Leer Ensayo Completo Vida Uso y Costumbres del Ayer del Estado Zulia

Vida Uso y Costumbres del Ayer del Estado Zulia

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.930.000+ documentos

Categoría: Historia

Enviado por: anatgp 07 junio 2011

Palabras: 1704 | Páginas: 7

ESQUEMA

INTRODUCCION

1. Acontecimientos Históricos y Religiosos

1.1. Todo a Locha

1.2. El día que llovió Oro Negro

1.3. Pioneros de la Industria Petrolera

2. Costumbres, Mitos y Tradiciones

2.1. Los Remedios de la Abuela

2.2. Los Pecados en Semana Santa

2.3. Aquellos Dientes de Oro

3. Personajes Populares

3.1. Las Comadronas del Barrio

3.2. Los Retratistas del Ayer

4. Comunicación y Transporte

4.1. La Llegada del Teléfono

4.2. Allí viene el Cartero

5. Arte, Cultura y Educación

5.1. Las Escuelitas de Antaño

5.2. La Música del Ayer.

CONCLUSION

BIBLIOGRAFIA

INTRODUCCION

Rescatar y mantener viva la memoria de algunos usos y costumbres del ayer es una expresión de respeto y afecto auténtico por preservar los recuerdos más queridos como sellos de nuestra idiosincrasia.

En este proyecto se trata de recordar ese pasado y presentarlo a las nuevas generaciones para que comprendan mejor la historia que les cuentan sus padres o abuelos y se acerquen más a sus orígenes, para poder despertar sus recuerdos y verse retratados en esa vida que tenía otro ritmo más pausado y con menos afanes.

Espero que con este conocimiento reflejado en este proyecto sea una valiosa guía y contribución a conservar y recatar los mejores valores de nuestra región.

1. Acontecimientos Históricos y Religiosos

1.1. Todo a Locha

La locha es el nombre con el cual coloquialmente se llamaba a la moneda de doce céntimos y medio (12 ½) que es acuño desde 1896 hasta 1969 en Venezuela.

Al parecer la locha era producto de la costumbre europea de dividir las unidades monetarias en medios, cuartos y octavos. El octavo de bolívar era la locha.

La locha era la moneda de amplio uso. El pasaje de autobús costaba una locha, habían panes de a locha, empanadas, helados, cepillados y galletas, y muchas otras cosas se adquirían con esa moneda.

1.2. El día que llovió Oro Negro

Sucedió en el humilde Hato Los Barrosos del sector la Rosa, ubicado en la mansa aldea de Cabimas, quienes hombres extranjeros la habían convertido en una selva bullosa, sembrada de pesadas máquinas, calderas, tuberías, equipos de cables y percusión.

El 14 de Diciembre de 1922 a las 5:00 am el rugido de la tierra opacó el canto de los gallos en los patios de las casas de la Rosa. El oscuro mene se despertó lanzando grandes peñascos y emitiendo gruñidos, desde el subsuelo como una espiga el crudo eclosionaba en el cielo y bañaba los techos de palma de las viviendas y desde entonces quedo marcado en la Historia el día que llovió Negro en Cabimas.

1.3. Pioneros de la Industria Petrolera

Portando unas alpargatas, sombreros de paja y pantalones color caquis que llagaban hasta más arriba de los tobillos, cientos de hombres dejaron la cría de ganado caprino y la pesca para dedicarse a levantar cabrios y estructuras de hierro que permitieron extraer un nuevo líquido valorado en oro, que emergía del subsuelo. No conocían el modelo de construcción y mucho menos de perforación, sin embargo a calibración dura y manual, bajo la supervisión de los llamados "gringos" provenientes de EEUU y Holanda, lograban que el petróleo saliera de lo más hondo del pozo.

Fueron tiempos de trabajo muy duro en los inicios de la Industria Petrolera. No existían políticas de seguridad eficiente. No existía Ley del Trabajo. La jornada era de 12 horas, las relaciones obrero – patrón se regían por un código muy diferente que entre otros casos estipulaba la facultad del patrón de descontar parte del salario mal comportamiento.

2. Costumbres, Mitos y Tradiciones

2.1. Los Remedios de la Abuela

En aquellos tiempos la farmacia estaba en los patios. Los caseríos imperaban sobre el incipiente mundo farmacéutico, que además de ser muy costosos, eran poco conocidos. Eran remedios curiosos pero efectivos, a decir de quienes vivieron las primeras décadas del siglo XX han sido muchas las dolencias que se han sanado con hierbas y alimentos naturales.

2.2. Los Pecados en Semana Santa

El respeto hacia la Semana Santa más importante dentro del calendario litúrgico llevó a muchos a tener comportamientos que no disgustaran a Dios. Ninguna persona estaba autorizada para realizar labores de martilleo, nada de poner clavos, romper pisos, ni paredes. En el hogar no se escuchaba ningún ruido, todo era paz y tranquilidad. Cuentan los abuelos que si alguien martillaba el ruido atraía a los demonios que Jesús sacó de los poseídos, no se podían bañar en playas, ya que se podían convertir en sirenas o pez, no se podía acercar a una mata de limón y mucho menos ser pinchado por una espina, ya se tenía el riesgo de sentir en la cabeza la corona de espinas que le fue colocada a Jesucristo momentos antes de ser crucificado, ya no existen esas creencias y supersticiones que se imponían para que se respetara la Semana Santa y asistieran a la iglesia.

2.3. Aquellos Dientes de Oro

Cuando la gente joven comenzaba a perder su dentadura, y no había la atención hacia la boca, pocos consultorios, no habían odontólogos sino dentistas estos preferían mas sacar el diente que calzarlo.

Ya no se contará con muchos dientes. No existia el hábito de visitar el odontólogo, ni mucho menos el cepillarse después de las comidas y antes de dormir.

Entonces vino el invento que transformó la imagen de quienes creyeron su sonrisa perdida. Lo que inicialmente fue una necesidad se convirtió en moda, una prótesis costaba 40 bolívares y cada diente de oro salía a 20 bolívares.

Tener dentadura postiza para la época era signo de prestigio, más si alguna pieza era de oro.

3. Personajes Populares

3.1. Las Comadronas del Barrio

Durante varias décadas los nacimientos se realizaban con ayuda de parteras.

Los médicos no atendían los partos. La falta de médicos conllevó a que las parteras se convirtieran en personas respetadas nacionalmente, en el año 1942 el 70% de los partos era atendidos por estas empíricas mujeres que utilizaban tijeras esterilizadas, guantes, unas sabanas impecables, inyectadotas y agua tibia, eran los instrumentos empleados para asistir los alumbramientos que se practicaban en las casas.

3.2. Los Retratistas del Ayer

En 1839 llegaron a tierras zulianas los primeros oficiantes de un invento que conmocionó a Europa. Con los armatostes al hombro, los fotógrafos llegaron a una América pacífica y se instalaron en las ciudades principales de un continente que importaban los adelantos de una época como la electricidad, los libros de medicina y el servicio telefónico.

Las fotografías se improvisaban en el hogar, utilizaban de fondo una cortina estampada con motivos floreados además de jarrones para el decorado. En otras ocasiones alquilaban un local en una zona céntrica o organizaban en el cuarto de hotel una sala de atención al público con aquellos aparatos.

4. Comunicación y Transporte

4.1. La Llegada del Teléfono

Gracias al norteamericano Alexander Graham Bell que sorprendió al mondo con la invención del teléfono, el hilo mágico que acortaría las distancias en la naciente urbe.

La ciudad de calles de arena y tranvías, desplazados por mulas, recibió con incredulidad y sorpresa al invención patentada el 14 de febrero de 1876.

Las personas se sorprendían y no podían entender como una persona, con solo darle a un manubrio que activaba una campana, y ponerse la bocina en el oído se comunicaban con un amigo que estaba a varios kilómetros de distancia.

Los primeros modelos traídos se les conocía como magneto, trabajaban como líneas abiertas y eran canalizados a través de una central telefónica.

4.2. Allí viene el Cartero

Los inicios del correo se remotan a 1751. los primeros carteros eran indígenas y caminaban durante varios días para entregar las encomiendas.

Desde las más efusivas cartas de amor hasta las comunicaciones formales enviadas a personajes del mundo político recorrían las calles de la ciudad a miles de kilómetros para llegar a las manos del destinatario.

Algunas veces se andaba en bicicleta, mulas o caballo pero siempre se contaba con un trato amable y jovial. Los carteros fueron los embajadores del medio más importante de la época: el correo. La primera oficina de correo estuvo ubicada en la plaza Baralt, a las cartas le siguió el telegrama, modalidad que se convirtió en la forma más fácil para comunicarse, pues pese a que ya existía el teléfono muchas veces logara una llamada podía tardar hasta tres días, mientras que un telegrama era entregado en cuestión de minutos.

5. Arte, Cultura y Educación

5.1. Las Escuelitas de Antaño

En las escuelitas de antaño por lo general asistían 20 niños como máximo, casi todos eran de la clase media y en esa época no todos tenían los recursos para asistir a las casas de los maestros.

Quienes asistían llevaban una silla, una cartilla, un lápiz. Los infantes pagaban entre uno (1) o dos (2) bolívares a la semana. Los niños visitaban lasa casa de los familiares para aprender a leer y a escribir. Muchas escuelitas eran famosas por su educación estricta, a los muchachos que se portaban mal los colocaban de rodilla sobre granos de maíz. Algunos de esos casos reprimidos contaban con la aprobación de los padres, porque se creía que con ello los alumnos muy rebeldes podrían volverse más dóciles.

5.2. La Música del Ayer.

Para deleitar a los pobladores de las barriadas la música era ejecutada por bandas que tocaban en plazas al son de las retretas.

El domingo era el día más divertido de la semana, se sacaba la mejor pinta para ir a la misa y luego escuchar las retretas. Casi siempre luego de terminada la misa de seis de la tarde se aglomeraban en las plazas los jóvenes y doncellas que al son de un vals esperaban la invitación a bailar pues era como un susurro de clarinetes y saxofones que a las mujeres les encantaban ya que se aprovechaba el cortejo que recibían de parte de los hombres.

Estas bandas tocaban desde las 7:00 pm y al terminar justo a las nueve de la noche una marcha singular explicaba al público que el espectáculo había terminado.

CONCLUSION

Espero que el material expuesto en cada una de las historias del proyecto: Vida, Usos y Costumbres del Ayer, sea un aporte al conocimiento de ese pasado vivido y experimentado por nuestros antepasados y que son raíces que siguen palpitando en nuestro diario acontecer, aun cuando éste ha cambiado, y mucho por la fuerza de los tiempos. Esa es una cualidad muy apreciable más en un mundo que por su aspiración de modernidad parece dispuesto a empeñar sus tradiciones.

Me enorgullece formar parte de este maravilloso tema expuesto aquí.

BIBLIOGRAFIA

Panorama. Revista Viejo Zulia, Homenaje a los 135 años del Natalicio del Poeta Udon Pérez. Victor J. Vargas (BOD)

Panorama. Revista Viejo Zulia II, En ocasión de los 478 años de Maracaibo. Victor J. Vargas (BOD)

Crónicas de Cabimas. Rafael Rangel (http://cronicasdecabimas.blogspot.com/)