Leer Ensayo Completo Tareas Y Responsabilidades Del Instrumentista

Tareas Y Responsabilidades Del Instrumentista

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.989.000+ documentos

Categoría: Ciencia

Enviado por: Ninoka 22 junio 2011

Palabras: 3707 | Páginas: 15

...

personas a quienes delego tareas (como un residente de cirugía al que se le pide que suture una herida). Las acciones del cirujano están regidas por los códigos médicos del estado y las políticas del hospital. El enfermero registrado también tiene tareas especificas, algunas de las cuales pueden delegarse y otras no. por ejemplo la evaluación y la administración de fármacos, en la mayoría de los estados, requiere una licencia profesional. El enfermero registrado o el cirujano no pueden delegar esas tareas a alguien que no tenga licencia. El instrumentista es autónomo en la mayoría de sus deberes pero es supervisado en otras. La supervisión se requiere solo cuando la tarea es delegada o el instrumentista es estudiante. Si éste no es el caso, puede trabajar en forma autónoma, sin supervisión directa. La expresión supervisión directa no esta bien definida en muchos estados.

Para entender las tareas y conductas que se esperan del instrumentista quirúrgico se debe ver su función en un contexto amplio, que incluye los deberes y responsabilidades de todos los miembros del equipo quirúrgico y del personal perioperatorio (aquellos que contribuyen pero no participan directamente en el procedimiento quirúrgico).

Las tareas del instrumentista se describen como "estériles" o "no estériles". El personal estéril está lavado y lleva bata (o camisolín) y guantes quirúrgicos; el personal no estéril no lleva ropa estéril. El circulante es un miembro no estéril del equipo; puede ser tanto un instrumentista como un enfermero registrado. La persona lavada es un miembro del equipo estéril. El instrumentista lleva a cabo una serie de tareas antes de lavarse y convertirse en un miembro del equipo estéril

Tareas del instrumentista no estéril en el preoperatorio

PREPARACIÓN DE EQUIPOS E INSTRUMENTOS

En la mayoría de los hospitales el instrumental quirúrgico se envuelve y esteriliza en conjunto. Éstos son grupos de instrumentos de uso habitual en determinados procedimientos. Por ejemplo, el conjunto de laparotomía incluye los instrumentos necesarios para procedimientos abdominales. Otros instrumentos pueden agregarse según necesidad. El método más común para la preparación del equipo es el sistema de cajas. En este sistema, el departamento de esterilización recoge la mayoría del equipo necesario para un procedimiento y lo coloca en cajas de acero inoxidable. Luego, las cajas se llevan a la sala de operaciones. Las cajas se reciben para cada cirugía o se almacenan cerca de las salas de operaciones en un área limpia.

Para preparar los equipos y el instrumental, el instrumentista no estéril:

1. Organiza, envuelve y esteriliza el instrumental según las necesidades.

2. Controla la caja para asegurarse de que esté completa.

3. Agrupa los instrumentos o equipos según se requiera.

4. Ubica la caja en el área apropiada, donde el riesgo de contaminación sea mínimo.

PREPARACIÓN DEL QUIRÓFANO

Cada quirófano tiene equipamiento y mobiliario estándares, mesa de operaciones y equipo de anestesia. Antes de iniciar una operación todo el equipo debe estar organizado según requiera el caso, con uso eficiente del espacio.

Para preparar el quirófano el instrumentista no estéril:

1. Recibe información acerca del tipo de cirugía y el lado (si corresponde) en el cual se va a realizar, y busca el equipamiento necesario adicional, como un microscopio o un equipo de vídeo.

2. Se asegura de que en el quirófano se encuentre la mesa de operaciones apropiada para la cirugía.

3. Organiza el mobiliario de acuerdo con las necesidades (mesa auxiliar, mesa de Mayo, lebrillos con ruedas, mesas de preparación).

4. Verifica que las unidades de aspiración y el electrocauterio funcionen bien y estén en el lugar correcto.

5. Puede controlar los equipos no estériles y reemplazar cables eléctricos o bombillas (lámparas), si fuera necesario.

6. Consulta al médico anestesista acerca de la posición en que debe ubicarse el equipo de anestesia.

ABRIR LA CAJA (COMENZAR UN CASO)

Abrir la caja significa abrir el equipamiento estéril y comenzar a preparar el campo quirúrgico. Esto se realiza antes de que el paciente ingrese en la sala. Se visten mesas y se abren los elementos estériles sobre la superficie estéril, con técnica aséptica. Los campos quirúrgicos de tela, batas, guantes y toallas de papel casi siempre están preparados en un paquete, que se abre directamente sobre la mesa auxiliar. Luego se agregan otros elementos más pequeños. Los instrumentos más grandes se ubican en otras mesas y sus envoltorios se abren con técnica estéril. Las cubetas y recipientes aún envueltos se colocan en una bandeja circular y sus envoltorios se retiran con técnica aséptica. Se abre un mínimo de paquetes de sutura para evitar el desperdicio. Antes y durante la operación se deben consultar las preferencias del cirujano para esa intervención particular. Las preferencias pueden estar escritas y guardadas en una carpeta, o la información estar almacenada en un ordenador o computadora y recibirse junto con el plan quirúrgico.

Para comenzar el caso el instrumentista no estéril:

1. Completa las tareas en forma independiente o con otra persona.

2. Analiza las necesidades del procedimiento con el circulante y toma en cuenta las notas de las preferencias del cirujano.

3. Ejecuta las tareas con técnica aséptica y, si se produce contaminación, descarta el objeto contaminado del área y cubre nuevamente con campos estériles.

4. Crea un campo estéril en el cual se abren los equipos.

5. Abre los equipos con técnica aséptica.

6. Sigue los procedimientos adecuados para abrir equipos pesados y bandejas de equipo.

7. Toma la precaución de colocar los elementos frágiles encima de los más pesados.

8. Trabaja con cuidado para evitar caídas y la contaminación del equipo, mientras lo distribuye en el campo.

9. En una mesa independiente abre las batas o camisolines y los guantes para la persona que se va a lavar.

TRANSPORTE Y TRANSFERENCIA DEL PACIENTE

Un auxiliar o el instrumentista suelen transportar al paciente al área preoperatoria. En este momento el enfermero de esa área y el circulante verifican la identificación del paciente, los consentimientos quirúrgico y anestésico y la lista de control operatorio. (El cirujano debe obtener el consentimiento quirúrgico porque es su responsabilidad explicar los riesgos del procedimiento y debe asegurarse de que el paciente los ha entendido antes de firmar. También son necesarios los consentimientos de anestesia y de transfusión de productos derivados de la sangre. La lista de control incluye procedimientos ordenados por el cirujano y otras informaciones importantes, como la verificación del sitio quirúrgico y si el paciente usa prótesis dental, tiene pérdidas dentarias o déficits sensoriales. El circulante es responsable de que la lista de control de cirugía esté completa. En este momento el anestesista y el cirujano también pueden ver al paciente.

Para asistir en esta tarea el instrumentista no estéril:

1. Transporta al paciente al área de ingreso desde su lugar de internación usando métodos de transporte seguros.

2. Puede acompañar al circulante mientras éste realiza la visita al paciente y verifica que la lista esté completa.

3. Transporta al paciente hasta la sala de operaciones.

4. Ofrece apoyo emocional y comunicación terapéutica y se asegura de que el paciente se encuentre en un ambiente confortable.

5. Notifica al circulante, al cirujano o al anestesista acerca de cualquier necesidad especial del paciente.

6. Conduce a los familiares o allegados al área de espera.

7. Transmite al cirujano cualquier pregunta sobre el tiempo quirúrgico o sobre la evolución.

TRANSFERENCIA DEL PACIENTE AL QUIRÓFANO

La transferencia a la mesa de operaciones se realiza lentamente y con la asistencia de la cantidad suficiente de personas como para evitar lesiones al paciente o al personal. Una vez en la mesa de operaciones se asegura al paciente con una correa de seguridad ancha en la mitad del muslo.

Para asistir en esta tarea el instrumentista no estéril:

1. Ayuda a movilizar al paciente hasta la mesa de operaciones.

2. Fija la correa de seguridad por encima de la sábana que cubre al paciente, dejando tres dedos de espacio entre la correa y el paciente.

3. Se asegura de que el paciente esté cómodo, respetando su dignidad y seguridad usando sábanas para mantenerlo caliente y reduciendo los lugares expuestos.

COLOCACIÓN DE LA SONDA VESICAL

Antes de la cirugía es necesario en muchos pacientes colocar un catéter o sonda vesical. El objetivo es mantener la vejiga vacía y controlar la emisión de orina, que es un indicador fisiológico del metabolismo y del funcionamiento del aparato urinario. El cirujano, el circulante o el instrumentista realizan este procedimiento si está permitido en la descripción de sus tareas. Es una tarea delegada y la responsabilidad pertenece a quien la delega. Los riesgos son la infección y las lesiones en los tejidos.

Si esta tarea se delega al instrumentista no estéril, éste:

1. Reúne los elementos necesarios para la colocación de la sonda.

2. Coloca al paciente en la posición adecuada.

3. Insufla y desinsufla el balón para comprobar su correcto funcionamiento..

4. Practica una técnica aséptica.

5. Coloca la sonda prestando atención a los factores de riesgo.

6. Conecta el catéter a una bolsa colectora de orina.

7. Informa al circulante sobre las características y cantidad de la orina observada en el momento de la colocación.

POSICIÓN DEL PACIENTE

Colocar en posición al paciente es una tarea crítica que requiere conocimientos avanzados de anatomía y fisiología. Los riesgos específicos son parálisis permanente de un miembro, parestesia persistente, lesión nerviosa permanente o dolor y sufrimiento crónicos. La colocación del paciente en posición es una tarea que se realiza en colaboración. El anestesista o el cirujano dirigen y guían a los otros miembros del equipo durante el posicionamiento. El anestesista debe dar su autorización antes de cambiar la posición del paciente en la mesa de operaciones.

Para contribuir a esta tarea, el instrumentista no estéril:

1. Reúne el equipo necesario para poner en posición, según el procedimiento y el paciente.

2. Ubica en posición al paciente junto con los otros miembros del equipo.

3. Protege al paciente de lesiones nerviosas, cutáneas, vasculares y óseas.

PREPARACIÓN QUIRÚRGICA DE LA PIEL

Una vez anestesiado el paciente y colocado en posición, se limpia el sitio quirúrgico con una solución antiséptica para reducir al mínimo el riesgo de infección postoperatoria de la herida. La preparación de la piel siempre debe cumplir con los principios de la técnica aséptica. Inmediatamente antes de que se realice la preparación de la piel debe colocarse la placa indiferente o electrodo de retorno del electrocauterio. Habitualmente, pero no siempre, el circulante realiza esta tarea y antes de colocar la placa (también llamada "tierra") evalúa la piel y la prepara.

Para la preparación de la piel, el instrumentista no estéril:

1. Usa una técnica específica de preparación.

2. Usa las soluciones antisépticas indicadas por el cirujano previa comprobación de cualquier posible alergia del paciente.

3. Evita que las soluciones se derramen debajo del paciente.

COLOCACIÓN DE CAMPOS

Después de la preparación de la piel, se cubre al paciente y el sitio quirúrgico con varias sábanas estériles (campos) para crear un área quirúrgica estéril. Los campos estériles cubren al paciente durante el procedimiento para mantener la esterilidad. La colocación de campos es un proceso sistematizado que comprende la cobertura de las extremidades, los campos fenestrados para la incisión y las áreas circundantes y campos para el cuerpo a fin de cubrir todas las áreas del campo quirúrgico. La colocación de campos es principalmente una tarea del personal lavado, el cirujano y los ayudantes. Sin embargo, los asistentes no estériles colaboran tomando los campos a menos de 2,5 cm del borde. Pueden ayudar en su colocación y observar que todas las áreas estériles estén cubiertas.

Tareas del instrumentista no estéril (circulante) en el intraoperatorio.

Al comenzar la cirugía el instrumentista no estéril:

1. Toma nota de la hora de comienzo de la cirugía (primera incisión).

2. Coloca los lebrillos con ruedas cerca del campo estéril.

3. Abre equipos adicionales de acuerdo con las necesidades de la cirugía.

4. Conecta los aparatos electroquirúrgicos y los tubos de nitrógeno, aire y aspiración a las conexiones estériles.

5. Separa las gasas descartadas y las organiza para su recuento.

6. Responde a los requerimientos del cirujano.

7. Recibe las muestras del campo quirúrgico y las rotula según las normas del hospital.

8. Mantiene las condiciones de la sala descartando de manera adecuada las ropas sucias y los desperdicios.

9. Soluciona problemas con los dispositivos quirúrgicos, como los de aspiración, el equipo de vídeo o las fuentes de luz.

10. Asiste en la colocación adecuada del equipo de rayos X o el fluoroscopio con brazo en C.

11. Controla el campo estéril y notifica a los miembros del equipo si hubo una violación de la esterilidad.

12. Participa en el recuento de gasas y agujas de acuerdo con la política del hospital (en la mayoría de los hospitales se requiere la participación de un enfermero registrado en el recuento de gasas y agujas).

13. Realiza la esterilización rápida de los instrumentos que se hayan caído.

14. Comunica mensajes a otras personas fuera del área quirúrgica.

15. Lleva guantes no estériles en todo momento en que deba manipular telas, gasas o cualquier elemento que pueda contener sangre o líquidos corporales.

16. Limpia de inmediato el piso de cualquier mancha de sangre o de líquido corporal con un desinfectante aprobado.

17. Se anticipa a las necesidades de la cirugía en curso y de la siguiente, y puede abandonar la sala para organizar el equipamiento si hay otro circulante presente.

18. Atiende las necesidades del cirujano, como ayudarlo a poner el microscopio en el lugar adecuado, conectar las fuentes de luz o ajustar la energía de los equipos, bajo las directivas del cirujano.

19. Opera los equipos no estériles de vídeo, los accesorios de endoscopia, los dispositivos de insuflación y otros equipos tecnológicos.

Al finalizar la cirugía, el instrumentista no estéril:

1. Desconecta los equipos electroquirúrgicos y las conexiones de aire (la aspiración debe mantenerse operativa mientras el paciente esté en la sala).

2. Asiste en la colocación de vendajes o curaciones y en la conexión de sistemas de drenaje.

3. Asiste en la recolocación del paciente en posición neutral.

4. Puede retirar la placa del electrodo indiferente y evaluar el sitio de la colocación.

5. Retira las radiografías y otras placas diagnósticas de los negatoscopios y las coloca en sus sobres, verificando que el nombre del paciente coincida con el de los sobres.

6. Se asegura de que esté lista la cama del paciente (si va a ser transferido a la unidad de cuidados intensivos).

7. Trae al quirófano la camilla para transferir al paciente.

8. Notifica que la sala estará pronto en condiciones de limpieza y preparación para la siguiente operación.

9. Se queda junto al paciente durante la recuperación anestésica.

10. Asiste en la transferencia del paciente de la mesa de operaciones a la camilla.

11. Puede acompañar al anestesista durante el transporte a la unidad de recuperación posanestésicas, si es necesario.

12. Reúne los equipos y elimina los desperdicios.

13. Participa en la limpieza y desinfección del quirófano.

Tareas del instrumentista estéril en el preoperatorio

LAVADO QUIRÚRGICO, COLOCACIÓN DE BATA Y ENGUANTADO

El instrumentista estéril comienza la operación asignada con el cepillado quirúrgico de las manos, que se realiza con antiséptico detergente u otro agente aprobado. El quirúrgico se realiza antes y después de cada operación o cuando el personal ha estado en contacto directo (sin guantes) con tejidos o líquidos corporales. Después de realizar el lavado de manos prequirúrgico, el instrumentista ingresa en la sala de operaciones y se coloca la bata o camisolín y se enguanta. Esto se realiza siguiendo la técnica estéril prescrita. Si hubiera una contaminación, el elemento se descarta y se restablece la asepsia.

ORGANIZACIÓN DEL MATERIAL ESTÉRIL

Después de vestirse y colocarse los guantes, el instrumentista comenzará a organizar y ordenar el material estéril previamente abierto. Todos los implementos deben organizarse y prepararse sin causar contaminación.

Para organizar los elementos de cirugía el instrumentista estéril:

1. Cubre con campos de tela (viste) la mesa de Mayo.

2. Organiza los distintos elementos de acuerdo con su categoría y el orden de uso en el procedimiento.

3. Coloca todo el instrumental cortante en una bandeja magnética o un soporte (portahojas).

4. Prepara las suturas de uso inmediato y guarda paquetes de sutura sin abrir hasta que sean necesarios.

5. Trabaja suavemente y mueve los elementos lo menos posible.

6. Memoriza dónde está cada elemento sobre las mesas estériles.

7. Recibe los medicamentos y soluciones del circulante.

8. Rotula de inmediato todos los medicamentos con su nombre y dosis.

9. Ordena los campos en forma inversa al orden de uso.

10. Coloca los instrumentos en la mesa de Mayo en forma ordenada.

11. Solicita elementos adicionales cuando es necesario.

12. Participa en el recuento inicial de gasas, agujas e instrumental.

COLOCACIÓN DE LA BATA ESTÉRIL Y ENGUANTADO DE LOS DEMÁS MIEMBROS DEL EQUIPO QUIRÚRGICO

El instrumentista entrega toallas estériles al cirujano y a los ayudantes después de que han completado el lavado quirúrgico de las manos. Luego les coloca la bata y los guantes con técnica aséptica.

COLOCACIÓN DE CAMPOS EN EL PACIENTE

Para participar en la colocación de campos en el paciente el instrumentista estéril:

1. Prepara los campos en una pila antes del procedimiento, de modo que estén ubicados en primer lugar los que sean necesarios al principio y los últimos al final.

2. Trabaja con el cirujano-y el ayudante para extender los campos sobre el paciente.

3. Toma precauciones para no contaminarse.

4. Anticipa las necesidades de campos que puedan no estar disponibles rápidamente durante el procedimiento.

5. Viste microscopio u otros equipamientos no fijos de gran tamaño, ayudado por el circulante.

6. Usa la técnica aséptica y sigue las normas aprobadas durante la colocación de los campos.

Tareas del instrumentista estéril en el intraoperatorio

El período intraoperatorio se inicia cuando se realiza la primera incisión. Al comienzo del procedimiento hay mucha actividad. Debe tomarse la precaución de evitar apresuramientos innecesarios, que pueden llevar a cometer errores o a producir lesiones.

Al comienzo de la cirugía, el instrumentista estéril:

1. Orienta las luces usando mangos estériles.

2. Ajusta las mesas de Mayo y auxiliar de manera que los equipos estén al alcance.

3. Se mantiene en el área quirúrgica y se anticipa a las necesidades del cirujano.

Puesto que cada procedimiento es diferente, las tareas del instrumentista estéril durante la cirugía no siempre ocurren en el mismo orden. Durante la cirugía (y sin un orden particular) el instrumentista estéril:

1. Se anticipa a las necesidades de instrumentos, equipos e implementos específicos según el procedimiento y entrega los instrumentos al cirujano con la orientación correcta.

2. Recibe los medicamentos del circulante de la manera adecuada y los transfiere al cirujano para su administración.

3. Mantiene en zona segura y libre de restos de tejidos la punta del electrocauterio.

4. Mantiene atención permanente sobre el campo quirúrgico.

5. Abre y prepara las suturas de acuerdo con la necesidad.

6. Prepara los elementos especiales, como implantes ortopédicos o injertos.

7. Recibe y protege las muestras de injertos de tejido.

8. Puede cortar los hilos de sutura en el campo operatorio bajo la supervisión del cirujano.

9. Mantiene la esterilidad del campo y alerta al equipo quirúrgico si ocurre alguna contaminación.

10. Mantiene la seguridad en el campo quirúrgico controlando la ubicación de todos los elementos cortantes, el movimiento de las gasas en el campo y en la herida, el electrocauterio en su bolsillo de protección y el cumplimiento de las normas de seguridad con los equipos láser.

Participa en el recuento de gasas, agujas e instrumental en los momentos apropiados y por los métodos establecidos.

Solicita material estéril al circulante de acuerdo con las necesidades.

Trata de contener los estallidos emocionales de los miembros del equipo quirúrgico creando una atmósfera de calma y tranquilidad frente a discusiones, conflictos verbales, comentarios enfadados u otras conductas poco profesionales.

Responde a las emergencias intraoperatorias según sus conocimientos y las políticas del hospital.

Tareas del instrumentista estéril en el posoperatorio

Tras la finalización de la cirugía, el anestesista y el circulante transportan al paciente hasta la unidad de recuperación posanestésica mientras el equipo se retira de la I sala con las precauciones habituales. El instrumentista reúne el equipo y coloca la ropa y los elementos desechables en las bolsas apropiadas. Los frascos sellados de aspiración se retiran y desechan en los lugares designados. Después de eliminar todos los elementos sucios el instrumentista puede colaborar en la desinfección y limpieza del quirófano.

El instrumentista como preceptor

Con frecuencia se le pide al instrumentista que actúe como preceptor (tutor o docente personal). Los estudiantes, empleados nuevos y estudiantes de enfermería que están aprendiendo el lavado quirúrgico requieren personas más experimentadas que les enseñen los aspectos prácticos y manuales de la instrumentación. Algunas personas disfrutan de este papel y son maestras naturales, en tanto que otras no se sienten cómodas con la responsabilidad o les molesta tener compañía durante la operación. La actividad de preceptor exige paciencia y el deseo de compartir los conocimientos y la experiencia.

Al asumir la función de preceptor es importante que recuerde sus raíces; usted estaba en el mismo lugar que la persona a la que está enseñando. Póngase en ese lugar y evoque sus sentimientos en la etapa de aprendizaje. Recuerde las virtudes de sus preceptores que mejoraron y aceleraron su experiencia de aprendizaje cuando era estudiante. Considere un honor guiar y enseñar a otra persona y piense que está ayudando a modelar el futuro de la profesión.