Leer Ensayo Completo Ventajas Y Desventajas De La Definición De Pobreza Del Gobierno Mexicano

Ventajas Y Desventajas De La Definición De Pobreza Del Gobierno Mexicano

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.200.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Sara 07 junio 2011

Palabras: 2618 | Páginas: 11

...

Federal. Esto con el fin de tener una aproximación a la forma de pensar de nuestro gobierno, que a final de cuentas es el regulador del funcionamiento de la economía mexicana, que afecta nuestras vidas. La finalidad de apreciar las comparaciones yace en la necesidad de tener una completa definición acerca del mal que aqueja a más de la mitad de habitantes del territorio nacional y que determina el mal desarrollo de los mismos. Una vez citadas las definiciones de los apartados anteriormente anunciados, podremos apreciar más claramente el concepto de pobreza utilizado por el gobierno y así comprenderemos las estrategias que esta utilizando en su búsqueda de la disminución y erradicación del fenómeno de la pobreza.

En los dos últimos apartados, se presentan las ventajas y desventajas de la concepción de pobreza que plantea el gobierno mexicano y se hace referencias acerca de las limitaciones y atributos que posee. Las críticas formuladas a cada uno de los enfoques, a fin de esclarecer cuáles son los motivos de su correcta y mala definición, serán abordados de la manera más explicita posible y estarán sujetos a la libre crítica de los lectores.

II. Definiendo Pobreza.

La pobreza es un término muy ambiguo pero en esencia su más concreta definición nos habla acerca de que todas las personas, sin excepción, necesitamos de objetos externos a nosotros para poder vivir, cosa que nos hace ser dependientes de objetos como los alimentos, el agua, la ropa, la vivienda, etc. Debido a esta dependencia o necesidad, los seres humanos tenemos que esforzarnos en conseguir la manera de obtener recursos económicos que nos suministren la posibilidad de acceder a los satisfactores antes mencionados.

Siguiendo con esto, recordemos que el ser humano no sólo requiere de objetos para satisfacer su totalidad de necesidades, sino que también necesita de actividades y relaciones, que le permitan alcanzar un desarrollo más completo. Las actividades deben de darle al sujeto la autorrealización necesaria que le ayude a tener un buen desempeño en su vida diaria. En cambio, las relaciones son fundamentales en el bienestar humano, ya que el ser humano necesita obligatoriamente de relaciones con otras personas, como por ejemplo las relaciones afectivas. Para poder conseguir el completo ejercicio de las actividades y relaciones, la persona tiene que hacer uso de un determinado tiempo para que el acceso a su aplicación surta el efecto deseado.

En consecuencia, podemos decir que existen tres tipos de satisfactores que nos sirven como indicador de la pobreza, en primer lugar, tenemos a los bienes y los servicios que están determinados por el ingreso de las personas, o en otras palabras, están determinados por la cantidad de los recursos económicos de las personas en términos monetarios. En cambio, los otros dos satisfactores que son las relaciones y las actividades, están determinados por la cantidad de tiempo, conocimiento y habilidades de cada individuo. Cabe destacar que los dos últimos satisfactores pueden requerir para su aplicación una cierta cantidad de recursos, hecho que nos lleva a la cuantificación económica de éstos satisfactores básicos del ser humano y nos hace confundir su esencia. Con lo anterior estaríamos definiendo que las relaciones y las actividades son parte del nivel de vida, cosa que no es posible, debido a que el nivel de vida está formado por toda la cantidad accesible de bienes y servicios en su forma económica. El nivel de vida es sólo una parte del desarrollo o bienestar humano y por tanto al insertar los satisfactores: actividades y relaciones en él, se esta cayendo en un error.

Cuando se nos dice que ningún ser humano que carezca de un nivel mínimo de salud y de autonomía puede florecer pero muchos seres humanos sanos y autónomos no florecen, se nos está dando una explicación de que no se puede llegar a la realización del pleno bienestar si la persona no refleja su satisfacción. Aquí es donde aparece la contradicción más importante de las sociedades con amplia división social y técnica del trabajo. En estas sociedades la división social del trabajo acorrala al individuo, lo lleva por un círculo de actividad difícil de abandonar. Por lo que la división técnica lleva a la pérdida, para la mayoría, el sentido creativo del trabajo, que deja de ser la realización de las potencialidades humanas y se convierte en algo rutinario y fatigante. En las sociedades del mundo actual casi toda la población ocupada trabaja en condiciones que no promueven su florecimiento, tanto por la motivación no libre como por la naturaleza propia de la misma.

Para la inmensa mayoría, el tiempo libre aparece entonces como la única oportunidad de realizar actividades libremente elegidas y creativas. Otra vez, se trata de una condición necesaria pero no suficiente. Una fracción mayoritaria de la población usa el tiempo libre disponible en actividades que prolongan la enajenación del trabajo de otra manera. Incluso para quien lleva a cabo un trabajo creativo, la disponibilidad de tiempo libre es una condición necesaria de su desarrollo y de satisfacción de otras necesidades.

III. Pobreza según el gobierno mexicano.

El gobierno mexicano define a la pobreza partiendo de tres tipos de pobreza, de acuerdo con el nivel de ingresos, la educación, el acceso a servicios básicos y de salud, la alimentación y la vivienda de la población:

La pobreza alimentaria, es la población que cuenta con un ingreso per cápita insuficiente como para adquirir una alimentación mínimamente aceptable.

La pobreza de capacidades, es la población que si bien puede cubrir sus necesidades mínimas de alimentación, cuenta con un ingreso per cápita insuficiente como para realizar las inversiones mínimamente aceptables en la educación y la salud de cada uno de los miembros del hogar.

La pobreza patrimonial, es la población que si bien puede cubrir sus necesidades mínimas de alimentación, educación y salud, cuenta con un ingreso per cápita que no le es suficiente para adquirir mínimos indispensables de vivienda, vestido, calzado y transporte para cada uno de los miembros del hogar.

Las familias mexicanas en condición de pobreza padecen en mayor medida la carencia de otros satisfactores de bienestar que quienes conforman hogares no pobres: muestran mayores carencias en la dotación de servicios públicos en sus viviendas y su nivel educativo es inferior al de la media nacional. De igual forma, es mayor el tamaño de los hogares pobres y el número de niños menores de 12 años, como consecuencia de que presenta una más elevada tasa de fecundidad.

III.1. Ventajas.

El gobierno Federal tiene como objetivo mejorar las condiciones de educación, salud y nutrición de las familias en pobreza extrema, de zonas rurales y urbanas. De allí que tenga la obligación constitucional de proveer a la sociedad de los servicios básicos como: la educación el acceso a servicios básicos, la salud, la alimentación y la vivienda.

El nivel de ingreso, es una de las principales vertientes por las cuales el gobierno Federal actúa para frenar el expandimiento de la pobreza, ya que un incremento en el nivel de ingreso puede hacer que las personas obtengan la posibilidad de acceder a un mayor nivel de vida; sus capacidad de compra les alcanzaría para hacerse de lo que antes no era accesible a ellos.

De igual manera la educación es vista como una de las principales de propuesta contra la pobreza por parte del gobierno Federal y esto es un punto muy importante ya que la educación es el proceso multidireccional mediante el cual se transmiten conocimientos, valores, costumbres y formas de actuar. La educación no sólo se produce a través de la palabra: está presente en todas nuestras acciones, sentimientos y actitudes. Es el proceso de vinculación y concienciación cultural, moral y conductual. Así, a través de la educación, las nuevas generaciones asimilan y aprenden los conocimientos, normas de conducta, modos de ser y formas de ver el mundo de generaciones anteriores, creando además otros nuevos.

También el gobierno se ha impuesto la mejora de los servicios de salud, y la define como el principal satisfactor de bienestar que conlleva a la elevación del desarrollo humano, además la salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. También puede definirse como el nivel de eficacia funcional de una persona en el marco social.

Por lo tanto, el gobierno Federal hace su separación del fenómeno pobreza en tres vertientes: la alimentaria, la patrimonial y la de capacidades. Haciendo posible su más fácil ubicación y así poder llegar al conjunto de la ciudadanía, poder hacer estos bienes más accesibles y sobre todo que sean de calidad. Los gobiernos deben actuar decididamente para que la implementación de la provisión de ayuda sea la más adecuada y amplia posible. Por lo que la incorporación de políticas integrales aparece como un elemento estratégico de primera magnitud en la búsqueda de la igualdad de oportunidades.

En resumen, el gobierno tiene la meta de superar de manera permanente el problema de la pobreza, para lo cual tiene que crear un ambiente propicio para la inversión y el empleo, el crecimiento de la economía y del empleo son tal vez los factores más importantes para salir de la pobreza. Las características de la pobreza van cambiando en el tiempo, en un mundo globalizado la pobreza se relaciona más con oportunidades laborales, características y estructura familiar o del individuo mismo, por lo que se debe redoblar esfuerzos en las áreas mencionadas.

III.2. Desventajas.

El gobierno federal se olvida de que lo que esta haciendo en abarcar solamente una parte de la pobreza en si, recordemos que la pobreza no sólo la conforman los bienes que son adquiridos por la vía monetaria.

El gobierno comete el error pésimo del cual hablamos al principio del tema, y es que no se da cuenta (o no se quiere dar cuenta) que los mexicanos no solamente vivimos con lo que nos alcanza de nuestro salario, la necesidad de las personas van más allá, la pobreza está en todo el ambiente que rodea a la persona y esto conlleva su seguridad, su recreación en actividades (como por ejemplo las culturales), y la más importante las relaciones, que le ayudan a las personas a activar su estado de animo y sentirse con ganas de superarse.

IV. Conclusión.

La pobreza degrada y destruye, moral, social y biológicamente al más grande milagro cósmico: la vida humana. La existencia de la pobreza es una aberración de la vida social, un signo evidente del mal funcionamiento de la sociedad.

A diferencia de otros campos, en el caso de la pobreza interviene inevitablemente una dimensión moral. La medición de la pobreza implica siempre dos elementos, uno positivo (o empírico) y otro normativo (o moral). El positivo se refiere a la situación observada de los hogares y personas, mientras el normativo se refiere a las reglas mediante las cuales juzgamos quién es pobre y quién no lo es.

Por tanto, se desprenden de aquí tres conclusiones:

a) El estudio de la pobreza es sólo la identificación de la población que carece de las precondiciones (de carácter material o económico) para el florecimiento humano.

b) El tiempo libre forma una parte esencial de esas precondiciones, puesto que aparece como la única condición material de la satisfacción de una serie de necesidades y como condición de posibilidad del florecimiento humano para la mayor parte de las personas.

c) Por arriba del umbral de pobreza, es decir, cumplidas las precondiciones, lo interesante es el florecimiento humano y no el nivel de vida alto en sí mismo, ya que llevaría al consumismo enajenante o por lo menos estéril.

Definir y medir la pobreza y calcular el porcentaje de pobres de un país o de una región, no son sólo cuestión de números y promedios. La pobreza es un mundo complejo y complicado que requiere un análisis claro para descubrir todas sus dimensiones. Debido a que los seres humanos somos muy diversos, con necesidades y aspiraciones diferentes, no se puede trazar una línea a todo el mundo por igual, sin tener en cuenta las características y circunstancias personales.

Existen factores geográficos, biológicos y sociales que multiplican o disminuyen el impacto de los ingresos en cada individuo. Entre los más desfavorecidos hay elementos generalmente ausentes, como educación, acceso a la tierra, salud y longevidad, justicia, apoyo familiar y comunitario, créditos y otros recursos productivos, voz en las instituciones y acceso a las oportunidades.

Ser pobre, no significa vivir por debajo de una línea imaginaria de pobreza, por ejemplo, un ingreso de 2 dólares por día o menos. Ser pobre es tener un nivel de ingresos insuficiente para poder desarrollar determinadas funciones básicas, tomando en cuenta las circunstancias y requerimientos sociales del entorno, esto sin olvidar la interconexión de muchos factores.

Más que medir la pobreza por el nivel de ingresos que se perciben, lo mejor es calcular lo que ese individuo puede lograr hacer con esos ingresos para desarrollarse, teniendo en cuenta que esos logros varían de un individuo a otro, de un lugar a otro.

No tendría explicación, de otra manera, la existencia de bolsas de pobreza en los países ricos entre gente de ingresos medios. Por ejemplo, en los barrios marginados de México, el bajo nivel de educación, los servicios precarios de salud, la falta de asistencia de servicios sociales y la amenaza del crimen violento, hacen que la calidad de vida de personas de ingresos aceptables viviendo en una sociedad rica sea comparable, e incluso inferior, a la de muchos pobres del resto del mundo.

V. Bibliografía.

Boltvinik, J. (2003). Conceptos y la medición de la pobreza. La necesidad de ampliar la mirada. Papeles de población , 9-25.

Cortés, F. (2002). Consideraciones sobre la marginalidad, marginación,pobreza y desigualdad en la distribución del ingreso. Papeles de población , 9-24.

Gobierno, F. (2007). Plan Nacional de Desarrollo (2007-2012). México: Presidencia de la República.

Julián Ortiz Davison, E. O. (2004). Revisión del debate sobre la pobreza, orientado al diseño de políticas. Análisis Económico , 275-298.

Lozar, M. C. (s.f.). Marginación y pobreza. Revista del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales , 67-82.