Leer Ensayo Completo Venezuela 1830-1877

Venezuela 1830-1877

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.946.000+ documentos

Categoría: Historia Americana

Enviado por: Stella 05 junio 2011

Palabras: 3324 | Páginas: 14

...

uentro de emociones nacionalista ya que es una de la etapas que marca el rumbo de nuestra nación, podemos inicial recordando que en el años de mil 1830 nace en Venezuela la llamada cuarta republica luego de la separación con la gran Colombia, esto se da en sus inicios por un movimiento denominado la cosiata o revolución de morrocoyes, encabezado por el general José Antonio Páez, creado en 1826 con la idea principal de exigir una reforma a la constitución de Cúcuta, luego esto se transforma y tres años después un movimientos similar logra la separación completa del departamento de Venezuela con la antigua gran Colombia, mucho toman esta acción como traición a Bolívar y a sus sueño unificador, para 1830 luego de consumada la separación tomo el mando en Venezuela el mismo general que en gran parte auspicio la separación José Antonio Páez, esta gobierna desde 1830- 1835 por decisión de el congreso de la época, en este mismo periodo nace la constitución que regirá a Venezuela entrando en vigencia inmediatamente luego de su promulgación, esto lleva a ganar de manara constitucional al general Páez, por un periodo de cuatro años.

La economía para esta época estaba bastante desbastada por la guerra se había vivido anteriormente, debemos recordar que Venezuela se sostenía sobre una economía netamente agrícola exportando cacao y café principalmente, trabajadas con las manos de los esclavos, esto trajo como consecuencia que Venezuela sostuviera una deuda interna y externa que crecía con el pasar del tiempo, debido a la falta de pago y las guerras civiles, para el año 1835 Venezuela cambia su gobierno asume el poder el general José Maria Vargas , su periodo fue muy corto ya que en el mismo año presenta su renuncia ya que no le fue aprobada la ley de impuesto sobre caminos, introducida por el ejecutivo nacional, tras su renuncia asume el general José Maria Carreño su periodo también fue muy corto y en este mismo año retoma el poder Dr. Vargas; manteniendo el poder solo por un periodo no mayor a un año para entonces comienza una política inestable de Venezuela ya que el cambio de presidente era constante:

1830-1835 General José Antonio Páez.

1835 Dr. José Maria Vargas

1835 General José Maria Carreño

1835-1836 Dr. José Maria Vargas

1836-1837 Dr. Andrés Narvarte

1837-1839 General Carlos Soublette

1839-1843 General José Antonio Páez

1843-1847 General Carlos Soublette

1847-1851 General José Tadeo Monagas

1851-1855 General José Gregorio Monagas

1855.1858 General José Tadeo Monagas

1858-1859 General Julián Castro

1859 Pedro Gual

1859-1861 Manuel Felipe Tovar

1861-1863 General Juan Crisóstomo Falcón

1868 General José Tadeo Monagas

1869-1870 General José Ruperto Monagas

1870-1877 General Antonio Guzmán Blanco

1877-1878 General Francisco Linares Alcántara

Para la época surgieron muchas luchas de clases sociales Bolívar fue desterrado de Venezuela y muere en Colombia en 1830, El país se encuentra en mano de la oligarquía, hacen grupos cerrados de gobierno, hay restricciones al derecho de sufragio, someten a los que no acatan los mandatos a la pena de muerte, le economía sigua afectada, los precio de el café bajan, las tierras eran repartidas entre pocos, esto origina nuevos movimientos y se la abolición de la esclavitud, nace el conflicto entre la iglesia y el estado venezolano, por una mala interpretación de la ley del patronato eclesiástico, como era el comienzo de una nueva nación, se percibía mucha pobreza y eran muy vulnerable al brote de enfermedades, con una ausencia casi total de médicos se auxiliaban de manara natural que no era suficiente para garantizar la vida del venezolano; la educación y la cultura era solo para los oligarcas, burgueses la alta clase social ya que solo contaban con 2 casas de estudios superiores; estas se encantaban en caracas y Mérida; era una sociedad que buscaba mantener los privilegios de las élites dominantes durante el tiempo de la Colonia. En otras palabras, lo que se pretendía consolidar era un consenso político fundamentando en el establecimiento de un sistema oligárquico de gobierno, el cual incorporase a su seno tanto a los remanentes del mantuanaje criollo como a los nuevos grupos surgidos de la Guerra de Independencia, cuyos privilegios sociales se veían confirmados por las tierras que habían recibido como resultado del traspaso a nuevas manos del latifundio colonial. Por otra parte, a los intereses de la clase latifundista había que añadir los de una burguesía comercial que se había fortalecido por las oportunidades de abastecimiento que ofrecían 3 lustros de campañas militares. En síntesis, para 1830 el panorama político venezolano consistía en un campamento armado de ex combatientes de la Independencia, recompensados muchos de ellos con la adjudicación de tierras; pero que veían bloqueadas sus aspiraciones de conducir los destinos de la República, debido a la centralización del poder legitimada por la Constitución de 1830, bajo el poder de José Antonio Páez y su base de poder: la burguesía comerciante caraqueña, núcleo dominante del Partido Conservador.

Ante la obstrucción de su acceso al poder, los militares-hacendados comenzaron a dirigir entre 1830-1831 rebeliones en el oriente del país que buscaban restablecer sus privilegios, además de expresar un regionalismo político que tenía sus orígenes en la Colonia y que se había fortalecido durante los primeros años de la guerra emancipadora. En términos generales, los rebeldes abogaban por un gobierno federalista que protegiera sus dominios regionales. Por otra parte, este mismo argumento fue esgrimido posteriormente por los líderes de la Revolución de las Reformas de 1835-1836, al manifestar la intención de limitar bajo el manto del federalismo al poder central, así como otorgar a los hacendados unas mayores prerrogativas tanto políticas como económicas. En este sentido, la aprobación de la Ley de Libertad de Contratos del 10 de abril de 1834 significó por lo menos parcialmente cierto entendimiento de los sectores en disputa, debido a cierto grado de bonanza económica, sobretodo en las zonas de producción agrícola de los valles centrales. Paralelamente, en los llanos se vivía una situación distinta, ya que los hacendados se enfrentaban al incremento del abigeato y del bandolerismo, como manifestaciones de una profunda inconformidad social.

Con la crisis económica que se experimenta a partir de 1842 en Venezuela, comienzan a evidenciarse las graves tensiones sociales latentes. La pauperización creciente de pequeños y medianos propietarios, desposeídos de su tierra por los efectos del encarecimiento del crédito y de las ejecuciones hipotecas y la marginalización de pequeños comerciantes, vinculados esencialmente a los circuitos de distribución interna de los productos agropecuarios, son las principales causas de los levantamientos de los años 1846 y 1847, cuya expresión política se refleja en la creciente radicalización de los planteamientos del Partido Liberal y de su vocero, el periódico El Venezolano. No obstante, los planteamientos del sector liberal no estaban orientados a modificar de manera profunda la estructura de la sociedad, ya que se enmarcaban dentro de los intereses de una clase propietaria: los hacendados. En tal sentido, durante la década de la consolidación en el poder de la «autocracia liberal» (1848-1858), después de los acontecimientos del 24 de enero y la derrota de José Antonio Páez (agosto 1849), se experimentan ciertas medidas favorables a la clase terrateniente: abolición de la esclavitud y otorgamientos de indemnizaciones a los antiguos propietarios de esclavos; modificación de la Ley de 1834 y de su suplantación por la Ley de Espera y Quita de 1841. Finalmente, ante el acaparamiento de tierras por parte de la dinastía Monaguista, una fracción del Partido Liberal logra un entendimiento con un grupo de los conservadores bajo la consigna de «Unión de los venezolanos y olvido de lo pasado» que deriva en el derrocamiento de José Tadeo Monagas en marzo de 1858.

Con la Revolución de Marzo de 1858 en contra del gobierno de José Tadeo Monagas, se formaron la cadena de acontecimientos que derivarían en la Guerra Federal. Bajo la dirección de Julián Castro, el movimiento insurreccional prometía liberar a todos los trabajadores, sirvientes y campesinos de las deudas contraídas con sus patronos. Pero, una vez consolidado el nuevo gobierno, el predominio de elementos conservadores en su seno junto con ciertas medidas represivas, reavivaron la lucha. El 7 de junio de 1858, un decreto del presidente Castro ordena la expulsión de Venezuela de Juan Crisóstomo Falcón, Ezequiel Zamora, Wenceslao Casado, Antonio Leocadio Guzmán, José Gabriel Ochoa, Fabricio Conde y otros futuros jefes de la contienda armada, mientras en los valles de Aragua, en la sierra de Carabobo y en los llanos de Portuguesa se levantaban en armas, bandas de campesinos armados. Al tiempo que la insurrección se extendía, el gobierno daba muestras de incapacidad para suprimir tales estallidos, que cada vez eran más intensos. Muestra del grado de conflictividad social que se experimentaba la podemos apreciar en un las siguientes consignas: «¡ Mueran los blancos!» y «Hagamos una nación para los indios». Como una manera de atenuar la difícil situación, los congresistas que asistieron a la Convención Constitucional de Valencia aprobaron la Constitución de 1858, la cual aparte de significar la conciliación entre conservadores y liberales, otorgaba ciertas concesiones políticas a los estratos más bajos de la sociedad (sufragio universal de varones, abolición de la esclavitud). No obstante, la Carta Magna se encontraba desfasada con relación al desarrollo de los acontecimientos en el país. Finalmente, en agosto de 1858, un intento de los liberales para derrocar a Julián Castro, conocido como La Galipanada, es debelado y fracasa; pero el domingo 20 de febrero de 1859, el comandante Tirso Salaverría, seguido de 40 hombres, asalta con éxito el cuartel de Coro, se apodera de 900 fusiles y lanza el «Grito de la Federación»,

Esta guerra dura cinco largos años, por tal motivo también es conocida como la Guerra Larga, en ella se dieron importantes Combates como la batalla de Santa Inés, la batalla de cople, ha sido una de las mas grande guerras de Venezuela, donde reporto importantes perdidas tantos económicas como humanas se dice que se perdieron mas de 90.000 venezolanos. Esta lucha tiene su fin luego de un golpe militar de Julián Castro contra José Tadeo Monagas nace en Venezuela guerrillas de movimientos de lucha, conformados por liberales, teniendo como consigna” La elección popular. Principio alternativo. Horror a la oligarquía “

Falcón decide disolver su ejercito después de la batalla de Cople, en 1863 se firma en la hacienda de coche firma el tratado que lleva el mismo nombre que pone fin a la Guerra Federal.

Después del triunfo de la Federación, el general Juan Crisóstomo Falcón decretó, el 29 de julio de 1863, que las estrellas fueran 7, de color blanco, colocadas en la franja azul, formando 6 de ellas un círculo y la séptima dispuesta en el centro de este. Quedando en el poder el general Juan Crisóstomo Falcón juramentándose el 21 de enero de 1864. Al día siguiente, la Asamblea Constituyente le confirió el título de “Gran Ciudadano” y el grado de Mariscal.

Bajo la vigencia de la nueva Constitución venezolana de 1864, en octubre es elegido Presidente Constitucional de Venezuela y ratificado como tal por el Congreso el 18 de marzo de 1865. Como presidente de la Republica eliminó la pena de muerte, la prisión por deudas y decretó el voto universal para los Poderes Ejecutivo y Legislativo, decreto la creación de obras públicas y caminos; pero resulto un gobernante incapaz, administro los bienes de maneras incorrecta y causa un desastre que trajo como consecuencia la nueva fusión 1968 una alianza entra conservadores y liberarle y expulsan a Falcón y a guzmán Blanco dándose la revolución azul, tomando el poder una vez mas el General José Tadeo Monagas , siendo su sucesor el General José Ruperto Monagas, en ese mismo, el general Antonio Guzmán Blanco al mando de la Revolución de Abril, en febrero de 1870, Monagas sale nuevamente en campaña, esta vez sin éxito.

Como jefe del Ejército y fallido candidato presidencial, José Ruperto Monagas firma la rendición del gobierno y se retira de la vida pública.

Comenzando así el periodo guzmancista la esperanza de convertirse en una nación moderna y organizada. El prestigio militar forjado en la Guerra Federal convierte a Juan Crisóstomo Falcón y a Antonio Guzmán Blanco en máximos líderes del movimiento federal hecho gobierno.

En la presidencia, Falcón manifiesta poco apego al cargo, a Caracas y a las reglas básicas de la administración fiscal, mientras que Guzmán Blanco aprende rápidamente las artes de gobernar. Se convierte en un gobernante excepcional que administra con orden y eficiencia.

En el Septenio, logra la planificación del país, ordena la Hacienda Pública, reforma la educación, transforma el orden jurídico, y desarrolla las obras públicas en Caracas, con la aspiración de transformarla en un pequeño París.

En el aspecto político, Venezuela sigue sujeta a viejas prácticas: la voluntad del caudillo es ley. El país avanza más en esos años que en las décadas anteriores, pero los métodos personalistas de Guzmán no dejan a los siguientes gobernantes un legado político que permita afirmar la democracia y continuar la obra de progreso.

En 1876, disputó la candidatura a la primera magistratura de la República, al general Hermenegildo G. Zavarce, para el período presidencial 1877-1879, resultando electo presidente por el Congreso Nacional el 27 de febrero de 1877. Entre los hechos más resaltantes de su gestión presidencial, se encuentra el traslado de los restos de José María Vargas al Panteón Nacional, la expedición del decreto que permitía el regreso a la patria a todos los venezolanos que estuvieran fuera del país por causas políticas, así como la suspensión de todos los procesos políticos y la expedición del decreto que reabría el Colegio de Ingenieros de Venezuela (1877). En reconocimiento a la paz y amnistía que reinó durante su mandato, fue apodado "El Gran Demócrata".

Conclusión

Hablar de Venezuela es llenarse de orgullo, ver todo lo que su historia encierra, es querer avivar todos y cada uno de nuestros valores y por las cuales lucharon y se enfrentaron nuestros héroes, ya sean los que lucharon a favor o en contra de la libertad y el progreso, por que son fundamentales ambas partes para el desarrollo y nacimiento de nuestra nación, en el hoy por hoy siguen las luchas de clases, en otros escenarios y otros son sus protagonistas pero todos por el mismo fin, hay quienes crean que el país debe ser gobernados solo por pocos y privilegiados ,otra que sigue luchando por la igualdad de oportunidades para todos por que todos somos hijos de esta patria.

A muchos años del comienzo la lucha por una identidad propia, para que se respetara nuestro espacio y nuestra soberanía, un no termina esta permanece en el tiempo y se levantaran nuevos héroes de la patria como lo fueron, Miranda, Bolívar, Sucre, Páez, Zamora, entre muchos otros.

La lucha no esta terminada; levantemos la bandera de la gloria y recordemos con fervor “Oligarcas temblad Viva la Libertad”

“No habrá pobres ni ricos, ni esclavos ni dueños, ni poderosos ni desdeñados, sino hermanos que sin descender la frente se traten bis a bis, de quien a quien”.

Ezequiel Zamora (correspondencia, Barinas, 12/12/1859)

Bibliografía.

Historia de Venezuela 8° grado

Autor: Prof. Antonio Gómez

Editorial: Fundación editorial salesiana,

Edición revisada 2009

Paginas 26 – 61.

http://www.youtube.com/watch?v=3L-Ack_CUfM 27/04/2010.

http://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Colombia#Separaci.C3.B3n_de_Venezuela_y_Ecuador_.281830.29 26/04/2010

http://es.wikipedia.org/wiki/Guzmán_Blanco_(Antiguo_Estado_de_Venezuela) 28/04/2010