar las cosas. Los objetivos cognitivos giran en torno del conocimiento y la comprensión de cualquier tema dado. Los seis niveles en la taxonomía son:

• Conocimiento, muestra el recuerdo de materiales previamente aprendidos por medio de hechos evocantes, términos, conceptos básicos y respuestas.

• Comprensión , entendimiento demostrativo de hechos e ideas por medio de la organización, la comparación, la traducción, la interpretación, las descripciones y la formulación de ideas principales .

• Aplicación, Uso de conocimiento nuevo. Resolver problemas en nuevas situaciones aplicando el conocimiento adquirido, hechos, técnicas y reglas en un modo diferente.

• Análisis, Examen y discriminación de la información identificando motivos o causas. Hacer inferencias y encontrar evidencia para fundamentar generalizaciones

• Síntesis, Compilación de información de diferentes modos combinando elementos en un patrón nuevo o proponiendo soluciones alternativas

Evaluación, Presentación y defensa de opiniones juzgando la información, la validez de ideas o la calidad de una obra en relación con un conjunto de criterios.

• La tipología de Gagné y Briggs (1979) : señalan que existen cinco tipos de aprendizaje: Actitudes, estados internos que influyen en las elecciones de acción personales. Habilidades motoras, movimientos musculares organizados para lograr acciones determinadas; Información, hechos y conocimientos almacenados en la memoria acerca del mundo; Habilidades intelectuales, permiten a los aprendices llevar a cabo procedimientos basados en símbolos; Estrategias cognoscitivas, estrategias que los aprendices usan para examinar su propio procedimiento cognoscitivo a fin de controlar su aprendizaje o desarrollar soluciones para problemas.

2.4.1.4 Fases del aprendizaje

Las fases son cada uno de los estados sucesivos de una cosa que cambia o se desarrolla. Según Robert Gagné ( 1976 ) el aprendizaje consta de ocho fases, estas son: Motivación, el maestro prepara al alumno para el aprendizaje; Aprehensión, que consiste en el momento en que el profesor utiliza diferentes estrategias para llamar la atención del alumno, cambios en la intensidad de la voz, movimientos por la sala, etc. ; Adquisición, se conoce como el incidente esencial de aprendizaje, ya que corresponde al momento en el tiempo en que la información recibida se codifica en la memoria a corto plazo, para transformarse en un estado persistente en la memoria a largo plazo.

Retención, la entidad aprendida penetra en la memoria a largo plazo; Recuerdo, se realiza un reconocimiento de lo almacenado y la entidad aprendida se revive; Generalización, la respuesta que se aprendió se puede generalizar a otros contextos; Desempeño, se refiere a la ejecución de la respuesta aprendida; Retroalimentación, si un estudiante es capaz de ejecutar la acción que se le ha enseñado, esta ejecución se transforma en una información para él y reafirma su aprendizaje. Es la confirmación de la expectativa del aprendizaje.

Todas estas son las fases que el profesor debe procurar que ocurran en un proceso intencional de aprendizaje .Para que exista un cambio conductual, los procesos internos se relacionan con los procesos externos que ocurren en la instrucción. Sin embargo, para que todas estas fases puedan darse en el aula se necesita de disciplina, al respecto Gotzens (1997) señala:

“Frente a ello, la disciplina escolar no es sino un requisito, gracias al cual se pretende garantizar las condiciones necesarias y más favorables para que puedan desarrollarse los procesos de aprendizaje en toda su complejidad. La disciplina escolar no es en sí misma, un objetivo educativo, es un instrumento para que los auténticos objetivos puedan alcanzarse”. (5)

La disciplina es determinante para que el aprendizaje pueda ocurrir en el contexto del aula ya que gracias a ella todas las fases pueden cumplirse y todos los objetivos pueden alcanzarse.

_______________

5. Gotzens, Concepción. La disciplina escolar. Barcelona. Editorial Horsori.1997 pág.181

El aprendizaje como proceso es diferente a la enseñanza ya que este consiste en el conjunto de actividades que los alumnos realizan, sobre la base de sus capacidades y experiencias, las cuáles logran una modificación de conductas. Estos cambios pueden ser negativos o positivos, un ejemplo de esto es que un niño aprenda a leer. El aprendizaje de la lectura en el niño lo llevará a tener una conducta diferente a la que tenía antes.

El aprendizaje dependerá siempre de diferentes factores, uno que cabe destacar es el hecho de que no todos los alumnos aprenden de la misma forma, esto se debe a las diferencias individuales de cada uno, esto quiere decir, que un contenido que para el alumno A es fácil de aprender , necesariamente no lo sea para el alumno B. Estas diferencias individuales se refieren a factores como la edad, la inteligencia, la motivación, las experiencias previas e incluso al estado de ánimo que presente el alumno ante el profesor que lo guía.

La enseñanza y el aprendizaje son procesos diferentes, pero que siempre irán acompañados ya que en el aula de clases tanto profesores como alumnos comparten estos procesos que llevan a una educación efectiva.

2.5 Manejo de la disciplina en el aula

El proceso de enseñanza aprendizaje va de la mano con el manejo de la disciplina en el aula ya que del buen manejo de esta depende que dicho proceso cumpla su cometido. El manejo de la disciplina implica un manejo correcto de los alumnos y de los recursos de los que se disponen, esto facilita el logro de los objetivos educativos.

En la actualidad el manejo del aula debe ser diferente al patrón antiguo donde se entendía al estudiante como un ente pasivo al cual se le aplicaban reglas rígidas que si no eran cumplidas marcaban para toda la vida al estudiante.

El maestro es un guía, un facilitador que enseña a los estudiantes la importancia de la autodisciplina y la autorregulación al mismo tiempo que los forma en el área académica.

El aula exitosa se crea, se mantiene y se va restaurando cuando es necesario. Pero para que esto se dé se deben tener en cuenta varios puntos que ayudarán a que la misma realmente pueda serlo, entre estas se plantea: el ambiente físico, las relaciones positivas entre profesor –alumno y la comunicación efectiva. Unido esto están las diversas técnicas sustentadas por los enfoques mencionados que proporcionarán las diferentes pautas para el manejo de los estudiantes indisciplinados.

2.5.1 Influencia del ambiente físico del aula

El término ambiente se refiere a las condiciones o circunstancias que podrían ser favorables o no para las personas que habiten en determinado lugar. El ambiente físico del aula por tanto son esas condiciones que permiten que los estudiantes puedan sentirse a gusto dentro del salón de clases.

El buen manejo de la disciplina en el aula implica que se prevengan los problemas que puedan darse en esta y para esto el primer paso es un ambiente físico organizado con cuidado. Los arreglos del salón de clases influyen en la participación de los estudiantes y en la manera en cómo estos se relacionan, además los ambientes físicos pueden influir en la conducta de los estudiantes de manera directa o indirecta.

Con el fin de que el ambiente físico del aula pueda ser aprovechado para el rendimiento académico efectivo Evertson, Emmer y Worsham, (2003) sugirieron cuatro principios aplicables al arreglo de los salones: “ Reducir la congestión en áreas de mucho tránsito, asegurarse de que todos los estudiantes pueden ser vistos con facilidad, que los todos los materiales de enseñanza se encuentren accesibles y asegurarse de que los alumnos puedan observar con facilidad las presentaciones de toda la clase.” (6)

Otro aspecto a tomar en cuenta es la disposición de las sillas en el salón. Existen diferentes formas para arreglarlas, pero para esto el profesor debe tener claro los tipos de actividades que han de realizar , así como el estilo del arreglo del aula. Debido a que el alumno es un ser sociable el estilo más adecuado es el de pequeños grupos ya que este promueve el aprendizaje colaborativo y cooperativo.

2.5.2 Ambiente positivo en el aula

El ambiente positivo en el aula tiene que ver con el clima generado por el profesor con el fin de que los estudiantes puedan alanzar sus objetivos en un contexto de armonía. John Santrock (2006) plantea tres estrategias que contribuyen al ambiente positivo, estas son:

• Establecer una relación positiva con los estudiantes, esto se logra cuando el profesor se interesa verdaderamente en el aprendizaje de los alumnos. Gracias a esto los mismos sienten que son tratados de forma justa y se sienten seguros.

• Lograr que los estudiantes compartan y asuman responsabilidades, en la medida en que los estudiantes participan en el establecimiento de las reglas y en las tomas de decisiones, se comprometen con dichas decisiones porque sienten que son tomados en cuenta dentro del espacio en que conviven.

• Recompensar el comportamiento adecuado, esto consiste en tomar en cuenta los logros de los estudiantes y elegir reforzadores efectivos como: el elogio, una actividad placentera etc., esto siempre debe aplicarse tomando en cuenta el reforzador que funciona mejor con cada según el estudiante.

2.5.3 Importancia de la buena comunicación

La comunicación consiste en la transmisión de señales mediante un código común al emisor y al receptor. En el aula no sólo se enseñan y aprenden conceptos, también se aprende la forma adecuada de comunicar ya sea de forma verbal o no verbal los sentimientos, las necesidades, las alegrías y las penas de profesores y alumnos.

Sobre la importancia de la comunicación Sven Wahlroos (1978) señala:

“Por medio de la comunicación, en gran parte llegamos a ser lo que somos; a través de la comunicación aprendemos lo que sabemos; los problemas en las relaciones humanas se crean principalmente por causa de comunicación destructiva, y tales problemas se evitan o resuelven por medio de comunicación constructiva.” (7)

La buena comunicación contribuye al buen manejo de la disciplina porque esta última se ve afectada cuando la comunicación es inadecuada o deficiente. Es por esto que el profesor debe desarrollar tres aspectos fundamentales que son: las habilidades para hablar, las habilidades para escuchar y la comunicación no verbal. Las habilidades para hablar consisten en poner en práctica estrategias para que la información sea clara. El uso correcto de la gramática, hablar con un ritmo apropiado y ser preciso son esenciales para que los estudiantes puedan comprender lo que se les dice.

______________________

7. Wahlroos, S. La comunicación en la familia. Una guía hacia la salud emocional. 1978 México: Diana. Págs..20-21

Además, la asertividad, ya que esta consiste en la manera en como las personas expresan sus sentimientos pidiendo lo que desean y diciendo “no” a lo que no quieren, actuando así para su beneficio. Cuando el profesor es asertivo comunica a sus estudiantes lo que le sucede y como se siente al respecto, por cierta conducta inadecuada, luego les pedirá lo que desea de una manera directa.

Por otro lado las habilidades para escuchar son importantes para el manejo de la disciplina ya que las relaciones dentro del aula serán mejores. Tanto los profesores como los estudiantes deben escucharse pues la escucha activa promueve una interacción eficaz en el aula.

La comunicación no verbal es otra de las habilidades que los profesores deben desarrollar, esta se debe tomar en cuenta debido a que la forma de mirar, la postura, las expresiones faciales comunican lo que se siente en determinado momento y es por esto que se debe ser cuidadoso ya que si la comunicación verbal no es congruente con la no verbal el alumno se sentirá desorientado.

Por último se debe recordar que los docentes podrían reducir los problemas de disciplina en el aula, si promovieran una comunicación positiva. Por comunicación positiva se entiende, aquella que es respetuosa de la condición de ser humano que tiene el alumno, y cuya intencionalidad está dirigida a que se pueda construir una alternativa mejor, aunque sea, a partir del error o de la conducta inadecuada. Tan desfavorable es reconocer únicamente lo que parece bueno en el niño, como reconocer únicamente lo que parece malo. El niño requiere aprender a tener confianza y seguridad y, esto solo se logra, cuando se es honesto para evaluar las normas de convivencia que el niño debe cumplir.

2.5.4 La disciplina escolar preventiva

Históricamente, la disciplina escolar se ha tratado desde una perspectiva "de remedio" en el sentido de que había que recurrir a ella cuando surgían problemas de comportamiento en el aula lo que, en principio, no debía suceder. Desde los años sesenta del siglo pasado surgieron numerosas voces a favor de la llamada disciplina "positiva" (Dreikurs y Grey, 1970) pero no hay que confundirse, se trataba igualmente de una opción dirigida a corregir un problema existente, si bien renunciando al uso de estrategias punitivas que, hasta entonces, había sido la práctica más extendida (Sugai y Horner, 2002). No fue hasta hace escasamente un par de décadas cuando se comenzó a hablar de la disciplina "preventiva" como forma de garantizar las condiciones necesarias para el buen funcionamiento del aula.

La perspectiva "preventiva" de la disciplina escolar (Gotzens, 1997) implica, por una parte, que el docente, además de planificar contenidos y actividades de aprendizaje tiene la posibilidad, o mejor dicho, la necesidad de hacer lo propio con las cuestiones que van a regir el comportamiento del grupo de clase. Se trata de asumir que la preparación de los procesos de enseñanza-aprendizaje que van a desarrollarse durante un curso académico lleva implícita la consideración de las condiciones que van a hacer posible el desarrollo de tales procesos y, consiguientemente, su planificación y concreción en normas y estrategias dirigidas a garantizar su cumplimiento.

Curwin y Mendler (1983, pp. 29-30), manifiestan que “las técnicas de prevención en el manejo de la disciplina, buscan minimizar o prevenir que se presenten problemas en el aula y en la escuela”. (8)

________________________

8. Curwin, R. y Mendler, A. La disciplina en clase. Guía para la organización de la escuela y el aula. Madrid: Narcea, S.A. de Editores. 1983. Págs..29 -30

Por otro lado Cubero, Abarca y Nieto (1996), indican que “ hacer la lección atractiva, parece ser clave para prevenir la indisciplina, y el mantener la atención del grupo el mayor tiempo posible, es uno de los mejores recursos para prevenir el mal comportamiento”.(9)

Finalmente, la disciplina preventiva posee la ventaja adicional de servir de referencia al profesor sobre las condiciones que se han establecido como necesarias para poder funcionar en clase. Es por esto que se convierte en un elemento facilitador para el análisis de situaciones de alteración del orden, en el caso de que aparezcan.

2.5.5 Técnicas conductuales para el manejo de la disciplina

Se fundamenta en la teoría del condicionamiento operante. Los individuos son

controlados por medio del refuerzo contingente de la conducta. Uno de los objetivos primordiales de la educación ha de ser el control de los alumnos, o lo que es lo mismo la formación en ellos de conductas mecánicas, suscitándolas por medio de la manipulación de los estímulos y luego reforzándolas. Estas conductas quedan bajo control de los estímulos. Entre las técnicas que utiliza este modelo para la gestión y control del aula tenemos:

• Los premios consisten en aplicar el estímulo agradable después producida la conducta deseada. Pero para que sea eficaz no debe ser ni excesivo ni escaso, no ser arbitrario y servir de indicador que se está en buen camino. Cuando no reúnen estos requisitos constituyen una especie de salario y lleva a la docilidad y obediencia ciega.

__________________

9.Cubero, C. Abarca, A.; Nieto, M. . Percepción y manejo de la disciplina en el aula. 1996. San José, Costa Rica: IIMEC.

• El castigo, consiste en eliminar algo grato, o bien en proporcionar algo que resulte molesto al alumno, siempre que responda con una conducta distinta a la deseable, facilitando así la extinción de la misma. El castigo aplicado de forma intermitente es menos eficaz que cuando se hace de forma continua, es decir, siempre que se produzca la respuesta inadecuada.

• Economía de ficha, consiste en suministrar al estudiante un refuerzo (fichas que luego puede cambiar por diversos reforzadores) positivo al buen comportamiento. Es un sistema eficaz, fácil y agradable. Los resultados de las investigaciones han demostrado eficacia para la gestión y modificación de la conducta (García Correa, A. y otros, 1982).

• El reforzamiento positivo, se emplea para incrementar la frecuencia de una respuesta mediante un refuerzo consistente en proporcionar un estímulo grato al alumno. Cuando el alumno realiza la acción deseada se le refuerza con alguno de estos medios: Elogiar su conducta, mediante expresiones como «muy bien», «estupendo» ; Dulces, caramelos o alimentos preferidos; Gestos de aprobación de sus actos, como sonrisas, asentimiento de cabeza, demostración de alegría o satisfacción por su acción; Premios diversos, como objetos, regalos ; Reconocimiento de su acción por otras personas.

• El reforzamiento negativo, consiste en incrementar la frecuencia de una acción deseable eliminando algo que resulta molesto al alumno, siempre que obre correctamente. Como medios para llevar a cabo el refuerzo negativo se encuentran, entre otros, quitar o suprimir al alumno : Objetos o cosas que le resulten desagradables, como figuras, animales, ambiente; Ruidos molestos, como timbrazos, pitidos. El refuerzo negativo debe ser también lo más inmediato posible a la conducta deseada. Su aplicación puede ser de manera continua o intermitente.

• Ignorar la conducta, es una técnica que ayuda a la extinción de la conducta negativa al no recibir ningún refuerzo que la mantenga. Esta debe ser aplicada siempre que se produzca la conducta, no siendo susceptible de hacerlo de manera intermitente, ya que, en este caso, se reforzaría la conducta y sería contraproducente para el tratamiento.

• Tiempo fuera, es una técnica muy utilizada para eliminar una conducta problemática y consiste en separar al niño del contexto en el que está ocurriendo la conducta anómala. Dicha separación o aislamiento debe conllevar una privación social. Uno de los principales problemas que plantea es el de la elección del lugar de aislamiento social ya que debe ser un lugar en el que no pueda obtener ninguna gratificación o refuerzo porque, de lo contrario, el lugar de aislamiento sería una consecuencia agradable y no tendría ningún efecto.

2.5.6 Técnicas cognitivas para el manejo de la disciplina

Estas técnicas están basadas en el desarrollo personal y social del alumno. El objetivo principal está en ayudar al alumno para que logre controlar su propia conducta, ayudarle a autodirigirse y proporcionarle la oportunidad de escoger la conducta adecuada para obtener un objetivo o resolver un problema. Un elemento importante de esta ayuda está en facilitar al alumno el conocimiento de las causas y efectos de su comportamiento. Se trata que el alumno conozca, razone y comprenda la fundamentación, causas y consecuencias de sus actos. Las técnicas cognitivas para utilizar en el aula son las siguientes:

• El autocontrol, consiste en la aplicación de los medios terapéuticos por el propio alumno, de acuerdo con las prescripciones convenidas con el profesor, llevando asimismo el control de sus resultados. El autocontrol se ha demostrado en experiencias recientes como un medio sumamente eficaz para la modificación de la conducta, presentando las siguientes ventajas : Proporciona confianza y responsabilidad al alumno, haciendo que se interese profundamente por su tratamiento y resultados; Permite la observación de aspectos y facetas ocultos a la observación externa.

• La autoobservación, consiste en la observación de la conducta por el mismo alumno, el cual recibe los criterios a los que debe ceñirse en todo momento para realizarla. Estos criterios deben ser muy concretos y muy objetivos. En esta modalidad el profesor concreta el plan de tratamiento, las técnicas a emplear y los criterios para evaluar la observación de su tratamiento. El alumno, normalmente, será quien se aplique el tratamiento, realice su propia observación y evalúe los resultados.

• Autorrefuerzo, constituye una modalidad del autocontrol en la cual el alumno, además de cumplir el plan de tratamiento fijado por el profesor y de observar su propia ejecución, se aplica los refuerzos y castigos que le hayan prescrito previamente. Es un medio terapéutico mucho más eficiente que el anterior, ya que el alumno actúa con un mayor protagonismo.

2.5.7 Estrategias de aprendizaje

La estrategia consiste en el conjunto de técnicas y medios utilizados para conseguir un asunto”. (10) El proceso de enseñanza aprendizaje utiliza dos tipos de estrategias: las de enseñanza y las de aprendizaje.

___________________

10. López, Antonio. Diccionario Enciclopédico Universal. Madrid , España . Editorial Cultural, 2000

Las estrategias de enseñanza son el conjunto de actividades, herramientas, técnicas y medios que se planifican de acuerdo con las necesidades de la población a la cual van dirigidas con la finalidad de hacer más efectivo el proceso de aprendizaje.

Estas van de la mano con los contenidos, objetivos y la evaluación de los aprendizajes conformando así los componentes básicos del proceso de enseñanza - aprendizaje. Al respecto Yolanda Campos (2000) plantea: “ Las estrategias de enseñanza son las operaciones utilizadas por el profesor para mediar, facilitar, promover, organizar aprendizajes en el proceso de enseñanza.”(11)

El otro grupo de estrategias planteadas son las de aprendizaje. Estas son las operaciones cognitivas que los alumnos utilizan para organizar, integrar y elaborar información. Estas pueden entenderse como procesos o secuencias de actividades que sirven de base para la realización de las tareas intelectuales.

Sobre esto Gaskins y Elliots (1999) plantean que:

“Las estrategias son las acciones y pensamientos de los estudiantes que se producen durante el aprendizaje y que influyen tanto en la motivación como en la adquisición, retención y transferencia de conocimientos. Si los estudiantes son estratégicos mantienen el control. Planifican, evalúan y regulan sus propios procesos mentales. Sus acciones son deliberadas, implican elección y tomas de decisiones y están afectadas por disposiciones, intenciones y esfuerzos. Las estrategias son los medios de seleccionar, combinar y rediseñar las rutinas cognitivas”. (12)

___________________________

11. Campos , Yolanda. “Estrategias de enseñanza- aprendizaje”. Ensayo. México, 2000

12.Gaskins, Irene y Thorne Elliot. Cómo enseñar estrategias cognitivas en el aula. Buenos Aires Editorial Paídos. 1999 Pág. 87

Este concepto plantea que no sólo los profesores deben de conocer y manejar estrategias en aula, sino que los alumnos deben aprender estrategias enseñadas por el profesor con el fin de favorecer la adquisición de conocimientos. Las estrategias son el medio que les facilitará el aprendizaje de los alumnos. Ambos tipos de estrategias son importantes ya que el fin de cada una es proporcionar a los alumnos un aprendizaje efectivo.

A continuación se presentan algunas de las estrategias para la enseñanza efectiva:

• Estrategias de recuperación: Son las utilizadas con el fin de recuperar los conocimientos previos adquiridos por los alumnos. Estas controlan los procesos de recuerdo y recuperación, a través de tácticas como ejercicios de recuerdo, de recuperación de la información siguiendo la ruta de conceptos relacionados.

• Estrategias de estudios de casos: Consisten en la descripción de una situación especificada donde se sitúa un problema que hay que resolver generando para esto los conocimientos oportunos. El estudio de caso por sus peculiaridades se convierte en un método básico de la Pedagogía que destaca la necesidad de atender a la individualidad, en las condiciones de educación en colectivo.

• Estrategias de registros anecdóticos: James Mackernan (2001) define los registros anecdóticos como: “descripciones narrativas literales de incidentes y acontecimientos significativos que se han observado en el entorno de comportamiento en el que tiene lugar la acción”. (13)

____________________________________

13. Mckernan, James. Investigación, acción y curriculum. Madrid, España. Ediciones Morata, SL, 2001

Cada relato anecdótico se relata inmediatamente después que sucede y se centran en la narración, la conversación y el diálogo, proporcionando resúmenes breves agudamente incisivos de puntos que quedan fijos en la mente del observador después del acontecimiento.

• Estrategias de diarios reflexivos: Consiste en la escritura reflexiva posterior a la acción docente que permite (re)construir la misma y evaluarla de acuerdo con referenciales teóricos y el análisis del contexto de acción del profesor/a y alumnado. Al escribir un diario se está registrando lo que se piensa, se siente y cómo se perciben las situaciones.

• Estrategias de registro de aprendizajes: Consisten registrar con calificaciones el progreso alcanzado por los alumnos durante todo el proceso educativo. Este registro es el profesor quien lo mantiene y en el se mantiene plasmado lo que el alumno ha aprendido en un largo plazo de tiempo.

2.5.8 Dinámicas de aprendizaje

Las dinámicas son un medio que permite generar procesos de acción y participación en los grupos, en torno a contenidos y objetivos determinados. Permiten entrar en contacto con la realidad de las personas y sus ambientes, facilitando el cuestionamiento de dichas realidades, desencadenando un auténtico proceso de aprendizaje, sistemático y mucho más existencial-comunitario.

Las dinámicas son un instrumento liberador que ayuda a los alumnos a conocerse mejor, a superar bloqueos, miedos; que los lleva a interesarse por los demás, a integrarse a los grupos; que colabora a la expresión más fluida de ideas, opiniones y sentimientos frente a temas difíciles de tratar, a problemas sociales, éticos, morales; que facilitan la comunicación y la profundización en torno a actitudes, valores, normas.

Las dinámicas desarrollan un conjunto de habilidades comunicativas, cognitivas y sociales. Tal como el término lo indica, "dinamizan" el encuentro, el intercambio, el diálogo, favoreciendo la generación de climas de confianza y aceptación, y por tanto, interviniendo positivamente en la convivencia grupal, desarrollando asimismo el espíritu crítico y la autoevaluación. Estas deben realizarse en un ambiente de respeto por la opinión de los demás, aunque difieran de las propias, potenciando la escucha activa, la comprensión, la empatía, la aceptación de otras ideas y la apertura al conocimiento de la realidad.

• Dinámicas de grupo, consisten en son procedimientos sistematizados de organización y desarrollo de la actividad grupal. Permiten la acción y desarrollo del grupo, siguiendo un objetivo determinado. Las mismas no deben considerarse como fines en sí mismos, sino como instrumentos para el logro de los objetivos grupales.

• Dinámicas de roles, o role – playing es una técnica que pretende poner en evidencia una situación conflictiva en la que a través de la representación y la asunción de papeles, se ponen de manifiesto los roles concretos que se desean analizar. Se presenta el problema y los roles a desempeñar por parte del alumnado, el resto de los participantes son observadores. Los actores interiorizan el personaje y lo hacen suyo según sus propios criterios. Al role – playing debe seguir un diálogo reflexivo sobre la situación presentada que ayude al alumnado a tomar conciencia de la misma.

• Dinámicas de juego, son aquellas preparados para grupos pequeños que se reúnen alrededor de una matriz construida a tal fin (casi siempre de manera secuencial) y en la cual es necesario responder preguntas que van a llevar a un juego de avance y retroceso al final del cual algún grupo gana. Se usan generalmente, en actividades que no van a requerir un proceso grupal en el tiempo y si necesitan discutir o acordar ideas, acciones, teorías.

2.5.9 La motivación escolar Motivación Escolar

La motivación consiste en el proceso dirige, sostiene y le proporciona energía a la conducta de los alumnos. Refiriéndose a esta Santrock (2006) comenta:

“La motivación de los estudiantes en el aula es la que hace que estos se comporten de cierta forma y el grado en que su conducta tiene energía y se mantiene. Si los estudiantes no completan una tarea porque están aburridos, esto implica una falta de motivación. Si los estudiantes enfrentan desafíos al investigar y redactar un trabajo, pero persisten y superan los obstáculos, esto implica una motivación.”(14)

Hay cuatro perspectivas psicológicas sobre la motivación escolar que la explican de diferentes maneras. La perspectiva conductual plantea el uso de recompensas y castigos externos para la motivación del estudiante. La perspectiva humanista destaca la capacidad de crecimiento personal de los estudiantes, la libertad para elegir su destino y las cualidades positivas. La perspectiva cognoscitiva, plantea que los pensamientos de los estudiantes rigen su motivación. La perspectiva social que se refiere a la necesidad de afiliación o relación como el motivo para conectarse de forma segura con otras personas.

______________________

14. Santrock, John. Psicología de la educación. Editorial McGraw Hill,2006. Pág.415

2.5.9.1 Tipos de motivación escolar

• Motivación extrínseca, ocurre por los reforzadores y las recompensas que no son propias a la actividad misma, se vincula el desempeño exitoso de la tarea con el fin de obtener resultados que los estudiantes valoran. Estos pueden incluir las calificaciones, recompensas materiales (dinero, premios), recompensas de actividad, recompensas simbólicas ( aparecer en cuadros de honor), elogios y recompensas sociales. Las recompensas son efectivas como motivadores sólo si los estudiantes creen que tienen la oportunidad de recibirlas, en caso contrario no dan resultado.

• Motivación intrínseca es la que resulta de los reforzadores e intereses personales que son inherentes a la actividad en sí. Según Edward Deci (1975, 1991), “las conductas motivadas de manera intrínseca son tipos de motivación influidos de manera directa por el interés personal, la satisfacción o el placer”.(15) Esto significa que esas conductas son las que los estudiantes realizan para sentir que son capaces de dominar desafíos que son óptimos para ellos.

Para aplicar la motivación intrínseca en los salones de clases Thomas L. Good y Broffy ( 1996) sugieren: “permitirles a los estudiantes elegir las actividades y alentarlos a regular sus propios esfuerzos de aprendizaje.”(16)

_____________________________________

15. Deci , Edward. Motivación y Educación en Psicología educacional. 1991 Nueva York. Plenum.1991 pag.325

16. Good, Thomas L y Jere Broffy. Psicología educativa contemporánea. México, Mc GrawHill editors, 2000. Pág. 309.

2.6 Metodología para el rendimiento académico

La metodología se define como el conjunto de métodos que rige una investigación científica o una exposición doctrinal. En la pedagogía se define como: “ el estudio de los métodos de enseñanza”. (17)

Por método de enseñanza se entiende las conjunto de momentos y técnicas lógicamente coordinados para dirigir el aprendizaje del alumno hacia determinados objetivos. El método es quien da sentido de unidad a todos los pasos de la enseñanza y del aprendizaje.

Método de enseñanza es el conjunto lógico y unitario de los procedimientos didácticos que tienden a dirigir el aprendizaje, incluyendo en él desde la presentación y elaboración de la materia hasta la verificación y competente rectificación del aprendizaje.

2.6.1 Tipos de metodologías para el rendimiento académico

• Metodología Interactiva, Se refiere a los métodos utilizados en el salón de clases en los que el diálogo constructivo, la escucha activa y la negociación se llevan a cabo propiciando la oportunidad al estudiante de participar en cada momento. sino que se favorece el aprendizaje entre iguales. El objetivo de esta metodología es introducir en el aula todas las interacciones que sean necesarias para que las niñas y niños aprendan lo necesario para afrontar la sociedad actual. que promueva la empatía y la dimensión intercultural de la educación, fomente actitudes que refuercen la comprensión y la solidaridad entre los ciudadanos ; desenmascare y rechace los prejuicios culturales.

_______________________

17. www. wordreference.com/definición/metodología

• Metodología Participativa, Es la que permite al estudiante la participación espontánea en las clases a través de sus propias experiencias y descubrimientos. José B. Carrasco (1997) plantea lo siguiente:

“Conviene que los alumnos participen en la vida colegial. Esta participación puede llevarse a cabo; En el planteamiento de las actividades, tanto en clase como fuera de ella. En la ejecución de trabajos o tareas .En la valoración o juicio de los resultados obtenidos. En todo caso no hay que olvidar que para poder participar en algo es necesario que: la cuestión afecte al que participa, que el que participa sea competente en dicha cuestión y que acepte la responsabilidad dimanante de dicha participación”.(18)

• Metodología integradora, Se refiere a que el proceso educativo se basa en los principios de la integración educativa los cuáles toman en cuenta la participación de los niños con necesidades educativas especiales así como el desarrollo de las capacidades personales individuales como son las afectivas, las cognitivas y las de relación.

• Metodología dialógica, Es la que facilita el diálogo igualitario basado en la contribución que hacen todos los alumnos, las integraciones transformadoras y que permite que los receptores también sean donadores de significado. También se toma en cuenta la solidaridad como valor en el que se toma en cuenta el hecho de que se puede aprender de todos los participantes.

_________________________

18. Bernardo Carrasco, José. Hacia una enseñanza eficaz. Madrid, Editorial Rialp,1997. Pág.119

• Metodología de equipo: Se refiere a los métodos que integran el trabajo en equipo el cual consiste en un conjunto de personas que se comprometen con un objetivo de trabajo en el cual tienen planeamientos comunes y responsabilidades compartidas. En esta metodología se toman en cuenta las fortalezas y las debilidades del conjunto y no sólo de las partes. Los beneficios que proporciona en el aula son los siguientes: Ayuda para que sus miembros descubran en que son buenos, los estudiantes escuchan y aprenden de los demás .También mejora la organización en el aula de clases.

2.7 Evaluación Educativa

La evaluación educativa consiste en un proceso continuo por medio del cual el docente determina si la instrucción impartida a sus estudiantes es efectiva o si debe ser modificada. En este sentido Cecilia Bixio (2004) señala: “La evaluación se nos presenta como relevante, dado que posibilita racionalizar la práctica, teorizar en términos de procesos institucionales, analizar las estrategias didácticas utilizadas, reflexionar acerca de los modos de reflexionar las actividades de aprendizaje y los materiales didácticos”.(19)

Vista desde este punto la evaluación educativa no sólo tiene la función de calificar el trabajo de los estudiantes, sino que también permite evaluar todo el proceso educativo con el fin de que la enseñanza pueda ser efectiva. Como evaluación se entiende todo lo que el docente hace para saber si los estudiantes están aprendiendo.

_________________

19. Bixio, Cecilia. Cómo planificar y evaluar en el aula. Santa Fe, Argentina. Editorial Homo Sapiens,2004, pág.93

2.7.1 Tipos de evaluación educativa.

• Evaluación orientadora, es aquella que se realiza durante transcurso de la instrucción por medio de la observación constante. Este tipo de evaluación permite al docente detectar cuáles de los estudiantes necesita ayuda individual.

• Coevaluación, La coevaluación consiste en evaluar el desempeño de un estudiante a través de sus propios compañeros. Esta es una forma innovadora de evaluar, la cual tiene por meta involucrar a los estudiantes en la evaluación de los aprendizajes y proporcionar retroalimentación a sus compañeros y, por tanto, ser un factor para la mejora de la calidad del aprendizaje. El uso de la coevaluación anima a que los estudiantes se sientan parte de una comunidad de aprendizaje e invita a que participen en los aspectos claves del proceso educativo, haciendo juicios críticos acerca del trabajo de sus compañeros.

• Evaluación integral, Cubre todos los objetivos propuestos, así como la totalidad de los aspectos del aprendizaje y las acciones del alumno valorando los aspectos cualitativos y cuantitativos del rendimiento y conducta del educando, así como de los demás sujetos y elementos que intervienen en el proceso.

• Evaluación sumativa, también conocida como evaluación formal, se realiza después de terminar la instrucción. Esta tiene el propósito de documentar el desempeño de los estudiantes y le informa al docente sobre que tanto estos dominan el material y si ya están preparados para seguir con la siguiente unidad.

La evaluación educativa y la disciplina se relacionan porque el educador se encarga de evaluar diferentes aspectos de los estudiantes y que no solamente

se refieren a la enseñanza de nuevos conceptos. Un estudiante aprende a relacionarse, modifica su conducta cuando ésta no es adecuada, desarrolla su comunicación y se desenvuelve en diversas áreas. Por tanto, las técnicas de disciplina adecuadas se utilizarán con un alumno que haya sido evaluado por su maestro y a su vez esto ayudará a que otros profesionales puedan intervenir si es conveniente.

2.8 Las reglamentaciones disciplinarias

Por reglamentación se entiende : “ la colección de reglas o preceptos , que por autoridad competente se dan para la ejecución de una ley o para el régimen de una corporación.” Esto significa que las reglamentaciones señalan cuáles son las actitudes que se esperan de los estudiantes dentro del salón de clases con el fin de que el aprendizaje sea efectivo. Esas reglamentaciones son los puntos de apoyo que hacen posible el buen clima en el aula debido a que el respeto a los demás y sus pertenencias, el orden y las buenas maneras exigen que todos los que conviven en la misma acepten unas normas básicas de convivencia y se esfuercen día a día por vivirlas.

Es por esto que se necesitan unas normas que sirvan como punto de referencia y ayuden a lograr un ambiente sereno de trabajo, orden y colaboración. Para que dichas normas sean eficaces, es necesario que sean pocas y coherentes, que estén formuladas con claridad y sencillez, que sean conocidas y aceptadas por todos: padres, profesores y alumnos; y que se exija su cumplimiento.

Las reglamentaciones disciplinarias pueden ser redactadas con ayuda de los mismos estudiantes, pues esto permitirá que ellos las aprecien más y tengan significado para ellos. Algunas de las normas que se pueden establecer son: Permanecer sentados mientras se trabaja, levantar la mano para pedir algo al profesor, cuando el profesor está ausente , guardar silencio; realizar la tareas sin molestar al compañero, etc.

Por último es importante recordar que las reglas deben ser razonables ya que proporcionan bases compresibles para los alumnos y por esto al aplicarlas de forma consistente, la mayoría de los estudiantes las cumplen.