Historia / Edad De Hierro

Edad De Hierro

Documentos de Investigación: Edad De Hierro
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.190.000+ documentos.

Enviado por:  edgarcaos  11 junio 2013
Tags: 
Palabras: 3337   |   Páginas: 14
Views: 135

La Edad del Hierro I (Hallstatt)

LA EDAD DEL HIERRO I: PARÁMETROS GENERALES

Las transformaciones que se venían produciendo en Europa desde la etapa del Bronce Final culminan en la transición entre el II y el I milenio a. C., en que, el uso del hierro parece imponerse en todo Occidente y, en relación a él, se producen una serie de transformaciones culturales que abren una nueva época en la que, además, se empieza a dejar notar una más amplia multiculturalidad acentuada por el influjo de un nuevo elemento en el Mediterráneo: los grupos colonizadores.

• La metalurgia del hierro. Ciertamente, el origen del hierro –que, seguramente, está documentado desde casi el IV milenio a. C. para el Próximo Oriente y que desde Hatii pasaría hacia Occidente, donde sería impulsado por los pueblos colonizadores– es el hecho que hace de bisagra entre la Edad del Bronce y la Edad del Hierro, sin embargo éste ya parece aparecer en el Bronce Final y su incidencia cultural no es tan decisiva como la que habría tenido el cobre en el Calcolítico o el Bronce en los albores del Bronce Antiguo. Las principales novedades de la metalurgia del hierro están ligadas a su calidad (es un material más duro y más flexible) y a su acesibilidad (hay más vetas férricas que de otros minerales).

• La transformación del orden mundial. Efectivamente, como acentuación de lo que había sucedido a partir del 1200 a. C. con el colapso generado por los “pueblos del mar”, la Edad del Hierro supone el traslado del centro de gravedad desde Oriente –donde se debilitan los grandes imperios– hasta Occidente, donde aparecen dos nuevos elementos que unifican el espacio

Mediterráneo: fenicios y griegos.

• La continuidad en la diversificación cultural regional. La Edad del Hierro I, que generalmente se venía asociando a Hallstat, muestra en realidad una gran variedad cultural. Esa variedad cultural, ya anticipada en el Bronce Final, prácticamente va prefigurando las distintas culturas que entrarán en contacto con Roma

siglos más tarde y que conservaron sus rasgos bien con una gran pureza autóctona (culturas de la Europa Nórdica, de las Islas Británica) o bien influidos por los nuevos centros de poder (Tartessos es, quizás, el ejemplo más característico de una sociedad del

Bronce Final que evoluciona recibiendo el contacto con los pueblos colonizadores).

Cerámica de Hallstatt

• Respecto de las formas de vida y del desarrollo económico, asistimos a la especialización de algunas sociedades que se enriquecen con actividades económicas puntuales (la cultura de Hallstat por la explotación de la sal gema del entorno), con el control de explotaciones mineras (la Cultura de Vilanova, en Italia o de Tartessos en la Península Ibérica) y que, en cualquier caso, desarrollan un activo comercio bien de estos productos o de otros en cuyas rutas comerciales prestan gran atención (ámbar, vidrio…) o bien de algunos sobre los que actúan como redistribuidores (los bienes

de prestigio derivados del contacto co ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.190.000+ documentos