Redistribucion Ensayos gratis y Trabajos

Documentos 1 - 30 de 107

Páginas:      1234Próximos 10

La Afectación Y Redistribución De Las Tierras

La revolución agraria en Venezuela, tiene como fin eliminar la desigual distribución de la tierra que origina el Latifundio, proponiendo una distribución más justa, en la que el interés colectivo priva sobre el interés particular, atendiendo al debe ...

Palabras: 1374Páginas: 6Leer Ensayo

Redistribución Y Reconocimiento

Redistribución y reconocimiento Justicia social es un término que surgió a mediados del siglo XIX para referirse a la necesidad de lograr un reparto equitativo de los bienes y recursos materiales. Pero la redistribución económica se ve insuficient ...

Palabras: 820Páginas: 4Leer Ensayo

REDISTRIBUCIÓN DEL ALMACÉN DE EMPAQUE Y MATERIA PRIMA SECA DE LA EMPRESA PROAGRO, C.A. PLANTA PRECOCIDO

CAPÍTULO II EL PROBLEMA 2.1. Planteamiento del Problema Las grandes empresas, hoy en día, utilizan estrategias de competitividad, es decir, medios de adaptación a las exigencias del mercado nacional, internacional, o sencillamente globalizado. Est ...

Palabras: 3516Páginas: 15Leer Ensayo

Conflictos Por Inequidad Social Y Redistribucion De Los Recursos

Un conflicto humano es una situación en que dos o más individuos con intereses contrapuestos entran en confrontación, oposición o emprenden acciones mutuamente antagonistas, con el objetivo de neutralizar, dañar o eliminar a la parte rival, incluso c ...

Palabras: 2682Páginas: 11Leer Ensayo

La Redistribución De La Tierra En Mexica Y Su Impacto Social

La redistribución de la tierra en mexica y su impacto social La reforma agraria es una de las aspiraciones de la revolución de comienzos de siglo. En 1910 los grandes propietarios terratenientes constituían una oligarquía que dominaba el país. La re ...

Palabras: 506Páginas: 3Leer Ensayo

Política De Distribución Y Redistribución Del Ingreso

  ...ÓN DE INGRESO...ÓN DEL INGRESO …… ...

Palabras: 8505Páginas: 35Leer Ensayo

Política De Distribución Y Redistribución Del Ingreso

  ÍNDICE I. DEFINICIÓN DE INGRESO…………………………………………………4 II. DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO …………………………………………...4 II.1. Definición………………………………………………………………….4 II.2. ¿Cómo se origina una distribución del ingreso?..................................6 II.2.1. Distribución funcional de ingresos……………………………………..6 II.2.2. Distribución personal de ingresos……………………………………..6 III. LA POLÍTICA DE DISTRIBUCIÓN Y REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO………………………………………………………………………7 IV. ENFOQUES Y/O TEORÍAS DE LA POLÍTICA DE DISTRIBUCIÓN Y REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO………………………………………..7 IV.1. ALGUNAS TEORÍAS QUE EXPLICAN DE FORMA DIFERENTE LOS CONTRASTES EN LA DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO………………………………7 • TEORÍA CLASICA…………………………………………………………..7 • TEORÍA NEOCLÁSICA ( O DE SOLOW)………………………………..8 • TEORÍA POSTKEYNESIANA……………………………………………..9 • TEORÍA MARXISTA………………………………………………………..10 • PRINCIPIO DE PARETO…………………………………………………..10 IV. DETERMINANTES DE LA POLÍTICA DE DISTRIBUCIÓN Y REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO…………………………………12 • ENFOQUE ORTODOXO CONVENCIONAL……………….12 • SEGÚN HOUGHTON Y VÂN KÌHN…………………………12 • LOURDES URDANETA DE FERRÁN………………………12 V. CARACTERÍSTICAS DE LA POLÍTICA DE DISTRIBUCIÓN Y REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO………………………………..14 VI.1. Consideraciones previas…………………………………………14 VI.2. Relación entre distribución y pobreza………………………….17 VI.3. Distribución del ingreso en el Perú y América Latina…………18 VI.4. Cambios en la estructura de distribución del ingreso………….18 VI. EVOLUCIÓN DE LAS POLÍTICAS DE DISTRIBUCIÓN Y REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO…………………………………...20 VII.1. ¿Cómo ha evolucionado la distribución del ingreso en Perú?...20 VII.2. El Perú en el Ranking Latinoamericano: Distribución del Ingreso 2010……………………………………………………………..25 VII. CONCLUSIONES………………………………………………………..28 VIII. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS………………………………….29 INTRODUCCIÓN Las sociedades latinoamericanas se encuentran entre las más desiguales del mundo a pesar del progreso en diversas áreas de la economía, incluidas las finanzas públicas. La prioridad de la función estabilizadora se traducido en una relativa y constante postergación de la función distributiva del gobierno. En los ochenta el panorama distributivo en América Latina era en demasía desigual y en los noventa se registró un relativo estancamiento con altos niveles de inequidad distributiva. Así, en términos generales el período que sigue a la implementación de las reformas muestra indicadores distributivos que fluctúan en un rango de mayor deterioro a estancamiento, lo que apunta hacia un modelo económico con muchos rezagos en lo que a igualdad en la distribución del ingreso en una sociedad se refiere. Este trabajo tiene por objetivo en primer lugar, conceptualizar lo que denominamos ingreso y cómo se distribuye éste, además de dar a conocer algunos enfoques y/o teorías que se encargaron de estudiar el tema de la distribución del ingreso. El trabajo también intentará mostrar cómo ha sido la Política de Distribución y Redistribución de Ingresos en el Perú, cuáles son sus características y cuáles son sus determinantes siendo nuestro principal objetivo el proporcionar algo más de conocimiento sobre el tema. I. DEFINICIÓN DE INGRESO Cuando se habla de ingreso en economía, comúnmente nos referimos al Ingreso Nacional o al denominado Producto Bruto Interno (PBI), tema que ha sido objeto de múltiples estudios y debates debido a la gran importancia que tiene en el camino hacia el crecimiento y desarrollo de los países. Por lo tanto, resulta necesario hacer una definición para que nos resulte más fácil entender el tema de la distribución del ingreso. Se denomina ingreso nacional a la suma de todos los ingresos generados por todos los factores de producción durante un determinado período de tiempo (Parodi, 2002.). A este es a quien comúnmente se le conoce como la “torta económica”, lo que implica que la mayor participación de un grupo de personas en esta torta reduce la parte que le corresponde a las demás personas o grupos de personas. II. DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO Los principales objetivos de la política económica en muchos de los países en desarrollo han sido los de aumentar el nivel de ingreso nacional y mejorar la distribución del ingreso para que los grupos menos favorecidos y de menores recursos incrementen su participación en el producto nacional o “torta económica” lo cual no significa que los demás objetivos como la mejora de la balanza de pagos, la tasa de crecimiento poblacional, etc. Sean de menor importancia. La distribución del ingreso, es un tema que ha sido estudiado y analizado por diversos autores en el mundo con la única finalidad de hacer menos desigual o más justa la repartición de la riqueza traducida en los ingresos generados en un país y el Perú no ha sido ajeno a los debates sobre desigualdad en la distribución de la riqueza, como lo muestran las discusiones de la década de los veinte sostenidas por José Carlos Mariátegui, Haya de la Torre, Luis Alberto Sánchez o M. Villarán, “para determinar si la propiedad de la tierra o la educación era el problema principal de la pobreza del indio” (Plaza, 2005 citado en Cieza, 2007). Richard Webb y Adolfo Figueroa inician en la primera mitad de la década de 1970 la tradición de estudios sobre la distribución del ingreso en el Perú. Su enfoque aborda el problema de manera estructural, es decir, caracterizando a la sociedad peruana mediante una taxonomía de los grupos sociales derivada de una realidad tecnológica dualista. Según Figueroa en el Perú hay cuatro actores económicos: los capitalistas; los asalariados calificados del sector moderno; los trabajadores del sector informal y de autoconsumo con calificaciones relativamente menores y los trabajadores tipo Z, que además, de estar en el autoconsumo y tener bajas calificaciones están en el sector de los excluidos, por elementos de índole cultural (Cieza, 2007). El Banco Mundial sostiene: La existencia de tres corrientes teóricas que explican las razones del porque países como el Perú, no han logrado penetrar en los mercados globales con bienes y servicios con mayor valor agregado que el que demanda las materias primas o la mano de obra no calificada: “Una primera corriente teórica atribuye los problemas de estos países a políticas e infraestructura inadecuadas, instituciones débiles y corrupción gubernamental. Según esta teoría, los países no pueden llegar a ser parte de la economía global abriendo simplemente sus fronteras al comercio y a la inversión; más bien, deben emprender diversas acciones complementarias en una amplia gama de sectores”. “Según plantea una segunda corriente teórica, los países marginados adolecen de desventajas inevitables relacionadas con la geografía y con el clima. Por ejemplo, para países sin salida al mar puede resultar imposible competir en los mercados de bienes manufacturados y servicios. Esta teoría sugiere que se requieren programas globales para ayudar a estos países, por ejemplo, combatiendo la malaria e irrigando zonas agrícolas propensas a la sequía”. “Una tercera teoría combina las dos corrientes anteriores. Aduce que, en un principio, los países pobres no lograron globalizarse debido a políticas inadecuadas. Independientemente de las causas originales, continúa planteando esta teoría, que estas naciones han perdido siempre la oportunidad de industrializarse debido a que, en la actualidad, otros países llevan una delantera demasiado grande”. (Cieza, 2007). La distribución del ingreso es la manera en que se reparte el ingreso total o PBI que se genera en una sociedad. Es una teoría de la economía que intenta explicar cómo se determinan los precios de los factores de la producción y los ingresos que estos factores reciben por su participación en los procesos productivos. Dice “Si en un país el PBI crece a tasas significativas no puede decirse que dicho país haya progresado si la mayoría de la población mantiene su mismo nivel de ingresos” (Parodi, 2002, p. 107). Parodi (2002) dice que es posible que la creación de empleos no impacte significativamente en la distribución de los ingresos ya que una de las razones que está detrás de la desigualdad de los ingresos es la propiedad de la riqueza pero ¿qué entendemos por desigualdad? Pues para el caso, desigualdad se entiende como la diferencia que existe entre los ingresos de un individuo respecto de otro. Sin embargo, hablar de desigualdad no resulta fácil por que el flujo de ingresos que recibe un individuo debe considerarse en función a sus necesidades pues, no es lo mismo un hombre con determinado ingreso y que es soltero y otro hombre con el mismo ingreso pero con carga familiar por lo tanto, no es sencillo pasar de afirmaciones con respecto a diferencias en ingresos a cuestiones sobre justicia o injusticia y basándonos en aquellos individuos que mencionaba líneas atrás con iguales ingresos pero con distintos estilos de vida no se puede afirmar que existe una injusta distribución de ingresos. II.1. ¿Cómo se origina una distribución del ingreso? La distribución de ingresos se analiza se analiza de dos formas. Desde una forma funcional o desde una forma personal. II.2.1. Distribución funcional de ingresos La distribución funcional de ingresos se refiere a la forma cómo se reparte el ingreso generado en una economía entre todos los factores productivos que hayan participado en el proceso de producción desempeñando alguna función. Es decir, muestra las rentas según su participación en el ingreso nacional de la economía. También se le denomina distribución primaria en el sentido de que la distribución se da en el proceso de la producción, y es la que determina qué porción del valor agregado se distribuye entre los asalariados, y qué porción bruta queda para el capital. II.2.2. Distribución personal de ingresos La distribución personal de ingresos es la suma de los ingresos obtenidos por la venta de la fuerza laboral y por los servicios que ofrecen las personas y/o familias a lo que se le añade las transferencias que hace el gobierno como las pensiones, subsidios, etc. Este ingreso personal no es disponible sino hasta cuando se le restan los impuestos. Una vez realizada esta operación pasa a ser ingreso disponible. Entonces, la distribución personal de ingresos consiste en la distribución del ingreso entre las personas o familias luego de descontar los impuestos y agregar las transferencias realizadas a los hogares por el Estado y en la redistribución que se realiza a través de los servicios públicos brindados a la comunidad, como la salud y la educación. También se le conoce distribución secundaria porque, como ya mencionamos líneas atrás, se realiza a través de la política fiscal. “Esta se deriva de la distribución funcional e indica que a un menor promedio de renta por habitante, mayor será la desigualdad en la distribución y diferenciación social”. (Rutherford, 1992). En la actualidad es en este enfoque en el que se están enfocando todos los estudios que realizan diversos investigadores en el mundo por considerarse de mayor importancia en busca del desarrollo relegando a un segundo plano el estudio de la distribución funcional del ingreso. III. LA POLÍTICA DE DISTRIBUCIÓN Y REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO Cuando la política económica establece como objetivo principal la modificación de la distribución del ingreso entre las personas o grupos de personas, formula e integra un conjunto de medidas destinadas para tal fin. A este conjunto de medidas se le denomina política de distribución. (La política de distribución del ingreso, 2007). Estos objetivos se pueden determinar de diversas maneras como por ejemplo mediante subsidios, mediante el establecimiento de un sueldo “mínimo”, subsidios, implementación de impuestos a los ricos, etc. La remuneración de los factores productivos es de acuerdo a su aporte dice Brand (1984, p. 278), sin embargo se identifica una alta concentración de la propiedad de los factores de capital y tierra lo cual, que gran parte del proceso de producción fluya en manos de quienes poseen estos factores. Por lo que, mientras menos personas los controlen, más concentrado estará el porcentaje del ingreso nacional. IV. ENFOQUES Y/O TEORÍAS DE LA POLÍTICA DE DISTRIBUCIÓN Y REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO Cuando se hace referencia a una “redistribución del ingreso”, a lo que se refiere es a una distribución distinta de la que se produce de a cuerdo con el sistema imperante. IV.1. ALGUNAS TEORÍAS QUE EXPLICAN DE FORMA DIFERENTE LOS CONTRASTES EN LA DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO. • TEORÍA CLASICA: Los clásicos distinguían a la distribución funcional de del ingreso entre terratenientes, capitalistas y trabajadores.  David Ricardo: estableció la distinción entre rentas o ingresos de la tierra, beneficios y salarios; considero que la de la tierra y los beneficios se obtenían residualmente y que la distribución del producto se basa en la cantidad y fertilidad de las tierras, la tecnología y el volumen del fondo de salarios junto con el número de trabajadores.  Teorías Post-Ricardianas: dentro del principio de la productividad marginal plantea; que la distribución del ingreso entre los diversos factores de producción se realiza en función de la contribución marginal a la obtención del producto final. • TEORÍA NEOCLÁSICA ( O DE SOLOW) El enfoque marginalista de la producción tiende a explicar la determinación de los ingresos de los factores de producción, trabajo y capital, independientemente de la personalidad de quienes los perciben. Según esta teoría, dada una cierta tecnología, el ingreso generado que se distribuye entre los factores capital y trabajo, lo que comúnmente se denomina distribución funcional, estaría determinada por la productividad marginal de esos factores (trabajo y capital) en el proceso productivo, y por la intensidad con que los utiliza, lo cual dependería de los precios relativos del capital y el trabajo. La teoría microeconómica tradicional se encarga de analizar el comportamiento e interacción de los agentes económicos (consumidores y productores) en un escenario de competencia perfecta en el cual ninguno de ellos incide en la determinación del precio de mercado. Se trata de establecer óptimos y niveles de eficiencia que garanticen niveles de satisfacción y de bienestar general en un contexto de equilibrio. A través de la estática comparativa, dejan por sentado que a través de las productividades marginales de los factores de la producción se llegaría a la asignación eficiente de los recursos. La distribución o participación en el ingreso no es más que su productividad marginal. Este análisis, realizado dentro de un marco microeconómico, se ha extendido a la macroeconomía, por lo que usando una función de producción agregada se intenta determinar qué parte del ingreso nacional corresponde al trabajo y qué parte al capital en una economía. El punto de vista de este análisis es en consecuencia funcional y no personal. En el largo plazo se establece una tendencia a la igualdad entre la remuneración de un factor y su productividad marginal. • TEORÍA POSTKEYNESIANA En esta corriente, la distribución del ingreso es función de la demanda. La teoría descansa en las diferentes propensiones a consumir (y ahorrar) de asalariados y capitalistas. Mientras los primeros, gastan una alta proporción del ingreso corriente en consumo, los capitalistas destinan una parte importante de sus ingresos al ahorro, que canalizan luego a la inversión, por lo cual se expande la capacidad productiva. Así, la forma en que se distribuye el ingreso entre capitalistas y asalariados pasa a constituir un factor determinante del nivel y composición del gasto total. Si hay un exceso de gasto, los precios tenderán a elevarse, y con ellos la tasa de utilidades, mientras se reducen los salarios reales. El nivel del gasto y su composición dependerán de las expectativas de expansión de la demanda que los capitalistas visualicen, las cuales determinarán una tasa deseada de inversión. Dadas las propensiones a ahorrar, ésta última sólo podrá sostenerse si las utilidades superan un determinado nivel de participación en el ingreso. De esta forma se cierra el ciclo, en el que la distribución del ingreso aparece como una resultante del nivel agregado de la demanda, particularmente de su composición, de la acumulación de capital y de la forma en que capitalistas y asalariados disponen de su ingreso, sea utilidades o salarios reales. • TEORÍA MARXISTA Un tercer enfoque al problema de la distribución del ingreso proviene de la corriente de pensamiento marxista, que lo ubica en el marco de la lucha entre dos clases sociales antagónicas; capitalistas y trabajadores. Son las relaciones de producción las que determinan el resultado de ese conflicto. En una economía capitalista, el ingreso tenderá a concentrarse en el sector propietario de los medios de producción. Este proceso de concentración se produce a través de la apropiación por parte de los capitalistas, de la plusvalía generada por el trabajo. El salario se puede mantener, según Marx, al nivel mínimo de subsistencia mientras exista un exceso de fuerza de trabajo no empleada, denominado "ejército industrial de reserva". Los capitalistas destinan la plusvalía de que se han apropiado, tanto a consumo como a acumulación. En la medida en que la economía se mantenga en un ritmo de crecimiento, la acumulación genera a su vez una concentración creciente del capital en manos de los capitalistas y una distribución cada vez más desigual del ingreso. La distribución se polariza. • PRINCIPIO DE PARETO Fue sociólogo, economista y filósofo italiano, famoso por su importante contribución al estudio de la economía y de la sociología, especialmente en el campo de la distribución de la riqueza. Uno de sus más importantes aportes es el Principio de Pareto, el cual señala que en una determinada población aproximadamente el 20% ostenta el 80% del poder político y la abundancia económica, mientras que el otro 80% de población, lo que Pareto denominó "las masas", se repartía el 20% restante de la riqueza y tenía poca influencia política. Así sucede, en líneas generales, con el reparto de los bienes naturales y la riqueza mundial. A partir de estas observaciones empíricas, Pareto extrapoló su principio para explicar la conformación de elites que gobiernan a la sociedad. Indicó que dichas elites cambian en su composición todo el tiempo y que cuando los mejores integraban las elites, la sociedad tendía a ser más estable, en caso contrario, surge la decadencia. El Principio de Pareto, conocido también como regla del 80/20 (que indica que el 20% de una acción producirá el 80% de los efectos), ha encontrado aplicación en muchos otros ámbitos en donde se cumple con gran regularidad: Comercio, Sistemas Productivos, Sistemas Logísticos, Gestión de Calidad, Procesos de Ingeniería, etc. En muchos casos no se cumple exactamente la proporción 80/20, pero siempre se obtienen resultados entre 90/10 y 70/30. De esta forma, es interesante observar cómo la distribución del ingreso sigue un patrón matemático que también se verifica en muchos otros ámbitos. Dado este hecho, no tienen mucho sentido los esfuerzos de los gobiernos para emparejar la distribución del ingreso, puesto que siempre al final aparece la tendencia que desnivela dicha distribución en una proporción de un 20% de la población con un 80% de la riqueza. Por lo tanto, tiene más sentido que los gobiernos se enfoquen en el crecimiento económico para lograr que, en presencia de una desigualdad de 80/20, el 10% más pobre de la población mantenga ingresos que aseguren una buena calidad de vida y siempre mejorando cada vez más, como sucede en muchos países desarrollados hoy. De hecho, si tomamos hoy cualquier país desarrollado que se jacte de tener una buena distribución del ingreso, veremos que se cumple cabalmente el Principio de Pareto, la única diferencia es que los ricos son cada vez más ricos. Para comprobar esto último, podemos analizar el listado Forbes de los billonarios del mundo que, en su versión 2010, incorpora a 1011 personas. Al efectuar el análisis de Pareto sobre dicho listado, encontramos que el 70% de la riqueza se concentra en el 34% de las personas del listado. Esto significa que dentro del segmento de los más ricos del mundo, se vuelve a verificar el principio de Pareto, es decir, existe el mismo desnivel de distribución del ingreso que en el resto del mundo. La única diferencia es que en este listado, el 66% más pobre (con "sólo" el 30% de la riqueza) no tiene muchos motivos para quejarse. IV.2. REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO • Jorge Benítez (2008): El objetivo es reducir la brecha entre los receptores de ingresos más elevados y los de menores ingresos, o generar ingresos a aquellos que no los perciben (desocupados). La intervención del Estado, mediante instrumentos de política económica, puede reducir estas desigualdades. Toda política de redistribución de la renta tendrá tres objetivos centrales:  Fomentar la igualdad de oportunidades, integrar social y económicamente a los excluidos, y reducir el nivel de concentración del ingreso y la riqueza. Los instrumentos de la política económica que pueden utilizarse son: política impositiva (impuestos directos e indirectos), política de gastos y transferencias públicas: (gastos para la igualdad de oportunidades, transferencia netas, redistribución entre grupos y política de inversión pública), política de rentas y precios (salario mínimo vital y móvil, política de precios agrarios, precios máximos o controlados) y distribución de activos (reforma agraria e intervenciones del mercado de trabajo). Así, entre las medidas que conforman las políticas de gastos y transferencias, están los programas de gastos para la igualdad de oportunidades, cuyo objetivo es garantizar el mercado. Los programas de seguridad social son medidas que apuntan a reducir la marginación y la pobreza, como los seguros de desempleo, las jubilaciones y pensiones o el sistema sanitario público, que es una clara política de redistribución de ingresos. Tanto las pensiones como la salud pública no son contributivos, por lo tanto son claramente redistributivos. A través de las transferencias netas generales se entregan subsidios o ayudas a familias de bajos recursos con cargas familiares, que pueden ser en efectivo, en orden al número de hijos, o en especies como guarderías gratuitas, subsidios para viviendas y tarifas diferenciales para los perceptores de rentas bajas (transporte, luz, agua, gas, alimentos), cuyo objetivo final es aumentar la renta disponible de los perceptores de ingresos bajos. Con la redistribución directa de grupos específicos se aspira a ayudar a grupos sociales con otros más favorecidos. Por ejemplo, un impuesto a las camionetas 4 por 4 para financiar transporte escolar o impuestos a yates para financiar la flota pesquera argentina. Las políticas de inversiones públicas pueden generar el desarrollo de programas de obras públicas (caminos, vivienda, escuelas, hospitales) que tienen importantes y variados impactos redistributivos ya que crean puestos de trabajo en forma masiva y los bienes son utilizados por los mismos sectores de bajos ingresos. La política de rentas y precios puede tener una finalidad redistributiva mediante la intervención en los mecanismos de fijación de salarios y precios en el mercado. El sostenimiento de los ingresos de los agricultores, ante el debilitamiento de los precios de los productos y sus fluctuaciones, fue un objetivo tradicional. En cambio, la política de precios máximos fija un precio que permite a los sectores de bajos ingresos adquirir bienes de primera necesidad (pan, azúcar, fideos, yerba, polenta, etcétera). Finalmente, según la política de distribución de activos, se marca que la propiedad de los activos suele estar más concentrada que los ingresos y esta es la causa central de esa concentración. Para resolverla se pueden llevar adelante medidas como la reforma agraria, que consiste en realizar cambios en el régimen de tenencia y explotación de la tierra cultivable. O por la vía del reparto de la tierra o uso colectivo con sociedades cooperativas, intervenir en el mercado de trabajo estableciendo subsidios para la creación de empleo. • RICARDO SUMMA (2000): Dice: Muchos estudiosos desconfían de la idea de que el crecimiento económico ayuda a reducir la pobreza, estos argumentan que las políticas orientadas al crecimiento tratan de aumentar el producto nacional bruto, y no tratan de aliviar la pobreza. Algunos economistas del desarrollo han entendido que el crecimiento del PIB no es sinónimo de mayor bienestar, pero hay otros que consideran el crecimiento como esencial para la reducción de la pobreza y el aumento del bienestar social. SUMMA menciona en términos económicos que el crecimiento tiene dos efectos:  El crecimiento atrae a los pobres hacia un empleo remunerado, y consecuentemente los ayudaría a salir de la pobreza. Mayores ingresos harían que ellos puedan aumentar su gasto personal en educación y salud.  El crecimiento aumenta los ingresos del Estado, lo que significa que el gobierno potencialmente se encuentra en posición de gastar más en salud y educación para los pobres. Por supuesto, esto no significa que un país, necesariamente, vaya a gastar más en estos ítems por el simple hecho de que se aumentaron sus ingresos. Defiende la alternativa del modelo de crecimiento, cree que tendrá un mayor impacto en la reducción de la pobreza, argumenta que es imprescindible redistribuir el ingreso y la riqueza generado por la producción general de un país, tan pronto como sea posible (En un país desarrollado) pero también menciona que en los países pobres, donde la cantidad de pobres supera a la de ricos por un gran margen, la redistribución aumentaría el consumo de los pobres sólo mínimamente; ósea, el incremento no sería sostenible en un contexto de bajos ingresos y alta población. Como por ejemplo en América Latina V. DETERMINANTES DE LA POLÍTICA DE DISTRIBUCIÓN Y REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO • ENFOQUE ORTODOXO CONVENCIONAL: Para este enfoque la distribución del ingreso depende de:  Las preferencias individuales (función de utilidad de un agente representativo)  Dotación de recurso o factores productivos (capital y trabajo)  La tecnología disponible (función de producción agregada). Supone que estos elementos interactúan entre si en un régimen de competencia perfecta en el que los precios reflejan las escaseces relativas de los recursos existentes para dar lugar a la distribución del ingreso “equilibrio”, derivada de la retribución a los factores de la producción. La distribución funcional del ingreso es endógena, se deriva del proceso subsidiario al de la determinación general de precios en la economía La distribución funcional (o factorial) del ingreso se hace referencia al ingreso relativo percibido por los propietarios de los factores de la producción. (Pomini-2006). • SEGÚN HOUGHTON Y VÂN KÌHN (2003): Los determinantes de la distribución del ingreso no son bien comprendidos, a pesar de la atención que le han dedicado investigadores en economía. • LOURDES URDANETA DE FERRÁN (MARZO, 2008): El ingreso per cápita es un factor importante en la determinación de la distribución de la renta nacional. • En el análisis de los determinantes de la distribución del ingreso, los investigadores han utilizados dos factores: uno se concentra la atención en la relación entre el proceso de crecimiento económico y la forma que adopta, en las distintas etapas de este proceso, la distribución del ingreso de los hogares; y el otro destaca la disponibilidad de recursos en escala macroeconómica, mediante los modelos de equilibrio general. Por su parte el crecimiento económico, entendido como el aumento de la producción total de un país con el paso del tiempo, por lo general se mide con la tasa anual de incremento del PIB real de un país; el crecimiento económico es un objetivo fundamental y debe de ir acompañado de un aumento de los empleos. • SAMUELSON (2001): señala que son cuatro los elementos para lograr el crecimiento económico: los recursos humanos que abarcan la oferta de trabajo, la educación, la disciplina; los recursos naturales, o sea la tierra, los minerales, los combustibles; la formación de capital; que incluye las máquinas, las fábricas, las carreteras y por último, la tecnología, es decir, la ciencia, la ingeniería, la dirección de empresas, la iniciativa empresarial. De igual modo menciona que el crecimiento económico en los países pobres, o en vías de desarrollo, se caracteriza por sus bajos ingresos per cápita, su menor nivel de educación y la desnutrición de sus pobladores. Para este autor, los recursos humanos contribuyen a la lucha contra la pobreza provocada por el crecimiento de la población y aunque estos países cuentan con recursos naturales, tienen una riqueza natural como el petróleo, no los utilizan para crear bases sólidas para la expansión industrial. En cambio los países desarrollados ahorran e invierten 20% de la producción en la formación de capital, mientras que las naciones pobres sólo ahorran 5% del ingreso nacional. Los países en desarrollo pueden beneficiarse del cambio tecnológico y las innovaciones generadas en los más avanzados; dado que la iniciativa empresarial y la innovación son la clave del desarrollo, el Estado debe fomentar la iniciativa empresarial. Estas economías tienen dificultad para combinar los cuatro elementos del progreso: trabajo, capital, recursos e innovación, debido a que están inmersos en el ciclo vicioso de la pobreza y estos elementos son fundamentales en la distribución y redistribución del ingreso. Los ingresos bajos generan un bajo ahorro lo que retrasa el crecimiento del capital; la insuficiencia de capital impide introducir nueva maquinaria y acelerar el crecimiento de la productividad, y la falta de ésta genera un bajo ingreso. Al haber elementos que permiten que la pobreza se auto refuerce, esta última va acompañada de bajos niveles de educación y capacitación, lo que impide adoptar o mejorar la tecnología. VI. CARACTERÍSTICAS DE LA POLÍTICA DE DISTRIBUCIÓN Y REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO VI.1. Consideraciones previas En Perú existe una relativamente abundante literatura sobre la distribución del ingreso y la pobreza. La discusión en las últimas tres décadas de los setenta a los noventa- giró, cuando menos, en torno a cinco temas: i. La evolución de la desigualdad en la distribución del ingreso en un contexto de crecimiento económico, hasta mediados de la década de 1970 (Webb, Hunt, Figueroa, Brundenius); ii. La relación entre la muy desigual distribución del ingreso y el agravamiento de la pobreza en un contexto de recesión, desde mediados de la década de 1970 hasta la fecha (Rodríguez); iii. El traslado masivo de la población pobre del área rural al área urbana (Cotlear, Verdera); iv. El mayor empobrecimiento como resultado de la evolución macroeconómica, tema que ha merecido poca atención (Figueroa, Iguíñiz); v. La medición de la tasa de pobreza través del método de la línea de ingresos y de la insatisfacción de necesidades básicas, tema al que se ha dedicado el mayor interés. Sobre la base estas mediciones se evalúan la eficacia de las políticas o programas para reducir la pobreza, especialmente, la pobreza extrema. Los primeros estudios importantes sobre la distribución del ingreso fueron los de R. Webb y A. Figueroa (1975). Entre sus preocupaciones se encontraba por qué el mayor crecimiento económico en las décadas de 1950 a 1970 no llegaba a la población más pobre y no conducía a una distribución del ingreso menos desigual. Dada la limitada información existente .que se reducía en gran medida a los censos de población de 1961 y 1972., se tomaba como unidad de análisis a los trabajadores clasificados en grupos ocupacionales y se ponía el énfasis en la distribución funcional o sectorial del ingreso, tomando en cuenta la productividad del trabajo. Su atención también se centró en analizar la enorme desigualdad en la distribución del ingreso y en cuestionar las políticas redistributivas del gobierno del general Velasco, las mismas que: [...] se preocupan más en atacar las concentraciones más visibles del ingreso y la riqueza que en aliviar la extrema pobreza. Recibe mayor énfasis la quiebra de los privilegios que el alza del nivel de bienestar. El resultado es mucha redistribución que hace muy poco por quienes más lo necesitan (Webb 1975a:18). El tipo de crecimiento de la economía peruana, sobre la base de la economía primaria de exportación y las políticas gubernamentales regresivas en materia de redistribución de ingresos, condujeron a una importante concentración del ingreso y a la reducción en los ingresos reales, aumentando severamente la desigualdad. La migración interna finalmente hizo más evidente la enorme desigualdad y la pobreza rural al trasladarla a las ciudades. Posteriormente, con la crisis de la deuda externa de 1982 y las políticas de estabilización, la población se empobreció más y se cambió el foco de atención, de la distribución del ingreso a la medición de la pobreza y a las políticas para aliviarla. Se ha recorrido un largo trecho, que va del énfasis en la distribución y las políticas redistributivas a centrar la atención en la pobreza y en las políticas para aliviarla entre las que no figuran precisamente las políticas redistributivas. A partir de la mitad de la década de 1980, con la aplicación de encuestas de hogares nacionales y el enorme deterioro de la economía peruana, la atención se trasladó casi exclusivamente en la medición de la pobreza. Se tomó como unidades de análisis a las familias e individuos y se analizó la desigualdad en la distribución individual, sea personal o familiar del ingreso; y las características de la población pobre. Si bien existe un consenso sobre el impacto adverso de la hiperinflación de 1988-1990 sobre los ingresos reales, este tema no ha sido mayormente objeto de análisis. Con el propósito práctico de evaluar el efecto de las políticas de estabilización y de las reformas sobre los ingresos, y de medir el impacto de los programas de alivio a la pobreza, se popularizaron en 1985 y 1993, respectivamente, dos métodos de medición de la pobreza: el de la línea de pobreza (LP) y el de las Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI). Los organismos gubernamentales utilizan ambos métodos en función al objetivo que se desee alcanzar con cada medición, sea la pobreza monetaria, que permite captar a los pobres por ingresos, sean pobres recientes o crónicos, o solo la pobreza crónica, al no tener las necesidades básicas satisfechas. Al impulso del Banco Mundial, en los últimos 15 años se han realizado estudios utilizando la información recogida por las Encuestas Nacionales de Niveles de Vida, ENNIV, en 1985/86, 1990, 1991, 1994, 1996, 1997 y 2000. Prácticamente todas las mediciones se han basado en el método de la línea de la pobreza, resultado de los trabajos pioneros de A. Sen ({1976}, 1984). El primer informe sobre la base de la ENNIV de 1985-86 es el de Glewwe (1988). Este tipo de mediciones no permite el análisis de la calidad de la pobreza ni de los stocks de los pobres, salvo por el nivel de educación alcanzado. En el caso peruano se han efectuado algunos avances sobre aspectos específicos en los perfiles de la pobreza (nivel educativo, ubicación geográfica), básicamente con miras a identificar la eficacia y efectividad de distintas estrategias de alivio de la pobreza. A pesar de esto, Yamada (1996) señala que existe consenso en que el perfil del pobre no ha cambiado significativamente en la última década (1985-1996). A partir de la creación del Fondo de Inversión Social en Perú, denominado Fondo Nacional de Compensación y Desarrollo (FONCODES), se empiezan a utilizar mediciones basadas en el enfoque de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) y se construyen sobre la base de este indicador, los .mapas de pobreza. (FONCODES 1995). VI.2. Relación entre distribución y pobreza Sen (1981, 1992) afirma que «la desigualdad es fundamentalmente un problema distinto de la pobreza. Analizar la pobreza como un .problema de desigualdad., o viceversa, no le haría justicia a ninguno de los dos conceptos. Obviamente, la desigualdad y la pobreza están relacionadas. Pero ninguno de los conceptos subsume al otro. Una transferencia de ingresos de una persona del grupo superior de ingresos a una en el rango medio tiene que reducir la desigualdad ceteris paribus; pero puede dejar la percepción de que la pobreza queda prácticamente intacta. Asimismo, una disminución generalizada del ingreso que no altere la medida de desigualdad escogida puede llevar a un brusco aumento del hambre, de la desnutrición y del sufrimiento evidente; en este caso resultaría fantástico argüir que la pobreza no ha aumentado. VI.3. Distribución del ingreso en el Perú y América Latina Una de las características históricamente más sobresalientes de América Latina y el Perú ha sido la elevada inequidad de la distribución del ingreso, así como su rigidez al cambio en la estructura distributiva. Esta desigualdad no solamente excede la de otras regiones del mundo, sino que además permaneció sin modificaciones sustanciales durante la década de 1990 e incluso empeoró en el inicio de la presente década. Los elevados niveles de desigualdad que exhibe la región suponen que un grupo importante de personas cuente con recursos muy inferiores a los del promedio de sus conciudadanos. Ello no solo afecta su bienestar debido a la insuficiencia de recursos para satisfacer las necesidades básicas, sino que además contribuye a la polarización y segmentación de la sociedad. Además, los niveles muy altos de desigualdad pueden limitar las posibilidades de crecimiento económico de los países (Banco Mundial, 2003). Las características básicas de la desigualdad en América Latina y el Perú a partir de las encuestas de hogares más recientes disponibles, se analiza la estructura de la distribución por grupos de ingreso y se emplean algunos de los indicadores de desigualdad más utilizados. La evidencia indica que en los últimos años varios países lograron mejoras distributivas que, aunque pequeñas, al menos representan un avance en cuanto a la rigidez al cambio en la rigidez distributiva. VI.4. Cambios en la estructura de distribución del ingreso Una primera aproximación para percibir la magnitud de la inequidad distributiva de la región se obtiene al evaluar el porcentaje de los recursos totales recibido por los distintos grupos de ingreso. Norberto García, consultor internacional realizo un estudio sobre el rápido crecimiento y distribución del ingreso en el Perú 1990-10. García menciona sobre las Cuentas Nacionales de 1990-2010 las cuales evidencian que la participación de inversiones y exportaciones aumenta su intervención en el PBI en 12.1% y las utilidades crecen 11.3% adicional al PBI, mientras que las remuneraciones disminuyen su participación en el PBI en casi 12%. La riqueza se concentra en pocos. El crecimiento acelerado del 2002-2010 “descansa en un rápido aumento de las exportaciones y de la inversión privada” (por elevadísimos precios para una economía primario exportadora) y el modelo no enfrentó la injusta distribución del ingreso. García apunta a cómo este modelo deteriora, intrínsecamente, la distribución de la riqueza. Los beneficios en relación con el capital aumentaron de 18% en 1990 a 28% en 2010. Mientras tanto, desde 1990 se desregula el mercado laboral y cae en su participación al PBI. García dice que ello es negativo para mantener una tasa de crecimiento y advierte que el modelo hace muy difícil que las políticas sociales tradicionales, asistenciales, puedan compensar el deterioro de la distribución de la riqueza que marca la vida de millones. Cuestiona que se haya producido una importante disminución de desigualdades (Jaramillo y Saavedra, 2011) y discrepa de los indicadores y métodos usuales. También dice que no basta con políticas redistributivas habituales (asistenciales) para corregir esta situación y mantener crecimiento. Llama a incrementar la presión y recaudación tributaria en no menos del 5%, reduciendo la evasión y gravando más los ingresos. Pero, no con menor importancia, llama a desarrollar “políticas muy creativas que incidan en la redistribución secundaria del ingreso, particularmente del ingreso de las familias”. El énfasis no solo en el aumento de salarios, sino especialmente en la necesidad de desarrollar políticas para aumentar la productividad del trabajo en las familias de menores ingresos, especialmente en las economías rurales de comunidades y pequeños propietarios”. En “programas que buscan elevar la productividad y mejorar la inserción de los pobres, que transfieran acceso a recursos (crédito, comunicaciones, equipos) y conocimiento (no solo recursos) y permitan el aumento de la producción e ingresos de las familias ubicadas en los estratos de menores ingresos”. No se trata simplemente de mecanismos asistenciales de sobrevivencia sino de políticas transversales a diversos sectores del Estado que, teniendo como eje inicial el recién creado Ministerio de Inclusión Social, deben implicar al conjunto del gobierno para elevar la productividad y el rendimiento del trabajo como mecanismo adicional para alcanzar una mejor calidad de vida para todos los peruanos VII. EVOLUCIÓN DE LAS POLÍTICAS DE DISTRIBUCIÓN Y REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO VII.1. ¿Cómo ha evolucionado la distribución del ingreso en Perú? En la última década, el Perú ha atravesado por una de las crisis más agudas de su historia, así como por un proceso de ajuste y reforma estructural cuya amplitud y profundidad no tiene precedentes. En este contexto, el cambio en la estructura de precios relativos ha sido enorme. Sin embargo la evaluación del impacto que estos procesos habrían tenido sobre los niveles y la estructura de los ingresos de los hogares peruanos no ha sido aun suficientemente discutida. Para hablar de desigualdad distributiva del ingreso, utilizamos generalmente al índice de GINI y la curva de Lorenz, que son ampliamente conocidos, aunque son criticados porque presentan problemas de certeza de medición y comparación, especialmente cuando se tratan de hacer comparaciones entre países, situación que el banco mundial a tratado de superar estableciendo estándares de aceptabilidad (Deininger y Squire 1996). En el siguiente cuadro se muestran las estimaciones de desigualdad mediante el índice de GINI, donde se puede decir que no existe un avance significativo en la reducción de la desigualdad en el Perú, al contrario en la última década, se ha producido un retroceso en la equidad distributiva del ingreso, para los años del 2000 al 2004, donde el índice de GINI está por encima de 0.5, muy cercano a la desigualdad registrada en los años de 1950 a 1970, cuyo índice estuvo próximo a 0.6; periodo en que el 20% más rico concentraba el 77.30 del ingreso en el Perú, mientras que el 50% más pobre poseía solo el 12.3%. TABLA Nº1 Distribución del Ingreso en el Perú 1971- 1985- 1961 1972 1986 1991 1994 1996 2000 2002 2004 GINI 0.58 0.55 0.48 0.43 0.41 0.38 0.5 0.54 0.53 20% mas rico 77.3 60.9 51.4 46.6 45.4 42.9 s/d s/d s/d 50% mas pobre 12.3 10.7 18.8 21 22.9 24.5 s/d s/d s/d Fuente: los datos de 1961 se refieren al ingreso personal, (Webb 1977), los de 1971-1972, al ingreso familiar (Amaty León 1981); los datos de 1991, 1994 y1996 al ingreso familiar realizados por ENNIV y Escobal y Torero (1998), y los datos del 2000 al 2004 al ingreso familiar basados en ENAHO, calculo por DESCO (2005)- Elaboración: Propia. El Perú al igual que el resto de países de América Latina en cuestión de desigualdad, es lo inverso de los países desarrollados, de Europa del Este y algunos países de Asia; el coeficiente de desigualdad de GINI es el más alto en América Latina respecto de Europa del Este, de países desarrollados e incluso de Asia, como se muestra en el siguiente cuadro: De países desarrollados e incluso de Asia, como se muestra en el siguiente cuadro: TABLA Nº2 Distribución del Ingreso por deciles en el Mercado, (Coeficiente de GINI, 1992) América Europa Países Deciles Perú (1994) Latina África Asia Oriental Desarrollados I 1 1.6 2.1 2.6 2.2 2.5 II 2.4 2.4 3 3.5 3.8 3.4 III 3.6 3 3.7 4.8 5.1 5.3 IV 4.9 3.4 4.6 5.8 5.7 6.3 V 6.1 5 5.5 6.5 7.5 7.3 VI 7.6 6 6.5 7.5 8.2 8.6 VII 9.7 7.6 8.6 9 9.4 10.5 VIII 12.2 9 10.5 10.5 10.8 12.2 IX 16.6 14 13.3 12.4 12.8 14.8 X 35.9 48 42.2 37.4 34.7 29.1 Fuente: Banco Mundial. Elaboración: Propia. A nivel percepciones, es decir lo que piensan y sienten los ciudadanos en el Perú sobre la distribución del ingreso existe una percepción altamente mayoritaria de injusta y muy injusta, como se puede constatar en el siguiente gráfico, la percepción que tienen los ciudadanos sobre la distribución de la renta como injusta y muy injusta juntas superan el 90%. GRÁFICA Nº 1 Situación originada por la incapacidad del estado, debido a que históricamente en nuestro país se mantiene intacto los altos índices de pobreza y de marginación que constituyen un peligro algo más que potencial de inestabilidad política, constituyéndose para los gobernantes la posibilidad de convulsiones sociales que, como también es sabido, no son precisamente el mejor caldo de cultivo para dinamizar el crecimiento y la actividad económica. Es decir demostrada incapacidad de acción del estado peruano para hacer que los beneficios lleguen a los más pobres, porque su capacidad de gestión reguladora y de supervisión es débil en los intercambios del comercio y las finanzas nacionales e internacionales; porque las empresas multinacionales y los flujos de capital que estas disponen, superan ampliamente a los recursos disponibles de los entes reguladores nacionales. Como sostiene Alberto Adrianzen, que “el problema es que el estado en las democracias latinoamericanas es pobre para hacer cumplir la ley de manera universal” e incapaz de gravar efectivamente a los ricos mediante impuestos. Los ricos “encuentran más eficiente comprar de manera privada servicios diversos –educación, atención médica, acceso al poder judicial o la seguridad- que pagar impuestos que permitan financiar esos servicios para todos”. Afirmando además que son “la clase media la que más tributa, la que recibe la mayor parte de estos servicios, mientras que los pobres, al no tributar o tributar muy poco, reciben pocos servicios. Mientras que los ricos, por su parte, compran privadamente estos servicios”, pero se llevan la mayor parte de los beneficios de la producción (Adrianzen, 2005). Y precisamente porque los beneficios de la producción y de las exportaciones no llega a los que menos tienen, se estima que la tendencia a la desigualdad será cada vez más pronunciada si se sostiene el actual tipo de relaciones económicas basadas en la asimetría y las políticas económicas a las que poco importa la desigualdad que provocan, no es desatinado sostener que las poblaciones empobrecidas, se vean inducidas por criminales terroristas y políticos oportunistas para apoyar el lado oscuro de la fuerza (el crimen, la guerra y la política), como medida de lucha para hacer escuchar sus demandas. Por eso las Naciones Unidas, en su estudio sobre la democracia en el Perú, advierte sobre riesgos de violencia en la construcción democrática del Perú, donde se señala que un 7,7% de peruanos cree que el Perú cambiará por métodos violentos, el 19,4% cree que el Perú es una desgracia y no va a cambiar nunca y el 29,2% cree que la violencia es necesaria para cambiar al pueblo; un claro ejemplo de esto los constituyeron recientemente los lamentables sucesos de lugares como Ayacucho, Huancavelica y otras ciudades empobrecidas, convertidas en un holocausto, durante las décadas de los ´80 y principios de los ´90 (Informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación 2004). En una economía que crece más rápido que la población, si la distribución del ingreso no empeora, todos mejoran. Al subir el nivel del agua, con él suben los buques grandes, los barcos pequeños y los botes. Ver las gráficas de la evolución: (1) del PBI per cápita entre 2001 y 2009 y (2) porcentaje de la población urbana y rural bajo la línea de pobreza. Es decir, el nivel del agua subió. Si la distribución del ingreso mejora, los pequeños mejoran más que los grandes. En la gráfica 3, les presento el índice de Gini que es un indicador entre muchos de la distribución del ingreso (ver definición debajo). Resumen: 1. Todos - ricos y pobres - mejoran en términos absolutos entre 2001 y 2009. 2. Los ricos mejoran relativamente menos que los pobres en las zonas urbanas, es decir, el índice de Gini se reduce, entre 2005 y 2009. 3. En las zonas la distribución del ingreso es menos inequitativa que en las urbanas, pero el coeficiente de Gini no ha mejorado desde el 2004. GRÁFICA Nº2 VII.2. El Perú en el Ranking Latinoamericano: Distribución del Ingreso 2010 En su Panorama Social de América Latina 2011, publicado a fines de noviembre, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) consigna interesantísima información estadística. En esta ocasión se utilizo aquella referida a la distribución del ingreso, tema que refleja a dónde se destinan los recursos obtenidos del crecimiento económico. Lo deseable es que esa distribución sea lo más equitativa posible, tal como ocurre, por ejemplo, en los países escandinavos, donde la disparidad entre las porciones del ingreso nacional que reciben los estratos más pobre y más rico de la sociedad es la menor del mundo. Lamentablemente, América Latina es conocida precisamente por una situación contraria a la mencionada. Aquí la distribución del ingreso es la más desigual del planeta: el decil más pobre de la sociedad recibe una parte del ingreso mucho menor que el decil más rico. Los datos que siguen se refieren al porcentaje del ingreso nacional captado por los diversos grupos de hogares, desde el más pobre hasta el más rico. El ordenamiento lo hemos hecho de acuerdo al porcentaje del ingreso que percibe el 40% más pobre de estos. Podemos ver que Uruguay es el país más destacado en el tema. Allí, dicho grupo poblacional capta el 22.8% del ingreso nacional. El siguiente 30% de hogares percibe el 26.3%, el subsiguiente el 26.4%, y el 10% más rico el 24.5%. Le sigue Venezuela, donde el 40% más pobre capta el 20.3% del ingreso, frente a un 22.1% captado por el 10% más rico. Luego se ubican El Salvador (17.8% y 28.1%, respectivamente) y México (17.7% y 29.7%). El Perú figura en un destacado quinto lugar en el ranking. Aquí, el 40% más pobre de los hogares recibe el 16.6% del ingreso total. El 30% siguiente recibe el 26.5%, el siguiente 20% el 28.1%, y, por último, el 10% más adinerado recibe el 28.8%. En Argentina los porcentajes del 40% más pobre y el 10% más rico son de 16.0% y 32.6%, respectivamente y en Chile de 14.4% y 38.4%. En Brasil, la situación es más deficitaria, no solo por la escasa participación del grupo más pobre (13.2%), sino también por la elevada participación del más rico (41.0%), la mayor de la región. Bolivia cierra la tabla, con un escaso 11.2% para su estrato más pobre y un 35.4% para el más rico. Afortunadamente, pese a su proverbialmente deficiente distribución del ingreso, América Latina viene registrando mejoras en el indicador, incrementando lenta pero sostenidamente la participación del grupo más pobre y disminuyendo la del más rico. En nuestro país, por ejemplo, el primer dato ha pasado desde el 13.3% en 1997 al 16.6% en el 2010, en tanto que el segundo lo ha hecho desde el 33.3% al 28.8%. Sin embargo, Costa Rica y Paraguay constituyen preocupantes excepciones en esta favorable evolución, al haber registrado, en las dos últimas décadas, una notoria reducción de la participación de sus estratos más pobres (de 16.7% a 14.3% el primero y de 18.7% a 13.8% el segundo) y un notorio incremento de los más ricos (de 25.7% a 32.9%, y de 28.8% a 35.7%, respectivamente). La medición también se puede llevar a cabo a partir de las diferencias de ingresos promedio por habitante entre aquellos del quintil (ó 20%) más rico y los del quintil (ó 20%) más pobre. En el país con mejor distribución, Uruguay, la diferencia es de 8.6 veces, en tanto que en aquel de peor distribución, Bolivia, es de 31.5 veces. En Venezuela es de 9.0 veces, en el Perú de 12.5, en México de 13.3, en Chile de 15.9, en Argentina de 16.2, en Brasil de 23.9 y en Colombia de 27.7. Nota. El coeficiente de Gini es un número entre 0 y 1, en donde 0 se corresponde con la perfecta igualdad (todos tienen los mismos ingresos) y 1 se corresponde con la perfecta desigualdad (una persona tiene todos los ingresos y los demás ninguno). El índice de Gini es el coeficiente de Gini expresado en porcentaje, y es igual al coeficiente de Gini multiplicado por 100. VIII. CONCLUSIONES Como se pudo apreciar, a lo largo de toda la investigación sobre la distribución del ingreso en el Perú, no se ha dado aun en nuestro país un control y direccionamiento adecuado. Es decir, demuestra incapacidad de acción del estado peruano para hacer que los beneficios lleguen a los más pobres, porque su capacidad de gestión reguladora y de supervisión es débil en los intercambios del comercio y las finanzas nacionales e internacionales; porque las empresas multinacionales y los flujos de capital que estas disponen, superan ampliamente a los recursos disponibles de los entes reguladores nacionales. El crecimiento continuo no se ve reflejado salvo y en menor cuantía en los sectores de ingresos altos, separando aun más la brecha entre los que tienen mucho y los que tienen poco y como resultado se tiene una mayor desigualdad de la distribución. Claro está que en los últimos años esta brecha de desigualdad ha ido disminuyendo pero muy levemente así tenemos que en el grafico de Distribución de Ingresos a nivel de Latinoamérica 2010, el Perú ocupa un quinto lugar con un 16.6% de la distribución para el 40% de la población más pobre y un 28.8% de la distribución del ingreso para el 10% de la población más rico de nuestro país. Esto nos da un panorama de las deficiencias existentes sobre la distribución del ingreso en nuestro país. La necesidad de diseñar una medida más eficiente, ocasionara que no solo se dé una mejor redistribución del ingreso, sino que pueda reducir la pobreza y por consecuencia el nivel de vida estas personas serán más dignas, cubriendo así sus necesidades básicas insatisfechas. En el Perú pues, más participación tienen de la “torta económica” las personas a las que denominamos “ricos”. Son ellos quienes son propietarios de la riqueza. Es por ello que se considera condición previa para la mejora de la distribución que exista crecimiento económico. IX. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Páginas web • www.gestiopolis,com • www.biblioteca universal.net • http://cnbaeconomiapolitica.blogspot.com/2007/07/la-poltica-de-distribucion-del-ingreso.html • http://www.larepublica.pe/28-10-2011/ceplan-promueve-mejora-de-la-distribucion-del-ingreso-0 • http://www.carlosheller.com.ar/etiquetas/distribucion-del-ingreso/ • http://www.eco-finanzas.com/diccionario/D/DISTRIBUCION_DEL_INGRESO.htm • http://www.peoi.org/Courses/Coursessp/mic/mic13.html • http://www.liberalismo.org/bitacoras/5/1350/produccion/distribucion/redistribucion/ingreso/ Libros • Parodi Trece, Carlos (2002). Economía de las Políticas Sociales (1ra. Ed.). Lima: Editorial: Universidad del Pacífico. • Cieza Pérez, V. (2007). Cómo romper con la historia del cholo barato Edición electrónica gratuita. Texto completo en www.eumed.net/libros/2007a/ ...

Palabras: 8505Páginas: 35Leer Ensayo

C,T Y Redistribución De Los Recursos Y De Los Riesgos.

C,T y redistribución de los recursos y de los riesgos. Dos años después de iniciar la independencia Ignacio López Rayón y José María Morelos y Pavón, tomaron muy en serio el proyecto de conformar un estado-nación, por lo que considero ...

Palabras: 307Páginas: 2Leer Ensayo

Redistribucion De Los Recursos

REDISTRIBUCION DE LOS RECURSOS Y SUS RIESGOS Tipos de recursos y sus riesgos Los recursos naturales se dividen en: - Renovables - No renovables - inagotables Recursos renovables Los recursos renovables son aquellos recursos que no se ...

Palabras: 1974Páginas: 8Leer Ensayo

Redistriibucion De Los Recursos

El comercio fomenta la especialización y la especialización aumenta la productividad. A largo plazo, el aumento del comercio y de la productividad mejora el nivel de vida de todos los países. Los países se han dado cuenta poco a poco que la aper ...

Palabras: 3473Páginas: 14Leer Ensayo

La Redistribución De La Tierra En Mexica Y Su Impacto Social

La redistribución de la tierra en mexica y su impacto social La reforma agraria es una de las aspiraciones de la revolución de comienzos de siglo. En 1910 los grandes propietarios terratenientes constituían una oligarquía que dominaba el país. ...

Palabras: 317Páginas: 2Leer Ensayo

REDISTRIBUCION DE BIENES

Centro de Estudios Tecnológicos Industriales y de Servicios N° 41  “REDISTRIBUCION DE LOS RECURSO...TES DEL EQUIPO:  Diana OSIRIS ARREOLA Rivera  MARIA MAGDALENA BLANCO BERNAL  ALEXA MICHEL CHAVEZ CABRERA  KENNIA DOMI ...

Palabras: 5765Páginas: 24Leer Ensayo

LA REDISTRIBUCION DE LA TIERRA EN MEXICO

LA REDISTRIBUCION DE LA TIERRA EN MÈXICO Y SU IMPACTO SOCIAL Los cambios al Artículo 27 y la nueva Ley Agraria México ha experimentado una mezcla de derechos de propiedad privada individual y otros basados en la propiedad colectiva. La modernizació ...

Palabras: 2426Páginas: 10Leer Ensayo

Redistribucion Alvina

Este mes en la revista de planificación familiar, un psicólogo infantil Dr. Ethan Wood responde a una pregunta formulada por andrea González, quien escribe: Q: Estimado Dr. Wood, Mi marido y yo nos enfrentamos a un dilema, a saber, la cuestión d ...

Palabras: 601Páginas: 3Leer Ensayo

La Redistribución De La Riqueza Y Políticas Publicas

EL CAMBIO INSTITUCIONAL EN MÉXICO Y SU IMPACTO EN LAS ORGANIZACIONES CAMPESINAS LA INSTITUCIONALIDAD EN EL SECTOR RURAL María Angeles Guzmán Molina En las dos últimas décadas en México se ha producido un cambio en las institucio ...

Palabras: 1100Páginas: 5Leer Ensayo

La Redistribucion De La Tierra En Mexico Y Su Impacto Social

El presente documento, « Para una mejor distribución de la tierra. El reto de la reforma agraria », se propone solicitar, a todos los niveles, una fuerte toma de conciencia de los dramáticos problemas humanos, sociales y éticos, que desencadena el fe ...

Palabras: 836Páginas: 4Leer Ensayo

Redistribución De Los Recursos A Nivel Mundial Organismos Internacionales En La Lucha Para La Redistribución Para Vivir En Un Mundo Mejor.

Redistribución de los recursos a nivel mundial. Organismos internacionales Tanto a nivel mundial, como regional, como nacional, la característica dominante en prácticamente todo el mundo es una desigual asignación de los recursos. Un pri ...

Palabras: 286Páginas: 2Leer Ensayo

Redistribucion

9/10/12 ESTILO DE APRENDIZAJE ¿Qué es un estilo de aprendizaje? Bueno es como cuando alguien o uno quiere aprender algo cada uno utiliza sus métodos o estrategias para estudiar y aprender a su estilo. Pero en conclusión cada quien t ...

Palabras: 386Páginas: 2Leer Ensayo

Redistribucion De Recursos A Traves Del Comercio

Redistribución de bienes y recursos a través del comercio La distribución desempeña también un importante papel social, en la medida en que tiene efectos sobre la economía de un país en su conjunto. Con cierta frecuencia se formula una crít ...

Palabras: 352Páginas: 2Leer Ensayo

REDISTRIBUCION DE LA TIERAA

La pobreza es el resultado de una inequidad social en la distribución de los ingresos y de las oportunidades para accederlas. Su problema central es el desempleo y la ignorancia. Su abordaje implica crear fuentes de ingresos sostenibles para las poblacio ...

Palabras: 216Páginas: 1Leer Ensayo

La Redistribucion De La Tierra En Mexico Y Su Impacto Social

1. RECURSOS NATURALES CON LOS QUE CUENTA MÉXICO México cuenta con diferentes recursos naturales en los que se basa su economía, entre los más importantes se encuentran: la agricultura, ganadería, minería, pesca y silvicultura. 2. AGRICULTURA EN M ...

Palabras: 1509Páginas: 7Leer Ensayo

Redistribucion

INTRODUCCION HABLAREMOS SOBRE: LA REDISTRIBUCIÓN DE LOS RECURSOS Y RIESGOS. CONSUMO DE ENERGÍA EN CASA Y A NIVEL LOCAL TIPOS DE RECURSOS QUE CONOCEMOS EN LA COMUNIDAD EXISTE DESIGUALDAD ECONÓMICA LA DISTRIBUCIÓN EN MÉXICO ...

Palabras: 779Páginas: 4Leer Ensayo

Los Programas Sociales En La Redistribucion De La Riqueza - Reforma Agraria En Mexico

los programas sociales en la redistribucion de la riqueza - reforma agraria en mexico México puede detener y aún revertir su caída en el concierto internacional para ubicarse entre las primeras 12 economías del planeta si cambia su agenda, inst ...

Palabras: 494Páginas: 2Leer Ensayo

Redistribución De Bienes Y Recursos A Través Del Comercio.

Redistribución de bienes y recursos a través del comercio. Una de las finalidades del mercadeo es la satisfacción de las necesidades de los consumidores, entonces ¿cómo llegan los productos de la empresa al consumidor final? Podemos decir que la d ...

Palabras: 2730Páginas: 11Leer Ensayo

REDISTRIBUCION DE BIENES Y RECURSOS ATRAVES DEL COMERCIO

REDISTRIBUCION DE BIENES Y RECURSOS ATRAVES DEL COMERCIO El crecimiento del comercio internacional es un aspecto, que ha afectado las relaciones internacionales. El aumento del comercio internacional por la caída de las barreras comerciales ha estrech ...

Palabras: 3832Páginas: 16Leer Ensayo

Redistribucion

FACTORES QUE INCIDEN EN LA POBREZA Planteado en estos términos el problema de la pobreza se ve fundamentalmente influido por los componentes inherentes a las variables utilizadas en su medición, en tal sentido el Prof. Riutort expresa: "La pob ...

Palabras: 335Páginas: 2Leer Ensayo

REDISTRIBUCION DE BIENES A TRAVES DEL COMERCIO

Energía geotérmica Artículo principal: Energía geotérmica. Las estimaciones de los recursos mundiales de energía geotérmica varían considerablemente. Según un estudio de 1999, se pensaba que podrían ascender a entre 65 y 138 GW de capacida ...

Palabras: 397Páginas: 2Leer Ensayo

Redistribucion

REDISTRIBUCION DE LOS RECURSOS Y LOS RIESGOS. TIPOS DE RECURSOS Y RIESGOS. Los recursos naturales renovables son los recursos bióticos, que se regeneran más rápido de su extracción (algunas plantas, animales, peces), el uso excesivo del mismo lo ...

Palabras: 259Páginas: 2Leer Ensayo

C,T Y Redistribución De Los Recursos Y De Los Riesgos.

Dos años después de iniciar la independencia Ignacio López Rayón y José María Morelos y Pavón, tomaron muy en serio el proyecto de conformar un estado-nación, por lo que considero necesario hacer reuniones para discutir y redactar las leyes que pe ...

Palabras: 1934Páginas: 8Leer Ensayo

Redistribucion De Los Recursos Y Los Riesgos

Existen diferentes tipos de recursos: naturales, económicos, humanos etc. que están distribuidos de diversa manera a nivel local, nacional o mundial. Los recursos naturales son los bienes que se encuentran en la naturaleza y que utiliza el hombre par ...

Palabras: 286Páginas: 2Leer Ensayo
Páginas:      1234Próximos 10