Historia / Transicion De Las Escuelas Catedralicias

Transicion De Las Escuelas Catedralicias

Ensayos: Transicion De Las Escuelas Catedralicias
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.241.000+ documentos.

Enviado por:  morjez  06 diciembre 2011
Tags: 
Palabras: 1729   |   Páginas: 7
Views: 414

Universidad Michoacana de San Nicolas de Hidalgo

Facultad de Historia

Historia Mundial

Seccion: 04

La Transición de las escuelas catedralicia

La tarea de proporcionar una educación profana más amplia había sido asumida en los siglos XI y XIII por las escuelas catedralicias, que, a partir de formas embrionarias en los siglos VI y VII, se desarrollaron rápidamente para acomodarse a las necesidades de la educación y el saber de la época de actividad intelectual y económica que siguió al resurgimiento europeo del siglo X. A lo largo del siglo XII y a medida que ese iba aproximándose a sus últimos decenios, el interés por la clasificación y el contenido de los estudios, con vistas a atribuirles un papel de mayor relieve en la vida práctica, llegó a convertirse en la preocupación primera de los eruditos que enseñaban en las escuelas catedralicias. En esta época algunas de dichas comenzaron a adoptar un carácter más corporativo, y en el período relativamente breve de un siglo dieron origen a una nueva institución: la universidad o studium generale, como se la llamó al principio. Su aparición se debió a la imperiosa necesidad de dar una formación adecuada a juristas, maestros y clérigos, que se pululaban en las administraciones cada vez más complejas de la Iglesia y el Estado.

Las escuelas catedralicias, por su parte, nunca habían sido concebidas para desempeñar este papel. No eran instituciones independientes, sino que cada una estaba estrechamente ligada a su catedral. Por consiguiente los niveles y requerimientos docentes en dichas escuelas diferían considerablemente, lo que era de esperar dada la gran diversidad en la interpretación de sus respectivas funciones. Con la general mundanidad y relajación de abades y obispos parece haber corrido parejas el hecho paradójico de que esos mismos dignatarios eclesiásticos trabajaran por el fomento a las letras. En Chartres, por ejemplo, el obispo Fulberto llamó la atención por sus esfuerzos en este sentido, pero incluso

en dicha ciudad, pese a los enormes progresos hechos por sus eminentes profesores, el nivel de la educación en general alcanzó cotas mucho más modestas. Orderico Vital refiere que la escuela de Fulberto enseñaba a los muchachos artes de "leer en alta voz, contar, escribir y otros estudios necesarios a los siervos de Dios que aspiran a la verdadera ciencia".

Los orígenes de la universidad: París, Salermo, Bolonia

Algunas catedrales, por supuesto, habían ya erigido escuelas antes del final del siglo X, y unas cuantas entre ellas se hicieron rápidamente famosas por su ciencia. Empero estas celebres escuelas - Chartres, París, Reims, Laon, Lieja, Orleas - carecían de una base institucional solidad que diera estabilidad a sus métodos. La calidad y contenido de enseñanza dependían mucho de cada maestro en particular, los estudios mismos no estaban graduados dentro de un sistema coherente y tampoco existían un modo formal en que los estudiantes pudieran dar de fe de sus logros a ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.241.000+ documentos