Español / Escollos Gramaticales

Escollos Gramaticales

Trabajos: Escollos Gramaticales
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.114.000+ documentos.

Enviado por:  vale_lbo  02 septiembre 2012
Tags: 
Palabras: 523   |   Páginas: 3
Views: 4548

ESCOLLOS GRAMATICALES MÁS COMUNES

1.6.1 DEBER Y DEBER DE

Deber es cuando se usa para referirse a una obligación

Deber de es cuando es una probabilidad o sugerencia.

1.6.2 PORQUE, PORQUÉ, POR QUE Y POR QUÉ

Por qué: Interrogativo o exclamativo: ¿Por qué te vas?

Porque: Conjunción causal. Introduce subordinadas causales: Por causa de: Porque es una buena idea.

Porqué: Cuando es sustantivo, responde al motivo o la causa. Va precedido de un artículo o determinante: No sabemos el porqué de algunas cosas.

Por que: Relativo. Puede sustituirse por el pronombre relativo, el cual.

1.6.3 SINO Y SI NO

Sino: Conjunción coordinada adversativa. Necesita una negación en la proposición a la que no pertenece la conjunción. Cuando el verbo va en forma personal debe ir seguida de la conjunción que: sino que. Nunca se puede intercalar un elemento entre los dos elementos.

No fui al cine sino que fui al teatro.

No me lo dijeron a mí, sino a mi madre.

No tuvo la culpa él, sino su amigo.

La conjunción sino puede tener el valor de más que, otra cosa que:

¿Quién sino tu hermano es el responsable?

No quiero sino ayudarte.

La forma sino es un sustantivo sinónimo de destino.

Don Álvaro o la fuerza del sino.

El sino de mi vida.

Si no: Conjunción condicional si más el adverbio de negación no. Entre los dos elementos se pueden intercalar palabras.

Si no me los dices, no puedo ayudarte.

1.6.4 USOS DEL GERUNDIO

El gerundio es la terminación del verbo que resulta en una actividad continuada y utiliza las terminación (ndo) caminando.

EL GERUNDIO CORRECTO Y EL INCORRECTO

Mucho se ha escrito sobre esta forma verbal y no seremos nosotros

quienes agobiemos al lector con abstrusas tesis gramaticales.

“El gerundio -escribe González Ruiz- se emplea muchas veces mal. Tan

honda es la convicción de este hecho, que ha llegado a producir otro: el que

muchos realicen denodados esfuerzos para eludir el gerundio al escribir, como

quien se encontrase ante un paraje peligroso y prefi

riera dar un rodeo con tal de

no transitar por él. Pero el rodeo no es nunca buen procedimiento de escribir. Se

puede navegar perfectamente entre escollos conociendo cuáles son y dónde

están”.

El gerundio, en todo caso, constituye una oración subordinada de carácter

adverbial. Si yo escribo: “Luis llegó silbando”, indico el modo como llegó “Luis”. En

este caso “silbando” es la oración subordinada que completa a la principal “Luis

llegó”, diciéndonos su manera de llegar.3

Para evitar confusiones, el gerundio debe ir lo más cerca posible del sujeto

al cual se refiere. Así, no significa lo mismo “Vi a Juan paseando”, que “Paseando,

vi a Juan”. En el primer caso es Juan quien pasea; en el segundo, soy yo quien,

mientras paseaba, vi a Juan.

Para poner un poco de orden en este problema del gerundio, vamos a

estudiar los casos en que consideramos su empleo correcto o incorrecto, según la

opinión autorizada de los gramáticos y especialistas del lenguaje.

A) Gerundio correcto

1° ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.114.000+ documentos